lunes, 1 de julio de 2013

Los peligros de la publicidad.

Ese era uno de los temas que salieron en 2010 en el examen oral de la EOI, de nivel avanzado: the dangers of advertising.Y fue uno de los que preparé "por si acaso", para hacerme con vocabulario y demás. Podría haber dicho que sí, que la publicidad es muy peligrosa, que incita al consumismo y otros cuantos tópicos. Pero no, ese no es mi estilo. Mis redacciones de inglés no solo eran ricas en vocabulario y demás, como se supone que tenían que ser, sino que además no eran un paripé, sino una auténtica reflexión.

Tanto es así que este post va a ser casi una transcripción de esa redacción. En ella decía que la publicidad sí tiene la posibilidad de incitar al consumo, pero que, en mi opinión, su impacto se había visto reducido pues nos habíamos acostumbrado a convivir con ella: al haber publicidad por todas partes, ya casi ni reparamos en ella. Oímos los anuncios sin escuchar, paseamos por la calle sin reparar en los anuncios de marquesinas o kioskos, cuando nos aparece un anuncio en Internet cerramos automáticamente la ventana,... ¿No os pasa a vosotras? 

Sin embargo, señalaba, un nuevo tipo de publicidad, distinto del tradicional, está ganando terreno y sí que puede ser más peligroso. Me refería a la publicidad boca a boca en Internet. Sabéis lo que quiero decir: b/vloggers que reciben productos para probarlos, o a las que se les paga por hablar bien de un producto, o por promocionarlo de diversas maneras en sus artículos. 

Todxs somos publicistas, a lo Mad Men xD

No es que esté diciendo que esto sea malo en sí, qué va. Yo misma, en otro blog, he recibido productos que he probado y reseñado, dando mi honesta opinión y haciéndolo lo mejor que he podido. Es cierto que esta forma de publicitarse es más efectiva y más barata para las firmas, creo yo: una reseña de una chica a la que sigues tiene mucho más impacto en tu opinión acerca de un producto que un anuncio en televisión y es más barato: el coste del producto más el coste del envío, y podemos contar también al community manager. Aún así, creo que sigue siendo más barato. Pero bueno, siempre que haya honestidad de por medio no tiene por qué ser algo malo. Siempre que haya (oh, esa palabra tan de moda últimamente) transparencia, no hay problema. 

Es algo que considero vital: cuando ves un anuncio en la tele, sabes que es un anuncio. Y si lo publicitan en un programa, aparece un letrerito en alguna parte de la pantalla: "Publicidad". Lo sabes. Si yo indico que el libro que reseño en este post me lo han mandado gratuitamente, tú puedes calibrar el nivel de credibilidad que le concedes, conoces qué hay tras el post. En definitiva, no estoy en contra de que alguien monetice su blog (yo misma tengo anuncios en este blog), que saque beneficio de su trabajo -porque hay gente que se curra mucho estos espacios- pero para mí es fundamental la honestidad.

Pero hace unos días recibí una oferta. Una empresa buscaba bloggers para pagarles por artículos en los que tenían que incluir ciertos enlaces. Yo, que no es que sea una experta en el tema, pero tengo el lomo un poco pelado, pregunté varias cosas, entre ellas si podía indicar que los post estaban, de alguna manera, patrocinados. La respuesta fue que los anunciantes preferían que no fuese así -vamos, que no-, porque ellos no tenían nada que ver con lo que se escribía. Y dejó de gustarme la historia. Es cierto, la marca no tendría nada que ver en mi post, pero si yo escribo "fuimos de compras y vi una camiseta preciosa, me encantó" y os meto un enlace de la camiseta, aunque sea verdad que la camiseta me gusta, sentiría que no estoy siendo del todo honesta al cobrar por eso sin que vosotrxs lo sepáis. Y, aunque fantaseo con que algún cazatalentos pase por aquí, me fiche y se me solucione la vida, este blog no nació para ganar dinero. A ver, a nadie le amarga un dulce, pero no voy a sacrificar la esencia de este blog por ganar unos euros. Es mi opinión, solo mía, y afecta solo a mi blog. Cada uno, con el suyo, que haga lo que considere oportuno, claro está. 

"Un estudio dice que el dinero anula dilemas éticos"

En cualquier caso, esa es la publicidad que me parece peligrosa, la que no sabemos que es publicidad. Igual que la propaganda que se disfraza de información. Y me temo que, poco a poco, vamos a tener que mirar con muchos ojos para diferenciar una cosa de la otra...Y, quién sabe, a lo mejor entonces esto de los blogs empieza a perder la gracia...


