martes, 9 de junio de 2015

Fin de curso.

El curso llega a su fin y, con él, las tardes con mi nena. Ojalá el año que viene no pueda seguir compartiéndolas con ella: eso significará que, por fin, estoy trabajando. Mañana nos vemos por última vez (con deberes de por medio) porque ella ya acaba los exámenes y yo necesito estas dos últimas semanas para acurrucarme en mi zulo opositeril. Estoy segura de que nos seguiremos viendo, pero la voy a echar de menos, porque me da algunos momentos que no tienen precio.

Algunos de vosotros me preguntáis de vez en cuando por ella, así que voy a empezar contándoos que el experimento ha sido positivo, creo que para ambas. Académicamente hablando resaltaría sobre todo:
  • Sus avances en matemáticas. Cuando llegó conmigo no se sabía las tablas de multiplicar, y nadie se había preocupado de hacer que se las aprendiese. No hablo de pedagogías super-guachi-flows, sino de decirle que se las aprendiese o habría consecuencias. Nada. Simplemente la dejaron atrás y fueron dándole los correspondientes suspensos. Ahora mi nena multiplica y divide como una campeona. Otra cuestión aparte es la resolución de problemas: os digo en serio que al principio me tiraba de los pelos. No sabía qué hacer, porque ante un problema sencillo, que requería una resta, por ejemplo, ella no sabía por dónde empezar. Ahora hace problemas que requieren incluso tres operaciones y de enunciados relativamente complejos. Además ve la solución con mucha claridad. Me fascina pensar que han pasado solo unos meses cuando reparo en el cambio.
  • Su mejora en la escritura, tanto letra como ortografía. Esto es muy viejuno, pero hacemos dictados. Sí, sí, dictados de los de toda la vida, con sus copias y demás. Y se nota un montón la mejora. Además a ella le motiva mucho ver que cada vez tiene menos faltas. En el primero que hicimos, 11. En el de ayer, 2. 
  •  Su interés por la lectura. La semana pasada, sin venir a cuento, me dejó sobre la mesa un libro. Era una obra de teatro de unas 96 páginas. Me dijo que lo había sacado el día anterior de la biblioteca del cole y que se lo había leído durante la tarde, pero que se le había olvidado devolverlo ese día. Desconfié, si os digo la verdad, tengo esa naturaleza, así que así, como quien no quiere la cosa, le pregunté de qué iba. Y me lo contó. Me quedé muerta al pensar que había cogido un libro por iniciativa propia. 
  • En términos generales, se concentra más a la hora de hacer los deberes y/o estudiar, se esfuerza, porque sabe que si lo hace verá recompensa, porque sabe que no es tonta.  Que conseguirlo no es imposible. Además tiene una actitud muy positiva cuando la corrigen. Cuando le explicas por qué algo que ha hecho no está bien pone cara de mucha concentración. Y la inmensa mayoría de las veces no vuelve a cometer ese error.
Pero los cambios más duraderos, creo, son los que veo en ella como persona. Veo una nueva confianza, veo más seguridad en sí misma. Espero que dure, al menos, porque le va a hacer falta...

Le he comprado un regalito tonto como premio de fin de curso. Un diario y unos bolígrafos de colorines para que escriba, nada espectacular. Y le he escrito una carta diciéndole que estoy muy orgullosa de su esfuerzo y sus progresos, que ahora descanse para empezar con fuerza el nuevo curso y que recuerde siempre que es guapa, inteligente, buena, y que puede conseguir lo que quiera si se esfuerza suficiente. (Ahí le he mentido un pelín, pero ha sido una mentira piadosa).

Se lo he dado, porque no tengo aguante. Además, he pensado que mañana estaré muy emocional y que habría acabado llorando -hoy me ha faltado poco-. Lo ha abierto con mucho cuidado y después ha ido a la carta. La ha leído despacito, con mucha atención,  y juraría que se ha tenido que aguantar las lagrimillas. (Y yo, mientras la veía).

Cuando ha dejado la carta se ha quedado pensativa. Yo la he invitado a que probase sus bolígrafos nuevos y ha escrito nuestros nombres. Al acabar, todavía pensativa me ha dicho, toda roja:

-Te quiero decir una cosa pero me da vergüencita.
-Pues dímela -he respondido yo- ¿o es que tienes miedo de que te muerda un tobillo?
-No es eso. Es que...
-¿Si me lo escribes te dará menos vergüenza? -sé que sí, porque a veces me ha dejado notitas que son una maravilla.

Ha asentido, yo he sonreído y he vuelto a lo mío. Pero ella se lo ha pensado mejor y me ha dicho:

-Es que a veces me dan unas ganas de darte abracitos y besitos...

Yo tenía los ojos fijos en la agenda y he tenido que respirar hondo para no echarme a llorar. He soltado el aire y ya, sonriendo, le he dicho:

-Pues darme abracitos y besitos. Todos los que quieras.

Quitando a Jack, me han dado en mi vida pocos abrazos tan sentidos.

Así que perdonadme la ñoñez hoy, pero es que tengo el corazón que se me desborda.

