domingo, 21 de junio de 2015

#OpoBettie, parte 1.

Bueno, como algunos ya sabéis, ayer era la presentación de las oposiciones de secundaria en Castilla-La Mancha. Así que con motivo de algo tan importante como decir mi nombre para ver mi DNI, tuve que irme a Ciudad Real. 

Salí para allá el viernes por la mañana. Mi hermano me llevó a la estación de tren más cercana. Se despidió de mí con dos besos en los que noté cierto nerviosismo contenido, al igual que durante el viaje, mientras me preguntaba si el examen era ese sábado o si tenía que hacer algo. Es nerviosismo contenido y no expresado porque supongo que mi hermano, como mi padre, esperan que saque plaza a la primera, porque es lo que tengo que hacer. Para eso soy la lista de la familia, la universitaria, la que siempre ha sacado buenas notas. Así que más que nerviosismo es expectación. Y no os hacéis una idea de cuantísimo pesa. Pero bueno.

Estas oposiciones van a ser una excusa para viajar en tren. Adoro el tren. Creo que es mi medio de transporte favorito. El paisaje era monótono (cruzar La Mancha es lo que tiene) pero relajante. Delante de nosotros (Jack está conmigo) iba una pareja de jovenzuelos que, por lo que vi, opositaban por Física y Química. No paraban de estudiar y yo, la verdad, me sentía un poco culpable, porque no me llevé un mísero papel. Todo iba bien hasta que en Alcázar de San Juan subió una señora entaconada y vestida de blanco (cual salida de una fiesta ibicenca) y se sentó en nuestro vagón. Acto seguido sacó un ALTAVOZ PORTÁTIL de su bolsa y enchufó un pendrive. ¿Y qué pensáis que hizo? Efectivamente, amenizarnos el viaje con reggeton. 



Acto seguido la menda se puso a maquillarse, pero no contenta con imponernos su música,...


En fin, nos lo tomamos con humor. El futuro profe de física y química de delante, no tanto.

Llegamos a Ciudad Real y a partir de ahí todo fue muy surrealista. Salimos un poco despistados de la estación, y nos dirijimos hacia la primera marquesina de autobús que vimos. Justo cuando íbamos a medio camino, cruzando la calle, vi nuestro bus. 

-¡Es ese! ¡Es ese!

Confiados en que lo perdíamos, cambiamos el rumbo, pero, ¡milagro!, no lo perdimos. Para nada. Y, que conste en acta, ¡tampoco nos perdimos! Bajamos justo en la parada cercana a nuestro hotel. Raro, raro, raro. Cuando llegué, todo en orden, no se había perdido mi reserva ni nada por el estilo. La chica de la recepción, amable y sonriente, nos dio la llave y demás. Vio que cogía un plano de la ciudad (no por intereses turísticos, sino más utilitarios) y se ofreció a darnos información sobre la ciudad. Subimos a la habitación y yo ya sentía un buen rollo importante, la verdad. Se acrecentó al ver el baño limpísimo y todo en orden. Nos refrescamos un poco y bajamos al supermercado a comprar algo para comer. Y llegué a una conclusión: todas las personas cívicas, o casi todas, viven en Ciudad Real. Vi una ciudad SÚPER LIMPIA en la que pasaban cosas muy raras. Por ejemplo: los coches paran en los pasos de cebra. Sí, ya sé que es lo que debe hacerse, pero no en todas partes se hace. Es más: cuando ven que te acercas de lejos, ya frenan. Alucinante. De todos los pasos de peatones que crucé, solo en una ocasión alguien no frenó al vernos a distancia (la excepción que confirma la regla). 

Pero eso no es todo. Por la tarde, cuando se suponía que debía de haber refrescado un poco (pero no) fuimos a buscar el instituto donde me examinaré, y en el que tenía que presentarme al día siguiente a saludar. Después del paseo volvimos hacia el centro porque me apetecía tomar un helado y relajarme en el Parque Gasset (que no es por el filósofo, pero a mí me vale). Habíamos comprado una botella de agua porque estábamos más secos que la mojama y la llevábamos en la mano. Entramos a comprar un helado a un comercio regentado por una chica china. Pedí el helado con más chocolate del cartel (xD) y pagamos. Una vez pagado la chica nos dijo que si queríamos una bolsa para la botella y le dije que no, que no la habíamos comprado ahí, que ya la traíamos de fuera. A lo que ella contestó:

-Ya, lo sé. Pero para que no la llevéis en la mano...



