martes, 15 de diciembre de 2015

La larga campaña.

Llevamos dos años de campaña. DOS AÑOS.  Desde las europeas de 2014, que se dice pronto. Hemos ido encadenando elecciones y ha sido como vivir un poco en el día de la marmota, de campaña electoral perpetua. 

Esta campaña eterna puede decirse que ha estado marcada por lo que ha venido a llamarse "el fin del bipartidismo". O algo. Porque al final, fin del bipartidismo, tal y como yo lo veo, poco. Al final hay bloques diferenciados y no sé hasta qué punto la emergencia de dos nuevos partidos, Podemos y Ciudadanos (que no es tan nuevo, aunque sí a nivel nacional) va a ayudar a cambiar el sistema. A mejor, se entiende. 

Pero lo que yo creo que ha marcado esta campaña larguísima es otra cosa. Es lo absurdamente importante que se ha convertido la televisión. No es nada nuevo, desde luego, que la televisión es un medio de comunicación de masas y que influye mucho en la opinión de la ciudadanía, pero vamos, creo que esto ha alcanzado cotas disparatadas.

Ahora, como decía una viñeta que vi el otro día (no recuerdo de quién era ni la he encontrado, así que si alguien lo sabe, que lo diga, porfis), no vamos a poder decir que los partidos no tienen programa: se han paseado por todos. Y no solo para hablar de su proyecto político, sino para entretener. No es que yo lo vea mal, pero a veces una se pregunta dónde queda la política, si es que el espectáculo le deja sitio. Las tertulias políticas son una revisión de Sálvame Deluxe, y los políticos se han convertido en súper estrellas (algunos, otros aún no han llegado). Al final parece que ganará el más guapo, el que mejor queda en cámara, el mejor showman. 

Es una pena que eso no esté directamente relacionado con ser el mejor gobernante...

En fin, será que estoy un poco cansada. O un mucho.
Y un poco indecisa. O un mucho.

Pero bueno, que si hay que hacer circo, yo también me apunto.

24 comentarios :

  1. Pienso igual que tú, aunque a mi me ha servido para tener claro a quien NO votar, que era un candidato que tenía en mente. Pero si, sigo indecisa, y porque todos me parecen malas opciones, y eso es muy triste. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Yo ya no sé. Percibo a la gente ilusionada con algunas opciones, pero yo no lo estoy. >_<

      Eliminar
  2. Está siendo eterno, cierto y un poco excesivo hemos pasado de que no nos importaba la política a tenerla hasta en la sopa y sobre la duda; hay más opciones que nunca.
    Mi propuesta, ¿quieres más de lo mismo? Si no ¿has recuperado la confianza? Si no ya lo has reducido a dos, mira sus programas en espacios como Poletika
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu consejo, Pilar. La verdad, ¡bendita Poletika! Está genial, porque esta vez ni me he puesto a leer programas electorales -cosa que sí he hecho en otras ocasiones. Ahora mismo oscilo entre dos opciones. Y cambio según el día XD Y eso que una de ellas es una opción que no me planteaba. Pero vaya... jaja

      A ver qué pasa el domingo ^^

      Eliminar
  3. Los emergentes han ido desencantándome con el paso del tiempo.

    Por ejemplo, cuando salió Podemos y Pablo Iglesias flipaba con todo lo que se avecinaba para bien, ese partido que va a poner a España en el lugar que se merece, la voz del pueblo nacida del 15M.

    Con Ciudadanos y Albert Rivera no fue igual, pero también me gustaba, no parecía más de lo mismo. Llegué a ilusionarme con una posible fusión cn UPyD y que crearan un «megapartido» que echara a patadas a PPSOE de donde hace tiempo que están de más.

    ¿Y qué pasó? Que te pones a leer, a investigar, y muchos de ellos todavía sin gobernar ya tienen cosas que ocultar —sobre todo los de Ciudadanos, telita con ellos—, y las mejores cosas que proponen no dicen cómo conseguirán hacerlas, y no aportando más detalles lo que nos queda es que son palabras muy bonitas de cara a la galería, pero vacías porque no se ve forma de ponerlas en práctica. Total, que para mí se han ido deshinchando.

    Hay una frase de Fernando Savater que me encanta para definir esto que conté: «En los partidos emergentes lo nuevo no es bueno y lo bueno no es nuevo».

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, lo de UPyD, la verdad, es que no lo entiendo. Vale, no es un partido que a mí me encante, pero es MUCHO MÁS PARTIDO que Ciudadanos y ha dado bastante batalla desde la oposición (para el peso representativo que tenía). Y se está comiendo los mocos. Quizá sea porque no ha sabido subirse al carro de la novedad, o porque han gestionado mal la comunicación, yo qué sé.

