martes, 1 de septiembre de 2015

(Volver a) empezar.

Volver a empezar, otra vez.
Volver a estrenar zapatos y libros.
Volver a encontrar los viejos amigos
y juntos volver...a empezar. 




 Los anuncios que he encontrado son bastante recientes, lo que me hace pensar que mi mente ha extendido esa sintonía así, porque sí, a todos mis inicios de curso... :/


Seguro que, si no sois indecentemente jóvenes, os suena la cancioncita de arriba. Seguro que hasta la habéis leído con tonillo. Era la sintonía de la vuelta al cole, o al menos así la recuerdo yo. Ver ese anuncio en la tele significaba que se acababa el verano y que en nada estaría forrando los libros. Supongo que por eso en cada inicio de curso durante toda mi vida ha sonado mentalmente esa canción.

Incluso en este. Lo que ocurre es que para esta ocasión me parece un tanto inadecuada. Volver a empezar significa que ya has empezado alguna vez, que vuelves a algo, y no es ese mi caso, no esta vez. Yo empiezo, a secas, el curso. Empiezo como no había empezado antes. 

Y a pesar de todo tengo una sensación muy familiar. Como en cada inicio de curso hay un bicho mordiéndome el alma diciendo: esto va a poder contigo. Me ha pasado en cada curso desde 1º de Bachillerato. Lo que pasa es que, claro, una ha madurado (algo, no mucho, pero algo) y se va dando cuenta de que esos malos ratos de principio de curso eran un gasto tonto de energía y de ánimo. Siempre lo acabé sacando, y esta vez no va a ser menos. Lo que pasa es que hasta que uno no se pone en marcha la meta parece muy lejana. Incluso así, a veces. Pero se llega. 

También tengo cierta sensación de vértigo y aceleración, ya os lo comenté. Tengo la sensación de que tengo que hacer taaaaaaaantas cosas que me agobio yo sola. De nuevo, esto también me suena, tampoco me es desconocido: propio de cada principio de curso. Pero intensificado en esta ocasión.

Este inicio de curso tiene, además, esa incertidumbre de los comienzos de etapa: empezar el instituto, empezar la universidad,... Yo, al contrario de lo que pueda parecer, tengo cierto miedo a la hora de conocer gente y relacionarme, quizá porque siempre he acabado marginada  (junto a los mejores, eso sí), y no sé, tengo un poco de miedo de no encajar, o de que se me prejuzgue como se ha hecho otras veces. Lo dicho: tampoco es una novedad.

Eso sí, voy a tener que hacerme al funcionamiento de un centro nuevo y a las maneras de hacer del mismo. También a la normativa, a los programas informáticos, a los horarios,.. A toda una dinámica que, esto sí, no me es familiar. 

Todas estas incertidumbres van disipándose a la medida que me voy ubicando, ya me ha pasado. Pero creo que este curso todavía me va a costar. El equipo directivo y los profesores están hasta arriba con los exámenes de septiembre y todo el trabajo que eso supone, así que todavía me falta para conocer mis horarios, mis alumnos, mis... cosas. Todavía me falta para empezar a equivocarme (que ahí es donde se aprende). Solo espero que mis errores no sean garrafales y que los compañeros veteranos estén dispuestos a echarme una mano, a darme orientación, y a responder alguna pregunta estúpida, si se terciase. 

En ese sentido, he conocido ya a otra chica, interina como yo. No es nueva a estrenar, pero casi: es su segundo año. Parece maja (apuesto a que lo es) y bueno, se ha mostrado muy amistosa conmigo esta mañana y creo que podríamos llevarnos bien. Además, me ha dado muchos ánimos y me ha repetido que todo va a ir bien una y otra y otra vez.  

Que no os asuste el tono del post, ¿eh? Estoy contenta, feliz. Todavía no me lo creo, si os soy sincera. Pero son esos miedos tontos que me asaltan siempre que empiezo algo. Irán desapareciendo a medida que vaya haciendo las cosas que hay que hacer, pero bueno, el calendario es algo que no está bajo mi control. Para intentar ayudar un poco, hoy he mirado y finalmente me he comprado mi mochila de clase. Algo es algo. Espero que sea tan espaciosa, cuqui y apañada como se ve en la tienda online.

Y nada, eso. Hoy, con convencerme de que no la voy a pifiar, tengo bastante. El pensamiento de que debería volver a estudiar se ha insinuado, pero le he dado una patada. Sé que es cierto, no pierdo de vista que esto ha tenido mucho de esfuerzo, pero toneladas de suerte y conjunciones de circunstancias, así que tengo que seguir intentándolo. Quizá las próximas oposiciones (sean donde sean) sean las mías. A ver si la semana que viene me pongo. 

