Otra vez, volver a empezar.


Mañana empiezan las clases en los institutos. Los peques del colegio ya llevan una semanita en clase, y los maestros y profesores estamos ahí, dando y recibiendo guerra desde el 3 de septiembre, primer lunes de mes.

Este año, ya sabéis, repito centro. Por eso el primer día de trabajo no estaba nerviosa. Ya conocía a casi todo el mundo, todo iba a ir bien. Maniobraba en terreno conocido (aunque siempre queda espacio para las sorpresas) y eso era tranquilizador. Pero lo de empezar las clases es otro rollo distinto. Aunque conozcas a algunos alumnos, incluso aunque conozcas a la mayoría, cada curso es un mundo. Y aquí estoy, temblando de nervios. No mucho, un poco. Pero temblando.

Mañana empiezan las clases de mi 4º curso como profesora. Y no sé, quizá sí se hayan atenuado un poco los nervios -sobre todo los debidos a las inseguridades, quizá por eso de estar en terreno conocido- pero sé que esta noche me va a costar dormir y que este pellizquito en el estómago va a durarme unos días. Creo que va a ser así toda la vida. Y tampoco me importa. En estos nervios, en este pellizquito, hay también ilusión e impaciencia.

En fin, cruzadme los dedicos para que me den un buen horario y grupos medio manejables. A ver si funciona.

Feliz vuelta al cole.





PD: He abierto una cuenta de Instagram para leer cosicas en voz alta. Me parece que es muy bonito escuchar a alguien leer, o que alguien nos lea, y no siempre tenemos a alguien a mano. Por si os apetece, la cuenta es esta: https://www.instagram.com/bettie_pathway/

Comentarios

  1. Los nervios son normales. Lo que no sería normal es que no los tuvieses.
    Cruzaré los dedos por ti, para que te toquen buenos horarios y buenos alumnos.
    Irá genial, ya lo verás. ¡Feliz comienzo!
    Lo de la cuenta Instagram me gusta mucho (y podré escucharte aunque yo no tenga cuenta... ¡genial!) Suerte con ello
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Rosa. Espero que te gusten mis vídeos leyendo :D

      Eliminar
  2. Me estoy riendo porque este año será mi número 20, creo. Y sigo teniendo nervios los primeros días. Porque una cosa es que las inseguridades se hayan reducido y otra muy diferente es que sepas cómo te va a ir con tus nuevos grupos, en tu nuevo curso... Hay gente que no nos entiende, pero nos volvemos a sentir cada septiembre como cuando empezabas curso en el colegio o en el instituto y no sabías qué te depararía el año...

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Es igualito, igualito. Tú si me entiendes, profe :D Espero que tu curso vaya como la seda...

      Eliminar
  3. En teatro se la llama trac. Y al igual que se dice que hay que intentar controlar los nervios o la sensación de inseguridad para que no se convierta en un impedimento o derive en ansiedad o estrés, también es cierto que no hay que eliminarlo por completo. Si después de 4 cursos, o de 20, se sigue sintiendo ese cierto miedo escénico, yo lo veo como algo muy positivo: es producto de querer hacerlo bien, de querer dar lo mejor de unx mismx.

    Mucha suerte con el nuevo curso ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta, me gusta tu explicación. :)

      Gracias, Geralt :D

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Economía vital.

Tontos-a-las-tres.