lunes, 29 de julio de 2013

Leer es importante.

No sé qué pensaréis vosotrxs, pero yo cuando he dicho a algún niño/a o joven que la lectura es importante, y no solo eso, sino que además puede ser divertida, me miran como diciendo: "Sí, ya,...". Y lo que no les entra en la cabeza es que yo no intento engañar a nadie, de verdad. Que lo digo como lo siento.  


Este es un problema muy acusado en este país, no sé si ocurrirá igual en otros: los chavales no leen. Y no leen porque no les gusta, porque no le ven interés.  Hoy mismo hablaba con Jack de cómo hemos cambiado. Cuando él era pequeño, e incluso hace unos años, cuando yo era adolescente, todo el mundo -o casi- tenía una afición, un interés. Y todo el mundo procuraba informarse al respecto: leyendo periódicos de deportes, comprando revistas especializadas en coches o motos,  revistas de moda,... La que más o la que menos se ha comprado alguna SuperPop o por el estilo y le ha echado un ojo a la entrevista de su actor o cantante favorito en algún momento de su vida. Y cuando llegó Internet, ¡qué os voy a contar! Foros y blogs del tema que te interesaba eran puntos de encuentro obligados en los que no solo obtenías información, sino que además, conocías gente. Ahora, qué pena, parece que los chavales utilizan Internet solo para meterse al tuenti, y más que para leer o chatear con amigos, para colgar fotos. 

Así que, no importa. No leen. No solo no leen literatura, sino que no leen nada si pueden evitarlo. Evidentemente, esto es una generalización, habrá de todo en la viña del señor, pero la poca experiencia que tengo con niños y jóvenes me dice que es el caso de la mayoría. Todo esto, creo, surge de un pensamiento: leer es un rollo. 

¿Por qué? No sé, tengo varias conjeturas. Puede ser que esta generación, tan acostumbrada a la televisión, que requiere un papel más bien pasivo del espectador, se fatigue al tener que desempeñar un papel activo, como requiere la lectura. Puede ser, también, que entre tanta tecnología, eso del libro les resulte anticuadísimo. O puede ser que asocien la lectura con el ámbito académico: la escuela, el instituto, porque en muchas casas, por lo general, no se coge un libro para nada. 

Quizá sea una mezcla de todo. Pero creo que el último factor es muy importante. En España arrastramos el lastre del analfabetismo. Hasta hace relativamente poco, la mayor parte de la población era analfabeta. Hoy en día todavía hay gente que no tiene concluidos los estudios básicos porque no ha podido asistir al colegio y una gran mayoría de la población no lee habitualmente. Y los niños aprenden de lo que ven. Recuerdo una campaña institucional de fomento de la lectura -no recuerdo ninguna más- que se basaba precisamente en esa idea.  Creo que es verdad: si los niños se acostumbran a ver la lectura como algo cotidiano es más fácil que entiendan su importancia y su valor.  



Creo, de hecho, que una de las causas del fracaso escolar en España es que los niños no leen. En mi experiencia como profesora particular, ayudando a niños de diferentes edades con los deberes y demás, se nota a la legua quién suele leer y quién no. Los alumnos que no leen tienen más dificultades al estudiar, pues les cuesta más procesar lo que leen, y no hablemos ya de memorizarlo. También se expresan peor, tienen más dificultad para cambiar de registro (de informal a formal), para encontrar palabras sinónimas o expresiones equivalentes, y, generalmente, también escriben peor.  Supongo que no tengo que hacer un croquis: si tienen más dificultad al leer y más dificultad al expresarse, en nuestro sistema educativo en el que el modo de evaluación más frecuente es el examen escrito, es normal que pase lo que pasa. ¡Menos LOMCE y más fomento de la lectura, señor Wert!


Creo que el conjunto de la sociedad tendría que tomarse bastante en serio el tema de la promoción de la lectura fuera de la escuela. No vale leer por obligación, que es al final lo que sentimos que hacemos en el colegio. Se tiene que dar a los niños la oportunidad de elegir sus lecturas, de abandonarlas si se aburren o no las encuentran de su gusto, de leer por el mero placer y gusto de hacerlo, sin evaluación final más allá del "¿Qué te ha parecido el libro?" preguntado por sus padres, sus hermanos o sus amigos.  Y, desde luego, dejar esto en las manos, únicamente, de la escuela, es irresponsable y temerario.  

