sábado, 21 de noviembre de 2015

Una pieza difícil de encajar.

Me repito, lo sé. Pero es que estoy sin ideas, y las pocas que me surgen intento reconvertirlas en relatos para el #NaNoWriMo. Además, hoy estoy ñoña y vengo a autocompadecerme o algo. It's my party, and I'll cry if I want to, qué menos.


¿Dónde mira esta señora? xD

No iba a escribir sobre este tema porque, como ya he dicho, me repito, y soy una penas, pero hoy he estado en una breve reunión familiar (como que no he aguantado allí más de 45 minutos) y he salido de allí un poco triste. Bueno, eso es ser suave: he salido de allí sintiéndome miserable. Y claro, el viento en la calle, las hojas secas volando, el frío que ha llegado de repente y el polvo metiéndose en mis ojos... No sé, que necesito sacarlo. 

Me pregunto por qué me cuesta tanto relacionarme con la gente, así en grupo. Por qué me siento tan mal en los espacios donde hay muchas personas, en las reuniones. Me pregunto qué es lo que hay mal en mí.  En ocasiones, casi siempre, a decir verdad, tengo asumido que soy así, que tengo unas características que son las mías y que, bueno, es lo que hay. Pero a veces... 

Por ejemplo con los compañeros de trabajo. Soy una persona cordial, amable. Saludo siempre (a lo mejor no deberían fiarse de mí, que los que siempre saludan, ya se sabe). Intento atender a la gente cuando habla conmigo, interesarme por lo que me dicen. Pero pongo barreras. Me cuesta mucho dejarme conocer y, a la mínima, levanto las murallas. Me he dado cuenta de ello. Y si en algún momento albergué la esperanza de hacer grandes amigos en el instituto, casi que ha desaparecido. 

No le voy a echar la culpa a nadie, porque es cosa mía. He intentado salir un poco de mi zona de confort (que consiste básicamente en estar sola haciendo cosas) y salir a tomar cafés en algún recreo o en una hora libre. ¿Y qué se hace en esos casos? Pues que la gente habla. Y yo soy muy especialita, y cuando una opinión me chirría demasiado...Pues bien, no voy a dejar de hablar a esa persona ni mucho menos, pero ahí va la barrera y me cierro, limito mis intervenciones y no hablo de cuestiones importantes. Que a lo mejor es extremo por mi parte, puede ser, pero es que si alguien tiene una opinión diametralmente opuesta a la mía sobre temas fundamentales, pues va a ser difícil que seamos amigos del alma. Prefiero callar y evitar tiranteces. No sé, supongo que soy una pieza difícil de encajar. 

O a lo mejor es que, simplemente, no estoy hecha para formar parte del puzzle. 


photo credit: Odd One Out via photopin (license)


24 comentarios :

  1. "Semos" raras.
    Será el "complejo de jueves". No sé.

    Un besoteee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El complejo de jueves, es verdad. xDDD Algo de eso tiene que ser, sí.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. No te flageles, Bettie... eres así y punto.
    A lo mejor es que tampoco has encontrado los grupos adecuados.

    Eso de las reuniones familiares es un mundo... Hay familias de todo tipo. En unas no pueden estar juntos sin tirarse los trastos a la cabeza y otras es pura fiesta. Yo he de reconocer que me lo paso muy bien en las reuniones con mi familia (bueno, una parte de mi familia, que es muy grande) y eso que a veces también discutimos mucho, pero suele haber muy buen rollo (y te aseguro que somos todos muy distintos).

    El tema de los compañeros es más complicado. Son los que te tocan. Y puede que cogenies con ellos o no. Lo malo es que hablar del tiempo todos los días es un coñazo...;) Y, claro, meterse en temas profundos cuando hay una gran discrepancia... ufff... mejor estar callado.

    Así que tú habla con quien te apetezca y cuando te apetezca. No es obligatorio ser el alma de la fiesta...;)

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada más lejos. En las reuniones familiares soy el mueble de la esquina XD

      Y bueno, con la gente con la que me tengo que relacionar (que son buena gente en general, ¿eh?, es solo que tenemos puntos de vista y maneras de ser muy diferentes) evito temas profundos y voy a conversaciones inocuas XD

      Así soy, sí. Cuando me gusta y cuando no.

