domingo, 29 de junio de 2014

En ocasiones veo...


Hace poco hablaba con una maestra. Tiene unos años más que yo, quizá 4 o 6. Trabaja de lo suyo, pero no en un colegio, y por lo que me comenta no está ganando un sueldo demasiado bueno para lo que trabaja. 

- Si yo me hubiese quitado de estudiar y hubiese entrado a (introduzca aquí nombre de empresa en la que trabajan buena parte de las mujeres de la comarca que están en activo) ahora estaría bien, con mis vacaciones a elegir, cuando yo quisiera, un buen sueldo, reducción de jornada por maternidad... ¿Sabes la madre de X? Ella y yo íbamos juntas a clase, pero ella se quitó para trabajar con 16 años y yo seguí, para "tener un porvenir", como me decían mis padres. Y mira ahora. Está ella bastante mejor que yo -me contaba.

- Ya. Yo lo pienso muchas veces. Tanto estudiar para ahora... -contesté. Y pensé, aunque no lo dije: "Y tú al menos trabajas..."

- Pero bueno, no me arrepiento -añadió.

- Pues yo a veces sí...-dije yo, medio en broma, medio en serio. O a lo mejor la división no era a partes iguales.

- Eso digo yo -respondió-. Que a veces...



***


Por avatares de la vida he acabado coincidiendo estos días con uno de mis maestros. Concretamente, el de quinto de primaria. Hacía bastante que no hablábamos. Supongo que desde quinto de primaria, o un poco más tarde. Él no sabía qué había sido de mi vida -ni le importaba, claro-, pero cuando mencioné que era/quería ser profesora me preguntó por mi especialidad.

- Filosofía -dije, porque ya me da lo mismo decir la verdad. Solía decir que estudiaba matemáticas a veces para evitarme preguntas raras. Os sorprendería las cosas que nos preguntan a los "filósofos" y las chapas que nos meten cuando se enteran de que lo somos.

- Ahm - fue su única respuesta.

Poco después, como hemos seguido coincidiendo, me preguntó por el estado de las oposiciones.

- Pues... mal, está todo muy parado -suelo contestar últimamente, porque ya me canso de entrar en detalles, y porque me amargo, la verdad sea dicha.

- Esa asignatura -no consideró necesario ni nombrarla- está condenada a desaparecer, y es así desde el inicio de los tiempos -sentenció.

Yo no contesté, al fin y al cabo fue uno de mis maestros, aunque pronunciase "fridai", "mondai", "zursdai" y cosas así. Me cuesta referirme a él comiéndome el "don" que le poníamos siempre delante a su nombre, cuanto ni más decirle lo que pensé de él en aquel momento.



***


Una ex-compañera de la carrera me escribe para preguntarme por el estado de las oposiciones, por si sé algo. Me ruega ayuda. En un primer momento me enfado, porque si yo soy capaz de buscar la información y de mantenerme al día, los demás también pueden. Después pienso que me estoy volviendo una amargada y le contesto, dándole información de lugares en los que puede encontrar noticias sobre oposiciones. Le comento como está la cosa -fea- y le hablo de esas 6 plazas latentes que hay en Aragón. 

- Pero 6 plazas... Y se presentarán ciento y la madre. Pffff -me dice.

- Bueno, en Madrid creo que para turno libre quedaron 2 en las últimas oposiciones. Vete haciendo a la idea. Filosofía no es una materia con convocatorias masivas, y menos que lo va a ser a partir de ahora -añado, y me doy cuenta de que me he convertido en una ceniza. 

- Da la sensación de que hemos estudiado para nada...

Pues sí, da la sensación. Pero no se lo digo. Y no le digo nada, porque no sé qué decir.



***

En ocasiones veo mis sueños. Pero, como el niño de "El sexto sentido", creo que los veo porque están muertos. 