Creo que el gobierno, desde el central hasta los ayuntamientos, deberían implicarse en la promoción de la lectura. Deberían lanzar campañas, pero, sobre todo, destinar fondos a las bibliotecas, no solo para comprar nuevos materiales, sino también para realizar actividades de fomento de la lectura y que atraigan a la gente a las bibliotecas: cuentacuentos, monólogos, representaciones teatrales,... La biblioteca tiene que ser un centro cultural de referencia en cada pueblo y ciudad.  Sin embargo, y a pesar de lo importante que es fomentar la lectura en este país, hay quien considera que hay que cerrar bibliotecas porque no dan dinero. Este es el reflejo de la sociedad en la que vivimos. A veces parece que no, pero los políticos nos representan de una manera grotesca. Son una caricatura de la sociedad que les elige.  Y mejor no me meto a valorar el criterio actual por el cual todo lo que no da dinero DIRECTAMENTE es suprimible, porque me enciendo. 



También creo que la sociedad, en general, tiene que implicarse. Medios de comunicación, empresas, asociaciones, etc. Estoy segura de que hay muchas cosas que se pueden hacer. Y, por supuesto, son fundamentales los padres, que son, quizá, el agente más influyente para promocionar la lectura, para hacerles este fantástico regalo a sus hijos que es el gusto por leer.  


Desde aquí quiero dar las gracias a todos esos padres, amigos, hermanos, familiares, que regalan libros. Por ejemplo, mi amiga Carxa, que cuando tiene que premiar a sus hijos, se los lleva a la FNAC y les deja escoger el libro/cómic que quieran. Va a sonar ñoño, pero cuando lo contaba, me emocioné. A todas esas personas que regalan libros a los niños, que los llevan a la biblioteca, que les leen por la noche desde que son pequeños,... No creo que os hagáis una idea de hasta qué punto les estáis haciendo bien ni en cuantos sentidos.

26 comentarios :

  1. Tebeos, revistas, periódicos... libros, claro!!! Todo el mundo debería tener algún tipo de lectura habitual!!!

    XDXDXD

    ResponderEliminar
  2. Creo que una de las respuestas de porqué los jóvenes no leen es porque lo asocian con "obligación"

    Cuando uno es pequeño no tiene reparo en leer cuentos y comics (la lectura es divertida en esos momentos) Pero cuando eres adolescente (y uno sabe lo que quiere en la vida) viene el profe de Lengua y Literatura y te obliga a leer unos tochos de clásicos en castellano antiguo, como El Quijote o La Celestina. Entonces cuando terminas los estudios, no tienes ganas de leer más nada porque piensas que la literatura es un rollazo.

    Claro que hay excepciones, yo tuve una profe que consideraba que éramos inmaduros para leer ciertos libros y solo nos mandaba cosas ligeritas...

    Luego está el entorno, yo tuve una comunión este año y le regalé a mi prima la colección de libros de "Ghost Girl" Le encantó el regalo y todo el mundo flipó y escuché algún comentario como "que regalo más original" o "que bonitas son las portadas" ¿pero por qué fui yo la única en regalarle literatura? ¿nadie pensó que un libro podía hacerle pasar un buen rato? ¿por qué los padres veían más lógico regalarle un tablet a una colección de libros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ehm... Jack y yo en una comunión regalamos dos libros de estos grandotes, con ilustraciones y cosas molonas, y se nos miro raro raro, jajaja.

      Pues yo creo que hay chavales que no pillan un cómic para leer, ni un libro, ni de pequeños ni de grandes. Hay muchos a los que todavía no obligan a leer tochos, ni quijotes ni celestinas, y nada, no hay manera. :S

      Eliminar
  3. Son vagos y pensar duele. Punto. No le des más vueltas. Están acostumbrados a tenerlo todo fácil, pelado, masticadito y en a boca y cualquier esfuerzo cuesta un triunfo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JJAJAJAJAJA. No sé, en mi experiencia no es que sean vagos -de todo hay, claro. Lo que sí veo es bastante apatía...

      Eliminar
    2. Griselda, chica... Yo hoy mismo haría mío tu comentario... En serio.

      Eliminar
    3. A ver, ¿qué te ha pasado a ti hoy? Yo supongo que si estuviese en el puesto que tú estás sería más escéptica. ¡Ains!

