sábado, 2 de enero de 2016

Libro: La familia de Pascual Duarte, de Camilo José Cela.


Otra propuesta del club de lectura. Otro clasicazo, otro must-read. Este no lo había leído. Formaba parte del plan de lectura de 1º de Bachillerato, y llegaron a encargárnoslo, pero finalmente lo cambiaron por otro, así que no llegué a leerlo y, probablemente, no lo habría leído de no ser por el club de lectura. Ya le daré las gracias a la responsable en la próxima reunión :)

¿De qué va el libro?

Pascual Duarte está preso, a la espera de que lo ejecuten a garrote. Durante su encierro tiene tiempo de pensar en su vida y decide ponerla por escrito y enviarle esas memorias al único amigo de su última víctima del que recuerda la dirección. En definitiva: se trata de las memorias de Pascual Duarte y del relato de sus múltiples desventuras.

Hablando del libro...

Siempre me han gustado los libros que utilizan trampantojos para presentarse, como El Quijote, por ejemplo. En este caso se habla de unas cuartillas que Pascual Duarte escribió para calmar su conciencia y que envió a un amigo de su última víctima, cuartillas que, de puro milagro, se salvan de la destrucción y son encontradas posteriormente en una farmacia de Almendralejo. Aquel que las halló las transcribió e incluso investigó sobre su veracidad y sobre la suerte de Pascual Duarte, adjuntando al final dos cartas de dos personas que lo conocieron en presidio. Cuando a uno le dan tantos datos casi que prefiere no pensar que lo que está leyendo es ficción, y acaba por meterse de lleno en la historia. Al menos, a mí me pasa. 

Pero no solo es eso. La manera de narrar, el estilo, intenta asemejarse a la manera en la que escribiría un hombre de la época (principios del siglo XX), de pocas letras: palabras mal escritas (como "reló"), multitud de refranes y frases hechas, ... Incluso pide perdón después de decir palabras como "trasero". Yo, que soy de pueblo y de finales del siglo XX no me lo he acabado de creer del todo, pero la verdad es que el efecto está bastante logrado. 

¿Y qué nos cuenta Pascual Duarte en sus memorias? Pues nos habla de su vida pero, casi siempre, por referencia a su familia. A sus padres (él violento y ella mezquina y desapegada), a su hermana, hermosa e inteligente, pero deshonrada, a su hermano, el inocente Mario, que nació tonto (en palabras del propio Pascual) y que murió sin orejas y ahogado en una tinaja de aceite. Y a su mujer. O sus mujeres. Al fin y al cabo, ningún hombre es una isla, y quizá fuese esa la mala suerte de Pascual: ¿podría haber sido su vida diferente en el seno de otra familia? 

La historia se sitúa en un pueblo cercano a Almendralejo, en Badajoz, a finales del siglo XIX y principios del XX. No hace falta que abunde mucho en cómo estaba España por entonces: en la miseria. Y en niveles más profundos que el económico. Una sociedad inculta, baja, violenta, ... 

Ese creo que es el objetivo de la novela: la crítica de una sociedad miserable que condena a su gente a la miseria. Pascual Duarte, en el relato de su vida, nos lleva por las circunstancias que influyeron en que él fuera como es. No se excusa, no es eso, ni echa la culpa a su cuna o a su nacimiento,  pero el lector acaba pensando, en mayor o menor medida, que demasiado bien salió el mozo para lo que le tocó vivir. No solo por el sitio en que le tocó nacer, sino porque también el pobre tenía una mala estrella...

Desde luego, esa lectura puede no ser convincente. ¿Es todo fatalidad? ¿Está Pascual determinado a obrar como obra? O, por el contrario, ¿comete crímenes que poco tienen que ver con sus circunstancias? ¿Es un problema de carácter? Supongo que puede ser entretenido pensarlo y debatirlo, aunque no nos lleve a ninguna parte.

Sea como fuere, La familia de Pascual Duarte es una novela que me ha estremecido profundamente. Se para una a pensar en las miserias de las gentes y en cuántos "Pascuales" habrá habido por las cárceles de España...

Os dejo un trocito...

Hay una parte que me ha parecido especialmente significativa. 

Desde aquel día siempre que veía a don Manuel lo saludaba y le besaba la mano, pero cuando me casé hubo de decirme mi mujer que parecía marica haciendo tales cosas y, claro es, ya no pude saludarlo más; después me enteré que don Manuel había dicho de mí que era talmente como una rosa en un estercolero y bien sabe Dios qué ganas me entraron de ahogarlo en aquel momento; después se me fue pasando y, como soy de natural violento, pero pronto, acabé por olvidarlo, porque además, y pensándolo bien, nunca estuve muy seguro de haber entendido a derechas; 
En resumen, este libro...

5/5

Empezamos bien el año, ¿no? :) Ahora voy a seguir con la saga Alatriste. A ver qué se cuenta.

Y vosotrxs, ¿habéis leído este libro? ¿Qué os pareció?

10 comentarios :

  1. Lo leí hace muchos muchos años, y me gustó bastante. Pero no lo recuerdo, la verdad. Conozco la historia, pero nada más.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es imposible mantenerlo todo en la memoria, ¿verdad?

      Besotes :)

      Eliminar
  2. Pues yo nunca lo he leído. Y, lo que es peor... nunca me ha apetecido. Es que no soporto a Camilo José Cela, me caía fatal y no lo puedo evitar, así que no suelo leer nada suyo. Sí, ya sé que esa excusa es estúpida. Pero si me cae mal el autor, aunque sea un crack escribiendo, pues como que no...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el club de lectura a una persona le pasa igual. Ya veremos a ver si lo ha leído cuando lleguemos xD

      Eliminar
  3. El libro lo leí hace muchísimo tiempo, casi tanto como ví la película. Que, por cierto, me gustó mucho.

    A ver si lo cojo de casa de mis padres y lo vuelvo a leer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabía que tenía peli... xD La buscaré :D

      Eliminar
  4. ¡Tiene muy buena pinta!
    Las únicas referencias que tengo de este libro también son del colegio, quizá en la ESO, donde en el libro de lengua había un fragmento de este libro. Recuerdo a fuego el adjetivo "escatológico" para describir el libro, de hecho siempre que pienso en esta palabra me viene a la cabeza el título del libro.
    Siempre ha estado en el fondo de mi cerebro esperando a que lo ponga en una lista de lectura, pero siempre se ha aplazado, también. Tu reseña me anima a intentarlo próximamente jaja.

    El fragmento que salía en el libro era sobre la pérdida de las orejas, y recuerdo que me impresionó bastante la cosa...

    ¡Tienes un blog precioso y muy interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy breve, se lee en nada, así que te animo a que te quites esa tarea pendiente.

      Y sí, definitivamente ese fragmento era de este libro. Es que es bastante impresionante. No solo ese fragmento, sino varios más del libro.

      Gracias por los piropos. Mi blog se pone colorado *^___^*

      Eliminar
  5. Yo lo leí hace años, en el 2010.
    Yo tampoco justifico nada, pero no puedo evitar comprender ese determinismo. Porque el determinismo está ahí, y es una de las claves de la novela.
    También recuerdo que le recordaba guiños a otra obra clásica de la literatura española: El lazarillo de Tormes. Pero al igual recuerdo mal.
    Debería releerla.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que es un falso determinismo, en realidad, pero bueno, eso ya es una reflexión personal, y creo que la obra da pie a reflexionar sobre esos aspectos.

      Creo que quizá en la manera de narrar sí que hay guiños al Lazarillo, podría ser :)

      ¡Un beso!

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...