Balance

Desde #lodeladepresión empecé a intentar ser más consciente de mi estado de ánimo. Después de probar varios sistemas, me decanté por Youper, una app basada en la "inteligencia artificial", con todas las comillas del mundo, que mediante una interfaz de chat te anima a registrar tus estados de ánimo y los factores que influyen en ellos.

Llevo usándola ya un tiempo y hoy, por primera vez, me ha dado por mirar el balance de mis estados de ánimo en los últimos meses, desde enero. Y este es mi balance emocional.



Tengo que reconoceros que me ha dado un poco la bajona. Los meses "buenos" he estado tranquila (que oye, no os lo voy a negar, es mucho algunas veces). La media del resto es bastante mediocre: "okay". Lo que me extraña es que este septiembre sea de los calmados, cuando no hago más que decirle a la app lo cansadísima que estoy...

La cosa es que si veo mi vida desde esta perspectiva me parece muy gris, y no solo por el color utilizado en la app. Intento volver la mirada a mi tarro de buenos momentos, en el que, aunque suelo olvidarlo, hay bastantes papelitos doblados, testimonio de alegrías de este año. Pero, ¿son solo destellos?

No sé. Todo lo bueno se acaba. Y supongo que es así para que otras cosas buenas puedan llegar. Pero esta tarde estaba en la cama, después de hacer el amor, en sus brazos y en los del sueño a partes iguales, y el mundo y toda su inmundicia me era tan ajeno que no quería que ese momento se acabara nunca. Pero se acabó. Fin del encantamiento. Por el horizonte comenzó a asomar el lunes. 

Escucho Robe, como hago últimamente cuando estoy triste. Hoy no creo que ya nada me consuele. Es como si no mereciera la pena intentarlo. Miro por la ventana. En el edificio de enfrente un señor, en su balcón, mira al vacío y fuma sentado en una butaca. Hoy no hay luz en casa de la pintora, pero sí en otras muchas casas. Tanta luz, tantas vidas... ¿Se sentirán como yo? ¿Creerán que viven en la sombra, esperando los destellos? 

Quizá lo mejor habría sido no pararse a hacer balance. 

Que tengáis una buena semana. 

Comentarios

  1. Como canta Marwan, la vida cuesta.

    Me han venido varias frases típicas de estas situaciones sobre días grises y etcétera, pero estoy seguro de que estás bastante harta de ellas. Así que tan sólo enviarte mucho ánimo y un abrazo. Va, venga, que es lunes: como en la peli de El cuervo, piensa que nunca llueve eternamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, pues será porque es otoño, pero mecagonmivida, que no veo más que nubarrones en el horizonte...

      Eliminar
  2. Uffff... qué pereza esa aplicación...
    Yo sería incapaz de hacer algo así. Básicamente, porque estoy segura de que la aplicación se volvería loca. Cambiando continuamente de color... subidas, bajadas...
    Me quedo con que tu tarro de los buenos momentos tiene muchos papelitos...;) (yo hace años que no lo uso)
    Un abrazo de colores.
    Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver si te crees que yo no tengo cambios de humor... ¡Deberías verlo! jaja.

      Sí que es cierto que tiene muchos papelitos, y me estoy forzando a meter más, porque a medida que avanza el año me voy olvidando de él, y no, que luego me gusta mucho abrirlo el uno de enero.

      :)

      Eliminar
  3. Opino como Rosa, yo también me quedo con tu tarro de buenos momentos.
    Y no sé, si al pararte a hacer balance te sientes tan mal... ¿quizás mejor abandonarlos? Como tú veas :*
    Todo irá a mejor.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creo que sea bueno. Empecé con esto por un motivo, para hacerme consciente de mis estados de ánimo. CReo que esto lo que me dice es que tengo que hacer algo al respecto si no me gusta.

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Tontos-a-las-tres.

Libro: Wonder. La lección de August, de R. J. Palacio.