      Eliminar
  4. En mi casa no se leía y así salí yo xD
    Bueno, el periódico sí.
    De pequeña sí que hubo una época que leía tebeos y algunas noches algún libro, pero vamos no de manera exagerada. Luego cuando nos empezaron a poner en el colegio libros aburridos y pesados, se me quitaron las ganas de leer xD
    Seguramente ya te lo habré dicho otra vez, pero yo retomé mi ansia lectora por ir a la biblioteca y encontrarme con un libro lleno de esqueletos en la portada (La puerta oscura).
    Porque por mucho que viera a mi marido leer o probara de leer yo los de Narnia, no me motivaba xD
    Ahora no paro...
    Esta semana queremos ir a la biblioteca y antes compré 5 libros en una web que encontré nueva de ofertas guays xDDDDD Ya le dije a mi marido: no me dejes comprar más por favor xD Y me dijo: hasta tu cumpleaños nada eh xDD
    Yo igual le regalé a la hija de los amigos, que cumplía 6 años, un libro de cuentos de terror. Es una valiente y le encantan las pelis de sangre xDDDDD No sé si lo habrán leído la verdad e_e

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi casa tampoco, y yo sin embargo leí desde muy pequeña y mucho, no es determinante, pero afecta. En cualquier caso, nunca es tarde para empezar. Ahora mira, no hay quien te sujete!! jaja :P

      Eliminar
  5. - Ah, pero tú lees?
    - Sí, claro...
    - Pero, ¿libros y eso?
    - Sí, libros, claro...
    - ¿Sin que nadie te obligue? (Cara de asombro total)
    - Sí, CLARO, ES QUE LEER MOLA
    - Ah...

    Conversación verídica entre esta servidora y una de sus alumnas, años ha. La niña ahora estudia Filología Hispánica, y sigue sin leer, me apuesto lo que quieras, más que lo que la toca por la carrera.

    Vamos directos al abismo.

    (Por cierto, hola!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, qué tristor u.u' Holita, vecinita :) Bienvenida ^^

      Eliminar
  6. Lo mío con la lectura ha ido por épocas. De pequeña, mi madre me leía cuentos y me encantaba.
    Cuando empecé a leer por mí misma, reconozco que leí más bien poco. Y así hasta hace pocos años, que retomé el hábito de leer. Empecé leyendo la saga Crepúsculo en 4º ESO y desde entonces, algunos libros me llevan más e incluso me paso varias semanas sin leer, pero otros los leo seguidos y los acabo en poco tiempo (depende de como me dé en ese momento). Desde entonces, aunque no haya conseguido leer todos los días, es raro que no esté leyendo un libro.
    Ahora me he enganchado a una saga que me dejó mi cuñada y estoy devorando los libros.
    Estoy de acuerdo contigo, la lectura es importante (me aplicaré el cuento cuando me ataque la pereza).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es necesario tampoco leer todos los días. Lo importante es no perder el hábito, porque enriquece, y porque, sobre todo para la gente que está estudiando, ayuda a comprender y expresarse mejor :) Si un día no hay ganas, no hay que obligarse, oye, que ya tenemos bastantes obligaciones. Es mejor disfrutar de ello ;)

      Eliminar
  7. uno de los mejores recuerdos que tengo de mi infancia es ir a comprar a Hipercor con mi padre.

    me montaba en el carrito y la primera parada era la libreria.

    me dejaba coger un cuento y mientras el compraba yo iba leyendo.

    al acabar me preguntaba si me habia gustado mucho, si era que si, me lo compraba, si no, lo dejabamos en su sitio

    anecdotas a parte, yo tb creo que leer es algo muy enriquecedor, aparte de maravilloso!!

    ResponderEliminar
  8. Uf Bettie, acabas de rascar un tema grueso, grueso.

    Yo le he dado, y le doy, muchísimas vueltas al tema porque que sepas que en Alemania e Inglaterra pasa EXACTAMENTE lo mismo. Sí, querida. Es una epidemia.

    ¿El por qué? Creo que es porque los chavales asocian la lectura con el "esfuerzo" que requiere. Para el que lee, leer no es un esfuerzo. Para el que empieza en cierta forma sí. Hay que sentarse, dedicar las neuronas a una actividad durante más de cinco minutos y la satisfacción no es inmediata (con satisfacción me refiero a lo que pasa al final).

    Sobre lo de leer para que tus hijos lean. Totalmente de acuerdo pero hay que ser proactivo. Leer y que te vean leer no basta. He visto varias familias de intelectuales con hijos que le tienen alergia a los libros.

    Creo que la lectura hay que tratarla en casa con la misma naturalidad con la que se come el desayuno o se hace la cama y mejor aún si lo padres dedican parte de su tiempo a leer libros a sus hijos. Leer puede ser divertido más aún si todo el mundo participa.

    Un saludo y gracias por sacar el tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que sí, que la proactividad es importante. Y lo de LEER en voz alta, leer a tus hijos, o hermanos o lo que sea, es importantísimo, porque ven que puede ser entretenido, les incita a hacer ellos mismos el esfuerzo más adelante.

      Yo creo que es un problema también que no se circunscribe a España, aunque supongo que nuestros antecedentes juegan un poco en nuestra contra, pero sí, no me gusta culpar a la tecnología ni nada de esto, pero creo que tiene que ver con el mal uso y el abuso que se hace de videojuegos, tele, etc. :S Y un poco con el tema de querer YA entretenimiento sin esfuerzo.

