domingo, 9 de abril de 2017

Entre líneas.

Ya estoy de vuelta en casa (en casa, en mi casa, en casa de mis padres... No sé, ando algo desubicada). Estoy intentando disfrutar al máximo de los pequeños detalles. Por ejemplo, creo que nunca os había hablado de cómo hablamos mi padre y yo de cosas íntimas y personales. Sí que os he contado que mi padre tiene una manera muy particular de ser cariñoso, o de sentirse orgulloso. De expresar sus sentimientos, en general. No conozco a nadie que quiera (que me quiera) así. No sé cómo consigue, sin palabras, decir tanto. Es mi superhéroe. 

Pero hay otra cosa en la que mi padre tiene un talento maravilloso. Cuando quiere saber cómo estoy, en lugar de preguntar a bocajarro (como podría hacer, porque somos manchegos, no tenemos tacto xD), deja caer preguntas aparentemente inofensivas y analiza, leyendo entre líneas. Su pregunta favorita es: "¿Qué tiempo hace por ahí?". A partir de mi respuesta, y sobre todo, del tono, sabe cómo me encuentro. Y sé que lo sabe, porque yo también sé leer entre líneas en sus respuestas.

Lo mismo ocurre cuando quiere preguntarme algo íntimo. De nuevo, podría preguntar, pero no lo hace. Ayer tuve una conversación que, aparentemente, no tenía ninguna importancia. Fue tranquila, parecía que no estábamos diciendo nada. Y sin embargo los dos sabíamos que no era así.

ー¿Aún ves al muchacho ese de Córdoba?
ーSí, nos vemos bastante. 
ー¿Y todo bien?
ーTodo bien.

La traducción aproximada de la conversación sería la siguiente:

ーSé que aquel muchacho no era solo un amigo. ¿Todavía vais juntos?
ーSí, llevamos unos meses saliendo juntos.
ー¿Y te trata bien? ¿Estás contenta? ¿Te hace feliz?
ーSí, papá. Estoy muerta de miedo, pero me está mereciendo la pena. No te preocupes. 

Mi padre puede parecer rudo, y lo es. Pero eso no le impide tener una sensibilidad que ya quisiesen muchas personas con las que me he relacionado. 

Lo adoro. Lo quiero tantísimo. Le debo tanto...

Ains. 


8 comentarios :

  1. Creo que la relación con los padres es, por lo general, difícil. Por genética, por cultura, no lo sé, pero no suele resultar fácil. Llegar a un entendimiento en el que poder leer entre líneas es mucho más de lo que la mayoría tenemos... Disfrútalo ;)

    ResponderEliminar
  2. Yo también adoro a mi padre y siempre he estado muy unida a él. También es de pocas palabras, pero dice mucho con sus gestos y miradas y sigo siendo su niña y sigue estando pendiente de mí (me trae café al trabajo todas las mañanas...). También discutimos mucho porque somos los dos iguales (y géminis, para colmo...).
    Tengo un amigo, muy mayor y muy sabio, que siempre dice que lo mejor que te puede dar una madre es un buen padre. Y, quizá, tenga razón. La mía me lo ha dado, sin duda. El mejor. Y para ti el tuyo será el mejor también. Así que, disfrutémoslos mientras podamos, aunque sea leyendo entre líneas.
    Disfruta tus vacaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta, es cierto. Mi madre me ha dado un gran padre.

      Besos, Rosa :)

      Eliminar
  3. Y a mí me ha encantado, como tú, entre líneas, nos has contado que tienes Amoríos en Córdoba. ;-)* Pues a disfrutarlo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDD A mi padre tampoco se lo había dicho, pero es que es muy perspicaz. Resulta que lo conoció en uno de los viajes para papeleos y eso, cuando solo éramos conocidos, y no sé, algo debió ver XDD

      :*

      Eliminar
  4. Me alegro mucho de que tengas la suerte de tener un padre así :) Y como todo lo bueno que te pasa, te lo mereces con creces.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...