Retales musicales: Rocío Márquez.


Hoy tenía ganas de actualizar y no sabía qué escribir. Llevo toda la tarde escuchando a Rocío Márquez, y justo pensaba en cuánto bien me hace su música, incluso los domingos. Entonces he caído en la cuenta de que no os he hablado mucho de ella y de que no os he hablado específicamente de su música. Así que voy a ponerle remedio. Hace mucho tiempo que no hago uno de estos posts, que no me pega tan fuerte con ningún artista como para escribir sobre él. Y es injusto, porque llevo con Rocío Márquez a piñón desde finales del curso pasado de manera recurrente.

Allá vamos.

Rocío Márquez es una cantaora onubense que, a mi poco entender, es una maravilla para los sentidos. A mí me gusta el flamenco, pero me ocurre, como con otras muchas cosas, que no tengo ni puñetera idea de flamenco. Desde hace años escucho a Camarón con intensidad, me pierdo en La leyenda del tiempo poniéndola en bucle, casi hasta entrar en trance. Me gusta el flamenco por lo que me hace sentir, por los lugares a los que me transporta. Pero no me gusta todo el flamenco, y como no sé por dónde empezar a buscar, me quedo estancada y escucho siempre lo mismo.

Un día, hablando de esto precisamente, un compañero de trabajo me "recetó" escuchar a Rocío Márquez, más concretamente, su disco "El niño". Lo primero que escuche fue esto:


"Quisiera ser perla fina de tus lucidos aretes,
quisiera ser perla fina de tus lucidos aretes
para darte de besitos y morderte los cachetes.
¿Quién te manda estar bonita,
que esto a mí me compromete?"


Otra de las primeras canciones que escuché fue Infancia, que me supo tanto a mi tierra (a pesar del toque flamenco) que acabó de conquistarme:





Y es que Rocío Márquez sabe tirar tanto de pureza como de mestizaje, y lo mismo te canta una soleá o una taranta que quita el sentío que te hace una fusión con ritmos de aquí y de allá. Y esa voz... Esa voz tan maravillosa que te acaricia a pesar de su fuerza...




"Tú me estás haciendo señas,
te digo que no me entero.
Contestas que soy pequeña
y yo que sigo creciendo".


Hay algo que me encanta, y es que en sus canciones encontramos mujeres: fuertes, luchadoras, a veces vencidas por la vida. Esta canción, Almendrita, inspiró un relato que tengo a medias. 




"El que me ha cortao el tallo
era labios, luego dientes.
Le gusté potra salvaje
y ahora me quiere obediente.

[...]

Mi cuaderno atesorao
de versos incandescentes
me lo llevo entre pañales
pa que nadie me lo encuentre."




"Si tú tienes quien te quiera
mira que yo también tengo
quien por mi persona muera".


Por si no tenéis mucho tiempo, aquí os dejo una canción de menos de un minuto, para que le deis un tiento.



Ea, ahí queda eso. Me ha resultado súper complicado escoger canciones, porque me encantan TODAS. Así que sirva esto de pequeña muestra.

Y a vosotros, ¿os gusta el flamenco?

¡Muaks!

Comentarios

  1. Síííííí!! Sabes que sí!! Y algún día tendré que animarme y hacer alguna entrada en plan "mis discos favoritos de flamenco". Algún día XD Pero me siento insenguro escribiendo sobre ello, aunque sea simple y llanamente mi gusto, mi canon personal, que tampoco soy yo un entendido.
    Y a Rocío Márquez me la descubriste tú, por cierto :)
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también me siento insegura, por eso digo que es algo mío, que a mí me encanta, no puedo hablar más allá.

      Sí, soy un poco pesadita con Rocío Márquez, la verdad xD

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Tontos-a-las-tres.

Economía vital.