Hoy estoy... abatida

14 comentarios :

  1. Cuando te dicen cosas como la que te dijo ese "profesor" es el único momento que me alegro de no estar cerca de ti... porque me llevan al cuartelillo fijo... X(

    Animo, vida mía.

    Tiene que salir el sol un día u otro.


    Te amo <3

    ResponderEliminar
  2. Cuando un maestro dice que filosofía es una asignatura destinada a desaparecer se me va el alma al suelo. ¿De dónde creen que salieron las matemáticas y la economía y el deseo de ir mas allá?
    El mundo de algunos es tan minúsculo que no me extrañaría que pensasen que se acaba a la salida de la región.

    Un saludo y muchísimo ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, pero ahora que ya tenemos las ramas de las ciencias claritas y especializadas, ¿para qué queremos la filosofía? Para nada, evidentemente.

      Eliminar
  3. Este viaje hemos hablado mucho de las ciencias, las letras, de filosofía (ya sabes, en Grecia, es lógico...) y nuestra conclusión como siempre, ha sido que las letras son el origen de todo lo demás. Si uno quiere que los demás no piensen, que no actúen, no tiene más que menospreciar las letras y las artes, como se viene haciendo en este país desde hace muchos años. Claro que allí estábamos un filósofo, dos filólogos y una maestra. Y hemos establecido debates con nuestros alumnos, con los de letras que se sienten menospreciados, y los de ciencias que a veces se creen más listos...

    En fin... ya sabes lo que pienso. El desánimo es normal en muchos momentos. Pero esto tiene que ir cambiando. Yo creo que sí, no lo digo solo por animarte. Cambiará, empezarán, tímidamente, a convocar oposiciones.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el problema de fondo no son las oposiciones. Son que las humanidades son "para tontos" y que la filosofía es un estorbo y un "robatiempo" en el horario lectivo, igual que la música o las artes. Ese es el problema.

      En fin... me alegro de que hayáis tenidos esos debates. Grecia se presta a ello, desde luego :) Espero que lo hayas pasado fenomenal.

      Eliminar
  4. Querida mía, a mi mejor amiga (diez años de trabajo a sus espaldas y un curriculum que quita el hipo) la dijeron el otro día en una empresa de esas que se supone que te ayudan a encontrar trabajo, que tenía demasiada experiencia laboral como para trabajar ahora mismo en España. Que las empresas buscan "otros perfiles", lo que viene siendo que buscan pardillos que se dejen explotar por una miseria de sueldo, y que se vaya olvidando de currar en este país. Tal cual.

    Esto es, que la cosa está fatal, da igual lo que se haya estudiado o se haya hecho... Ánimo, reina. Muac!

    ResponderEliminar
  5. "Esa asignatura -no consideró necesario ni nombrarla- está condenada a desaparecer, y es así desde el inicio de los tiempos -sentenció."
    Por si te anima, yo pienso que alguna fuerza especial tendrá filosofía si está condenada a desaparecer desde el inicio de los tiempos... y todavía sigue ahí.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, supongo que se refería al inicio de los tiempos del sistema educativo. Y si miramos la progresión en ese sentido, la cosa es más bien desesperanzadora.

      Fuera del sistema educativo me preocupación es menos acusada. Mientras haya seres humanos, se filosofará. Aunque también creo que la humanidad está un poco en crisis...

      Eliminar
  6. Jo, menudo panorama :(
    Anda que el profesor también.
    Yo te veo aquí en Aragón xDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y seremos vecinas. Y me harás comidas guays. Y dibujos. Y yo te contaré cuentos. Y yo tendré un gato y será amigo de Lasi. Lalalala

      Eliminar
  7. Yo espero que nunca desaparezca la asignatura, ya sabes que yo nunca me llevé del todo bien con ella pero la considero útil. Se le puede sacar mucho màs partido del que la gente piensa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A muchas cosas se les puede sacar partido, sí. De todos modos yo no soy muy optimista en ese sentido...

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...