miércoles, 3 de febrero de 2016

Cara y cruz.

Estoy de mala leche. De muy mala leche, de hecho. En los últimos tiempos he podido tomar perspectiva y darme cuenta de que no soy tan mala y egoísta como algunos querían hacerme creer. Más bien todo lo contrario: a veces soy demasiado altruista y dejo de lado cosas que para mí son urgentes, importantes o simplemente que me apetecen para ayudar a otros con sus urgencias o apetitos. Y si había llegado a creerme lo de que era egoísta, ahora casi preferiría que fuese un poco verdad.

Pues, además de eso, cuando una, que ha tenido que poner en orden el asunto en cuestión, hace una recomendación para que algo no se estropee, pasan de su cara. Y entonces, cuando alguien hace justo lo que tú le has dicho que NO haga, te llama: "¡Que se ha roto!", y con eso quiere decir: voy a que me lo arregles + me importa una mierda si te viene bien o no. 

Y eso que no soy informática. Si lo hubiese sido...

Pfs. Estoy en ebullición ahora mismo.

Peeeeeeero, pasemos a la parte positiva del día. Hoy he recibido un Whatsapp de un número desconocido. Me decía que era la hermana de un amigo de la infancia de mi padre y que su hermano tenía interés en contactar con él. Me pedía, por favor, el teléfono de mi padre. Había llegado a mí a través de una tía mía. Cuando le he dicho a mi padre el nombre de su amigo se le ha iluminado la cara. Y cuando le he dicho que quería saber de él, más aún. No se ven desde que tenían 10 años y ahora mi padre ya pasa los 60. Imaginad. 

Pues este amigo ha llamado a mi padre hace un rato y han estado cerca de media hora hablando por teléfono. Él ha estado contándole cómo lo ha buscado durante estos años,  y se han dado cuenta de lo cerca que habían estado en algunas ocasiones. El amigo de mi padre no vive siquiera en la Península, ahora mismo, pero se han prometido que, en cuanto venga a su pueblo, van a verse. 

A mi padre la sonrisa no se le borra de la cara. Y yo... Yo no puedo evitar emocionarme al haber formado parte, aunque pequeña, de este "reencuentro".

Si es que a veces el mundo se pone de un bonito que... 


Mejor acabar así. Dónde va a parar. 

14 comentarios :

  1. Hoy andamos al revés tú y yo...
    He empezado el día genial, contenta, y lo he acabado de muy muy mala leche.

    No vale la pena hacerse mala sangre, Bettie.

    Me ha encantado la historia del amigo de tu padre. Qué bonito reencontrarse después de muchos años ¿verdad? Y pensar que alguien se acuerda de uno todo ese tiempo...

    Ánimo, Bettie, que ya están aquí las mini-vacaciones...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si yo lo he acabado de mala leche. Pero prefiero recordar lo de mi padre, para aplacar... jajajaja.

      ¡Besotes!

      Eliminar
  2. Me parece algo mágico ese reencuentro, aunque sea telefónico. Como sacado de un libro o una película.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Las tecnologías también tienen sus cosas buenas.

      Eliminar
  3. Decepcionan esas gentes que no saben como valorar lo que haces por ellos.

    Bonito el reencuentro de tu padre y su amigo.

    Me gusta que busques razones para ver la cara positiva de la vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por la cuenta que me trae, tendré que buscar el lado bueno de las cosas... jaja

      Eliminar
  4. Me quedo con la historio de tu padre. Las vueltas que da la vida. Ains.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Fíjate... Espero que pronto se encuentren en persona :D

      Eliminar
  5. Para la gente egoísta, sólo vale SU tiempo, SUS aficiones, SUS gustos. Y nunca piensan en el tiempo, las aficiones y los gustos de los demás.
    Es así :(
    Menos mal que la historia de tu padre reconforta :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues seguimos en las mismas. Si me apetecía volver a casa, que baje Dios y lo vea, como se dice por aquí >_<

      Eliminar
  6. Tampoco hay nada de malo en ser un poco egoístas, ¿eh?
    Así que pongámoslo en práctica y quedémonos con lo bonito de la historia de tu padre, y adiós al resto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé yo ser egoísta. >_< Pensaba yo que sí, pero no.

      Eliminar
  7. Mi padre se ha reencontrado hace poco a través de facebook con un amigo de su infancia, qué alegre se le vio cuando hablaron por teléfono después de tantos años.

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...