martes, 9 de abril de 2013

Diario de una opositora: Espiral de negatividad.

Este post va a ser algo reiterativo. Tiene bastante que ver con otro post que escribí, en el que decía que dudaba de todo.Así que, podéis saltaros todo el rollo, en serio. Esto es más un desahogo que otra cosa.

Hay que ver cómo cambia la actitud de uno respecto de eso de las oposiciones entre el antes y el durante. Me imagino que el después supondrá otro cambio gordo, claro. 

Antes de empezar, e incluso al principio, la verdad es que lo veía todo bastante asequible. Al fin y al cabo soy una persona a la que no le ha ido mal en los estudios, de hecho me he desenvuelto bastante bien. Además, tenía la motivación de que este era el camino que tenía que tomar si quería dedicarme a lo que es mi pasión, la enseñanza de la filosofía.

Ahora... Ahora solo veo complicaciones la mayor parte del tiempo. Me torturo con cosas bastante estúpidas. Por ejemplo, la elaboración de los temas. Yo tomé la opción de redactar los temas con una extensión que pudiese permitirme escribir en dos horas, esto es, entre 8 y 12 páginas manuscritas, con letra pequeñita y llenando bien el folio, así que al pasarlo a limpio, con sus márgenes, una letra más "real", y demás, supongo que ocuparán algo más todos.  Esa opción que en principio me parecía buenísima, ya me causa problemas y quebraderos de cabeza, aunque, en el fondo, tomé esa decisión, creo que está justificada y voy a ser coherente con ella. Quizá intente añadir algo a los temas más cortos cuando empiece a estudiarlos. Pero luego está el contenido en sí. Los temas los estoy preparando yo misma. Preparar un tema de oposiciones no puede ser más difícil que un trabajo de la carrera, ¿verdad? Si he conseguido hacer los trabajos de la carrera, un tema de oposiciones debe ser pan comido para mí. Y sin embargo, no hago más que dudar de si están bien hechos. De si he dicho lo que tenía que decir, de si lo que digo está bien dicho, ... Me parece que lo estoy haciendo fatal, y luego... cuando leo los temas, tampoco se me ocurre cómo podría mejorarlos.  La falta de criterio es un problema muy puñetero, porque no soy capaz de valorar más o menos objetivamente mi trabajo. Me ha pasado mucho. La última vez en el trabajo de fin de máster, que pensaba que era mediocre, una cosa para pasar el trámite, y al final no resultó tan mal.  En fin, que es una mierda. Porque durante la vida académica tenemos guías, evaluaciones, algo a lo que atenernos, lo cual a mí me ha ayudado a contener ese vicio que tengo de infravalorar todo lo que hago. Y ahora... la prueba está al final, cuando si has hecho algo mal ya no tiene remedio. Esto me genera mucha ansiedad, la verdad :(

Vamos, que todo esto ya os lo he contado.  

Ahora, además, empiezan las experiencias. Y oye, conozco gente que sacó plaza a la primera -pocos, pero es que tampoco conozco muchos opositores-, pero al final, a saber por qué, pesan más las opiniones de los que no. Quizá porque lo suyo es lo más normal. Hoy justo estuve hablando con una prima mía. MI PRIMA, en mayúsculas, con la que crecí, la que me enseñó a leer antes de ir al cole, la que me utilizó como "cobaya" para sus trabajos de Magisterio. De la que se me pegó el gusto por la enseñanza, supongo. Y estaba...desilusionada. Lleva 9 años de opositora - y eso que me dijeron que no se puede ser opositor perenne- y aún sin plaza. Eso sí, trabaja desde hace 5, más o menos continuadamente, que algo es algo. Pero ha perdido la esperanza de conseguir la plaza. Me ha contado las distintas oposiciones, y sus resultados. Cinco oposiciones, dos no las preparó bien, me ha contado, otra aprobó la primera fase, pero falló en la encerrona, y las otras dos, ambas partes aprobadas, y sin plaza. Una de ellas con muy buenas notas, un diez incluído. Me ha dicho muchas cosas que me han dejado un poco hecha polvo, por si no estaba yo bastante mal ya... También es cierto que me ha dicho que luego no es para tanto, que el ambiente da confianza a la hora de la verdad, y que los que vamos a oposición por primera vez nos ponemos el listón mucho más alto de lo que en realidad son las cosas.  Pero me he quedado con lo malo.