10 comentarios :

  1. Me ha parecido muy, muy interesante esta entrada, de verdad. Ya había pensado en eso de la publicidad en blogger, y de ese "peligro" que corremos al no saber que nos están vendiendo publicidad. De hecho, muchas veces me he preguntado qué haría yo si me ofreciesen algo como enlaces a otros productos o así. Por supuesto, estoy a años luz de eso, mi blog es muy pequeño y recibo más bien pocas visitas, pero en dado caso, no sé, creo que perdería la esencia; se supone que si tienes un espacio así es para dar tu verdadera opinión.
    Muy buen post, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí por este blog no me han ofrecido demasiadas cosas, y ninguna interesante. En otro que tuve sí, y la cosa fue sencilla para mi: ¿qué me parecería si lo hiciera otra blogger? Así que sí, acepté productos, pero siempre indiqué si me los habían prestado, regalado, o lo que fuese, y siempre dí mi sincera opinión. Incluso me pagaron por un post, y lo indiqué: "Este post está patrocinado por tal empresa". Ya digo, mi límite está en la honestidad. Luego ya cada uno en su circunstancia obra como quiere... :)

      Eliminar
  2. A mi también me ofrecieron lo mismo que a ti esa empresa, dinero por publicar post de lo que ellos me pidiesen siempre con los enlaces pertinentes. Te dejan decidir qué y cuando quieres publicar dichos post, la oferta no estaba mal pero mi respuesta fue NO. Si fuera escribir para otra página pues sí, pero no quiero que mi blog personal se convierta en un teletienda. No quiero que el contenido pierda calidad ni mi toque personal.
    Y a todo no puedo decir que no, cuando me ofrecieron las gafas de sol o cuando me mandan artículos de belleza pues los acepto porque considero que entran dentro de la coherencia de mi blog, pero por ejemplo cuando me han ofrecido ropa, lencería o libros que no son del género que yo estoy acostumbrada a leer... tengo que ser sincera y rechazar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo quizá hubiese probado, a ver cómo era, si me hubiesen permitido decir que era patrocinado, ser clara con la gente que me lee. Pero pensándolo bien... ¿cómo sería? Enlazar cosas que no conozco? No sé, no me acaba.

      Desde lueog, ocmo digo, cada quién que acepte lo que crea conveniente y que haga lo que crea. Pero si un blog que leo o al que soy asidua oculta ese dato, para mí dejaría de ser interesante. Es mi opinión, claro.

      Eliminar
  3. Desde luego la reflexión acerca de los nuevos soportes publicitarios es excelente y estoy totalmente de acuerdo con ella.
    En cuanto al tema blog, ya sabes que cada una en su blog hace y deshace a su antojo. Me parece igual de perfecto que lo hayas rechazado por la causa que lo has hecho que que lo hubieses aceptado.

    Yo suelo buscar información de productos en blogs,me gusta contrastar opiniones, pero en cuanto olfateo posible publicidad (muchas veces se ve a la legua) no le doy credibilidad.

    Algún día os tengo que contar acerca de las reuniones de marketing, cuando vivía en Madrid me sacaba unas pelillas yendo a estas historias y siempre mintiendo...siempre. Para que vean los publicistas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA.

      Yo es que, si no puedo ser honesta con la gente que me lee, si tengo que ocultar cierta información, ya no me interesa. Es mi política. Pero desde luego, este es un blog personal, no profesional, y bueno... eso, que cada una hace y deshace en el suyo lo que quiere.

      Eliminar
  4. Me parece genial tu decisión :)
    Es lo que dices, mientras lo puedas indicar todo bien, pero si tiene que estar ahí metido con calzador como que no e_e
    A mí no me han ofrecido nada aún, así que jajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llegará, llegará. Lo que pasa es que a blogs como estos, de temática más "variada" tarda más en llegar. Pero verás como un día de estos te encuentras la oferta en el mail xD

      Eliminar
  5. Yo abogo siempre por la sinceridad en los post. No tiene nada de malo decir: oye, me han mandado esto y no me ha costado nada salvo esperar al mensajero mientras me pintaba las uñas, con un esmalte que por cierto también me enviaron gratis xD

    Que se diga las cosas como son, la trayectoria y el día a día dirán por sí solas si tu opinión es válida y creible.

    A mí me ofrecen pocas cosas, pero el día que me ofrecieron que hablara sobre una página de intercambio de casas para vacaciones... dije: aquí parece que todo vale.

    Hace poco alguien, ajeno a la empresa, me sugirió que falseara una reseña sobre un producto; un NO rotundísmo fue mi respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puf... A mí cuando tenía el blog de belleza me ofrecieron hasta hablar de LAVADORAS!!!! XD Sí, parece que todo vale, pero es que eso esm uy descarado. Hay cosas más sutiles. Y casos en los que es difícil distinguir. Pero yo estoy contigo, si no crees que es malo, no lo ocultas.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...