lunes, 24 de julio de 2017

Peli: Bridget Jones' baby

¿Por qué, Bridget, por qué?



Ayer tenía el día un poco petardo, así que  entre conversaciones en Twitter y otras hierbas, acabé decidiéndome a ver Bridget Jones’ Baby. El tercer libro de la saga, Mad about the boy, ni me lo planteo, porque (no spoilers) estoy altamente cabreada con él, con la autora, con la historia y con todo el mundo, básicamente. 

No esperaba gran cosa de la peli, y os adelanto que no decepcionó mis bajas expectativas. Al fin y al cabo yo quería ver a Colin Firth haciendo de Mark Darcy, tímido, estirado e inepto en eso de las relaciones amorosas, y eso está. Colin Firth está un poco mayor, pero como yo le tengo ley, no pasa nada. Al final, tenemos una comedia romántica con Bridget entre dos tíos fabulosos (lo típico en la peli, pero lo típico que nunca nos pasa a las Bridget de verdad xD) y, en este caso, con un embarazo de por medio. Pasas el rato, te ríes a veces, te sonríes otras, algunas pasas envidia (pocas en esta peli, la verdad, aunque he de reconocer que un par de escenas me arrancaron suspiros) y poco más. No esperéis descubrir en el metraje ninguna esencia, porque tampoco es el propósito de la peli. 

Sin embargo, me ha faltado algo. O me ha sobrado, no sé. Esa no es nuestra Bridget. Sí, es Renée, pero no es Bridget. Cuando yo me imaginaba a Bridget en la cuarentena no me imaginaba a una señora que, de repente, se ha vuelto glamurosa, que es delgada, que está súper retocada y que lleva el pelo perfecto casi siempre. Me esperaba a una mujer que, a pesar de todo, no había conseguido “madurar”, que seguía siendo un poco cría, llevando ropa “no acorde a su edad” o extravagante y, desde luego, siguiendo adelgazar para entrar en unos cánones establecidos pero sin que le importase tanto como para llegar a lograrlo. Esta Bridget sigue siendo un poco torpe (un poco) y algo inmadura (pero sin tanta gracia), pero no creo que sea una Bridget con la que se identifiquen aquellas mujeres que se identificaron con ella en la primera película. 

La Bridget de 43 años manda el mensaje de que se puede estar más guapa, más delgada, más espectacular y más joven a los cuarenta y tantos que a los treinta. Y puede que sea posible, pero, al mismo tiempo, pone sobre la espalda de las mujeres ese peso del que se reía en las primeras películas. Aquellas decían: “¡Es ridículo intentar ser perfecta! ¡No se puede!”. Esta dice: “No se puede ser perfecta del todo, pero puedes parecerlo”. 

Incluso han perdido la oportunidad de reírse con el tema del embarazo. No son pocas las mujeres de cuarenta y pico años que consideran el problema de la maternidad, algunas de ellas solteras (las he conocido). Cada vez más mujeres deciden que, si no han encontrado al hombre de su vida, eso no va a ser un inconveniente para tener un hijo, y se convierten en madres solteras por diversas vías. También habrá mujeres que, sin esperarlo o buscarlo deliberadamente, se quedan embarazadas pasados los cuarenta. Y si en la maternidad hay un montón de estereotipos, idealizaciones, normas no escritas y opiniones contrarias (siendo madre nunca se acierta, no soy madre y ya lo sé), imaginad cuando eres madre a la edad en que tu arroz, supuestamente, ya estaba pasado. Se podrían haber reído mucho de eso. Podrían haber reconfortado a muchas mujeres de esa edad que están pasando por el trance o haber hecho reír a las que ya lo han pasado. Pero no. El embarazo es solo una excusa para mantener la tensión entre los dos pretendientes. Tensión, por cierto, bastante mal llevada: Darcy sigue enamorado de Bridget desde siempre y, por otro lado, esta, casi por arte de magia, conquista a un genio de las matemáticas súper rico porque ha descubierto el “algoritmo del amor” que, a pesar de no tener interés en establecer una relación o tener familia, se vuelca con ella y el bebé al 200%. Y se enamora, ojo. 