Estoy metida en una espiral de negatividad horrorosa que no me ayuda para nada. Y me impide disfrutar de mis pequeños logros. Por ejemplo, estoy a punto de alcanzar mi primera meta. Creo que ya os dije que mi apuesta fuerte iba a ser a la historia de la filosofía, y que esos 25 temas eran mi mínimo para ir a las oposiciones si se celebraban este año. Bien, en vistas a que no se iban a celebrar, me relajé un poco, y además, entre mudanzas y líos, he tenido un parón de casi dos meses, pero hoy mismo he acabado el tema 70, así que ya llevo 24 temas redactados. Me falta uno: La filosofía de fin de siglo: hermenéutica y posmodernidad. Ale. Voy a estar unos días ausente, pero a la vuelta me pongo con él y acabo con esa parte. Habré alcanzado mi primera meta, mi mínimo. Y sin embargo, lo que pienso es que para el año que viene cambiarán el temario, o que quitarán la asignatura, o que vendrá un apocalipsis zombie y se comerán mi cerebro, jugoso, lleno de conceptos y teorías.  :(

Empiezo a temerme y a sospechar que estas cosas no son fruto del estudio de las oposiciones, o al menos no del todo. Empiezo a sospechar que cuando estaba en Valencia encaraba este trago de otra manera. Empiezo a creer que la tranquilidad que he ganado al volver al pueblo se contrarresta con la negatividad constante de mi estado de ánimo. Y que al final, como dice mi paisano José Mota, las gallinas que entran por las que salen.  O peor.

12 comentarios :

  1. Ya te lo dije en otro ataque de opositora agudo que sufriste: Estis sintomas son completamente normales y, siento decirte, muy comunes.
    Sufriras aun unos cuantos ataques mas....solo hay que pasarlos...
    BESAZO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me da mucha rabia, ¿sabes? Porque al principio iba tan bien y con tantas ganas... Últimamente, supongo que es por toda la situación, no le veo sentido a nada. No solo a lo de estudiar oposiciones, a otras muchas cosas. Pero a eso menos que a nada XD

      Eliminar
  2. Yo este curso/año estoy totalmente out del estudio, no he sacado fuerzas por ningún sitio

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no sé de dónde salen las fuerzas, las pocas que saco, pero es que este ambiente, con tanta negatividad, tantas malas noticias, situaciones tan difíciles... Pues no ayuda, la verdad. :(

      Eliminar
  3. Pues ya has hecho bastante más que yo! Me había propuesto este año centrarme en la programación y en las 15 unidades didácticas, puesto que no salían este año opos en Madrid, pero al final, ni lo he tocado.
    Estoy super desanimadas con las opos, tengo la sensación que es una pérdida de tiempo y que nunca las aprobaré (si salen claro, porque el año pasado no salió ni una sola plaza para francés).
    Así que te felicito por tus 24 temas redactados!! Mucho ánimo, porque lo estás haciendo genial !!! :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo eso... hasta que no lea la convocatoria ni me lo planteo. Y lo de el estudio, cada vez le veo menos sentido xDDD Cuanto más lo pienso...

      El año pasado en madrid 2 plazas de filosofía. Si entra en vigor la LOMCE, va a pasar de convocarse muy pocas plazas, a no convocarse. Total, con un profesor por centro van a tener más que de sobra... XD

      Eliminar
  4. Hola Bettie. Respecto al sistema de estudio, un amigo leía y leía y yo hacía temas... y él sacó el nº1 (buena cabecita, eso sí). Me aburría hacerlos y una vez acabados no me convencían, y no los volvía a leer: como esos escritores que no pueden acercarse a su libro porque han sufrido escribiéndolo. Ahora leo, hago algún mapa mental, y sigo leyendo (aunque a ratos, porque tengo un bebé de tres meses). Es normal que tengas recaídas anímicas, pero no caigas en el opocalipsis, una negatividad de cenizos digitales, expertos en enmerdar la situación para justificar su indolencia o como estrategia para quitar de enmedio a inseguros. INSISTO: a la LOMCE le quedan 2 cursos. 2016/2017 supresión de conciertos educativos; 2017/2018 plazas de filosofía.

    Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Opocalipsis. Me apunto ese palabro. Y me quedo con el optimismo que destila tu idea de que la Filosofía no se va :P

      Yo, al contrario, todo el mundo que conozco que ha hecho opos de filosofía se ha preparado los temas. So sí, cada uno a su marcha. Creo que también cada persona es un mundo y hay que ir con el sistema de estudio que te vaya. -Vengo de un descanso y traigo la cabeza despejada, se nota xD-

      Eliminar
    2. Te voy a contar una: estudiaba con una amiga por aquel entonces (la conocí por internet y resulta que vivíamos al lado). Una amiga suya también se presentaba aquel año, pero en otro tribunal. En un arranque de Rappel-garrafón me puse las gafas del revés y le dije muy solemne: prepárate el concepto "alienación". ¿A que no sabes qué concepto le salió?

      Por cierto, de momento ya le han dado a Wert con su idea de quitar Ciudadanía en la calva... ¿Ves como nadie va a tocar la filosofía? Es que nadie quiere tener hijos gilis (ni siquiera los gilis). Animooo!

      Santi

      Eliminar
    3. JAJAJAJAJA. Yo tengo que conectar con mi Rappel interior a ver XDDD Pero bueno, todavía hay tiempo para conectar XD

      Eso he leído. Pero como es un toro bravo, este no se sabe por dónde va a salir XDDD Ay señor, qué penita XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...