jueves, 16 de marzo de 2017

Perdona.

Soy fuerte, casi invencible. No hay nada que me asuste más de un instante. Nada me lastra. No me cuesta pasar página. No me arrepiento de nada: estoy segura de que lo he hecho todo bien. No me importa lo que esperen de mí, no me importa lo que piensen de mí, no me importa decepcionar. Lo estoy llevando bien. Todo. Estoy contenta con lo que soy. Estoy feliz de ser como soy. Sé que soy suficiente. Más que suficiente. No estoy triste. No lloro. No me duele. 

Perdona, esto no iba aquí: cambio tanto de máscara a lo largo del día que me he confundido. 

8 comentarios :

  1. Me encuentro tu retal un día de esos que ya no sé qué máscara coger...

    Muy bueno ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay. Esos días, lo mejor, soltar la máscara y quedarse a solas.

      Eliminar
  2. ¿Me prestas la máscara? Estos días está haciendo falta. Yo te la devuelvo es sólo para un rato...

    ResponderEliminar
  3. A mí también me hace falta esa máscara...

    Un besote, Bettie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú eres dura, amiga. No te hace falta para nada :)

      Eliminar
  4. Demasiado superwoman... aunque es bueno aspirar a eso, para que cuando nos quedemos en el camino hayamos alcanzado parte de eso.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No lo pretendo. A veces puedo parecerlo, pero tengo poco, bien poco, de superwoman.

      Un beso.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...