domingo, 3 de enero de 2016

Educar para encontrar trabajo.

Hoy han venido los Reyes Magos cargados de regalos. Bueno, ha venido Jack cargado de regalos. Todos en una caja. En la misma caja. Envuelta. Con lo cual mis regalos de NavidadReyesCumpleaños estaban juntitos y revueltos y tendré que sacarlos todos al tiempo. Le he rogado, por favor, que me sacase la agenda (para que yo no viese el resto de regalos), porque siempre me regala una agenda por Navidad, que yo sin mi agenda no puedo vivir, y estamos a 3 de enero y es que no es que la tenga sin decorar (horror), ¡es que no la tengo! Un poco de por favor. Me ha hecho caso, más diligente él...

Una foto publicada por bettie (@cuadernoderetales) el


Todo esto era para enseñaros la agenda xDD. Ahora es cuando voy con el post de verdad. Y es que le he pedido, también, que me traiga de la city un ejemplar de La Marea del mes pasado (por si alguien lee esto dentro de mucho tiempo y le interesa, es el número 34), cuyo dossier está dedicado a la filosofía.

He aprovechado para comenzar a leer la revista y me he topado con unas palabras de Maite Larrauri, profesora de filosofía y divulgadora, que me han hecho pensar. Bueno, varias de sus ideas me han hecho pensar, como la de que la práctica supresión de la filosofía no es por maldad, sino por ignorancia, y que no obedece a ningún propósito concreto (sería concederles demasiado crédito a los que toman estas decisiones). Pero de lo que quiero hablar hoy es del objetivo del sistema educativo.

¿Cuál es el objetivo del sistema educativo tal y como está concebido actualmente? Va, os dejo que penséis. (Escribídmelo en los comentarios :P)







¿Ya? Pues bien, el objetivo del sistema educativo es, sobre todo, formar a los chicos y chicas con vistas a la empleabilidad. De hecho, eso es lo que se le reprocha últimamente a la escuela. que lo que enseña no sea acorde con lo que las empresas demandan.

Si quisiésemos estar en sintonía con lo que las empresas demandan (muchas de ellas), casi que bastaría con saber decir "sí, señor" en tres idiomas. 


Esa es la idea. Enseñemos a nuestros niños cosas que les sirvan para encontrar trabajo. Matemáticas, por supuesto. También tienen que saber leer y escribir. Idiomas, que los idiomas son muy importantes para encontrar trabajo. Asignaturas relacionadas con las TIC, que siempre quedan bien. Y poco más, que todo lo demás distrae.

La idea, a priori, bueno, no es una locura. Hay que trabajar para ganarse la vida, y cuanto más orientada esté la formación de nuestros niños y jóvenes a lo que las empresas demandan, pues tanto mejor. Más facilidades para ellos. ¿No?

El tema es que eso es una falacia. Dejemos de lado cuestiones como que la escuela no debe de ser una máquina de producir trabajadores y demás. Vayamos a ese argumento. ¿Qué pasa? Que aunque enseñemos en la escuela lo que las empresas demandan HOY, cuando el alumno abandone el sistema educativo, dentro de cuatro, seis, ocho o diez años, probablemente la demanda sea muy distinta. Pensad en cómo eran nuestra vida hace diez años y en cómo es ahora. En qué herramientas se utilizaban para trabajar hace diez años y cuáles se utilizan hoy. Yo qué sé. Hoy estamos todos como locos con el inglés, pero a lo mejor de aquí a ocho años el idioma necesario para asegurarse un trabajo es el chino. (O más bien, los dos)

Creo que la mirada es errónea. El sistema educativo no debe adecuar los contenidos a lo que las empresas demandan, sino dar al alumno la mayor cantidad de herramientas posible, para que pueda adaptarse a cualquier circunstancia en la que tenga que habitar cuando abandone el sistema educativo. Competencia matemática, por supuesto, competencias lingüísticas, claro, conocimiento de un segundo idioma, y un tercero, por qué no. Pero hay vida más allá.

