sábado, 7 de junio de 2014

Pizarra y tizas


Cuando pienso por qué me ha dado a mí por esto de la enseñanza me doy muchas razones, la mayor parte de ellas profundas, de importancia: que si la educación es muy importante, que si hay que formar ciudadanos críticos, que si educar supone ampliar la perspectiva vital de la gente, ... Cosas que suenan bien, ¿verdad? Pero si me soy sincera tengo que reconocerme que nada de eso fue lo que me motivó inicialmente a ser profesora. En realidad fueron las tizas y la pizarra. 




Sí, puede sonar estúpido, pero uno de mis juegos favoritos era el de ser maestra y dar clase a mis muñecas, no por el hecho de enseñar, sino por escribir con la tiza, y borrar, y volver a escribir de nuevo. Es una cosa que siempre me ha encantado. Yo era de esas niñas a las que les encantaba que las sacasen a la pizarra por lo que eso suponía: escribir con tiza. Y el verano pasado, cuando estaba ayudando a mi chica a que intentase recuperar esas asignaturas que llevaba colgando, disfrutaba muchísimo escribiendo en la pizarra los ejercicios de matemáticas, los conceptos, los esquemas,...Sí, soy una friki. 



De hecho tengo que reconocer que, a veces, cuando flaquean mis fuerzas pienso en mí, frente a una pizarra, con una tiza en la mano, generalmente dibujando la caverna que imaginó Platón (no sé por qué, pero así es), y tras respirar hondo suelo animarme, aunque sea un poco. Solo espero que cuando yo llegue a ese punto, las pizarras digitales, tabletas y proyectores no le hayan comido el terreno a la pizarra y las tizas de siempre. Al fin y al cabo llenar un aula de tecnología no la hace más innovadora, solo más tecnológica. Se puede ser dinámico e innovador con una tiza. Y un carca con un ordenador. ¿O la lista de los Reyes Godos se hace más innovadora pedagógicamente si la proyectamos en un PowerPoint? 



PD: Ni qué decir tiene que tampoco me valen esas horrorosas pizarras blancas con rotulador. -.-



Hoy estoy... ociosa
Y estoy escuchando... Vértigo - Ismael Serrano

32 comentarios :

  1. En las aulas en las que yo he estudiado, siempre hubo pizarras con tiza. Y cuando nos quedábamos sin tiza, el profesor le "robaba" una a los de la clase de al lado. Otros traían un portatizas. Pero este año me tocó convivir con las pizarras de rotulador (se ve que en este instituto no son muy amigos de las tizas...). La verdad es que son un horror. Queda la marca de lo escrito anteriormente y lo peor de todo, es que los rotuladores nunca escribían. No hay nada como las pizarras de tiza.

    A mí también me gustaba jugar de niña a ser profe. Pero en mi caso, lo que me gustaba, y me gusta (yo iba para profe, pero me quedé por el camino) es explicarle a los alumnos las lecciones.
    Un beso guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si lo de explicar es genial... Pero gana si tienes una tiza en la mano xD

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que de momento,por muy modernos que se quieran creer, la pizarra de las de tiza, la de toda la vida, vamos, sigue imbatida. Porque como dice Julia, la de rotulador es LO PEOR. Yo las tuve en la facultad y entre que el rotulador la mayor parte de las veces iba como el ano y otras en que después no se iba lo escrito, aquello mas que ayudar a la función docente, lo ke hacía era sabotearla.

    Además... como se pueden hacer guerras de tiza sin tiza? 3:)

    Y lo de chocar dos borradores? jejejejeje XP


    Te amo, profe! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Oh, sí! Lo de chocar borradores... jajajaja. Recuerdo que me encantaba que me mandasen al patio a sacudirlos xD Ains.

      Eliminar
  4. Uffff... a mí no me gusta mucho, el chirrido de las tizas, el polvillo en los dedos y la ropa... Las blancas sí que me gustan, con rotus de muuuuuchos colores ;-) lo malo es que se guarrean enseguida...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. (Addendum)
      He de reconocer que Murillo, uno de mis profesores de Anatomía, sí que le sacaba partido a las 3 pizarras del aula... sus dibujos de ap.locomotor a ¡dos manos! y a todo color eran impresionantes.

