domingo, 12 de junio de 2016

Una pregunta (no tan) retórica.

A veces me pregunto cómo habría sido mi vida si mis relaciones estables, en lugar de ser con hombres, hubieran sido con mujeres. ¿Me habrían pegado ya una paliza? ¿Habría aguantado los "bollera de mierda" cuando pasease con ella por la calle? ¿Cómo habría afrontado lo de decírselo a mi familia? 

Es una pregunta retórica, lo sé. Por desgracia, las mujeres en las que he posado amorosamente los ojos no me han hecho demasiado caso, con lo irresistible que yo soy... Aunque una vez pude comprobar, más o menos, cómo habría sido. Una vez pude hacerme una ligera idea.

Acababa de llegar a Valencia y aproveché para quedar con ella. Me había estado tirando los trastos a través de Internet una buena temporada y, no sé, me apetecía conocerla. No pasó nada, porque ella no era mi tipo de chica ni yo el suyo. Pero estuvimos paseando por el centro, hablando de mil cosas, pasando el rato. 

Aquel día, vaya usted a saber por qué, Valencia parecía un cuartel de las SS. La Estación del Norte y alrededores estaban llenos de simpáticos jóvenes con la cabeza rapada, botas, bombers y simbología neonazi. Y lo mismo ocurría con el centro. Yo tenía miedo. En aquella época mi forma de vestir no era demasiado neutral y, desde luego, llamaría la atención de aquellos energúmenos. Optamos por no acercarnos a la estación para evitar problemas.

Sin embargo, los problemas nos encontraron. Estábamos charlando debajo del balcón del Ayuntamiento. No sé qué broma hice, o qué tontería dije, que ella me abrazó. Me quedé estupefacta: no le pegaba aquel gesto. Pero lo hizo. Me abrazó mientras se reía. Entonces lo oí a mi espalda. 

-Bolleras de mierda...

Lo había dicho una chica. Iba acompañada de tres armarios roperos con el cerebro vacío (o lleno de mierda, lo que es peor). Los cuatro se rieron. Creo que porque me vieron la cara de susto. 

Pero ella no. Ella no estaba asustada. Se separó de mí y se encaró a ellos. No recuerdo qué les dijo, me fue imposible contar tanto improperio que salió de su boca. Yo le había cogido la mano e intentaba tirar de ella para que lo dejase. No quería que acabásemos la tarde en un hospital, y era el final más previsible. 

Al final ellos se fueron. No sé por qué, pero se fueron. Ella se giró y me gritó: 

-No vuelvas a frenarme, ¿eh? Ni se te ocurra volver a intentarlo.

Me faltó poco para echarme a llorar. Yo lo único que quería era que no nos pasase nada. Pero hoy lo entiendo. A saber cuántas veces había tenido que aguantar en silencio comentarios de ese estilo. Y ya estaba harta de callarse: le merecía la pena alzar la voz, sin importar qué pasase. 

Nos despedimos unas horas más tarde, de una manera fría, supongo que porque la decepcioné. Nunca más hemos vuelto a vernos. Sin embargo, a menudo recuerdo este incidente: mi miedo, su rabia, la sonrisa de los skinheads... y la indiferencia de la gente que pasaba por allí. 

Amarse debería ser más fácil...

Desde luego, más fácil que comprar un arma. 




Hoy no iba a actualizar, pero ha pasado esto.



25 comentarios :

  1. Vive y deja vivir, tan difícil es?

    A cada cual le gusta una cosa, muchas cosas diferentes a las que les gustan a los demás. Y no pasa nada.

    Si a un tipo le gusta encamarse con otro tipo y no hacen daño a nadie, a mi que coño me importa? Dos señoras? Lo mismo me da. No es mi problema. Que lo disfruten, joder. Que cada cual se preocupe mas de tener a alguien con quien compartir su cama (o no) en lugar de ir mirando quien hay en la de los demás.

    Me parece increíble a estas alturas del siglo 21...



    Te quiero, Vida <3

    ResponderEliminar
  2. La gente que se mete en la vida de los demás da asco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Qué horror!
    A mí lo máximo que me han dicho (unas niñas recién entradas en la adolescencia, a las que opté por no hacer ni caso) fue que no me acercara a ellas, que les daba asco que fuera lesbiana. Saliendo de eso, el tipico comentario de "¿no te gustaré, verdad?" o "lo que necesitas es un pene" y cosas así. Hago oídos sordos de todas esas chorradas. Sí, me gustan las mujeres y es algo normal. Los comentarios innecesarios sobran (nunca mejor dicho)
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, me alegro, la verdad. Yo nunca he tenido problemas serios, si no contamos ese, aunque comentarios despectivos y eso, pues sí. >_<

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Aunque sean mierda encuerpada, o mierda con forma de cuerpo humano,esa gentuza es peligrosa y entiendo perfectamente tu intención. No merece la pena dedicarles ni un mal pensamiento. Pero si debería no considerarse libertad de expresión aquello que propaga odio, instiga al odio y proclama odio. Sigo sin entender porque esta mierda encuerpada tiene derecho a lanzar sus diarreas así como así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tanto que son peligrosos... En aquella época les gustaba mucho ir al barrio del Carmen o a los locales alternativos del Cedro y arramblar con todo... >_<

      Pero mira...

      Eliminar
  5. Aunque sean mierda encuerpada, o mierda con forma de cuerpo humano,esa gentuza es peligrosa y entiendo perfectamente tu intención. No merece la pena dedicarles ni un mal pensamiento. Pero si debería no considerarse libertad de expresión aquello que propaga odio, instiga al odio y proclama odio. Sigo sin entender porque esta mierda encuerpada tiene derecho a lanzar sus diarreas así como así.

    ResponderEliminar
  6. Yo no lo entiendo. Por más que lo intento, no logro entender a quién molesta la orientación sexual de los demás, o religiosa, o del tipo que sea. Es que no me entra en la cabeza.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Vaya, qué mal rato. Yo es que nunca entenderé por qué se mete la gente donde no le importa, qué más le dará a cada uno lo que otros hagan con su vida. Y esto es aplicable a cualquier tema. Que dejen a la gente hacer lo que le venga en gana… mira que es sencillo, pero parece que es complicado de asimilar. :(

    ResponderEliminar
  8. Vive y deja vivir...
    Debería ser ley para todos...

    ResponderEliminar
  9. Vive y deja vivir...
    Debería ser ley para todos...

    ResponderEliminar
  10. Me has dejado estupefacta. No hay mejor frase para resumir los hechos que la que has dicho: "Amarse debería ser más fácil... // Desde luego, más fácil que comprar un arma." No puedo dejar de suspirar por una verdad tan dura.

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...