      Eliminar
  4. En los grupos no siempre es fácil encajar, y es más difícil cuanto más grande es. Porque estadísticamente es imposible tener la misma afinidad con todos.
    Yo por lo que veo y lo que cuentas, sé que eres una profesora estupenda. Y que estás haciendo todo lo correcto en todos los ámbitos. Yo creo que, aunque duela, hay que quitarle importancia. Pero bueno, por suerte existen los blogs. Que aunque virtualmente, mucha gente te quiere por aquí. Y el cariño no es virtual.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso sí. Se ve que yo, para encajar, tengo que estar a distancia. Soy una pieza wi-fi xD

      Eliminar
  5. Es que parece que hay que hacer migas con todo el mundo allá donde uno va... Pues va a ser que no...

    Y el que lo haga, francamente, no me resulta muy de fiar.

    No te agobies por estas cosas. Cada uno es como es y ya está. Lo importante es estar a gusto con uno mismo, que personas afines acaban saliendo por narices. Y si no mira cuanta gente tienes aqui... Vale, el mundo no es perfecto, a veces las personas con las que de verdad congenias están un poquito mas lejos de lo que nos gustaría.

    Pero al menos ahora existe internet. Antes era mucho peor...

    Animo, Vida mía.


    Te amo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo una suerte regular, las cosas como son xD

      Eliminar
    2. Yo pienso como Jack. No hace falta ser "amigo", tener grupos en todas partes. Si no te sale, no te sale. Lo malo sería que eso te hiciera sentirte mal porque quisieras relacionarte y no sabrías cómo. Yo, por ejemplo, no llegué a hacer amistades durante la carrera. No me digas porqué pero no lograba encajar con nadie. Y llevo 6años viviendo en Murcia y no tengo grupo de amigos. En este tiempo solo he hecho amistad on u a chica y nos vemos poco. ;-) No es que no encajes, eres así. No le des tanta importancia.

      Eliminar
    3. Yo pienso como Jack. No hace falta ser "amigo", tener grupos en todas partes. Si no te sale, no te sale. Lo malo sería que eso te hiciera sentirte mal porque quisieras relacionarte y no sabrías cómo. Yo, por ejemplo, no llegué a hacer amistades durante la carrera. No me digas porqué pero no lograba encajar con nadie. Y llevo 6años viviendo en Murcia y no tengo grupo de amigos. En este tiempo solo he hecho amistad on u a chica y nos vemos poco. ;-) No es que no encajes, eres así. No le des tanta importancia.

      Eliminar
    4. Es cierto. Lo que pasa es que me obsesiono porque aquí estoy JODIDAMENTE SOLA. Cuando vivía con Jack no le daba tantas vueltas a este tema, porque estaba con él. Pero claro, el otro día lo hablaba con alguien, es muy duro necesitar un abrazo y no tener a quién pedírselo.

      Pero tenéis razón.

      :*

      Eliminar
  6. Hay familias que tienen tela… y a veces la mejor familia no es la que te toca al nacer. Que no congenies con algunos grupos no significa que no congenies con los grupos en general, sólo que no son los grupos adecuados para ti. Yo siempre he tenido muy claro que allá donde estudie o trabaje no voy a hacer amigos; si después resulta que con alguien en concreto nace una amistad basada en la afinidad y simpatía entre ambas partes, pues genial y eso que nos llevamos ambos, pero por lo general no suele ser así; y toda comunicación con las demás personas suelen ser temas irrelevantes, alejados sobre todo de temas polémicos, porque si bastantes problemas tenemos todos sólo falta que en el centro de estudios o trabajo tengamos nuevos problemas por tonterías. Creo que no eres la única así, Bettie; yo me considero bastante sociable y con facilidad para entablar relaciones —no de amistad; relaciones, simplemente— y en determinados grupos o rodeado de según qué gente me siento como tú, y como la inmensa mayoría, seguro. Arriba esos ánimos, cada uno es como es y al que no le guste que le den. :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad hoy lo de la familia no ha sido muy doloroso. Solo que ha sido como si no estuviese XD

      A veces pienso que puede que sea un problema de percepción mío, puede ser.

      Gracias Javi :)

      Eliminar
  7. Me pasa en muchos momentos lo mismito que a ti. Empecé hace dos años un máster y el primer día me dije "vas a clase y a casa, nada de hacer allí amistades". Pues a la hora ya tenía conversación con dos chicas, que a día de hoy son grandes amigas. Puse barreras en un principio, pero poco a poco las he ido derribando y ahora estoy mejor. Pero vaya, no sabes lo que te entiendo. Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces las cosas pasan cuando menos te lo esperas :P

      Eliminar
  8. Ay Bettie... Yo en relación con la familia, bueno... Ya sabes... Para algunas cosas no existo y para otras sólo existo yo :-/

    De las amistades, también sabes. Me llevo bien con mis compañeros de trabajo, creo que no me llevo mal con nadie en realidad, pero no tengo amistad con ninguno. ¡Y llevo allí ya nueve años en el mismo puesto y con prácticamente la misma gente! Me cuesta hasta sumarme el día que van a comer por navidad...

    No hay que sentirse mal por eso, aunque reconozco que en algunas ocasiones me siento algo descolocada, como tú... ¡Creo que yo también soy una pieza Wi-Fi! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me entiendes perfectamente. Esto de ser piezas Wi-Fi... jajajaja

      :*

      Eliminar
  9. "A veces, que una no encaje pede ser culpa del resto del puzzle"

    Eso lo dice mi poeta de cabecera.

    La diferencia entre familia, trabajo y las amistades de internet es que solo en un caso los miembros son por elección propia.

    Eso lo digo yo.

    ResponderEliminar
  10. Pues aquí tienes otra pieza Wi-Fi XD

    Te podría decir aquello de "no te agobies", "no le des importancia", "no todxs somos iguales"... pero hay días que por mucho que unx se lo repita, no puedes evitar sentirte rarx y diferente a los demás.

    Te iba leyendo y pensaba que me estabas describiendo XD Soy un tipo cordial, educado, servicial, con el que se puede contar para cualquier cosa y que pocas veces te pondré mala cara, al contrario. Pero llego a una jornada o un curso, o a un grupo en el que todxs charlan animadamente, y no tengo recursos, o no quiero tenerlos (que también es verdad muchas veces). Es más, muchas veces llevo un libro en la mano y me pongo a leer a la mía...

    Yo lo llevo bastante bien, he llegado a la conclusión que no pertenezco al grupo de la mayoría y me siento a veces hasta orgulloso. Porque es difícil encontrar a gente que hable de libros o de temas afines a tus gustos cuando eres una pieza Wi-Fi. Otras siento que debería esforzarme más y no ser tan antisociable...

    En fin, que me apunto al club de los marginadxs. Aprovecho y te recomiendo la peli "Las ventajas de ser un marginado" ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te ha molao lo de la pieza Wi-Fi, ¿eh? xD

      Sí, yo a ratos lo llevo bien, pero cuando me siento muy, muy sola... Pues menos bien >_<

      La peli la vi. Y leí el libro. Y esta misma tarde he corregido un trabajo sobre el libro xD

      Eliminar
  11. Me siento ultra mega stalker, pero he llegado aquí y no puedo parar de leer tu blog.
    ¡La de veces que he salido de reuniones familiares pensando dónde he sido adoptada! Mi madre es muy parecida a mí, introvertida, pero mis primxs, mis tios... es como juntar a todos los extrovertidos de la tierra, que esperan que te muestres habladora con ellos y te pinchan porque no lo haces. Yo soy más de las que pillan a una o dos personas e inician una conversación paralela más tranquila. No me sale ser la reina de la fiesta.
    El otro día en una reunión navideña, una prima me sacaba las palabras a sacacorchos con un tono como diciendo en su interior: "es que no hablas". Al final, con la edad, he aprendido que sí que hablo, pero con la gente que me interesa y en los momentos en los que estoy cómoda, y de temas que me gusten. ¡Soy introvertida, y no me avergüenzo de ello!
    A veces vuelvo a los momentos de bajón (por qué no seré normal), esas preguntas que a una le acosan desde la adolescencia, pero si no fuera por esta personalidad no tenderíamos a enfrascarnos en libros, ni a escuchar más que a hablar, ni a observar más que correr por el mundo.

    (Y encima eres profesora de filosofía, de mis asignaturas favoritas en el cole <3)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, eres una stalker encantadora, así que no pasa nada :D

      Pues en mi familia no hay nadie así, como yo, así que imagínate el panorama.

      Pero sí, lo que somos y cómo somos también tiene que ver con esa introversión, supongo :)

      Sí, hija, soy profe de filosofía, jaja, para suerte o desgracia de mis alumnos jajaja :) Y ya cuesta encontrar a alguien a quien le gustase la filosofía... jajaja Lo que yo te decía, hay que quererte :D jajaja

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...