Damos la gracias y nos encaminamos hacia el parque. Pasamos por entre un montón de ciclistas y patinadores monísimos. Nos sentamos en un banquito a la sombra y vemos a la gente pasar. Me siento flex en ese momento. Esa ciudad me da un buen feeling rarísimo. Le digo a Jack que ahí será donde saque la plaza. Que sí. Y en un momento efusivo al máximo subo una foto a IG. 
Una foto publicada por bettie (@cuadernoderetales) el

Mola. Se oía a los pajaritos cantar al fondo, el sonido de las fuentes, ¡y jazz! Jack decía que debía de ser un CD que tenían puesto en algún chiringuito o similar, pero no. Antes de irnos fuimos a ver la Fuente de Talavera y nos encontramos, al fondo, a un saxofonista y un trompetista tocando. ¡Sonaban fenomenal! Os prometo que en aquel parque no albergué duda alguna de que todo me iba a ir bien.


Tomaremos ejemplo del loco más célebre de La Mancha. Lucharemos contra los molinos (que no son gigantes invencibles) y esperaremos salir mejor parados de la justa.

Volvimos al hotel, cenamos un poco y leí muy poco (estaba muerta-moría-matá). Ahí tuvimos el fallo: dormí regular. A las 6.19 (lo miré en el reloj) me desperté y desvelé. Estuve dando vueltas hasta las 8 que sonó el despertador. Nos arreglamos, desayunamos algo y yo, que me encontraba mal, quise salir a la calle y hacer camino hacia la sede de examen, pensando que el aire me sentaría bien. Y así fue. Eso sí, llegamos al sitio más de una hora antes de tiempo. Cosas que pasan.

Estando allí me encontré a mi profesora de 1º de Bachillerato que no, no estaba de tribunal, sino opositando. Hace 11 años que me dio clase y sigue opositando. Me dio un poquillo de bajón. Al principio no se acordaba de mí, pero cuando le dije mi nombre me recordó. Flipó un poco con lo de que, con mis notas, hubiese decidido hacer Filosofía. Y flipó más cuando me preguntó y le contesté que no había pisado una academia. Glups.

Poco después nos llamaron. Aunque no había reparto oficial nos distribuyeron por tribunales. A mí el número (2) no me gustó, pero los miembros del tribunal sí, así que espero que no me cambien :P Me sorprendió ver que éramos muy pocos los novatos en relación con los profesores veteranos (alguno me pareció que estaba próximo a jubilarse, re-glups!). Y también me sorprendió ver que algunas de esas personas que también habían sido novatos una vez eran tan poco comprensivas con los nervios y las dudas de esos opositores primerizos. Pero bueno.

Esperábamos algún tipo de información, pero nada. Enseñamos el carnet y nos mandaron para casa. Por lo que he visto, en cada tribunal y especialidad hicieron una cosa. En algunos les sentaron en aulas y les dieron información. En otros ni siquiera admitieron preguntas. Menudo jaleo. Así que, a pesar de ir solamente para eso, nos volvimos casi con las mismas dudas. En fin. A pesar de todo salí con el ánimo alto, creyendo que no iba a ser para tanto la cosa. (Alucinante XD)

Al salir nos fuimos a comprar una botella de agua y cogimos el autobús para ir a la estación de tren. De nuevo, mientras llegábamos, llegó él bus. De nuevo, ni tuvimos que esperar ni lo perdimos por segundos. Flipé mucho y muy fuerte. ¡Hasta pillamos asiento! El autobús nos dio una vuelta por las afueras de la ciudad y llegamos a la estación. Comimos en un MacDonalds de enfrente y me permití el lujo de tomarme, también, un MacFlurry.  No soy muy fan del MacDonalds, pero es lo que había allí cerca... xD

Después pasamos un buen rato en la sala de espera de la estación, hasta que llegó nuestro tren. Durante ese rato vimos pasar a unas personas corriendo hacia los andenes. Después, corriendo de vuelta, mientras una decía: "Estoy hasta el coño de esta ciudad". Y yo, flipando, claro. ¡Yo estaba encantadísima con Ciudad Real! Poco después llegaron la pareja de futuros profes de Física y Química con los que volvimos a coincidir en el tren (aunque no en los asientos). Por suerte la señora del altavoz no estaba.

Pasé el viaje de vuelta con algo más de nervios. Para colmo de males, delante de mí había una chica, también opositora de filosofía, que no paró de estudiar. Yo decidí ponerme mi banda sonora opositeril e intentar descansar. Llegamos puntuales y mi padre ya estaba esperándonos.
Una foto publicada por bettie (@cuadernoderetales) el

Hoy estoy con el humor un poco revuelto. Me temo que es síndrome de abstinencia de Ciudad Real xD. Eso, o que las otras dos provincias que convocaban filosofía tuvieron su examen ayer y ha sido una escabechina -o eso me parece. Ni siquiera el sorteo de temas me habría sido demasiado favorable (aunque en ambos cayó un tema al menos de los que me he estudiado). No sé. A ver si con el paso de la semana lo veo más claro. O cuando vuelva a Ciudad Real...


