lunes, 21 de diciembre de 2015

Todos son buenos.

Si es difícil conocer a una persona con la que tienes trato cercano y constante (un amigo, una pareja), imaginad lo difícil que es conocer a un alumno. 

Desde luego que, en el trato diario (aunque mi trato con ellos no es muy diario), aprendes cosas de todos y cada uno de ellos. De unos más que de otros, porque los hay que prefieren pasar desapercibidos (y con eso no quiero decir que estén callados y apartados, porque esos sí llaman la atención). Pero por mucho que creas saber de los alumnos, siempre queda espacio para la sorpresa. O eso creo, al menos.

Y es que solemos quedarnos con cómo son nuestros alumnos en el aula y con lo buenos o malos que son académicamente hablando. Pero a veces no caemos en lo buenísimos que pueden ser fuera de nuestras clases.

Por ejemplo, yo ya sabía que entre mis alumnos hay un deportista de élite (de un deporte más bien minoritario). Tan de élite que ha sido subcampeón de España. Pero el otro día me enteré de que otro de ellos también va a jugar en una selección deportiva a nivel autonómico. Justo el día anterior a enterarme me enseñó la carcasa de su teléfono móvil, en la que llevaba una fotografía suya practicando ese deporte, ¡pero yo no pensaba que fuese tan bueno!

Otra de mis alumnas es una máquina académicamente hablando, por no hablar de lo maravillosa que es en general. Eso sí lo sabía. Lo que no sabía es que es una de esas tías asquerosas (es broma) a las que todo se les da bien: toca un par de instrumentos musicales, hace deporte y, encima, es buena actriz. Va a hacer de Don Juan en una representación del Tenorio. Me muero de ganas de verla. 

Me enteré hace poco de que otra de ellas dedica su tiempo libre a alimentar, recoger y "colocar" a animalillos abandonados. 

Y estas son solo cosillas de las que me he ido enterando, escuchando de aquí y de allí. Imagino que, a fin de cuentas, en unas cosas u otras, todos son buenos chicos. 

O casi. Mejor ponemos el casi. Por si acaso :P 




Te recuerdo que puedes descargar historias minúsculas de manera gratuita.
Para hacerlo, clic aquí
Sí, estoy "mu cansina" xDD

10 comentarios :

  1. Son, son buenos chicos, seguro. Tendrán sus cosillas, como todos. Pero tienen esas otras que compensan y con creces.

    Y no eres cansina! Hay que difundir ese libro, leñe! Que escribes GENIAL!


    Te quiero, Cariño mío <3

    ResponderEliminar
  2. Pues claro, hasta los más malos tienen algo bueno...

    Claro que hay que publicitar Historias minúsculas. ¡Yo ya lo he acabado! ¡es genial! Desde aquí animo a todos a que se lo descarguen.

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rosa. Me alegro de que te haya gustado :D

      Eliminar
  3. Todxs tenemos algo que nos hace diferentes, especiales, en lo que podríamos destacar. Lo difícil es descubrirlo y que haya alguien que apueste por ti. Leyéndote he recordado el libro de Ken Robinson, "El elemento". Recomendable ;)

    ResponderEliminar
  4. En general, la gente es buena gente, y cuando son chavales, más. Los míos son muy deportistas casi todos, y muchos le dan a la música, tienen animales, ayudan en sus casas a sus padres o a sus abuelos con cosas del campo... no sé, luego ves en clase que no hacen nada y puedes pensar que su vida es eso, pero no. Siempre, siempre, hay cosas que les interesan.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo. Esta mañana en una de esas horas tontas a las que vienen 2 he tenido una charla de lo más edificante con un alumno y he descubierto un montón de cosas.

      Eliminar
  5. Que gran profe eres ♥
    Mi experiencia en el colegio, al menos lo que recuerdo, no es que se interesasen mucho por nosotros fuera de las aulas xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor no te dabas cuenta... Jajaja. :P

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...