Libro: Siempre tuyo, de Daniel Glattauer.




Hace un par de semanas conseguí este libro en la Feria del Libro Antiguo y de Ocasión por 3 euritos de nada. De Daniel Glattauer ya he leído 3 títulos: La huella de un beso, Contra el viento del norte y Cada siete olas, y los tres me gustaron muchísimo. Por eso no me lo pensé y me cogí uno. Ya lo he acabado, lo cual, para lo lento que estoy leyendo yo últimamente, es todo un logro.

¿De qué va el libro?

Judith está soltera y acostumbrada a su soltería aunque, evidentemente, se siente un poco fuera de lugar en un universo lleno de parejas. Entonces se cruza, por accidente, con Hannes, el cual queda prendado de ella. Hannes es el hombre perfecto, el novio perfecto, el yerno perfecto, el cuñado perfecto, el amigo perfecto. Hannes es perfecto, a secas. Entonces, ¿por qué Judith no está perfectamente feliz?


Hablando del libro...

 Lo he pasado verdaderamente mal leyendo este libro, os lo prometo. Los otros libros de Glattauer que he leído eran libros románticos maravillosos, que disfruté una barbaridad. Este, en cambio, ha llegado a hacerme temblar (literalmente) de angustia. Es acojonante cómo este hombre juega con los sentimientos del lector. Magistral, de verdad.

También es cierto que a lo mejor este libro es fácil que me afectase a mí, por circunstancias personales. Pero, de verdad, muy, muy recomendable.

Si no has leído el libro y te puede interesar leerlo, te recomendaría que no siguieses leyendo, porque es mejor leer el libro sin prejuicios ni ideas preconcebidas. Además, esta lectura ha sido un poco dura para mí y voy a comentar algunas cosas de manera bastante explícita, porque lo necesito.

Como decía, Judith conoce a Hannes por accidente, cuando él le pisa un talón en el supermercado. A partir de ese momento Hannes parece aparecerse en todas partes. Un día le pide una cita y ella accede, más por quitárselo de encima que por otra cosa, porque Hannes no le gusta nada, pero, a raíz de esa primera cita, las cosas empiezan a cambiar: Hannes la idolatra, está loco por ella, y el ego de Judith lo agradece. Así que, ¿por qué no darle una oportunidad?

Hannes y Judith comienzan una relación bastante agradable, llena de romanticismo, de momentos de quererse intensamente cuando están juntos y de echarse muy fuerte de menos cuando están separados. Pero, poco a poco, la relación comienza a tomar un cariz más serio y Judith se agobia y decide dejarlo. Y, claro, Hannes no se lo toma bien.

Empieza entonces una situación de acoso en la que Glattauer maneja la narración de una manera genial. Al principio alguien puede creer que son reacciones normales de alguien muy enamorado que está llevando mal la ruptura (yo no, porque bueno, cosas), pero poco a poco se crea un clima opresivo en el que se entiende que Judith esté nerviosa, asustada, paranoica... ¿Paranoica? Sí, Glattauer consigue confundir al lector: ¿es Hannes un acosador o Judith está loca? Porque, para todo el mundo, parece que lo bueno es la segunda opción. Todos los amigos y familia de Judith la dan de lado porque ¿cómo puede no querer a Hannes? ¡Si es perfecto! Ella es una persona mala, que quiere victimizarse después de haberle roto el corazón a un hombre que es un trozo de pan. 

He de reconocer que el final me ha gustado menos, me habría gustado otro desenlace y otro mensaje. Pero bueno. También creo que es un poco precipitado. Pero lo que ha sido la lectura del libro, su desarrollo, me ha tenido totalmente enganchada y, como ya he dicho, bastante afectada. En serio: me ha gustado muchísimo y os lo recomiendo con todas mis fuerzas. 

Os dejo un trocito...

Ella contuvo los sollozos lo mejor que pudo. Solo faltaba soportar unas horas más aquella espantosa falta de libertad de movimientos pasando desapercibida. Pero después de Venecia debía acabarse de inmediato. Tenía que decírselo. Es más: tenía que decírselo de modo tal que él lo entendiera. Tenía que separarse de él en buenos términos. Solo pensarlo le daba miedo.


Recuerda: si tu pareja te da miedo en cualquier aspecto, aunque sea en lo que puede pasarle si lo dejas, MAL. 

En resumen, este libro...


Ahora empezaré a leer Los santos inocentes, de Miguel Delibes. A ver qué tal. 






Comentarios

  1. Yo leí de Glattauer Contra el viento del norte, y aunque no me pareció horrible para nada, no me acabó de entusiasmar tampoco. Y con lo que yo tengo de libro pendiente... pues he pasado mucho de Glattauer, pero éste parece muy distinto a los otros. Y me ha parecido interesante. Así que no descarto su lectura.
    Por cierto, creo recordar que no te entusiasmó El camino... Los santos inocentes es distinto, ojalá te guste mucho. A mí me encantó, así como la película que me pareció que nada tenía que envidiarle al libro. La película te la recomiendo mucho.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que lo es. Me ha encantado.

      El camino no me entusiasmó, creo que no tenía la madurez necesaria para el libro cuando lo leí. A ver qué me parece este, porque todavía no pude empezarlo.

      Eliminar
  2. Me lo voy a apuntar y, de paso, te recomiendo un thriller romántico que me leí este verano, que creo que te puede gustar y a mí me dejó flipadísima "Te Dejé Ir" de Claire Mckintosh. Lo tengo en libro físico y sólo por la portada enamora, pero la historia está genial. https://www.goodreads.com/book/show/31300300-te-dej-ir ^^ Gracias por la recomendación.

    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo apunto en goodreads, pero para más adelante. Este de Glattauer me ha dejado bastante tocada...

      ¡Muaks!

      Eliminar

Publicar un comentario

¡Adelante! Deja tu retal :)

Entradas populares de este blog

Cómo aprobé el nivel Avanzado de la EOI preparándome por mi cuenta.

Tontos-a-las-tres.

Economía vital.