29 comentarios :

  1. Que te veo yo con una visión muy optimista de Royal City. Aunque no quiero quitártela porque, de verdad, deseo que saques plaza.
    Pero, ¿limpia? ¿Que la gente para en los pasos de cebra? (Yo este finde no cogí el coche). ¿Acogedora? Vale que yo tengo una relación amor-odio con mi ciudad, pero...

    En fin, ¡que lo importante es que el 27 triunfes!

    Un besote manchego

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O eso, o la ciudad conspiraba para que yo me llevase buena opinión de ella. O será la zona por la que hemos estado. Pero Jack y yo tenemos la misma sensación de la Royal City, de verdad XDDDD

      A ver si es verdad y triunfo en tu ciudad. Si es que sí, va a ser un centro de peregrinación para mí xDDDDD

      También es cierto que mi visión es la de quien ha estado 24 horas XD Pero he ido a otras ciudades de visita y no me han dado ese buen rollo. xDDD

      Eliminar
  2. La experiencia ha sido positiva, y las buenas vibraciones están ahí. En mi comunidad nunca ha habido presentación sin más, que yo recuerde. Me parece una putada, sin más. Hotel y viaje para nada. Por esa parte prefiero lo nuestro, aunque el día de opos fue terrorífico, con mucha desorganización y con esperas muy largas para sentarse, los pobres opositores, si no estaban nerviosos, tuvieron tiempo de ponerse. Estaban convocados a las ocho y media y el sorteo se hizo a las diez y media. Los temas me parecieron bien, eran bonitos, o asequibles, pero la verdad es que aquí en León hay mucha gente con la especialidad de Lingüística y solo tocó un tema de lengua, y no muy bonito. Lo demás, literatura. Mucha gente flipaba con los que se marchaban sin hacer nada, pero en mi aula los tranquilicé. Cada uno que se marche, mejor para vosotros, a lo vuestro, que vais a ser menos de los que pensábais.

    Por la tarde vinieron todavía menos. Nos quedamos aproximadamente con la mitad de los opositores que teníamos convocados, así que la cosa se pone interesante para los que hicieron las pruebas. Alguno tenía dudas, sobre todo de los nuevos, si venir a leer o no. Les dije que vinieran aunque no lo hubieran hecho muy bien, que es una experiencia que llevaban por delante. Peor para mí, más largo, pero creo que leer ante un tribunal te prepara un poco para la segunda parte.

    Bueno, perdona el rollo. Que lo vas a hacer genial y punto. No se admiten discusiones. Yo, poniéndome en el peor de los casos, sé que trabajarás en esto el año que viene, plaza o interina, porque todo te va a ir muy bien.

    He dicho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si lo dice la profe, pues será verdad.

      Sí, es una señora putada. Aquí tampoco se ha hecho así nunca. Como mucho, un día presentación y al siguiente examen, que vale, es otra noche más, pero te ahorras dos viajes y la espera. Yo viendo cómo ha sido en otras comunidades ya estoy histérica >_< Me quedaré con la vuelta de reconocimiento, algo es algo.

      En mi tribunal no había ninguna Ro (ojalá), pero el presidente era así bastante majo en plan: "lo que necesitéis, bla-bla" No sé, comprensivo y eso. Salí sonriendo de allí.

      A ver. Perri ya me ha devuelto la suerte que le mandé y me ha dicho que funciona. A ver si es verdad.

      Gracias por todo profe, y nada de rollo. Me gusta lo que me cuentas. Así sé un poco qué esperar. :)

      A ver si sale todo bien y tenemos esa celebración. Ojalá.

      Eliminar
    2. Mirándolo por otro lado: aquí no hay lectura. Si no, aún otro viaje más XDDDD

      Eliminar
  3. Bueno, una experiencia curiosa, al menos, y ¡¿sólo para presentar el dni?!... Oh, my God!...Como dice Ro, me parece una putada...

    Pero todo tiene su parte buena: Jack estaba contigo, viajaste en tren, te relajaste, no perdiste ningún autobús... XD

    Me has dado sensación de buen rollito... ¡Que todos los coches paren en los pasos de peatones debe ser lo más!... ;)

    Dentro de unos días nos cuentas la segunda parte.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que sea segunda parte + continuará XD Ojalá.

