martes, 4 de abril de 2017

Bajo los naranjos.



Los pétalos caían
como juramentos.
Olía a azahar
y tú no me besabas.
Se pronosticaba lluvia
aunque hacía buen tiempo.
Un pétalo cayó.
¡Llamad a la ambulancia!

Entre tus manos posé
mi corazón muerto,
la sangre de mi alma
se derramó en palabras
y comenzó a llover
aunque hacía buen tiempo
porque olía a azahar
y tú no me besabas.






He escrito hace esto ahora mismo, recordando cómo esta tarde los pétalos que se desprendían de los naranjos me atacaban con saña y violencia. Y no sé, no es gran cosa, pero me parece bonito. 

Leer a Gloria Fuertes me está poniendo insoportable, pero no me importa.

8 comentarios :

  1. Que no te besaban? Vergüenza debería darle! Lo mismo era por los alumnos espías :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría, pudiera o pudiese ser.

      O que besarme tampoco es para tanto... XD

      Eliminar
  2. Veo que te da por arranques :P ¡Aprovecha esta inercia!
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Dice Gloria Fuertes que a ella la poesía le da como el hipo. Pues algo así me pasa a mí.

      Eliminar
  3. ¡Pues a mí me encanta tu poema! (sobre todo porque habla de lluvia y de olores)
    A mí, aunque leyese a Gloria Fuertes y a los mejores poetas del mundo, no se me pega nada... soy negada para la poesía
    Sigue, por fa...
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. A mi sí que me ha parecido precioso...
    Besos!

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...