domingo, 15 de junio de 2014

Repartir los muebles.


No sé si algunx de vosotrxs ha estado alguna vez en esta situación. Espero que no, pero supongo que será que sí. Y digo que espero que no porque es una de las situaciones más incómodas que se me ocurren. Os hablo de estar en medio de la ruptura de una pareja. 

No sé, imaginad, una pareja que ha surgido dentro del grupo de amigos y en la que ambos miembros os caen bien. No bien: ambos miembros os caen de puta madre. Salen durante un montón de tiempo y un día, vaya usted a saber por qué -sus razones tendrán- deciden romper. Hay quien tiene soluciones simples y tajantes para estas situaciones: ¿quién era mi amigo antes? ¿Él o ella? Pues ya tengo la decisión tomada. También es típico que las chicas se pongan de parte de las chicas y los chicos de parte del chico. Pero claro, para otros no es tan fácil.

Es evidente que la situación no es nada deseable para la pareja implicada pero tampoco para los demás implicados. Ellos dos lo pasan mal y probablemente por eso demandan el apoyo de sus amigos, de sus familiares (de sangre y políticos) y, en el fondo, quieren que les digan que no han sido culpables de lo que ha pasado. ¿Y cómo hacemos eso sin traicionar a nadie?  Especialmente si no quieres dejar de lado a ninguna de las dos partes.

¿Qué se hace en estos casos? Porque al final una siente que es una silla más que tienen que repartirse los implicados...





Hoy estoy... relajada
Y estoy escuchando...Como repartimos los amigos - Ella Baila Sola

23 comentarios :

  1. Vaya situación... por suerte o por desgracia creo que sólo la he vivido una vez y relativamente de refilón... como siempre he ido de "lone ranger" por la vida... XP

    Es triste, no se... Ya sabes que a mí todas estas cosas me dejan hecho polvo...

    Bueno... Animo, osita.

    Te tere <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pues cuando no eres un lone ranger es complicado. Te lo digo pa que lo sepas XD

      Eliminar
  2. Ay, no sabes lo que me identifico....conocí a una pareja hace muchos años (él era compañero de trabajo de mi marido) y yo, por supuesto, los conocí a los dos a la vez. Hace poco él abandonó a su mujer por otra y claro, los dos eran amigos y ninguno de los dos me ha dejado de hablar, pero la situación cuando me encuentro con él es, cuando menos, muy incómoda....
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y ya si te encuentras con uno y se pone a hablarte del otro/a ... Para echar a correr y no parar...

      Eliminar
  3. ¡Qué complicado! me ha pasado y... ¿Qué haces? en muchos casos al estar en medio te convierten en mensajera o lo intentan. Es difícil porque no puedes partirte por la mitad, al final lo único que te queda es fingir que miras al cielo y estar ahí escuchando, guardar tus opiniones e intentar ser neutral. Esperar que pase la tormenta!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el intento de neutralidad -intento, porque no creas que lo aceptan del todo bien- parece la opción más sensata. Y esperar que pase, como tú dices :P

      Eliminar
  4. De acuerdo con Sol en que lo mejor que puedes hacer es escuchar y guardarte tus opiniones. Aunque a veces, dependiendo de la persona, eso no les vale... y sólo queda mentir cual bellaca y decir a cada un@ lo que quiere oír -.- (será que soy así de débil, jo).
    A mí no me ha pasado exactamente (porque siempre he sido amiga más de un@ que de la otra persona) pero siempre he intentado dar apoyo a ambos, si "te quedas" con uno o con otra, lo dice el tiempo y lo que quiera hacer esa persona, o la situación...
    Me lío yo sola! Que sí, que es muy complicado (e incómodo). Así que ánimo si te está pasando ahora! Un besotee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, ahora mismo.... No del todo. Pero sí, me ha pasado otras veces y volverá a pasarme... Y es muy muy incómodo y complicado, como decís... :S

      Eliminar
  5. Pues aunque suene raro...¡no me ha pasado nunca!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :O La perri-excepción que confirma la regla! XD

      Eliminar
  6. Esto es muy común. Yo ahora vivo una situación similar a la que planteas y por ello paso por un bajón. Pero qué se le va a hacer, la vida es así.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te compadezco sinceramente... :S

      Mucho ánimo!!!

      Eliminar
  7. Me pasó hace años y los dos se organizaron solitos y estupendamente a los amigos. Los veíamos por separado pero cada uno tenía su lista de "especiales". Todo tan civilizado que parecía surrealista pero funcionó.
    A lo mejor te sirve de algo. Es posible, eso seguro, pero no fácil.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primer caso del que tengo constancia que ocurre algo así :O jajajaja.

      Eliminar
  8. Complicado... complicado. Pffff... complicado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que has conseguido resumirlo fenomenalmente.

      Eliminar
  9. Es un tema interesante, te prometo un comentario adecuado cuando pueda sentarme al ordenador en vez de escribir desde el móvil :-P

    ResponderEliminar
  10. Aquí estoy.

    Sí que me he visto en mitad de rupturas pero no del tipo las dos personas son amigas y no sabes por quien decantarte. En mi caso la mayoría de las veces digamos que mi bando estaba predefinido: amigas que se pelean con el novio, amigos de mi pareja que cambian de novia...

    Para mí, y fuera de mi experiencia personal intrínseca de mí misma, la ruptura más dificil fue la de mi hermano con su ex mujer. Intenté mantenerme neutral durante un tiempo pero el mismo tiempo y la sangre tiraron por banda la neutralidad y me decantaron por, bajo mi punto de vista, el bando más acertado.

    Cuando he sido yo la que ha sufrido la ruptura... no sé si por suerte o por desgracia no solía ser la persona por la que se decantaran (salvo mis propios amigos). Peeeero, hace ya años pasó algo curioso: tenía un novio (qué modo más absurdo de malgastar el tiempo) con el que se cortó la relación y al principio las novias de sus amigos seguían llamándome para quedar y tal. Con el tiempo él se echó otra novia y yo asumí sin problema que los cafeses y las salidas con estas chicas habían llegado a su fin.

    Pero de vez en cuando nos veíamos, nos parábamos un rato a hablar y notaba sincera alegría por el encuentro en ambas partes. Con el tiempo, mucho ya, me enteré que con el chico en cuestión hacía eones que no se hablan y sin embargo a mí me siguen saludando con la misma alegría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era mu' tonto el chico éste, pero mu tonto mu tonto

      Eliminar
    2. Él era tonto, y tú demasiado molonga como para dejarte de hablar :)

      Muá!

      Eliminar
  11. A mí me pasó con mi ex, que los que eran sus amigos y yo tenía relación también, pasaron de mí como de la mierda. Claro, él les contó lo que le pareció xD

    Luego mi cuñada cuando cortó con su ex, ya no me hablé más tampoco con él, me daba cosa xDDD

    No he tenido así más situaciones de estas, pero vamos, que es un tema complicado, más si la relación acaba de muy malas maneras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, especialmente si la relación acaba de malas maneras :/ son situaciones que es mejor no encontrarse XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...