      No estoy de acuerdo con la frase de Savater, pero desde luego, hubo mucho hype, y claro, luego todo se deshincha un poco. A mí también me ha pasado.

      Eliminar
    2. Yo tampoco entiendo lo de UPyD, la verdad. Pienso que es un partido importante, incluso para quien no comulgue con sus ideas. Porque se mete en batallas que no ayudan a ganar votos y que otros no se meten en ellas por ello. Pero al igual que son importante otras cosas, creo que también es importante que gente como Blesa y Rato pasen lo que les resta de vida en prisión, por lo que han robado a todos los españoles; y lo mismo para todos los políticos corruptos, como Bárcenas por ejemplo. Pero mira, intentar poner la zancadilla a los pesos pesados del país conlleva un boicot en los medios como están teniendo este año; al igual que está pasando con IU, cosa que ya no entiendo de ningún modo porque no han hecho «daño» a nadie como UPyD. Además de ser ilegal todo esto, pero como la junta electoral teóricamente debería ser independiente, y en España rara vez la teoría y la práctica van de la mano…

      Si al poco de nacer Podemos hubieran habido elecciones, tal como estábamos todos con el partido, Pablo Iglesias hubiera sido presidente con mayoría absoluta.

      Cuando todo lo demás falle siempre nos quedará votar a PACMA. :P

      Eliminar
  4. Yo he notado mucho esta gran diferencia entre las elecciones generales del 2011 a las del 2015: la de los paseos por los platós televisivos.
    No sé hasta qué punto es bueno esto... pero claro, si quieres llegar a tener mínimas opciones, me parece que tienes que entrar en el juego :/ Yo creo que por cosas así nunca podría ser aspirante a la presidencia del gobierno jaja
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo malo es que el mensaje se banaliza, es como que todo es muy superficial. Vamos, de tele.

      >_< Y claro, si te quedas fuera, lo notas. Veremos a ver cómo le va a Unidad Popular, que ha quedado fuera de los grandes medios...

      Eliminar
  5. A mí todo esto me pone triste... y de mala leche...
    Como dice Hache C. tengo claro a quien NO votar, pero a quién votar es más complicado... Y, lo peor, es que no me convence ninguno. Después del circo de las últimas semanas, me parecen todos un tanto patéticos.
    Y como dice Javi, a mí al principio, cuando apareció Pablo Iglesias, me ilusioné y me pareció ver una luz al final del túnel. Pero ahora me temo que esa luz era un tren que venía de frente a pasarnos por encima...:(
    Me temo que estos días voy a tener mucho que pensar... aunque ya empiezo a tener bastante claro a quién votar, pero no estoy del todo segura. Y eso me preocupa. No quiero hacerlo a la ligera, porque es un tema importante.
    De todos modos, el que se quede, lo va a tener muy jodido...
    Por cierto, ¿qué es eso de Poletika?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poletika es una web donde comparan los programas electorales de diversos partidos en relación a varios temas. Les ponen una nota y tú puedes ver de una manera simple a qué dan más importancia, o qué partido tiene más soluciones para la Educación, el problema de los sueldos, etc. Está muy bien.

      Yo también sé a quién no. A quién sí... Eso va a ser otro cantar...

      La web: http://poletika.org/

      Eliminar
  6. Yo ya sabes que voy a votar a PODEMOS, con la esperanza de que ganen, claro (su programa es el mejor para el país y SI, explican como conseguirlo, creo que está bastante claro ya a estas alturas, otra cosa es que de miedo... a los "malos"), pero con la quasi-certeza de que no lo van a conseguir. El Pepe tiene seguidores-zombi de los tiempos de paquita la del bigote (y por desgracia unos pocos no tan añejos...) que son muchos, muchísimos...

    Y si no le salen las cuentas por ahí, siempre le quedarán sus cachorros, ese caballo de troya pintado de naranja que es Ciudadanos...

    El tema televisivo... Bueno, tenía que llegar. En USA es así desde tiempos de Kenedy (por lo menos...). Una vez mas, el retraso de España queda patente.

    Yo sin embargo añadiría la importancia de las redes sociales, que mueven y remueven corrientes de opinión... aunque claro, no llegan tanto a ese segmento de población que le tira mas a la derecha...

    Bueno, a ver que pasa el domingo.

    Pero lo que tengo claro es que si saliera la loteria de navidad y el coletas llegara a presidente, eso no le da un cheque en blanco. No quiero que se cague como el griego. Si hay que luchar y aguantar, hay que hacerlo hasta el final, que para eso se le vota. Y si no puede, que convoque nuevas elecciones y chimpón.