      Sí, lo de que los coches paren cuando te ven venir... No sé. Una experiencia religiosa. En Valencia normalmente cuando te acercas a un paso, aceleran XD

      Eliminar
  4. ¿Soy yo o veo una atmósfera casi onírica en esta vivencia tuya? XD
    Bueno, primera toma de contacto :)
    Y el sábado que viene a rematar.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si onírica, pero todo muy raro xDDDD

      Eliminar
  5. No acabo de comprender el porqué de la presentación pero supongo que, bueno, tiene su parte positiva. Así ya conoces la ciudad y el instituto. En fin, sólo unos días y después a descansar y a prepararte para lo que te espera!! Profe!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se supone que es porque así, si se presenta menos gente de la que se ha inscrito, pueden eliminar tribunales para ahorrar. Pero no creo que el ahorro -si es que decae algún tribunal- compense a lo de pagar dos viajes a los que sigan adelante. Pero bueno. Esta oposición está siendo un poco carrera de obstáculos. Al final lo de menos va a ser el examen xD

      jaja. Profe. El día que alguien me llame eso en serio me va a dar algo. Lloro seguro xD

      Eliminar
  6. Si quieres, puedo empezar a llamarte Profa desde ya. Serías la primera, a decir verdad. En el instituto en el que cursé la ESO era obligatorio decir "señorita X" o "don Y", y en el que cursé bachiller... mejor lo olvidamos.
    Veeeeeeeeenga, Profa, que el universo está conspirando a tu favor. ¡Nada puede salir mal! Y no sólo porque el universo conspire, sino porque te lo has currado y mucho.

    Te mando un abrazo enoooorme
    (y muchas imágenes virtuales de buhitos chiquititos y lindos).
    <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. XDDDDD

      El universo conspira en mi favor. Eso ha sonado muy conejista XDDDD

      Gracias por el abrazo y por los buhitos <3

      Eliminar
  7. Me alegro que la primera parte haya sido una experiencia positiva, daba buen rollo leerte, así que doy por hecho que aún más vivirlo. Lo de estudiar como un posesx, no le hagas caso, no te sientas culpable, no es indicador de nada. Seguro que ellxs, si sabían que tú ibas a las opos, debían sentir envidia de verte tan segura. Así que las sensaciones van por barrios y según el prisma desde el que las mires.

    Además, yo siempre digo que un examen es una combinación de conocimientos y capacidad de redacción. Y tú escribes de maravilla, así que tienes mucho ganado ;)

    Un abrazo grande y muchos ánimos, que ya lo tienes a tocar :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea. Puedo escribirles un relatillo si me sale algún tema que no me sé XDDDD

      Gracias, Geralt :P

      Eliminar
  8. ¡Ánimo, queda un día menos para que tengas la plaza que quieres!

    ResponderEliminar
  9. Yo creo en las señales... si Ciudad Real te ha dado una, será ahi donde te saques la plaza. Ánimo y a por ello!
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca una ciudad me había mandado una señal tan clara :P

      Gracias, Ali.

      Eliminar
  10. En estas ocasiones creo que lo mejor es la tranquilidad, descansar bien y todo eso, que por algo lo dicen. Ciudad Real creo que es la ciudad ideal para eso. (xD) El estrés al fin y al cabo no sirve para nada, porque sea lo que vaya a pasar pasará.

    Está siendo interesante, quiero leer más #OpoBettie, jejé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una ciudad especialmente movida, si lo dices por eso, no xDDD Aunque este finde creo que va a ser otra cosa...

      Pues mantente atenta al twitter este finde. Y al Instagram. Es por ahí por donde voy contando :D

      Eliminar
  11. Profe Bettie, profe Bettie!! Voy a tener que ir a Ciudad Real, aquí el autobusero como me vea que estoy llegando con el carrito rápido a la parada acelera y todo el muy hdp

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDDDDDDDDDDDDDDDD En Valencia también pasa eso muchas veces XD

      Eliminar
  12. ¡Estabas en total subspace! :D
    Yo creo que es bueno porque te evita mucho estrés (siempre y cuando consigas volver al mundo real cuando toque empezar a escribir en el examen, claro).
    ¡A por todas Bettie!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDDDDDDDDDDDDD

      En mi caso, cuando hago un examen, el mundo real se desvanece. Quedamos el papel, el boli, mi batiburrillo mental y yo XDDDDD Como un día esté haciendo un examen y haya un incendio, la liamos. xD

      Gracias guapa :D

      Eliminar
  13. ¡Hola, Bettie!

    Es la primera vez que te escribo porque descubrí tu blog hace unos días, en un momento de agobio con las opos. Precisamente tenía que haber ido a Ciudad Real (me presento por Física y Química) y por temas de salud no ha podido ser.

    Me encanta como escribes y, claro, ya me he leído un porrón de entradas del tirón. Te felicito por el blog y te deseo mucha suerte en el examen. ¡Seguro que lo haces genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! ¡Bienvenida!

      Vaya. Espero que te mejores. Oposiciones habrá más, lo importante es que para la próxima estés en condiciones ;)

      Gracias. Voy a necesitar la suerte, no creas. Ya os contaré :)

      ¡Besotes!

      Eliminar
  14. Me ha encantado leer la crónica de todo el viaje ♥

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...