Bueno, después del rollo os voy a pedir un favor, como si estuviésemos tomando un té o un café juntxs. Contadme como fue vuestro primer día de trabajo. De vuestro primer trabajo, o de ese que esperabais durante mucho tiempo. Si sois docentes, habladme de ello. Si no, de lo que se os ocurra: de un proyecto, de los primeros días de curso como estudiantes... No sé, habladme de cómo os sentís al empezar cosas, al afrontar nuevos retos. ¿Me dais ese capricho? :)

Abrazos y besos fuertes.

40 comentarios :

  1. Buas... Que te voy a decir que no sepas de mi primera vez... bueno, de la primera como vigilante. Super-cagao, super tieso, super atento a todo (en Fallas imagínate, con un petardo a cada segundo... al borde del ataque al corazón). Por desgracia he tenido muchas primeras veces desde aquella y en esto, aunque sea siempre lo mismo, según el sitio, puede ser peor... o peor aún. Pero se pasa. Cuando he tenido un curro de mas de un mes, me he hecho al sitio, aunque fuera un pequeño infierno. El ser humano no es un bicho muy fuerte, ni demasiado resistente en realidad. Pero nos adaptamos, eso si lo hacemos bien. Unas veces a la fuerza, otras por gusto. Pero siempre lo conseguimos.

    Has llegado :) Los inicios no suelen ser fáciles, pero has llegado. Y has llegado para quedarte (no en ese insti en concreto, en el rollo, en el tema, en LO TUYO en definitiva) ten en cuenta eso cuando aparezcan las dudas o cunda un poquito el desanimo.

    Pero se que te irá bien :) Eres fuerte, eres trabajadora, pero sobretodo eres MUY INTELIGENTE. Quizás muchos (IDIOTAS) no sabrán captar tu brillo (mejor para los que si lo hacemos, así nos toca mas) pero se que en poco tiempo estarás iluminando a esos chavales.

    Va a ser la leche :) Quien fuera zagal otra vez pa meterse en ese aula...

    Contigo.


    Te amo, Profe <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Recuerdo esos días, pobre mío. ¡Y las pesadillas! jaja

      Gracias, amor :)

      Eliminar
  2. Puf... Mi primer día de trabajo ni lo recuerdo, pero sí que recuerdo mi primer día en este trabajo que tanto quería tener: mi plaza. El primer día que llegué de interina sólo pude dar gracias por la suerte que había tenido de caer en ese sitio. Compañeros que en seguida fueron de lo más agradables, contestaban a todas las dudas, enseñándome el funcionamiento de todo allí, con mi media hora de desayuno sin prisas, con la tranquilidad de tener aparcamiento al llegar... Eso sí, recuerdo un día llenísimo de atención en ventanilla intentando no equivocarme con la información que daba ¡yo que nunca había atendido al público! Pero lo que más recuerdo es la sonrisa y la satisfacción con la que volví a casa :)

    Estoy feliz por ti, Bettie, te lo mereces y te irá bien. ¡Estoy segura! Ya sabes que soy gallega y allí somos todas meigas :D

    ¡Estoy deseando ver esa mochila! ¿Ya has escogido agenda?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno. Yo espero volver pronto con esa sonrisa a casa. Tengo ganas de meterme en faena ^^

      Pues de mochila he comprado una de Decathlon, una Backenger, que tiene buena pinta, parece resistente y cómoda. Esta:http://www.decathlon.es/bolsa-mochila-backenger-10l-id_8304512.html

      Y de agenda, voy a agotar la de 2015. Jack, que es mi proveedor de agendas (sabe bien lo que me gusta :P), creo que está buscando una escolar para regalármela en Navidades y ahí, hacer el cambio de las anuales a las escolares :P

      Lo que sí he empezado es la agenda que me regalaste. Va a ser un mini-diario de este año, de mis experiencias. Quiero escribir cada día algo, lo más destacado. Ya te lo enseñaré :D

      ¡Mua!

      Eliminar
    2. ¡MOLONCÍSIMA la mochila! :D

      Y de la agenda ¿cómo vas a pasar a la escolar en diciembre...?