Se han recortado las artes plásticas, la música, la filosofía, la cultura clásica... para dar más espacio a esas materias instrumentales, tan vitales para el futuro laboral de nuestros niños y jóvenes. Pero esas asignaturas, que a veces defendemos escudándonos en su "inutilidad" (que queda muy bohemio), proporcionan herramientas muy útiles para desenvolverse en el mundo. Destrezas manuales, gusto estético, conocimiento de la propia cultura, capacidades analíticas, manejo del espacio, uso de la perspectiva, habilidades que facilitan el aprendizaje de idiomas, capacidad de leer y comprender textos complejos, habilidades argumentativas o críticas, capacidad para pensar alternativas, creatividad, etc. Esas asignaturas tan inútiles, esas que no valen para nada, sí contribuyen a la formación integral de la persona, no solo desde el punto de vista de los contenidos y proporcionan habilidades que pueden resultar útiles para desenvolverse en un escenario laboral que no sabemos cómo será ni qué demandará.

Eso, por no hablar de cosas que poco o nada tienen que ver con la empleabilidad. Que el hombre vive (o debería vivir) para algo más que para trabajar.

Y vosotros, ¿qué opináis? ¿A qué creéis que tiene que dar más peso el sistema educativo?


13 comentarios :

  1. He intentado pensar en la pregunta, pero lo has dejado demasiado obvio en el título de la entrada. xD

    Pues sí, a ver qué te voy a reprochar si estás en lo cierto. Y no sólo en la escuela, sino que también sucede en muchas casas. He visto casos donde los padres no permiten estudiar "tal cosa" a sus hijos porque no tiene salidas. Mejor estudiar derecho o medicina, que tiene más reputación y fama. Menos mal que a mis padres les da igual lo que haga (mientras estudie, claro). La educación enfocada al mundo laboral ya está implantada en la sociedad. Y, la verdad, para una sola vida que tengo (bueno, quién sabe jajaja), no voy a martirizarme estudiando o trabajando de algo que no me guste. Y, a ver, si la filosofía, la música o el arte han estado siempre será por algo, aunque la demanda también está disminuyendo. ¿Cuántas personas querían hacer historia del arte en mi clase? Dos o tres, porque es "historia", "no sirve de nada" y "es que entran 100 obras en la sele". Y, la verdad, es que historia del arte nos ha servido para casi todas las materias. Yo tengo la esperanza de ver una obra y juzgarla con gusto y criterio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, vaya FAIL xDDDD

      Pues Historia del Arte, justamente, es una de las asignaturas de la que más aprendí en bachillerato, por ejemplo. Y de las que más disfruté. Verás como después de estudiar historia del arte miras las obras de otra manera, incluso las que no conoces ^^ A mí me pasó :D

      Eliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo con tu escrito. No puedo añadir nada más.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Pues estoy muy de acuerdo en lo expuesto; quizá, cuando eres joven, no ves la utilidad a ciertas cosas, sobre todo si no te gustan, pero se supone que los que legislan deberían hacerlo teniendo más inteligencia que algunos de los que estudian, aunque eso sea demasiado suponer. Debería enseñarse a los alumnos cuanto más y cuantas más materias mejor, y en cuanto a idiomas, que los últimos gobiernos y sus estúpidos planes de estudios con siglas igualmente estúpidas lo consideran algo básico —aunque ellos sólo sepan hablar español—, pues ya que es tan básico que hagan algo por aumentar el nivel de inglés, al menos, con el que se sale incluso de bachiller; estaría bien que supieran decir algo más que «yo soy alto», «tú estás lejos y yo estoy cerca», porque algunas clases de inglés de gente ya crecidita me siguen recordando a Barrio Sésamo. Que luego ves a niños que no levantan dos palmos del suelo de países vecinos con un nivel de inglés acojonante y te da vergüencita.