      Eliminar
    2. Jajajajaja, ¡es que hay que saber, mujer! Jajaja. Gustos para todo. A mí los chirridos no me gustan, pero el resto... la sensación en los dedos, el polvo, hasta las marcas en la ropa oscura... :)

      Eliminar
  5. Ayyy las pizarras de tiza, a mi también me encantan *____*
    Aunque, a diferencia de tí, me horrorizaba que me sacaran porque me daba mucha vergüenza y si tenía que escribir una frase nunca conseguía hacerlo en línea recta xDD
    Pero me encantaba quedarme en el recreo a dibujar en la pizarra, y si habían tizas de colores ufffff vuela imaginación. Luego llegaba el profesor y lo borraba, pero ay qué gustito ^^

    Las pizarras blancas las odio, se enguarran enseguida, y los bolis se terminan demasiado pronto :/

    ResponderEliminar
  6. Las pizarras digitales molan también, aunque hay que tener más maña para que no se descuadren y no aparezca lo que estás pintando veinte centímetros más arriba... Pero llevas razón, no por mucho madrugar se amanece más temprano y lo importante es el contenido y la forma de darlo, no el continente....

    Yo era muy fan de los profes que llevaban porta-tizas para no mancharse los dedos.... ains.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El famoso porta tizas... Un día tendré uno, aunque supongo que acabará muerto de asco, porque a mí me encanta usar la tiza con la mano :D jajajaja.

      Nunca he gastado -ni he visto gastar- una pizarra digital. Así que no sé qué decirte...XD

      Eliminar
  7. Cada vez hay menos pizarras de tiza y más de las blancas, que no me gustan nada. Tengo que ir clase con el rotulador y escribe fatal.

    Me siento identificada,porque yo también daba clase a mis muñecas, y a eso creo que se llama vocación. Algún día tendrás tu oportunidad. Ya lo verás.

    BEsos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo entiendo. Son mucho más caras a la larga, y a la corta, porque los rotus valen una pasta y duran un suspiro u.u

      Ojalá así sea, Ro. :)

      Eliminar
  8. Además, puedes castigar a tus alumnos arañando la pizarra y da grimaaaa...Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero así les castigaría a ellos, ¡y a mí misma! XD

      Eliminar
  9. A mí me gusta llegar a casa como si hubiera salido de pull fiction, rebozado de polvo blanco. A los que aún nos gusta hablar y nos arriesgamos a dar la espalda a los alumnos nos tienen acribillados estos neotecnócratas del coaching pedagógico, aun así seguiremos hasta que los alumnos empiecen a dar muestras de hastío. Si les das buen teatro lo prefieren al cine, por lo de los proyectores digo. Luego están aquellas metodologías que consisten en hablar 5 min al principio y 5 al final, en grupitos y tal, muy autónomo todo, pero los conceptos se quedan medio colgando, con lo cual la filosofía se acaba resolviendo con un mapita mental de esos que inventó un tal Toni vuzan o algo así, que cogió la forma de una neurona y la convirtió en esquema... Bueno, que soy de pizarra (25 horas semanales nada menos).

    Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, ¡viva la pizarra!

      No sé, yo es que he tenido profesores que iban de mega innovadores y lo que hacían era proyectarte los apuntes en un powerpoint... Pues pa eso libro, qué quieres que te diga XD Y otros que daban conocimientos con calidad, cantidad y amenos, y se servían de la simple tiza.

      Ea.

      Muá!

      Eliminar
    2. Era Buzan, con b de burro.

      Santi

      Eliminar
  10. ¡Cuántos recuerdos! El polvillo blanco en las manos (y al final la ropa), las tizas cuadradas y las redondeadas (bueno, mejor dicho, rectándulares y cilíndricas), los nervios de estar en el "encerado" (que es el palabro que usaban los profes más viejos), los turnos para ir a pedir más tizas, o para sacudir los borradores...
    Por suerte tengo una pizarra gigante en la cocina y un montón de tizas (y también rotuladores), aunque últimamente ya no escribo ni la lista de la compra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que recuperar esa costumbre.