      ¡Qué ilusión! ¡Ya la empezaste! :D Me encantará ver algo ;)

      Eliminar
    3. Pues empezando. Dejaré de septiembre a diciembre en blanco, y ahí ya empezaré en enero. Y la próxima ya la compro en septiembre, normal xD :)

      Eliminar
  3. Te voy a hablar un poquito de mi primer día en mi primer trabajo, después de las prácticas en la facultad, aunque no sé si es buena idea porque la historia tiene narices...
    Era más bien un voluntariado, pero me dejaron sola con una clase de niños de 6, 7 y 8 años un viernes de escuela de verano. Sin piscina. 25 niños metidos en un aula en julio con 40 grados y sin aire acondicionado. Con las características que ya conoces. Y me la liaron. Se comenzaron a pelear entre ellos a patadas, se tiraron sillas, me pegaron a mí y rompieron camisetas. Fuí incapaz de parar la bronca. Me salí de la clase y me puse a llorar diciendo que no volvía jamás a pisar aquello, que me largaba.
    Y bueno, el resto ya lo sabes. No fue la última vez que lloré delante de los niños (por pena, impotencia, rabia, frustración...) pero aquella experiencia descubrió la "maestra" que llevaba dentro. Y duré ocho años más. Sinceramente, creo que seguiría siendo "maestra" si las circunstancias hubieran sido otras y realmente pienso que no se me dio tan mal.
    En cada cole viví una historia: en unos me adapté mejor, en otros tuve amigos, en otros no me hizo falta porque con el apoyo de las familias y los niños fue suficiente... Lo cierto es que aprendí de todas las experiencias y que no cambiaría ese primer día por ningún otro. A pesar del mal rato que pasé.
    Siempre que empiezo algo nuevo estoy tan ilusionada que los nervios se hacen más pequeños, aunque no pueda dormir en días y aunque piense que lo voy a hacer mal. Lo cierto es que si busco sé que realmente no pienso que lo vaya a hacer mal, es sólo la inseguridad esta mía que no se va...

    A lo mejor no es buena idea, pero si estuviésemos tomando un café te lo contaría entre risas y poniendo caras, sin omitir lo malo y lo bueno que vino después. Estate tranquila porque esto es lo tuyo y ahora, por fin, puedes hacerlo. Poco a poco y paso a paso, salvando obstáculos pero ¿acaso no has salvado ya miles de ellos? ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa a mí, que la inseguridad me come XD

      Pero sí, saldremos, y lo haré lo mejor que sé, y aprenderé a hacerlo mejor para la próxima. Seguro.

      Gracias por tu experiencia, darling :)

      Eliminar
  4. ¡A por elloooooos, ooooeeeeeee!
    (Eso también se lee con "tonillo").

    Yo hoy, después de 3 semanas en mi minihospital (que, por otro lado, mola mogollón) he conocido a mi jefe, que volvía de vacaciones.
    Los principios siempre son duros, por suerte (cssi) siempre hay compañeros que te los hacen más suaves. Consejo: pregunta, pregunta, pregunta... Si alguien te contesta mal o te tiene por pesada, es su problema.

    #NeverStopLearning

    Besotes manchegos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. Aunque a mí siempre me ha dado mucho apuro preguntar, jajaja. He sido más de buscar yo las respuestas por mi cuenta. Pero me lo tendré que quitar: si alguien te ayuda, facilita las cosas. :)

      Eliminar
  5. ¡A por elloooooos, ooooeeeeeee!
    (Eso también se lee con "tonillo").

    Yo hoy, después de 3 semanas en mi minihospital (que, por otro lado, mola mogollón) he conocido a mi jefe, que volvía de vacaciones.
    Los principios siempre son duros, por suerte (cssi) siempre hay compañeros que te los hacen más suaves. Consejo: pregunta, pregunta, pregunta... Si alguien te contesta mal o te tiene por pesada, es su problema.

    #NeverStopLearning

    Besotes manchegos

    ResponderEliminar
  6. Mi primer día en este trabajo de ahora no fue el primero pero sí el primero en el que había gente, compañeros. Es mi primer trabajo con gente alrededor y bueno, si te soy sincera no recuerdo mucho de esos primeros momentos (los nervios, supongo), pero la valoración de estos dos años es positiva. Y estoy segura de que lo vas a hacer muy bien y te van a ayudar. Tienes ilusión y motivación y eso es lo esencial. Beso gordooo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lia. Es que la gente...en principio impone XD Sobre todo si eres semi asocial, como yo xD

      Eliminar
  7. Mi primer día en este trabajo de ahora no fue el primero pero sí el primero en el que había gente, compañeros. Es mi primer trabajo con gente alrededor y bueno, si te soy sincera no recuerdo mucho de esos primeros momentos (los nervios, supongo), pero la valoración de estos dos años es positiva. Y estoy segura de que lo vas a hacer muy bien y te van a ayudar. Tienes ilusión y motivación y eso es lo esencial. Beso gordooo!!!

