miércoles, 21 de septiembre de 2016

Buena no, pero...

Hoy toca una entrada exprés porque me siento responsable. Algunos de vosotros me habéis dicho que os encanta que sea tan abierta contando las cosas y que no ponga filtros. Y la sensación de hoy, a decir verdad, no hay filtro que la arregle. Así que voy a contarlo por si algún profesor novato (yo voy a ser novata toda la vida, creo) llega, frustrado, y se encuentra que aquí todo son alegría y colorines. Y no. El curso pasado tuve malos ratos, y dudas (por ejemplo, aquí). Y este curso seguiré teniéndolos. 

Hoy he tenido un día regular. Bueno, un día malo. Estaba siendo normalillo hasta última hora, momento en el que una clase se me ha subido a la chepa. Lo he llevado bien. Bueno, no. Lo he llevado mal, a ver si me entendéis, pero no he perdido los nervios, no me ha afectado demasiado, en principio. Eso sí, después de la siesta me he sentido tan mal, pero tan mal... Incapaz, incompetente, "esto no es lo mío", me repetía una y otra vez. 

Sé que es mentira. Que si esto no es lo mío me quedan pocos talentos que explotar. Pero este curso va a ser muy difícil para mí, y estas pequeñas-grandes contrariedades se me hacen una montaña. Supongo que, como el año pasado, cuando pase la mitad de octubre o un poco más todo irá más rodado, pero hoy por hoy... Uf. Sobre todo hoy.

Ayer bien. Ayer tuve un día pasable. Bueno, incluso. Pero hoy...

No soy una buena profesora. No soy una buena profesional. Eso es lo que me repito hoy, sin parar. Pero mañana vuelvo. Y pasado. Y al otro. Y la semana que viene. Y eso tiene que significar algo, ¿no? 



PD: Como el curso pasado, intento sacar algo bueno de este día. Por ejemplo la sonrisa de una alumna cuando he alabado su dibujo de Marla, de El Club de la Lucha.





Ni qué decir tiene que si me mentís y me decís que soy maravillosa y que todo va a ir bien, pues bueno, os lo agradeceré. También se aceptan abracitos, animitos y besitos en la frentecita.
Gracias. 

18 comentarios :

  1. Si te digo que eres maravillosa y que todo va a ir bien es porque lo sé, no porque esté mintiendo (porque yo no miento). Mañana va a ser mejor, mamá, 'cause the only way is up (y hacia adelante, siempre).

    ¡Un abrazo enooorme desde aquí! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias darling. Y tenías razón, hoy fue mucho mejor.

      Eliminar
  2. Haces lo que puedes, que ya es mucho. Somos muy exigentes con nosotros mismos... Relax y ánimo. Besote.

    ResponderEliminar
  3. Claro que vales para esto. El sistema no está bien hecho, hay sobrecarga de trabajo, empezar siempre es difícil y os dejan solos y nuevos ante los leones, pero claro que vales. Sólo que por desgracia tienes que hacerlo en el modo difícil. Besos y abrazos.

    P.D: Estoy convencido de que en un par de semanas lo verás distinto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me estoy pasando el año de prácticas en modo experto xD

      Eliminar
  4. Eres una buena profesora, no es ninguna mentira y lo sabes. ¿No recuerdas las reacciones de alumnos tuyos el curso pasado?
    Lo que pasa es que se pueden juntar dos cosas: clases con alumnos hacinados por cómo está la educación (y de esto qué te voy a contar), y una clase en la que hayan caído alumnos que la lían (a veces el azar une a los peores del instituto en una clase). Además, acabas de empezar en un nuevo instituto, y estás desbordada de trabajo durante este curso. Se junta todo.
    Así que no se debe a que no seas ninguna buena profesional.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Los comienzos nunca son fáciles, pero con tu capacidad y constancia las cosas se irán poniendo en su sitio poco a poco. En los centros educativos suelen ser fechas de medir fuerzas, de ver hasta dónde puede llegar cada unx. No decaigas y ánimo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo sé, ya. Estoy de medir fuerzas hasta el.... xDDD

      Eliminar
  6. A ver, días malos los hay, como también los hay buenos, muy buenos o de ni fu ni fa...no dudes de ti, has conseguido muchas cosas por ti misma, seguramente más de las que a priori te saldría pensar y además para proceso lleva su tiempo de adaptación y seguridad ;)
    Ánimo!! Vas a ser una profesora estupenda!!!

    ResponderEliminar
  7. Tú no sirves para esto... TÚ NACISTE PARA ESTO...
    Y dicho eso, te mando muchos abrazos amorosos y besitos en la frente.
    ¡Feliz jornada! (ya verás como hoy será mejor que ayer...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, niña. Yo nací para rica. Lo que no sé es por qué me quedé aquí, así, en ni fu ni fa XDDD

      Eliminar
  8. Primero que nada, uno estudia y hace la carrera con mucho esfuerzo; no termina siendo profesor el que sólo tenga ganas. Si tenés un titulo, tuviste que estudiar y mucho, eso significa algo.
    Los chiquilines se portan mal porque son adolescentes, y porque necesitan llamar la atencion. No lo hacen de malos. Algunos están muy mal enseñados de la casa. Salvo algun caso de algun estudiante que te alabe algo que hiciste, no podés medir lo buena profesora que sos por lo que hagan ellos. Son demasiado cambiantes, vos solo estás poco tiempo con ellos, después esta la familia, sus amigos, sus entornos. Tenemos poquitisima influencia.

    El tiempo que uno corrige deberes, planifica clases, se pasa hablando y ayudando a los alumnos en clase (en vez de quedarse al frente del salon mirandolos mal), si llegás en hora, si faltás poco o nada.... eso cuenta. Como te perciben los otros profesores y las autoridades.

    Y si no se portan....a ver, se da el tema como se pueda y si no, que lo estudien solos. No hay derecho a pedirte que des clase a los gritos.

    Dias malos tenemos todos, asi que preservate y hazte un mimo. Y si lo necesitas, busca ayuda profesional.

    Beso grande
    Fer

    ResponderEliminar
  9. Comprendo como te sientes en cuanto a que más o menos, estoy pasando por lo mismo. Yo soy novata de las de verdad (nunca he dado clase) y tengo mucho canguelo por si, cuando me llamen, me doy cuenta de que no valgo para esto.

    No obstante, tú ya has pasado esa etapa. Si no valieras para esto los problemas te darían igual, no tendrías días buenos y malos porque, sencillamente, te sería indiferente. Malos días siempre habrán, así que toca respirar hondo, contar hasta diez (...o cien xD) e ir con todas las ganas para que el día siguiente sea mejor.

    Ánimo, tú puedes :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me pasaba el año pasado. Tuve días malos, pero en cuanto me metí en el aula supe que sí, que yo quería dedicarme a eso.

      Ánimo. Cuando te llamen tú también lo verás claro, a pesar de los días malos.

      ¡Besos!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...