martes, 29 de mayo de 2012

A los que buscan trabajo, las cosas claras, por favor.

Hoy he estado en una entrevista de trabajo. Por favor, no tiréis el confeti todavía. Miro a diario los portales de empleo y me apunto a diversas ofertas. Si estáis buscando trabajo, y frecuentáis este tipo de portales, os habréis dado cuenta de que hay cierto tipo de ofertas que abundan, que están renovándose continuamente, que siempre buscan gente. Piden perfiles muy bajos, dicen que no es necesaria experiencia, y te prometen un gran futuro en la compañía. Pero claro, para leer e interpretar ofertas de trabajo va a hacer falta un máster, (para formación inicial, leer este post). Cuando las ves, sospechas que no son normales. Que hay gato encerrado. Primero, porque nadie publica 20 ofertas cada día en el mismo portal de empleo. Segundo, porque normalmente no indican el nombre de la empresa. Tercero, porque te prometen el oro y el moro. Cuarto, porque para ser un trabajo en el que no piden estudios, ni experiencia, ponen unos ingresos desproporcionados, y más sabiendo cómo está el mundo laboral. Luego resulta que lo que te ponen es a patear las calles, a vender cualquier producto a puerta fría, y con contrato mercantil, con todo lo que eso conlleva, incluido darse de alta como autónomo. Total, que además de trabajar para que otros hagan negocio, puedes llegar a perder dinero.

cara dura piedra


Si mi pareja no llevase bastante tiempo buscando trabajo, a lo mejor me habrían pillado, pero ya sé de qué van ese tipo de ofertas, y no suelo apuntarme. Aún así las adornan tanto que en fin, acabas inscribiéndote sin saber muy bien a qué. Te despistan.

Pues eso, yo me apunté a una oferta de teleoperadora. Ayer vi que me habían preseleccionado. A la media hora me llamaban para citarme para la entrevista. Cuando pregunto por el puesto, me dicen que hay diversos puestos disponibles, que según mi cualificación me dirigirán a unos o a otros. ¿Pero no me había apuntado yo para teleoperadora?  Cuando insisto por saber qué tipo de puestos hay, me dicen que se me comentará en la entrevista. 

Lo comento con mi pareja. Me dice que no pierdo nada por ir a la entrevista, que ya veremos. Todo el mundo me anima y me dice que ponga buena cara, que si no lo van a notar. Que espere algo bueno. Yo me esfuerzo, pero es que no me sale. 

Hoy me presento allí, y tal como me temía, había un montón de gente. Me hacen rellenar un formulario. Después de unos minutos un chico joven, trajeadísimo, me acompaña a un despacho y me hace unas pocas preguntas. Me comenta que son una empresa estadounidense, que a pesar de la crisis han crecido muchísimo y que en EEUU trabajan con marcas como los Lakers o Coca-Cola,  y nombra algunas de las marcas que llevan en España. Me dice que necesitan personal para tres departamentos, que, a decir verdad, ya no recuerdo. Por más que intentas preguntar las funciones, te dicen que dependen del puesto, y que se verán en la segunda entrevista, que dura 8 horas (de 12 del mediodía a 8 de la tarde) y que no es remunerada, pero que quieren ver "la energía y las ganas de trabajar" que tengo. Que eso no se ve en un papel. Me dice que si paso esta criba, me llamarán esta tarde y me citarán para mañana. Cansada ya le pregunto si, cuando me llamen esta tarde, si me llaman, me dirán a qué puesto opto. Me dice que sí. Ver veremos. ¡Ah! Y por supuesto, de sueldos, horarios, tipo de contrato y demás no se habla hasta después de pasar esa maravillosa jornada laboral gratuita, también llamada "segunda entrevista, un poco más larga". 

Yo ya sabía a lo que iba, por lo que no me ha sorprendido nada. Hay unas cuantas empresas de este estilo en Valencia, que cambian de sede. Ya me citaron para otra entrevista el verano pasado en una dirección distinta, pero con condiciones similares, y lo mismo le ha ocurrido a mi pareja. Pero antes de entrar yo he visto salir a una chica con cara de desesperanza, como diciendo "otra vez lo mismo".  

parado

Eso es CRUEL. Están aprovechándose de la desesperanza y la necesidad de las personas para forrarse de mala manera. Y están jugando con ellos, publicando ofertas de trabajo que tienen poco o nada que ver con la realidad, y que, si bien no mienten, ocultan datos importantes. ¿Por qué no decir las cosas claras? Quizá haya quien, desde el principio, quiera un contrato mercantil, porque vendiendo es un crack y busque ese tipo de puestos de trabajo, o al menos no le importe desempeñarlos. Pero, ¿por qué llamar a confusión a la gente? ¿Por qué crearles falsas esperanzas? Sería más sencillo decir, desde el principio, en qué consisten las cosas, y así, que  hagan esa "segunda entrevista" los verdaderamente interesados. 