    ResponderEliminar
  8. El primer día o la primera vez (en cualquier ámbito...) siempre es complicado. Da miedo. Puede hacernos sentir pánico, pero, en cierto modo, eso es positivo, porque nos hace estar alerta y vamos a estar atentos a todo.
    Mi primer día en el trabajo (en el actual) queda ya muy lejos, pero si lo pienso un momento, creo que aún puedo sentir las mariposas en el estómago y el corazón acelerado. La sensación de felicidad, de incertidumbre, de dudas... La noche anterior apenas dormí, y cuando abrí la tienda por la mañana, no sabía qué hacer. Creo que a la primera persona que entró le tuve cinco minutos esperando hasta que encontré la llave. Imagínate, más de dos mil referencias y yo aún no me conocía ninguna. Hoy en día serán más de cuatro mil, y "sólo" me conozco unas cien, de memoria. Voy a tiro fijo. Y cuando alguien me pregunta, dubitativo, si seré capaz de hacerla, porque ya han ido a varios sitios anteriormente y no habían sido capaces y yo la hago a la primera y se sorprenden, me siento orgullosa. Y si miro atrás, y recuerdo el primer día, me doy cuenta de lo que he avanzado y de que sigo aprendiendo...

    (Oye, me ha sabido muy bien este café que nos hemos tomado... jajaja)

    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que yo, para mis invitados, lo mejor de lo mejor :P jajajaja.

      Me gusta tu historia, Rosa. Gracias.

      Eliminar
  9. Es normal que estés nerviosa, con los nervios de empezar una nueva etapa... pero no pienses nunca que va a poder contigo. Porque te va a ir genial, ya lo verás!
    Un verano, cuando iba a la facultad me dijo una amiga "en la tienda que trabaja mi tía necesitan a una dependienta para el verano, llégate", fui a la tienda, le pregunté por el empleo, la tía me hizo dos o tres preguntas y me dijo... vale, lo necesito para ya, así que quédate y vas a prendiendo, mañana te hacemos el contrato. O_O (obviamente no ha vuelto a ser tan fácil en mi vida! de hecho hace mil que no voy siquiera a una entrevista).
    No tuve tiempo de tener muchos nervios por empezar en sí, y eso me vino bien, porque me descompongo entera! Jajaja.
    Un bsitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajaja. ASí, sin poder pensarlo, casi mejor xDDD

      Eliminar
  10. Los comienzos en un trabajo, en cualquiera, he pasado por varios incluido profesora, son .....raros. te sientes rara y con mucho miedo a no saber hacer las cosas. Miedo a no desempeñar bien tu trabajo. Raros porque conoces a mucha gente que ya se conoce y tú estas ahí un poco despistada, fuera de lugar. Son muy intensos. Llegas a casa agotada. En mi BLOG de profe escribí como fe mi primer dia. Si puedo te paso el enlace por simte sirve. Es complicado empezar, así que tranquilidad y confianza. Y piensa en la suerte de estar dónde quieres estar. Mi primer trabajo no fue ni de lejos el que yo quería....ojalá!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu blog de profe me lo leí entero (no era súper largo, pero molaba, me ayudó mucho y lo tengo presente). Y sí, es esa sensación. Creo que soy la única novata del todo que hay por ahí. Pero bueno, también los que vienen de otros centros tienen que acoplarse y bueno, supongo que es un poco complicado para todos :)

      Eliminar
  11. Yo mañana, que estoy en el movil y escribo fatal.

    Besos y mimos.

    ResponderEliminar
  12. Mañana desde el ordenador te cuento, guárdame un poquito de café

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Café con hielo por favó!

      He tenido muchos primeros días con esto de los contratos temporales, con el paso del tiempo lo voy llevando mejor.

      La primera vez que trabajé como enfermera fue para una empresa de prevención, haciendo reconocimientos médicos. La carrera recién terminada y nervios, muchos nervios. Me consolaba a mí misma pensando: son sólo 15 días, aguanta como puedas.

      Al final fue un año ^^

      La primera vez que fui a trabajar a UCI ya tenía algo más de experiencia. Iba de mañanas (08:00-15:00) y a las 8:30 ya estaba llorando diciendo que me quería ir de allí, que yo no servía para aquello.

