viernes, 31 de marzo de 2017

Me han dicho que soy poesía.

Va por ti, A. Spinelli :)



Sí, el otro día me dijeron que era poesía pura. Y también me han dicho que cuando escribo soy más yo que nunca. Debo estar de enhorabuena, porque de un tiempo a esta parte la poesía me da como el hipo (le robo esto a Gloria Fuertes, porque me encantó la manera de expresarlo), no puedo pararla. Tanto es así que esta mañana me he ido a trabajar de mala leche porque tenía unos versos revoloteando en la cabeza y, con la prisa, no me he podido parar a escribirlos. 

Estoy escribiendo mucho. En parte por mi precioso cuaderno de Muerte. En parte, también, por mi querida Lamy AL-Star, de la que no me separo. Y en parte porque tengo el alma inquieta, como el mar, que hasta cuando parece tranquilo está agitado. Y hay que sacar todo ese movimiento de alguna manera. 

Y del mar va la cosa, porque vengo a traeros un poema (porque soy insoportable y pedante, qué le vamos a hacer) que escribí mirando al mar. No sé si os lo conté, creo que por aquí no, pero me fui a Fuengirola a pasar el puente de Andalucía y allí me reencontré con mi viejo amigo, el Mediterráneo. Por supuesto, cargué con mi cuaderno y mi pluma y allí, sentada en la playa, escribí. Y desde la terraza del apartamento, mientras el sol se reflejaba en el agua, escribí. Hasta desde la terraza del MacDonald's del paseo marítimo escribí. 

Este poema es uno de los que escribí durante esos días. No sé por qué, estoy bastante orgullosa de él, y ya sabéis que eso, en mí, es tela de raro. 

Os lo dejo aquí. 



La brisa mecía tu pelo
al despuntar la mañana.
Te rezaban, devotas, las olas.
Y tú querías ser de agua.

La espuma besaba tu rostro
y el mar me susurraba
tu nombre en una caracola.
Y tú querías ser de agua.

En la playa probé tus labios
de salitre, algas y nácar.
Me amaste como aman las mareas.
Y tú querías ser de agua.

Te musité palabras de amor
-testigo la luna clara-
pero no pude hacerte mía.
¡Tú querías ser de agua!




Echo de menos el mar. Y Fuengirola. Y aquellos días. 

Me quedan los recuerdos. Y los poemas. 

6 comentarios :

  1. Pues quien te lo dijo acertó de lleno :) Por tu forma de vivir la vida, siempre tan despierta a todo. Aunque hay distintas formas de ser poesía... yo diría, concretamente, que eres lorquiana y gloriana :P
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegraste el día cuando me dejaste el comentario y me lo has vuelto a alegrar hoy, que vuelvo a leerlo.

      Millones de gracias :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...