    Si llega al gobierno y me falla, le pasará igual que a UPyD, que perderá mi voto para siempre.

    (Vale, UPyD no llegó al gobierno, pero si al Congreso)


    Te quiero, Osita <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué clarísimo lo tienes. Qué envidia me das xD

      Eliminar
    2. Esta vez si, la siguiente... ya veremos.

      Eliminar
  7. YO jamás digo a quién voy a votar porque la gente enseguida se pone a opinar de lo que debes hacer y no y te cuenta su vida y yo paso, la verdad, porque la mayoría de la gente encima es bastante inculta en el tema y votan a partidos que van directamente en contra de lo que quieren o lo que necesitan ¡y ni siquiera lo saben! Es de traca. Yo creo que es normal dudar y más cuando, como bien dices, esto se ha convertido en un circo.
    Veremos qué pasa el domingo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí es verdad. El voto es secreto, no tenemos por qué pronunciarnos, así que, sin problema :P jaja

      A ver, ya veremos :D

      Eliminar
  8. Iba a hacer la misma puntualización que Jack: las redes sociales. Podemos y Ciudadanos se han dado cuenta (ya llevan un tiempo) que un amplio sector de la población ya no consume -tanta- tele -o no de la misma forma- y que tienen que cambiar su mensaje para captar su atención. Y en eso llevan mucha ventaja a los antiguos pesos pesados de la política.

    De ahí que PP o PSOE hayan invertido más tiempo en salir haciendo el gili en la tele, ya sea bailando como Soraya o comentado partidos de futbol como Rajoy. Lo cuál, a mi, me indigna hasta niveles insospechados. Que tengamos un presidente que no se atreve a asistir a debates con el resto de candidatos pero sí a comentar partidos, me parece patético. Y no sé qué dice eso de un país que le vota en mayoría.

    Por cierto, que sí os parece que vivís en el día de la marmota con el tema político, imagina aquí en Catalunya, dónde no salimos de unas elecciones que nos metemos en otras. Y bajo amenaza de repetir en breve...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, pero ese sector amplio de las redes sociales no es tan amplio como podría llegar ap ensarse, creo yo. Por eso algunos apuestan por la tele o los programas de deportes... ejem. xD

      "Y no sé qué dice eso de un país que le vota en mayoría". Y que, si los pronósticos se cumplen, seguiría ganando las elecciones. Ojito.

      Ya. Yo de Catalunya ya desconecté, porque madre mía, pero los que vivís allí... Uf.

      Eliminar
  9. Justo hoy estaba pensado que esta campaña tan mediática no ha conseguido lo que en principio debería, es decir que la ciudadanía se preocupe y se implique en política haciendo ésta más visible, sino que en la calle se hagan cotilleos sobre políticos (así a grandes rasgos y generalizando).
    En fin, que yo tampoco lo tengo nada claro...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. La verdad es que no creo que haya una verdadera preocupación política -que sí, en parte, yo sí veo que hay gente que se interesa más por la política que hace 4 años, por ejemplo, aunque no es tan mayoritario como pueda parecer-, sino que están más al cotilleo, las tertulias políticas son casi como Sálvame.

      En fin. ¡Ver veremos!

      Eliminar
  10. Yo también estoy hasta el último pelo, políticos hasta en la sopa, pero aún no he oído ni una propuesta en Sanidad, ni sensata ni ridícula. Es en lo que me fijo, porque aparte de que es mi área laboral, pienso que todos muertos el resto de temas tanto nos da...
    Pero parece ser que las alternativas que hay no piensan como yo... una pena.
    Besitos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De educación sí han hablado. Eso me sirve para hacer descartes, lo cual no está mal xD

      Pero sí, la Sanidad es importantísima y yo no he escuchado propuestas que vayan más allá del tema de la universalidad... :/

      Eliminar
  11. He leído algún comentario por encima y he sonreído. Aunque los debates sirvan para captar a votantes, también se rechazan a muchos. A veces se ven tales espectáculos... Una cosa que me ha hecho mucha rabia es el "echarse mierda" (perdóname por la expresión) entre todos durante esta campaña. Para muchos es más importante insultar y degradar el trabajo de los demás antes que valorar y presentar el de uno mismo. Es algo que no soporto, empezando por el "#FemForaRajoy" que invade las farolas de mi calle. Venga, vamos a aprovechar la desgracia de otros para beneficiarnos. Y eso se puede ver día a día en el Congreso. Lo odio.

    ¡Besos de una Euterpe cabreada! xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de echarse mierda es constante. Pero es que si señalamos lo malos que son los demás, con poco buenos que seamos nosotros... Y la verdad es que hay muchos políticos que ponen esa táctica a huevo XD

      ¡Besos!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...