      Ay, el encerado... Jajajajaja. Si es verdad, es un palabro de profe viejuno :P jaja

      Eliminar
  11. "Se puede ser dinámico e innovador con una tiza. Y un carca con un ordenador." No podría estar más de acuerdo.
    Siempre he pensado que para ser profesor(a) tienes que tener vocación, una motivación verdadera, porque sin duda es una profesión difícil... e importante.
    Igual la tiza y la pizarra en un futuro no sean los "instrumentos" de los que se pueda valer un profesor, pero si se tienen esas ganas y ese deseo de enseñar, es más que suficiente.
    Saludos Bettie :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Motivación, sí. Súper importante, porque como no encuentre uno mismo la manera de motivarse... pocas veces te dan las gracias, así que... jajaja

      Muá.

      Eliminar
  12. Será que soy una antigua, pero nada más encender la pizarra digital y poner lo que quiero me resta una de tiempo... Sin embargo yo llego, los pongo a todos a debatir y a hablar de algo y mientras voy escribiendo lo que sea en la pizarra, y me cunde el tiempo muchísimo más. Lo que menos me gusta es cuando usan los borradores como arma arrojadiza o cuando se dedican a pisar tizas por todo el suelo y luego los limpiadores me echan la bronca a mí. Pero bueno, es lo que tiene el karma, si no hubiese hecho lo mismo de pequeña igual me podría quejar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA, been there, done that, sister xDDD

      Eliminar
  13. Jejeje, este post también podría haberlo escrito yo. Es que clavadito, clavadito Bettie, yo jugaba de pequeña a maestra y lo que me gustaba era escribir en la pizarra. Tenía una pequeña, de esas bajitas y esa se la dejaba a mi amiga, porque yo me apañaba escribiendo en una puerta!!! mucho más grande, de color azul oscuro, de la casa vieja de mis abuelos...¡disfruto solo de recordarlo!
    Cuando fui profe la usaba, casi sin darme cuenta, de repente tenía la tiza en la mano y ya estaba escribiendo algo...¡me encanta! Y, la verdad, yo creo que también tengo esa venita de profesora por eso. Las de rotulador también me gustan, menos, pero me gustan. De hecho mi oposición no hubiera sido la misma si no hubiera estudiado con mi pizarrón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deformación profesional desde la infancia, perri XDDD :=)

      Eliminar
  14. Es que donde se ponga una pizarra con sus tizas que se quiten todas las demás tonterías. A mí me gustaba mucho salir aunque me daba coraje poder escribir sólo de mitad p'abajo por lo pequeñica que he sido siempre

    ResponderEliminar
  15. Mientras leía me he acordado a mi misma con 4 años, con mi pizarra escribiendo y dibujando cosas xD Me flipaba mucho, me pasaba horas!
    (lo sé porque tengo el vídeo no por otra cosa jajaaa)
    Pero sí que igualmente de mayor me compré pizarras. Es más, tengo una grande aquí, donde escribo las tareas de casa y del blog y voy tachando jajaja :D con colorines ^^ Llevaba tiempo con la idea de enseñarla, ahora con esto igual me animo :P
    Aunque, la tengo desactualizada ahora mismo xDD

    Este curso teníamos mitad pizarra de tiza y mitad de rotuladores. En las de comercio específicas eran de las segundas. Para según que cosas son mejor, pero siempre están igual con los rotuladores que se acaban o que se lee fatal, pero son más rápidas de borrar eso sí.
    A mí me gusta la variedad, pero que no se pierdan las de tiza T_T
    Uno de los profesores las echaba de menos por el hecho de poder lanzar tizas JAJAJAJ
    Yo recuerdo en la ESO que nos lanzaban bastantes xD incluso una vez hasta el borrador!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah! que me dejaba :D
      A mí también me encantaba salir a la pizarra ♥ pero por ejemplo en Bachillerato, el profe de castellano solo sacaba a las chicas guapas de la clase, vamos que salí 2 veces contadas a la pizarra xDDDD
      Luego la profe de Anatomía en Estética hacía unos dibujos de la piel a todo color flipantes.

      Eliminar
    2. Petarda, si esa no te sacó es porque no veía bien XD

      Ay, el lanzamiento de tizas. Yo pensaba que cuando te formabas para ser profe había una asignatura que lo trataba. Pero no. xDD

      Muá!

      (todo el mundo quiere ver tu pizarra!)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...