      Y sabes qué, que la enfermera que me consoló aquel día se sigue acordando y este verano me recordó lo mucho que aprendí, lo mucho que se puede seguir aprendiendo.

      Siempre me pongo nerviosa y el día antes no duermo, da igual las veces que haya ido a ese área, querer dar lo mejor de mí siempre me crea tensión pero cuando termina la jornada hago repaso de lo bueno y lo malo que ha habido. Suelo vociferar por lo malo, respirar hondo y pensar en lo bueno

      Lo vas a hacer genial ^^

      Eliminar
    2. Gracias por compartir tu experiencia, Mandarinalia de mi vida.

      Todos los inicios son duros, así que apretaremos los dientes. A lo mejor luego me resulta más sencillo de lo que creo (tiendo a agobiarme, muchas veces sin razón xD)

      ¡Besotes!

      Eliminar
  13. Enhorabuena! Por lo que leo has conseguido vacante, no me extraña con la notaza que tenías... Y tu tan negativa pensando que igual no te llamaban. Lo bueno de la vacnte a parte de ser todo el año como si tuvieras plaza fija es que también te va a dar muchos puntos para esa ansiada plaza 😃

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguiremos luchando por ella. Gracias Blanki :)

      Eliminar
  14. ¡Ánimo, que ya queda poco para julio! :-D

    No des importancia a los nervios, son normales: la noche previa sólo pude dormir tres horas, y eso que ya llevo 15 años en «la empresa». Todo eso es normal, pero se te pasará en cuanto empieces con las clases: tendrás tanto trabajo que no te dará tiempo ni a preocuparte ni a ponerte nerviosa.

    Si me permites un consejo, intenta llevar algún tipo de registro de todas las cosas buenas que te van a pasar, de todas las experiencias bonitas, sea con los alumnos, sea con los compañeros: en algún momento vas a necesitar recordarlas para recuperar fuerzas. Y, aunque haya pasado mucho tiempo, si las vas anotando o guardando en un álbum, nunca perderán su valor.

    También es práctico tener algunos «fetiches»; en mi caso son, sobretodo, películas cómicas; pero también sirven poemas, o fragmentos de alguna novela, o canciones.

    Y, sobretodo, asegúrate de desconectar del trabajo en cuanto salgas de la «fábrica». No dejes de lado tus aficiones, o búscate alguna nueva. No te lleves trabajo a casa: créeme, es mejor pasar en el centro una hora más al día y no salir pensando «cuando llegue a casa, corregiré estos exámenes y prepararé la clase de mañana». Si te llevas trabajo a casa, de las cincuenta horas semanales no te salva nadie. (Ningún compañero está de acuerdo conmigo, pero a mi me va bien.)

    Por si quieres leer mis reflexiones (más o menos serias) sobre el primer dia de trabajo (pero de este curso: cuando entré en la empresa, los blogs aún no existían), las tienes en http://jordimonteagudo.cat/2015/09/01/reivindicacions-el-primer-dia-de-feina/ .

    Felicidades por la plaza y que tengas un curso muy agradable.

    ¡Un abrazo¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha sido vacante, pero me vale xDDD

      Gracias por todos tus consejos, profesor Snape xD Lo del registro de cosas chulas ya está en marcha, así que... Y no creas, que lo de no llevarme trabajo a casa me parece buena idea en teoría... pero en la práctica no he conocido a ningún profesor que no lo haga (salvo tú!) jajaja

      ¡Un abrazo!

      Eliminar
  15. ¡Esa mochila de moda! Me encanta. Vas a ir Cool. ;D

    Ptss, un secreto. En Alemania el cole te regala la agenda y es una agenda con todos lo detalles: espacio para las listas de tus alumnos, diferentes horarios, notas para cada clase, DÍAS DE VACACIONES, etc. La tienes que mejorar porque es un poco fea, pero una vez que le pones pastas nuevas queda perfecta.

    Sobre el trabajo. Pues no sé si contártelo porque a lo mejor no te ayuda… ¡Te lo cuento!
    Normalmente me emociono tanto que tiendo a marearme y en un par de ocasiones pensé que iba a vomitar. Peeeeero la excitación me ayuda a tener los ojos en todas partes y a rendir más que cualquier otro día. En mi primer día quedo bastante bien (o eso me han dicho). Soy como una verbena.