      Eliminar
  9. Vaya si leer importante; más que eso, es fundamental, y no hay duda de que hace falta muchísimos más incentivos. Como bien dices, los jóvenes no leen, o al menos una gran mayoría, por falta de motivación, y porque, no hay duda, lo ven como un rollo. Me gusta especialmente eso de que a los niños se les debería dar la oportunidad de elegir sus lecturas, porque seamos claros: incluso yo que amo leer, cuando en el instituto me mandaban un libro me daba pereza y leía por obligación, cosa que no me gustaba nada. Además, los propios profesores tampoco nos hacían sentir ningún interés por el libro, puesto que nos decía el título del mismo y ponía la fecha para el examen de lectura, y se acabó. Pero bueno, supongo que poco a poco y muy paulatinamente se irá mejorando, pero la falta de inciativa y la dejadez con respecto a la lectura es evidente... y también bastante triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que, la verdad, a veces las lecturas que se escogen en el instituto...NO sé. Un alumnoa de 15 o 16 años creo que no está en la mejor situación para leer, comprender y disfrutar clásicos como El Quijote, la celestina o el cantar de mío Cid... :S

      Eliminar
  10. A mí me gusta leer desde tan pequeñita que empecé a leer antes que mis compañeros de clase.

    Creo que ya lo conté una vez, cuando me llevó la maestra de ruta por las clases xD

    En mi casa yo no recuerdo una gran afición por la lectura, a pesar de haber muchos libros pero sí recuerdo de siempre escuchar a mi madre: esta niña se lee hasta el prospecto de las aspirinas xD

    Yo básicamente creo que como comentaban por aquí arriba una de las razones principales es la falta de resultados 'directos' en la lectura; supone demasiado esfuerzo en una sociedad que se desvive por dárnoslo todo a la de YAAAAAAA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues qué pena, porque leer es mágico, y las cosas ganadas con esfuerzo saben muy bien :P

      Ay, la del prospecto de las aspirinas, qué bonica. Mi madre DE VERDAD me decía que me iba a quedar tonta de tanto leer. No es una coña xD

      Eliminar
  11. Ayyy,ahora soy yo la ñoña que se emociona porque me citas¡¡¡¡que te estaba leyendo y pensando"bueno pero no todos son asi,no todo está perdido,algunos SI leen,je,jeee"pensaba en mis nenes,nuestros ratitos en la FNAC escogiendo sus comic,sentados en el suelo ojeando a Superman,Spiderman,X-men,etc,etc..y que si se portan mal y no hay cuento de noche,es "un gran castigo"les encanta oirme contar cuentos,poner voces distintas,escenificarlos y ..dejarles con la intriga para la noche siguiente.Mis amigas regalan libros de aventuras y detectives,yo regalo tb. libros a niños,en Oviedo hay una libreria "El buho lector"para niños-jóvenes por edades fabulosa,aqui está "Los sueños de Alenia"con cuentacuentos algunos dias,y hay una libreria con mucha solera por Gijón (esa ya más para mayores,je,jee)"Paraiso"es eso,un paraiso para los amantes de la lectura.Ay,los libros,un placer para todas las edades,hummm.Un besazo preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Como no citarte! Si eres el ejemplo perfecto, y tus nenes igual. Yo de mayor quiero ser como tú -en muchos sentidos. Qué bonito eso de leer cuentos a los niños... Yo cuando lo veía en las pelis me ponía triste, a mí nadie me leía cuentos...

      Eliminar
  12. Eso es un gran piropo,vaya que si,ya si que me emociono del todo,ainss,gracias...a mi mis papis no me leían(o no lo recuerdo al menos hace mucho de cuando yo era pequeñina,ja jaa)pero si tenían la misma costumbre me premiaban con libros,por cada Sobresaliente que sacaba,ala,a la libreria a por libros,y yo era más féliz que una perdiz¡¡¡la coleción de los GEMELOS y Los CINCO asi,poquitín a poco,y de PUCK tb..
    Por la comunión de mi niño,una amiga nos regaló un libro "El diario de Greg"siempre se lo estoy diciendo,no sabes lo que hiciste,menudo regalo.....se lo devoro en dias,le encantó¡¡¡¡tuvimos que ir a comprar "el diario de Greg 2"el 3,el 4..ja,jaa, encantados de la vida de gastar el dinero en libros,en comics,en ir a la biblioteca a sentarnos a leer a escoger durante un rato largooo "hummm,a ver,a ver que llevamos hoy???"

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...