jueves, 28 de enero de 2016

Autor y obra.

Como ya sabéis, participo en un club de lectura. Hoy, a raíz de alguna intervención, se me ha ocurrido preguntaros por la influencia que tiene vuestra opinión del autor en vuestra percepción de su obra. 

Para mí son dos cosas que están claramente separadas. En parte porque no suelo saber casi nada de la vida personal de los autores, sus filias y fobias, sus vicios y virtudes. Pero incluso cuando no es así, cuando sé algo del autor, cuando tengo hacia el una opinión favorable o negativa, la lectura que hago de su obra suele ser bastante objetiva, o eso me parece. 

Jack conoce un ejemplo de un libro que me resistía a leer porque el autor no es santo de mi devoción personalmente, pero que luego me encantó. Me resistiré a citarlo. Creo que es el único caso, porque no conozco tanto a ningún autor como para que me caiga mal xD

También me ha pasado al contrario. Sabéis que soy muyyyy muyyy fan de Neil Gaiman, pero puedo decir sin pudor que American Gods, por ejemplo, no me acabó de convencer. No porque un autor me encante, en general, todas sus obras van a parecerme geniales y perfectas. Para nada. Actualmente, por ejemplo, estoy leyendo Ahora que la vida, el poemario de Ismael Serrano. Ya sabéis que soy fan, fan, fan de Ismael Serrano. Creo que más que de Neil Gaiman. Y tampoco me cuesta reconocer que no me está encantando su libro, que sus poemas, salvo alguna excepción, están pasando ante mis ojos prácticamente sin pena ni gloria. Ya llegará la reseña, pues me queda algo menos de la mitad del libro, pero mucho tiene que cambiar la cosa para que cambie mi opinión.

¿Es esto lo normal o soy una excepción? ¿Condiciona vuestra opinión del autor el modo en el que interpretáis una lectura? 

¡Opiniones, opiniones! :D


27 comentarios :

  1. A mí me resulta complicado separar mi percepción sobre el artista de su obra, por eso diría que lo que comentas es habitual, y no solo en la literatura: en todas las artes.

    ResponderEliminar
  2. Yo siempre separo él arte del artista, sea en él ámbito que sea.
    Es cierto que a veces es favorable no hacerlo(clásicos + componente y entorno histórico, por ejemlo) pero yo prefiero cuadrar el libro con mis márgenes y sin estar influenciada.
    Aunque con algunos libros no se pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien escribo con el móvil. Olé yo.

      Eliminar
    2. Jajajajaja.

      No me refería tanto al entorno histórico y demás, sino a si un autor te cae mal o bien. Hay circunstancias del autor que pueden resultar iluminadoras para la lectura, desde luego. :)

      Eliminar
    3. En ese caso soy una ignorante. No suelo informarme sobre autores.
      Así me pasa, que apenas he leído "grandes".

      Eliminar
  3. A mí con este tema me pasa algo muy raro. Creo que ya hablamos de ello. Pero no es que me influencie el escritor sobre la lectura de un libro suyo. Es que, si me ne me gusta el escritor, no me apetece leer nada suyo.

    El caso es que tampoco suelo saber nada de la vida privada de los escritores. Pero, a veces, a algunos los veo en la tele o leo alguna entrevista y me caen mal. Entonces eso ya me tira para atrás a la hora de leer algo suyo (bueno, si son escritores contemporáneos, claro, porque de los que ya están muertos no puedo decir que me caen mal, jeje...)

    Y reconozco que es algo totalmente absurdo, que tengo que intentar no hacer. Y lo estoy intentando. Es lo que me está pasando ahora mismo. Vargas Llosa como personaje no me gusta, y nunca me había animado a leerle (mal, muy mal, porque es un nobel de literatura ... malo no puede ser); ahora estoy leyendo un libro suyo y me está encantando (y estoy segura que repetiré...)

    Una vez metida en la lectura, no pienso en quién lo ha escrito.

    En fin, tonterías mías...

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. quería decir "si no me gusta el escritor", no "si me ne me gusta"... jajaja... mis dedos a veces se vuelven locos sobre el teclado...

      Eliminar
    2. Eso me pasó a mí con el autor que cito. Me costó bastante hacerle caso a Jack, que era quien me recomendaba el libro, pero luego me gustó muchísimo.

      No son tonterías :P

      Eliminar
  4. A mí el conocer a su autor (y que me guste, o me caiga bien) puede hacer que me decante por ése antes que por otro, darle prioridad, vaya. Pero por lo general no suelo conocer demasiado de la vida de los autores salvo que sea muy fan, que entonces me pongo a stalkear y me quedo solo. Si no me gusta un libro de un autor, con el tiempo, cuando se me olvide, puedo plantearme darle otra oportunidad… y si ése tampoco me gusta, pues será que no estoy a la altura de su obra.