    Solo te diré una palabra, Bettie. TILA. Lo demás esta chupao.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¡me voy a tener que ir a Alemania!

      Tendré en cuenta lo de la tila, jajajaja.

      (Claro que me ayuda :D)

      Eliminar
  16. Aggg, qué espanto de canción!! Se me revuelve algo en el estómago sólo de leerla... es uno de mis traumas infantiles, jajaja!
    No me acuerdo bien de mi primer día de trabajo, y eso que anteayer intentaba recordarlo porque hizo 5 años de él... pero sí recuerdo que estaba nerviosa... nervios e ilusión, a partes iguales.
    Todo va a ir bien, ya lo verás. Lo que pasa es que los cambios y los comienzos dan un perezón...
    Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, son un poco desconcertantes y eso, hasta que encuentras tu lugar :)

      Gracias, Ali.

      Eliminar
  17. Normal que estés nerviosa y con miedos, es algo nuevo para ti :)
    Yo lo más reciente fueron las prácticas de Comercio. El primer día lo pasé fatal xDD Estaba nerviosa, no sabía qué hacer... se me hizo el día eterno. Había como tensión con los compañeros xD Hubo un momento que hasta me pongo a llorar xDDD Ya poco a poco me fui adaptando a la tienda, a ellos y al final me lo pasé en grande. Luego lo echaba de menos xD
    Yo ya estoy pensando en que en marzo/abril estaré en una empresa de programación haciendo prácticas y ya me da el canguelo jajaja
    Has tenido suerte al encontrarte con esta chica ^_^
    Mucho ánimo ♥ el inicio es posible que sea algo duro pero tú vales para esto :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja, la verdad es que para los "antisociales" es una dificultad añadida. :P jajaja

      Gracias, Lansy. Si no valgo, es que me quedo sin opciones, así que ya puedo valer, ya XD

      Eliminar
  18. Creo que ya te enteraste por mi Twitter de que me falta un año para empezar la universidad. Yo ya estoy asustada porque me pasa como tú, acabo en un rinconcito. No suelo hablar a no ser que alguien se dirija a mí primero, así que eso de hacer compañeros lo tengo un poco... ejem. Con suerte van a juntar las dos clases de bachillerato este año (me llevo mejor con los de ciencias y tecnología que con los de mi clase. Los de mi clase, menos cinco o seis personas, no los aguanto). Lo nuevo siempre me pone muy nerviosa, pero al final me acaba gustando más que antes.

    Algo así me pasa en mi academia de inglés. En mi clase son todos adultos y a mí me da un poco de cosa. La verdad es que no hablé mucho durante el año pasado, pero todos son majísimos.

    Poco a poco voy dejando atrás mi timidez. Estoy descubriendo que soy más loca de lo que esperaba, aunque eso asusta a la gente también. xD

    Muchísima suerte, Bettie. Sólo te pasarán cosas buenas si las miras con buenos ojos. ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues los ojos no son la mejor parte de mí... jajajajajaja

      Bueno, todo acaba saliendo. A veces es más el miedo que tenemos que otra cosa... :)

      Eliminar
  19. Ahora hace un tiempo que no cambio de trabajo, así que no mantengo muy vivo el recuerdo, pero sí que precisamente ahora, a vueltas de las vacaciones, he tenido que hacer un cambio de puesto para cubrir una baja por maternidad y he tenido que reubicarme en un nuevo sitio, con proyectos que no conozco de prácticamente nada, con personas que llevan mucho tiempo trabajando juntas... y, como muy bien dice Perri, la sensación es "rara".

    Te sientes como un bicho raro al que todo el mundo mira y evalua (lo que no quiere decir que sea así, sino que tú lo sientes así) y con ése vértigo constante al error. ¡Pero es lo normal! Es que, si ante un cambio de trabajo o el inicio de uno nuevo, unx no estuviera nervioso y con ganas de hacerlo bien, eso sería lo raro.

    En estas situaciones siempre recuerdo una explicación que nos dieron en un centro de teatro. Los artistas, cuando tienen que salir a escenario, a esos nervios de estreno le llaman "Trac". Cuando una misma obra la repiten muchas veces, es normal relajarse y que esos nervios desaparezcan, pero ellxs intentan mantenerlos o provocarlos, porque ese "Trac" ayuda a la concentración, al espíritu de superación, a querer hacerlo lo mejor posible.

    Así que, adelante, que seguro que lo haces muy bien ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que todo esto que se me pasa por la cabeza es normal xD

      Gracias. Gracias. Gracias. :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...