martes, 8 de diciembre de 2015

Instantes.

Alguien me dijo una vez que el tiempo no existe, que no es más que una ilusión. Existe el momento presente, el eterno ahora, pero el tiempo como transcurrir, no. Decía que si creemos que el tiempo pasa de verdad es por la memoria, porque tenemos recuerdo de esos instantes y los encadenamos en una sucesión. Bueno, recuerdo, por decir algo: quizá esas imágenes no se corresponden con nada que haya ocurrido. 

A veces tres cervezas (o alguna más)  y la madrugada te hacen hablar de estas cosas. Yo, por cierto, nunca le di la razón. No soy tan rompedora, supongo. Pero hoy... Hoy estoy tentada a hacerlo.

He pasado unos días maravillosos. Maravillosos de verdad. Para que os hagáis una idea, llegue a sus brazos tan rota que antes siquiera de poder saludarle, rompí a llorar. Estaba enferma de tristeza. Pero se me pasó. 

Se me pasó visitando papelerías y comprando bolígrafos de colores.
Se me pasó, aunque descubrimos que habían cerrado nuestro restaurante chino favorito.
Se me pasó, tomando un café con él en una preciosa cafetería.
Se me pasó, a pesar del dolor de pies.
Se me pasó, muriéndome de calor, esperando en la presentación de un libro.Y él, muriéndose de calor a mi lado.
Se me pasó durmiéndome mientras él me leía un cuento. Vale, era It, pero es que era lo que había a mano.
Se me pasó en un concierto maravilloso. 
Se me pasó charlando con mis amigas después de muchos meses.
Se me pasó porque él sostenía mi mano, porque me preparaba el desayuno, porque me abrazaba.
Se me pasó porque no había pasado ni quería que hubiese futuro, solo esos momentos. 

Pero no, no puedo darle la razón. En este caso fue el futuro el que rompió la magia. Ese alguien decía que con el futuro estaba claro: el futuro no existe, no es más que una proyección de nuestras esperanzas. Pero no, el futuro puede ser un anhelo o una amenaza y en esos momentos era lo último: en el reloj se acercaban las doce y yo ya no sería una princesa, sino Cenicienta (espero me disculpéis la metáfora infantil y ñoña). El futuro dolía (y duele). Y si duele, existe. 

Y lo mismo pasa con el pasado. Pero no existe como yo quisiera. Sería genial poder conservar esos instantes maravillosos, sanadores, en cápsulas. Sería fantástico poder abandonar el presente para refugiarnos en alguno de ellos. Pero no, no se puede. Estos días maravillosos han pasado y aquí estoy yo, hecha un mar de lágrimas, mirando como esos instantes se alejan, resistiéndome a sacudirme el polvo de estrellas que se me ha quedado en las manos. 

23 comentarios :

  1. Tu sinisienta? Yo sapito n___n

    Animo, Vida. Que te queda algo mas que polvo de estrellas, te queda mi corazón, te queda todo mi amor.

    Yo estoy ahí contigo.

    Chiquitillo... Como un ganito de alós.

    Te quiero, Osita <3

    ResponderEliminar
  2. Llegará un momento en el que el futuro merezca la pena. Vas en la dirección correcta.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. No te sacudas el polvo de estrellas porque, aunque no sea de hadas, seguro que puede hacerte volar más adelante.
    No decaigas, Bettie J. <3

    ResponderEliminar
  4. Se dice que lo ideal es vivir el presente, sin pensar en el pasado ni en el futuro... Difícil...
    Mucho ánimo, Bettie...
    Me alegro de que, al menos, hayas disfrutado unos días...
    P.D.: queremos fotos del concierto... ;)

    ResponderEliminar
  5. Voy a intentar evitar el tan clásico "Ya verás como todo sale bien", porque no me lo creo mucho.
    Es un pasatiempo interesante eso de intentar amoldar tu cabeza a la idea del tiempo. Le dedicaré un rato esta noche. Por cierto que no creo que debieras pedir perdón por la metáfora de Cenicienta :)
    Por último, lo que me ha empujado a escribir este comentario. He visto una metáfora preciosa: "mirando como esos instantes se alejan, resistiéndome a sacudirme el polvo de estrellas que se me ha quedado en las manos". Nada que decir. Me ha sorprendido su... ¿Viveza? ¿Verosimilitud? Es tan fácil imaginar el polvo escurriéndose entre los dedos... En fin, poco más. Interesante, bonito.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale, error de coherencia. El "Nada que decir" se identifica con un "Me faltan palabras", jaja.
      Ruego me disculpes ^.^""

      Eliminar
    2. Nada que perdonar, y me alegro de que te haya gustado. Es verdaderamente como me siento, como si ya solo me quedase eso, polvo de estrellas de estos últimos días, y temiendo que pueda volarse en cualquier momento sin que yo me de cuenta :(

      Gracias por comentar y si algún día más sientes el impulso, no te cortes.

      Eliminar
  6. Ánimo Bettie, y quédate con el polvo de estrellas ;) Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Pensar en el pasado y en el futuro es un error que cometemos demasiado a menudo...
    Disfruta del presente, el resto va a ocurrir igual queramos o no...
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, pero yo es que no puedo evitarlo. Tengo los dos defectos: soy nostálgica y miro demasiado a largo plazo >_<

      Eliminar
  8. Bettie, qué bonito lo que has podido disfrutar y vivir... Me alegro mucho por ti. Aunque tú ahora estés triste, tienes estas "píldoras" para cuando tengas momentos bajos. Sabes que se repetirán :)

    Te mando todo mi cariño y un fortísimo abrazo en la distancia.

    ResponderEliminar
  9. El futuro existe, es:

    (a) El tiempo en que pasarás el tiempo que te queda en la tierra.

    (b) El tiempo en que volverán unos días como estos recién pasados.

    ResponderEliminar
  10. Me quedé turulata con el primer párrafo... Y si...
    En fin.

    Que te quiten 'lo bailao'.

    Y olé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y olé. Pues sí, qué vamos a hacer. Aunque bailar bailé poco xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...