    Y si soy muy fan en contra de gustarme todo, exijo que siga gustándome igual o incluso más. Ya sabes de lo mío con mi querido Stephen King.

    P.D: no pasa nada por decir que te referías al último libro de Jiménez Losantos, che. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajajajaja. No, no me refería a ese libro xDDDDDDDDd creo que eso ya es extremo hasta para mí XD

      Besos.

      Eliminar
  5. Yo soy capaz de separar totalmente obra de autor. Pero totalmente. Así que no eres la rara XD O no lo única. Un tipo puede caerme muy mal pero reconocer que escribe muy bien, y viceversa: gente que me cae bien pero sus obras pueden no gustarme.
    Por cierto, lo que comentas que te sucede con el poemario de Ismael Serrano... vaya, ¿de qué me suena? XD Me pasó lo mismo con Joaquín Sabina, y precisamente porque me gusta como cantautor fui en mi adolescencia a comprarme expresamente su libro de sonetos. No me pareció ninguna ruina, pero... esperaba más. Y así lo expresé en una entrada en mi blog ¿te acuerdas? :P
    http://posadadellector.blogspot.com.es/2014/09/ciento-volando-de-catorce-de-joaquin.html

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la recuerdo. Con Ismael Serrano me está pasando algo así. Adoro su música, y las letras de sus canciones, pero los poemas, así en general... No-me, no-me.

      jaja.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  6. Si un escritor me cae bien, me apetece leer algo suyo, pero eso no quiere decir que luego me vaya a gustar. Y al revés también me pasa. Pero sí es verdad que cuando un autor te gusta normalmente vas predispuesto a que el libro te guste.

    Pero como no soy fan fatal de nadie en concreto, no lo defiendo cuando no me gusta algo de él o ella.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me cuesta ponerme cuando un autor no me agrada personalmente, pero luego puede resultar que la obra me encante, sip.

      "Fan fatal", el concepto. Me encanta, jajaja.

      ¡Besos!

      Eliminar
  7. Yo me fijo en el autor, lo reconozco. También que me he llevado muchas sorpresas, buenas y malas. Hay libros que me "tiran p'atrás" por quien los firma. Otros de autores que adoro, que me dejan fría.
    Cuando me gusta un libro, me intereso por la biografía del que lo escribió. Y, sí, soy de las que se leen los prólogos y contextos históricos y biográficos antes de empezar el capítulo uno.

    Hoy, de hecho, empiezo libro. Tochazo. De un autor del que sólo he leído una novela antes, y que me sorprendió. Ya te diré.

    Un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo me fijo... Pero luego en realidad no me influye, después de haber empezado.

      Ya me contarás :D

      Eliminar
  8. Querría creer que no, pero en realidad no es así. Al menos con los autores actuales que los ves y los oyes en Internet y en la tele. La industria o los medios, o ellos mismos, se venden como parte del producto. Y eso, a mi, me influye.
    Me explico. Por el lado bueno - si un autor me cae bien, me esfuerzo un poco más, quiero que sus libros me gusten. Pero si, pese a ello, no me gustan, lo dejo.
    Por el lado contrario, un autor cuyos libros disfruto, de repente le leo una gilipollez, o algo ofensivo (xenófobo, homófobo, racista, etc.) lo dejo de leer.
    Lo bueno de los clásicos es que no tienen twitter.

    ResponderEliminar
  9. yo diría que no, normalmente porque no conozco a ningún autor jejeje no me suelo quedar con los nombres

    ResponderEliminar
  10. Todo tiene sus cosas buenas y malas. No todo va a ser perfecto porque crees que te va a gustar. Lo bueno es saberlo juzgar de forma calmada, con ilusiones pero objetivamente. Una buena crítica es la que no tiene prejuicios.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego. Y trasladar los prejuicios que tenemos sobre el autor a la obra, puede ser injusto.

      Eliminar
  11. A mí llámame inculta, pero no suelo saber mucho sobre los autores y, aunque sepa, no me influencia. Yo misma, sin dármelas de escritora ni nada por el estilo, no tengo nada que ver con ciertas cosas que escribo... así que no creo para nada que sean dos cosas que vayan de la mano.
    ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si yo tampoco suelo saber XDDDD ¡Besos!

      Eliminar
  12. Yo creo que soy del lado opuesto. Lo que te conté por Twitter, pues ahora se me quitan las ganas de leer algo de ese autor xDDDDD A ver, es un enfado momentáneo porque me gusta como escribe, pero hum xD
    De lo que has contado donde más lo noto es con los blogs.
    No sé, seré que soy yo muy pasional XDDDD pero bueno, que tampoco me decanto 100% por ese bando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cachisssssss... Jajajaja.

      Bueno, a cada quien las cosas le entran de una manera. Y es verdad que el hecho de que alguien te caiga simpático o antipático puede animarte o desanimarte a leer algo suyo, pero yo a la hora de la verdad juzgo la obra por separado de mi opinión del autor, creo. :)*

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...