30 comentarios :

  1. Superbonicas las dos! AINS! <3 <3 <3

    Hacer el bien también tiene sus momentos agradecidos, ves? n___n

    Eres una SUPERPROFE y una SUPERPERSONA (neng!) XD

    Te quiero, cariñotis! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja.

      Yo también te quiero, neng xD

      Eliminar
    2. Superprofe, Superpersona, Supermujer, Superachuchable, Super... :D

      Eliminar
  2. Jolín, con lo dura que soy voy a terminar llorando, es que estoy hoy sensible.
    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, la ñoñez se pega. Besotes diminutaymagica :)

      Eliminar
  3. Pues has hecho que a mí me cayese la lagrimilla...

    Está claro que la peque ha tenido mucha suerte de haberse cruzado contigo y, por supuesto, tú también la has tenido de haber compartido esos momentos con ella...

    Resultado muy satisfactorio para las dos.

    Te mando un abrazo ñoño... ;)... Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo con ella. Hoy estoy espachurrá. Qué "despedida" más triste. :/

      Eliminar
    2. Hoy me he acordado un montón de ti y de este post...
      Mi hija salió del colegio hecha un mar de lágrimas. Tuvo su última actuación de teatro e hicieron una pequeña despedida. Su profe le hizo una tarjeta personalizada (de scrap, con whasi-tape y todo... ¿casualidad?) y le escribió una dedicatoria preciosa. Hasta a mí estuvieron a punto de saltárseme las lágrimas...

      Eliminar
    3. Ay, por favor, ...<3 Qué bonito es el mundo a veces :D

      Eliminar
  4. Esa profeeeee. Ya verás cuando te den la oportunidad de serlo de un montón de chavales... serás la mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, es más fácil con una sola, y más si es tan buena :P Jajaja. Si te soy sincera, me tiemblan un poco las rodillas cuando lo pienso xD

      Eliminar
  5. ¿Lo ves, Bettie? Lo llevas dentro... :)
    Serás una gran profesora, porque lo vas a conseguir. Estoy segura :)

    Y ella... Te recordará para siempre, aunque no la volvieras a ver nunca más. Has hecho algo IMPORTANTÍSIMO en su vida y eso jamás se olvida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me voy a olvidar de ella. :)

      Ains, ojalá, amiga. Ojalá. Ya queda menos para saberlo.

      Eliminar
  6. A mí sí que se me cae la lagrimilla. Has hecho algo muy importante por ella, no sólo porque apruebe las matemáticas, sino por su confianza y su autoestima, Y eso te hace grande además de buena profe. Lo sabemos, lo sabes, es de perogrullo decírtelo, pero ahí está :P
    L@s niñ@s son así, cuando les das cariño, te lo devuelven con creces :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, a nadie le amarga un dulce, Angie... Jajaja.

      Esta nena necesitaba mucha autoestima, y la va a seguir necesitando. Porque yo no digo que no la quieran, al contrario, pero es que hay amores que matan. Y ella es muy sensible.

      Y sí es cierto. Voy a recordar ese abrazo toda mi vida.

      Eliminar
  7. Tu ñoña?? Madre mía si se me han saltado las lágrimas a mí leyéndote!!

    ResponderEliminar
  8. ¿Te das cuenta de lo que has logrado? :) Ya sé que sí, pero si lo olvidas te lo pienso recordar.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé si he logrado mucho o poco, pero la verdad es que ha sido maravilloso compartir este tiempo con ella. :)

      Eliminar
  9. Como mooooola XD

    Cuando he llegado a la frase de "Es que a veces me dan unas ganas de..." he sonreido de oreja a oreja. De esos momentos que unx guarda como si fuera un tesoro.

    Tú y tu nena sois geniales :)

    ResponderEliminar
  10. Precioso el post, enhorabuena por el trabajo conseguido!!

    ResponderEliminar
  11. Me ha encantado,mucho sentimiento aqui metido.Eres una profe estupenda esa niña adorable ha tenido mucha suerte de cruzarse contigo,el cariño que se le coje a una buena profe uf,queda siempre en el recuerdo Y eres una tia estupenda.Muchos abracitos y besitos preciosa y muchisimaaa suerte con tú examen,te mando toda mi energia positiva y buenos deseos,si es que tiene que salir¡¡¡va a salir bien¡¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estando yo el sábado en Ciudad Real me llegó un mensaje de su madre dándome las gracias porque su nena, que era carne de repetición de curso, va a pasar. No pasa limpia, pero ha hecho un esfuerzo enorme y se nota. Además, en los últimos exámenes ¡llegó al notable en tres asignaturas! :O Menudo subidón me dió.

      :) Gracias Carxa. Muchas gracias.

      Eliminar
  12. Vale, estoy llorando xDDDD
    Además que leo esto el día que sabes que has pasado la 1ª fase de las oposiciones y aún me emociona más. Ojalá, con todo mi corazón, pases también la 2ª y puedas hacer lo mismo que has hecho por tu nena con más a la vez :)
    Vuelvo a llorar xD esto es un no parar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ale... xDDDD

      Espero estar a la altura. De la oposición, pero sobre todo, de lo que haya de venir después :)

      Besitos :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...