A solas.

Esto es nuevo: me da miedo quedarme sola.

A ver, no miedo-miedo. No es que crea que me va a pasar nada malo. Bueno, sí. Pero no creo que vaya a venir nadie a hacerme nada malo. Tengo miedo de mí misma y de mis pensamientos.

Yo, que siempre he disfrutado del tiempo en soledad, del silencio, de tumbarme en el sofá y no hacer nada, ahora tengo miedo. Cuando estoy a solas las voces se desbocan. Y sí, así de triste es: me da miedo escucharme pensar. Porque no sé distinguir los buenos de los malos pensamientos. Y no quiero boicotearme, no quiero hacerme daño a mí misma. Y todos los pensamientos me empujan a hacer cosas que duelen, o me dicen cosas que duelen, o me hacen creer cosas que duelen. Y ya me duele bastante.



Comentarios

  1. Todos tenemos temporadas así, en las que se está de bajón y la cabeza se pone a pensar lo que no debe (y hacerse historias y teorías deprimentes). No sé tú situación personal, pero un primer consejo sería hablar de lo que te pasa por la cabeza a alguien de confianza. Cuando uno se escucha así mismo contando esos pensamientos ayuda por un lado a conocer que te pasa y por otro a darte cuenta de " cómo he podido pensar eso? Mi segundo consejo sería hacer planes contigo misma. Cosas que te gustan hacer sin que te molesten y que te llenen, o que te ayuden a desconectar. Estar sola sin nada que hacer activa nuestras paranoias autosaboteadoras, pero si se tiene un plan ayuda a concentrarse en otra cosa. Que te sientas así puede tener algo de transfondo, o puede que sea un cúmulo de pequeñas cosas. Desahógate, búscate y, sobretodo, quiérete!!

    Puff, me he pasado tres pueblos escribiendo XD

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo agradezco mucho, muchísimo. De verdad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. A mí cada día me gusta más estar a solas conmigo misma. Y a veces también me como un poco el coco, no te creas. Pero si estoy sola puedo dedicarme a algo que me gusta, como leer o hacer manualidades, sin que nadie me interrumpa y eso siempre me relaja.
    Cuando te sientas sola y te agobies, aquí estoy, ya lo sabes... puedes desahogarte lo que quieras, amiga.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo sé. Ya sabes que no son pocas las veces que me he lanzado al email para encontrarme contigo en momentos de necesidad.

      Te lo agradezco muchísimo.

      Eliminar
  3. Me ha recordado mucho a lo que dice una canción de Extremoduro:
    "El diablo me visita y, cada noche,
    marchita este jardín con su anarquía.
    Y en mala compañía me deja,
    a mí, conmigo, a solas".
    Ojalá esto no te dure mucho, y puedas estar sola pero disfrutando.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Tontos-a-las-tres.

Economía vital.