lunes, 23 de enero de 2017

La vida no es (solo) esto.

Esta tarde he leído esto y ha causado una impresión tan fuerte en mí que, aunque tengo que hacer otras cosas, he decidido dejarlas para mañana y actualizar el blog. 

Porque yo también fui esa chica. Yo también estuve sola y lo pasé mal. Y yo también pienso a veces en esos chicos y chicas que lo pasan mal en el colegio y en el instituto, que se ven solos, aislados, sin esperanzas, y que se preguntan si ahí fuera hay otra cosa, si alguna vez serán algo diferente de lo que son hoy, si en esta obra hay otro papel para ellos. 

Yo nunca me permití dudar de ello. Me recuerdo de pequeña diciéndome que cuando fuese a la Universidad (porque ser tan "lista" iba a ser mi escape, eso lo sabía) todo sería distinto. Allí la gente sería más buena, menos cruel, mejor. Y yo tendría amigos y alguien se enamoraría de mí y sería muy feliz para siempre jamás. Sí, esos eran mis pensamientos cuando tenía 6 o 7 años y me comía el bocata sola en un rincón del patio de recreo. No fue así, claro. Llegar a la Universidad no fue la panacea, pero al llegar al instituto todo empezó a mejorar. Y ahora, creo, puedo decir que no estoy mal del todo. Y, ¿quién sabe? Tal vez lo mejor esté aún por llegar. 

Pero sé que hay quien duda. Y sé que hay quien no duda, pero para mal: hay quien cree que ese dolor es lo que les espera el resto de sus vidas. Y no, no es así. Hay vida más allá. 

Si estás en esa situación, créeme: todo esto pasará. Encontrarás tu lugar en el mundo (aunque puede que ese lugar sea itinerante). Encontrarás a los tuyos (muchos o pocos, pero siempre hay un roto para un descosido, de verdad). Triunfarás sobre todo esto, aunque para ello tengas que renacer mil y una veces de tus cenizas. Lo conseguirás. Lo sé. 

La vida no es solo esto. No querrás perderte el siguiente capítulo, ¿verdad? 

Ánimo. 


14 comentarios :

  1. Me ha gustado mucho leerte. Ya sabes por qué y por quién. En estos días lo estoy pasando regular con mi peque y tus palabras ayudan.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo, para los dos. Y un abrazo muy fuerte. :)

      (Te he mandado un mail)

      Eliminar
  2. Cierto...
    No deja de producirme cierta angustia leer esto, tanto lo que ha escrito Lorzagirl como lo que has escrito tú. Y es que yo he tenido la gran suerte de no haberlo sufrido en mis carnes y no sé lo que siente uno, pero como suelo ser muy empática, me hago una ligera idea (supongo que aún lejana a la realidad) y me duele.
    Pero me alegra saber que todo pasa, y que lo mejor está por venir.
    Un beso enorme, Bettie

    P.D.: Estoy deseando que pongas los resultados del juego...;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He decidido que no lo voy a dejar abierto mucho tiempo más. Quizá unos días.

      ¡Besos!

      Eliminar
  3. ay...

    En serio, es todo tan complicado...
    Cuando yo era pequeña tuve la suerte de que la gente me quisiera, pero no podía evitar el sentir que no pertenecía a aquello, que era distinta, que necesitaba otras cosas. Y también pensé siempre que cuando saliese de allí todo cambiaría. Cambió en el instituto y luego en la ciudad, y en los trabajos... Y gracias al cielo que ahora es todo diferente a como lo sentía entonces porque soy capaz de ver que la gente en realidad no me quería por como yo era, sino porque era capaz de fingir y adaptarme a lo que ellos esperaban de mí. Al menos era capaz, hay gente que no puede lo pasa mal pero de otra forma.

    Pero sí, todo pasa y vienen nuevos capítulos que no querrás perderte (que no quiero perderme!)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues a por los siguientes capítulos. Supongo que esto es parte de madurar, no nos queda otra :D

      ¡Besos!

      Eliminar
  4. Recuerdo que Cuarto de ESO fue un poco complicado para mí. Y cómo me hubiera gustado recibir una carta de mi yo del futuro por correo a través del tiempo y que contuviera algo parecido a tu texto.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me habría gustado que me lo recordasen, y eso que lo creía con todas mis fuerzas...

      Eliminar
  5. Mi vida sigue siendo muy complicada a mis 23 años. Estudio en otra ciudad y todo, pero sigo sin amigos y sin verle salida a la vida. Todo el mundo me dice que la cosa mejorará, pero llevo tantos años oyéndolo... que ya ni me lo creo.
    A todo esto, hay que añadir un trastorno de estrés postraumático que me complica mucho la vida, especialmente cuando me da la ansiedad...
    Sigo aquí, aguantando. Pero sinceramente, ni yo misma sé hasta cuando...
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aguantarás, porque mejora, porque después de cada página sigue otra, y al final se cambia de capítulo. Verás como sí.

      Si necesitas desahogarte o algo, tienes mi email en contacto :)

      Eliminar
  6. Hacen falta más voces de la experiencia como la tuya.. con los años descubres que la vida no todo son grises, y que no hay que perder la esperanza en los arcoiris que salen de vez en cuando.
    Me ha encantado.
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  7. Es difícil. Es decir, esperar en el pozo el día en que puedas por fin salir... es duro, en especial cuando no sabes si te quedarás ahí para siempre, está frío, húmedo, es pequeño e incómodo, tiene mugre y polvo, lo único que ves del cielo es un trocito circular y no entra luz o viento. Cada día hay menos esperanza y sigues atrapado, sintiéndote impotente, sintiendo que fuiste la persona más estúpida del planeta por caer allí y ahora te lamentas de no ser lo suficientemente fuerte e inteligente para salir de allí.

    Es así como me siento cada día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No todo es culpa tuya. A veces hace falta que te tiren una escalera, una soga, ¡algo!

      Un abrazo.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...