    Y de acuerdo también en que no debe enseñarse lo que se necesite hoy sino todo lo que se podrá necesitar en el futuro. Hay una frase que conocí gracias a la biografía de Steve Jobs escrita por Walter Isaacson, que me encantó y creo que le va bien a este tema: «Algunas personas proponen: "Dales a los clientes lo que quieren". Pero esa no es mi postura. Nuestro trabajo consiste en averiguar qué van a querer antes de que lo sepan. Creo que fue Henry Ford quien dijo una vez: "Si les hubiera preguntado a mis clientes qué querían, me habrían contestado: '¡Un caballo más rápido!'". La gente no sabe lo que quiere hasta que se lo enseñas. Por eso nunca me he basado en las investigaciones de mercado. Nuestra tarea estriba en leer las páginas que todavía no se han escrito.»; está enfocada al mundo laboral, pero con es perfectamente aplicable a los estudios: si hay que enseñar lo que se necesita ahora para encontrar trabajo habría que quitarles el vicio de comer, de querer cobrar a fin de mes y, ya puestos, el de dormir, que hay algunos que tienen caprichitos por encima de sus posibilidades, y entonces ya todo lo demás sobra. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el extenso comentario :) Coincido mucho con la última parte. Tenemos malas costumbres por encima de nuestras posibilidades. Eso de comer... Meh... xDDD

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. ¿Y vas a tener que esperar días para abrir tus regalitos?... yo no me aguantaría... jajaja

    Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. Pero si se supone que hoy en día la educación está enfocada a lo que demandan las empresas... ¿a qué empresas se refieren?... Porque siguen existiendo, y son realmente necesarios, un montón de oficios para los que de poco vale la educación tal y como se concibe hoy. Quiero decir, necesitamos panaderos, charcuteros, relojeros, carpinteros, herreros... Pero ahora parece que todo el mundo tiene que ser médico, abogado, ingeniero de telecomunicaciones...

    Y, eso que tú dices, lo que demandan hoy ¿será lo que demanden dentro de unos años, cuando los jóvenes acaben de estudiar?... ¡quién sabe!

    Recuerdo que cuando empecé el instituto había un par de asignaturas optativas: francés e informática. En mi caso opté por el francés, porque me encantan los idiomas. Pero en aquel momento a la informática sólo iban unos pocos. Hoy en día eso es inaudito, el que no tenga idea de informática es igual de analfabeto que el que no sabía leer y escribir hace 30 años (¡Diooooos, qué vieja me siento!)

    Desde luego, la filosofía y las artes son imprescindibles en la educación. Espero que pronto se den cuenta y rectifiquen...

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, me estoy aguantando como una machota. Ni para unos ni para otros. En reyes abro todos. Los de navidadreyescumple. Todos XD

      Pues hombre, yo si voy a comprar el pan y el panadero me recita un poema, hasta le dejo propina. Es que todo sirve, de una manera u otra, pero es que claro, lo de "servir" lo aplicamos de unamanera muy estrecha...

      Yo también espero que rectifiquen... Bueno, no lo espero, pero me gustaría XD

      Besotes :D

      Eliminar
  5. Me quedó la duda en Instagram de quién te había regalado la agenda y no me acordaba de que era Jack el que se encargaba de ello :P
    Es muuuy chula ♥

    Tú lo has expresado muy bien pero voy a añadir alguna cosa mía, aunque diga lo mismo pero con otras palabras xD
    Yo creo que son necesarios esos conocimientos básicos pero que lo que tachan de asignaturas inútiles son las que para mí cobran la mayor importancia. Realmente es lo que va a hacer destacar a cada uno de los estudiantes. Sino, somos todos iguales.
    Y es eso, que también es la familia la que te impone que estudies algo que tenga salida profesional.
    El ejemplo que has puesto del panadero que te recita un poema es muy bueno. La sensibilidad adquirida a través de las artes a mí me parece muy importante. No sé, que vida más aburrida si solo te riges a mirar en una misma dirección sin desviarte. Con lo que me gusta a mí aprender cosas de todo tipo, que lo sabes de sobra xDDD

    Yo dejo la frase modificada: Educar para ser quién realmente quieres ser

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta esa frase. Me gusta MUCHO. <3

      Eliminar
    2. Ese debería ser el fin de la educación Lansy. Ese, sin más pamplinas. Pero estamos en manos de ignorantes y de imbéciles que se creen genios, ¿qué esperamos?

      Nos queda mucho camino por recorrer y en educación andamos cojos.

      Eliminar
    3. Y cuesta abajo...,) en finsss

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...