No sé, estas cosas me dan mucho coraje. Pero ya lo dice el refranero: a río revuelto, ganancia de pescadores. Y como el río está tan revuelto, da igual cuántos nos escapemos del anzuelo. Siempre pican. Aunque basta googlear un poco y darte cuenta de lo que hay. Os lo recomiendo encarecidamente si notáis cualquier cosa extraña. Googleando el nombre de la empresa que aparecía en el timbre me encuentro esto. Esta costumbre puede que os ahorre algún mal trago. 




8 comentarios :

  1. Yo, apelando nuevamente a mi espiritu robespierrano (que ya he llegado a aceptar e incluso apreciar) los mandaria a todos a la guillotina. Con sus trajecitos y corbatas de diseño italiano y todo, off course.

    PD: Hijosdecienpadres, mira que mentar en vano el nombre de mis queridos Lakers!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bien sabes que cuando me ha dicho lo de los Lakers me he acordado de ti xD

      Eliminar
  2. Hace unos años en mi ciudad natal también fui a una entrevista de este tipo. En mi caso iba por una amiga aunque igualmente fue una entrevista ya trabajando.
    Nos fuimos cada una con un trabajador ya, para que vieran si teníamos desparpajo.
    Evidentemente era ir puerta por puerta, localizando gente mayor y inmigrantes para engañarles y venderles tarjetas.
    Yo me quedé flipando de la sangre fría del vendedor... no podía articular palabra.
    Como me vieron así, pues ni me llamaron luego. A mi amiga si, pero renunció al puesto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me explico como la gente duerme bien por las noches...

      Eliminar
  3. Es un asco la verdad. En mi ciudad, como bien has dicho, solo hay trabajo de comercial o teleoperador vendiendo por teléfono. De dependienta en una tienda te piden idiomas y experiencia, ¿a dónde vamos a llegar?. Yo hasta que la necesidad no me apriete no pienso aceptar una explotación...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, hay trabajos malos, la verdad. Pero si tienes un sueldo, aunque sea pequeño, pues en fin. Pero lo principal es que te digan lo que hay, leche. Ya lo cogerás o lo dejarás si te interesa o no. Pero que no engañen a la gente. Un día tengo que recopilar ofertas desproporcionadas y enseñarlas. Porque hay para flipar.

      Eliminar
  4. Recuerdo hace tiempo una entrevista de trabajo a la que fui yo...

    Me hicieron un montón de preguntas, una prueba de contabilidad (era una gestoría), etc. Y de horario y sueldo "ni mú". Harta de tanto secretismo, pregunté directamente por ello. Pues bien, el contrato era por 8 horas, pero había que trabajar más de 10, con media hora para comer y un sueldo de 570 euros que era entonces el salario mínimo. Y mientras me lo decía, lo adornaba con un "todos están igual", "ya más adelante se puede negociar", "tenemos gente que lleva aquí muchos años y está muy contenta"...

    Entonces fui consciente de las caras de las personas a las que había visto ir y venir mientras esperaba a que me llamasen y no eran precisamente de felicidad y el 90% eran mujeres.

    En cuanto terminó de decir la última frase, me levanté y cogiendo mis cosas le espeté que para que la esclavitud era ilegal y que para que me ofreciese abiertamente semejantes condiciones no es que no tuviera vergüenza, es que era un ladrón y un desaprensivo que se aprovechaba de quienes tenían la necesidad de aceptar tamaña propuesta. Y mientras me decía algo (ni me acuerdo de qué), salía yo por la puerta dispuesta a escribir una notita a la ETT que me había mandado allí y otra para ponerla en los sitios donde estaba inscrita buscando empleo con el nombre de la empresa bien clarito.

    En esa época todavía tenía paro y seguía buscando, cobraba más del desempleo que con ese salario por más de diez horas de trabajo... Si lo hacían entonces ¿qué no harán ahora que la gente está desesperada?

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...