Mi padre me lo paga.


El otro día estaba en clase intentando explicar el valor de la solidaridad. Intento, cuando explico cualquier cosa en las asignaturas de Valores Éticos o Educación para la Ciudadanía, hacerles ver que no tienen que ser un icono de la lucha por los derechos humanos para hacer algo importante, para marcar la diferencia, aunque sea a pequeña escala.

Cuando pedí ejemplos de solidaridad todos tiraron por las ONG's y demás: recogidas de ropa, donar comida, hacer voluntariado...  Algunos no tenían muy clara la distinción entre civismo (cumplir con las normas básicas de ciudadanía) y solidaridad (dar ayuda a quien la pueda necesitar).

Intenté acercarlo a ellos. Le dije que para ser solidario basta con preguntarse cómo les gustaría que les tratasen a ellos en una situación de dificultad determinada.

-Por ejemplo -comencé-, imaginad que se os da muy mal una materia. ¿No os gustaría que un compañero os echase una mano con ella? ¿No sería solidario prestar esa ayuda?

La mayor parte del aula asentía, no sé si por convencimiento o por inercia. Pero entonces uno de ellos habló:

-A mí me lo paga mi padre.

De esa afirmación se desprendían dos cosas: que no necesita ayuda, por un lado, y, por otro, que no va a identificar cuándo otro compañero requiere esa ayuda. Ni qué decir tiene que, ahora mismo, mi alumno no contempla la posibilidad de que a alguien no puedan pagarle sus padres las clases particulares.

Me quedo con lo positivo: ahora, al menos, ya hay alguien que se lo ha hecho ver, aunque eso no cambie nada.


Comentarios

  1. Creo que sí cambia. Va haciendo poso y el día menos pensado sus acciones llevan algo de ti. Los profes somos su oportunidad de ver otras opciones. Hay que perseverar. Aquí en la Comunidad Valenciana, como sabes, el PP quitó Educación para la Ciudadanía porque se supone que sus magníficos hijos ya vienen educados de casa... Pues no es así en muchos casos, vienen pagados y consentidos (16 años en cole concertado avalan mi experiencia) y profes como tú son su oportunidad de ver otras maneras de convivir, otras sensibilidades respecto al otro. Benditos seáis, profes de Valores y Ciudadanía!!!

    Santi

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aquí no se puede hacer gran cosa en una hora a la semana, pero bueno, ahí estamos... :P

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares