jueves, 19 de noviembre de 2015

#DíaMundialDeLaFilosofía: ¿Lucidez o clarividencia?

Por esto recomiendo al lector que ahorre la malignidad de una sonrisa al encontrar que en los últimos capítulos de este volumen se hace con cierto denuedo, frente al cariz opuesto de las apariencias actuales, la afirmación de una pasión, de una probable unidad estatal de Europa. No niego que los Estados Unidos de Europa son una de las fantasías más módicas que existen, y no me hago solidario de lo que otros han pensado bajo estos signos verbales. Mas, por otra parte, es sumamente improbable que una sociedad, una colectividad tan madura como la que ya forman los pueblos europeos, no ande cerca de crearse su artefacto estatal mediante el cual formalice el ejercicio del poder público europeo ya existente. No es, pues, debilidad ante las solicitaciones de la fantasía ni propensión a un «idealismo» que detesto, y contra el cual he combatido toda mi vida, lo que me lleva a pensar así. Ha sido el realismo histórico el que me ha enseñado a ver que la unidad de Europa como sociedad no es un «ideal», sino un hecho y de muy vieja cotidianidad. Ahora bien: una vez que se ha visto esto, la probabilidad de un Estado general europeo se impone necesariamente. La ocasión que lleve súbitamente a término el proceso puede ser cualquiera: por ejemplo, la coleta de un chino que asome por los Urales o bien una sacudida del gran magma islámico.
 JOSÉ ORTEGA Y GASSET, en La rebelión de las masas.

Recuerdo que cuando leí esto me quedé patidifusa. De hecho, hasta me sugirió una idea para una novela (que todavía anda en pañales).

¿Y si lo que está pasando diese lugar a una unidad en Europa verdaderamente política  y no principalmente económica? Habría que ver, claro, qué tipo de Estado resultaría de algo así...

En fin, que este año el post del Día Mundial de la Filosofía es un brindis a esos filósofos que supieron ver. A veces creo que hacer filosofía es, en cierto modo, asumir el papel de Casandra, predicar en el desierto. Y la grandeza del filósofo, no callar a pesar de todo. 

14 comentarios :

  1. Es que Ortega.. uf, palabras mayores. Qué lujo poder ver así, a tantos años vista. Qué lujo saber. Gracias por traerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre estoy de acuerdo con Ortega, pero que el tío sabía, sabía. Y que se le conoce muy poco, pues también. Y menos que se le va a conocer.

      De nada. Gracias por leer :)

      Eliminar
  2. Pues la verdad, he alucinado con el texto XD Clarividente total. Y el síndrome de Casandra me parece de lo más deprimente y duro :(
    Por cierto, navegando por la red, he topado con esto:
    http://elpais.com/elpais/2015/11/13/buenavida/1447418019_080566.html?id_externo_rsoc=FB_CM

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad? xD

      He leído ese artículo esta mañana. Y psé, no es la gran cosa, pero bueno, algo es algo xD

      Eliminar
  3. Me pasa lo mismo que a ti... sobretodo viendo lo fácil que aceptan en Francia (en Francia! cuna de los derechos del hombre!) la merma de libertades en aras de una supuesta seguridad. Y digo supuesta porque, de todas todas, esa merma de libertades y ese aumento de la seguridad tampoco garantiza que dejen de producirse atentados,

    Desde luego Ortega y Gasset tenía buen ojo, que duda cabe.

    Filósofos y artistas SIEMPRE serán necesarios. Otra cosa es que los que mueven los hilos de la sociedad los consideren "oportunos" o no.

    Pero al final depende de nosotros, todos, dejarles que nos manejen o manejarlos nosotros a ellos.


    Te quiero, filosofa sepsi! <3

    ResponderEliminar
  4. Desde mi ignorancia, inocencia (¿ingenuidad?) y mi no tener ni idea de política/economía/cosas-de-esas-de-las-que-opina-todo-el-mundo-en-la-tele.
    Yo es que, desde pequeñita, me he sentido parte de Europa. Es decir, para mí, mi (mini)ciudad está en mi provincia, que está en mi comunidad autónoma (y la tuya), que pertenece a un país que se llama España y que es parte de Europa. Me siento cercana a Italia, Portugal, Grecia, Francia, Alemania, Bélgica, Reino Unido, Suiza... tenemos una historia común, costumbres comunes (con nuestras particularidades, pero... ¿es que todos los españoles somos iguales?), idiomas distintos (¿y qué?)... No sé, siempre he pensado que (CEE, UE o como lo quieran llamar aparte), Europa es un "suprapaís", y me alegro de haber tenido la suerte de nacer en Europa porque, probablemente, gracias a eso, he tenido las oportunidades que en otros sitios no hubiera ni soñado.
    No sé si lo que está pasando ahora nos hace estar más o menos unidos. Se dicen muchas cosas en muchos sitios. Y no quiero parecer otra "experta" más como todos los que salen estos días en la tele. Sé que quiero seguir siendo europea como hasta ahora. Tener derechos, libertades, oportunidades (aunque la "maldita crisis" nos haya tenido estos últimos años bien jo...robadas)... y mis obligaciones como ciudadana, que también las tenemos (aunque en nuestro país no todos las cumplan).

    En fin, que me lío, me lío... Yo hoy también me he reencontrado con un texto, una frase más bien, que me ha hecho reflexionar (la he "re-colgado" en Twitter). Necesitamos gente que piense (y escriba) y que diga las cosas claras.

    ¡Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el sentimiento europeísta ha existido, ha tenido sus más y sus menos, desde luego. Ortega era un ferviente europeísta. Pero la Unión Europea ha sido más económica que otra cosa. Lo que me da miedo a mí, y que creo que Ortega no podía imaginar, es que Europa se una a nivel político (él habla de unos Estados Unidos de Europa) cerrándose, a la vez, al mundo. No sé. Cosas. xD

      ¡Besos!

      Eliminar
  5. ¡Justo he pensado lo mismo! "Esta idea sería muy buena para una novela". Pero te cedo el escribirla. :P

    Yo también creo que la filosofía está muy ignorada hoy en día, pero me cuesta pensar en una solución. Para mí, la filosofía es algo mucho más grande que lo que enseñan en los institutos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, o escríbela tú también. Seguro que salen cosas muyyy distintas xD

      Claro que la filosofía es mucho más que lo que se enseña en los institutos. Pero parte de la tarea de esa asignatura es enseñar eso mismo.

      :*

      Eliminar
  6. Hay pasos para atrás que va a ser muy difícil recuperar.

    ¿Quién es el Ortega de hoy?

    Los nacionalismos son excluyentes.

    Tres ideas que me han surgido leyéndote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Primera: totalmente de acuerdo.

      Segunda: ¿Hay un Ortega hoy? Habría que verlo xD

      Tercera: probablemente.

      :)

      Eliminar
  7. Muy, muy interesante. Incluso inquietante esa clarividencia.

    Gracias por descubrirnos tesoros como estos ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pasa muchas veces leyendo a Ortega. Bien me sorprendo de su clarividencia, bien me amargo pensando en lo poco que hemos avanzado.

      De nada :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...