lunes, 20 de abril de 2015

En lo que se prepara un café.

 Pongo café en una taza, añado leche y lo meto al microondas. Espero. Y mientras espero, pienso. 

(Debería aprender a dejar la mente en blanco)

Es una verdadera putada eso de no estar casi nunca en el lugar correcto en el momento adecuado. Una casi asume que tiene que vivir en trocitos, con una parte de su ser siempre anhelando otro lugar, otra gente. 

Importa menos en los momentos felices, es cierto. No es que no se compartan con gusto, sino que una, sabiendo que aquellos que quiere están bien, felices, se siente más prescindible. Pero lo malo son los malos momentos. Su propio nombre lo indica. 

Cling.

Saco la taza. Hoy, al café, tres de azúcar. Dos no son suficiente. Mi cabeza ha superado el límite de revoluciones y necesita combustible.

¿Y qué me hago yo ahora? ¿En qué empleo estas ganas de caminar, correr, volar hacia ti? ¿Y esta fuerza que he estado ahorrando para ayudarte cuando te hiciese falta? Tú dices que no, pero yo siento que lo más importante que tengo que hacer ahora mismo (y estoy teniendo en cuenta el universo entero) es estar tan, tan cerca de ti que me sientas dentro. Y, ahora que lo pienso, eso no estaría mal. Podríamos repartirnos el dolor a partes iguales. ¿No iba de eso todo esto?




22 comentarios :

  1. Vale, pues ya me has hecho llorar, que lo sepas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y tú, ¿qué vas a hacer con esa empatía y esa sensibilidad que se te escapa por cada costado, eh? :*

      Eliminar
  2. Vaya... Bettie, siento tu tristeza.
    Tienes razón, el estar lejos en los malos momentos es lo peor... A veces es necesario poder compartir una lágrima o un abrazo de consuelo.
    Aunque sea en la distancia, te mando un abrazo muy fuerte y muchos ánimos.

    Y, por dios... no le eches tanto azúcar al café!!! :P

    Un besote

    ResponderEliminar
  3. Pues, ¿sabes? Te mando un abrazo fuerte fuerte fuerte desde aquí y espero que llegue hasta allí.
    Up, Bettie J, the only way is up.
    Y por si acaso el de antes no fue suficiente, te mando otro abrazo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Aria.

      The only way is up... entonces, ¿quién cojones se entretiene a hacerme sótanos en el subsuelo? :P

      Eliminar
  4. Ay, lo siento mucho, Bettie. ¡Ánimos!

    ResponderEliminar
  5. Un abrazo guapa, y muchísimos ánimos!!!

    ResponderEliminar
  6. Ay, Bettie... Ojalá yo ahora mismo pudiera estar cerquita para darte un achuchón bien fuerte... ¡Y otro a Jack!

    Como no puedo, os mando un saco de ánimos y mimos a distancia :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cielo. Seguro que tanto a él como a mí nos vienen bien :)

      Eliminar
  7. Vaya... me he quedado sin palabras al llegar al final. Un abrazo fuerte, sincero, y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Es que me mandas abrazos insinceros otras veces? :P jajaja Es broma.

      Gracias, Geralt :)

      Eliminar
  8. jajaja, que mala XD

    Cambia "sincero" por "con todo el cariño" y así lo arreglamos ;)

    ResponderEliminar
  9. Estoy segura de que él te siente al lado. Que tú estas siendo y estando ahí cada segundo. Y también entiendo tu sentimiento, tu desazón... Yo, como todos por aquí, os mando fuerza, abrazos, ánimos, azúcar... Lo que sea que os haga falta.
    Muaks x 10000000

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias, gracias, gracias. Eres un amor. :)

      Eliminar
  10. Yo llego tarde pero espero que aquel exceso de azúcar al menos endulzara por un momento la situación

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una enfermera nunca llega tarde, ni pronto, :P jajajaja

      No ayudó mucho, pero mira, :P jaja

      Gracias Mandarinalia de mi vida <3

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...