En fin, que me parece que la película es una oportunidad perdida, que lo que pretende es sacar rédito de la nostalgia de aquellas que nos sentimos Bridget y que nos reímos con ella en sus primeras historias, sin conservar ni un ápice de la esencia de lo que ella significó. 

Todo esto no significa que para pasar un rato esté bien, pasable, aunque solo sea por ver qué ha sido de Bridget, pero no me podía guardar la reflexión, porque jolín, qué rabia. 

Y eso es todo, amigas. 

¿Qué pensáis vosotras al respecto?

8 comentarios :

  1. Cuando yo la vi, fue simplemente para ver qué había sido de los personajes, no fui tan reflexiva y la verdad es que pensé que estaba entretenida, pero no más (Y el cameo de Ed Sheeran y lo que hace con la amiga de Bridget me chirrió un poco, la verdad). Pero llevas razón, faltan muchas de esas cosas. Yo ya imaginé lo de la delgadez, porque Renèe está así y creo que ya se hartó de subir y bajar de peso por una peli (creo que no lo hacía debidamente, sino que se hinchaba comida basura, su salud se la jugaría y por eso dijo "hasta aquí"), pero sí que fue un poco chocante al principio. No han sabido mantener la esencia de Bridget, la cual, a mi juicio, ya se fue perdiendo un poco en la segunda parte, pero resistió y lo de ese final Rebeca - La asistente De Mark- me resultó gracioso. Pero aquí es simplemente explotar la gallina de los huevos de horo. Lo sabía y por eso me esperé a verla por Internet. Porque ya sabía que no iba a ser lo que era. Y no sé yo si van a seguir explotando el tema. Espero que Renèe pase de seguir. Al fin y al cabo: Bridget ya tiene todo lo que quería, se acabó.

    Buena reflexión. Besotes
    Natalia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. *oro JAJAJAJA esto de escribir sin fijarse es lo que tiene xDDD

      Eliminar
    2. Pues es que yo, para este panorama, no la habría hecho y en paz. O habría sido más fiel a la tercera novela, no sé. Pero me ha parecido una mala resolución. Aún así, como soy muy petarda, lo pasé bien viéndola. :P jaja Y no te preocupes por la errata, que un fallo se le escapa a cualquiera. :)

      Eliminar
  2. Pues yo ni la he visto ni pienso. Vi la primera y me llegó. Esta actriz no me entusiasma y Colin Firth mucho menos (ya sé que tú te pirras por él, pero para mí es de lo más anti-sexy...). Patrick Dempsey sería el único que me agradaría la vista y, la verdad, no creo que me compense ver la película sólo por verlo a él.

    Pero seguro que a alguien que la haya visto le ha encantado.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, Patrick Dempsey está muy majo, sí. Pero solo por él no merece la pena xD

      ¡Besotes!

      Eliminar
  3. Me has leído totalmente el pensamiento, opino casi igual que tú, a la peli le ha faltado ese algo que hizo de Bridget Jones alquien especial, peculiar, una ídola. Le ha faltado esa Bridget patosa al extremo, con su adicción al helado, al tabaco, al alcohol, su madre neurótica, su padre resignado, su peculiar forma de vestirse .... el embarazo podría haber dado muchísimo más juego porque ¿qué mejor que una Bridget neurótica total debido a las hormonas y a la ausencia de tabaco y de alcohol?, el personaje de Dempsey a mí me dio muchísima pena porque yo directamente no lo habría intentado liar con Bridget. Luego la verdad que chirriaba un poco todo lo que Renée Zellweger se hizo en la cara. Y Colin, ¡COLIN! 💕💕💕💕

    Besinos (yo he renegado totalmente del libro, libro malo).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. LIBRO MUY MALO, MALIGNO. Aunque por lo que sé, me cuadra más con Bridget. Pero bueno. Esto es lo que hay, qué le vamos a hacer.

      Eliminar
  4. Yo ni leí el libro ni vi la primera peli ni nada de nada. Y por lo que cuentas, no me llama XD
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...