lunes, 30 de marzo de 2015

Parece fácil.

En días como hoy, si tuviese que pedir un deseo, pediría ser extrovertida. Bueno no, hay muchas otras cosas antes que eso, pero hay días en los que echo en falta tener esa cualidad. 

Por ser extrovertido/a me refiero a la capacidad que tienen ciertas personas -la mayoría de los que yo conozco, a decir verdad- de adaptarse a cualquier ambiente y relacionarse de una manera cordial con casi cualquier persona, incluso con aquellas que tienen intereses e inquietudes muy distintos de ellos. No sé, es el aficionado al motor que cae en un grupo de apasionados del cine de autor y sabe mantener el tipo, que es capaz de entrar en la conversación y mantener la sonrisa y que incluso puede que se convierta en el centro de atención echándole desparpajo. O al especialista en literatura medieval que es capaz de meterse en la dinámica de un grupo que habla sobre zapatos de tacón, por poner un ejemplo. O a la chica joven que, aunque no aguanta a un grupo de mujeres, acaba cayéndoles bien a todas. Supongo que eso tendrá algo que ver con la inteligencia social. O todo que ver.

Pues yo, a este respecto, soy un poco inepta. No es que no me guste estar con la gente o conversar o todas esas cosas, al contrario: adoro cuando estás hablando con alguien y pierdes la noción del tiempo. Pero ocurre que no tengo esa habilidad. Que me cuesta encontrar un tema de conversación cuando no comparto intereses con la otra persona o cuando no me siento cómoda, cosa que me suele pasar bastante. No sé, diría que tengo un poco de fobia social (sin el componente médico). 



A veces la gente cree que yo -y otras personas como yo- somos antipáticos, bordes, pasotas,... Y nada de eso. Yo, dentro de lo que puedo, intento ser muy amable. Pero me resulta difícil desenvolverme bien en esas situaciones y aparezco, casi indefectiblemente, como un bicho raro. Y lo que quiero decir es que es difícil, para mí lo es. Y es muy frustrante, porque cuando ves al resto de personas hacerlo parece tan fácil...

Es un poco un estigma, porque no es lo normal. Lo normal es que la gente se relacione sin problemas, tenga multitud de conocidos, no se sienta incómoda cuando se encuentra con ellos por la calle, etc. etc. Y desde muchos lugares se contribuye a ese estigma. 



En los últimos días, a raíz de la tragedia aérea que todos conocemos, hemos tenido otro ejemplo. Cuando se empezó a señalar al copiloto como responsable de la misma, lo primero que se dijo de él es que era un tipo introvertido, que disfrutaba de pasar tiempo solo y que se guardaba sus problemas, y que esas cualidades no son apropiadas para un piloto de avión. Yo pensé: "Menos mal que mi aspiración no es ser piloto de avión". Porque esa descripción podría ser la mía. 


No es la primera vez que escucho algo así. De tanto en tanto, cuando hay alguna tragedia de este estilo, algún atentado, algún tiroteo, pueden ocurrir dos cosas. La primera, que se hable del perpetrador como alguien tímido e introvertido, como si eso justificase todo, como si esa fuese la razón de que hubiese hecho cualquier burrada. Podemos aderezar esta cualidad  con cosas como que era adicto a los videojuegos (a ver qué entendemos por adicto) o que le gustaba el heavy metal. O puede pasar lo contrario, que se hable del responsable como una persona extrovertida, con mucha vida social y demás, y que todos se echen las manos a la cabeza sin entender nada. Es decir: si lo hace un tímido es de esperar, pero si lo hace una persona extrovertida, no hay quien se lo explique. Muy bien. 

Pues nada, este post no tiene otro objetivo que advertiros de que, en virtud a mi  introversión, no soy de fiar. Además, aunque no me gustan los videojuegos, sí el heavy. Y los cómics. Nada, para que lo tengáis en cuenta. 



37 comentarios :

  1. Te olvidas del rol, guapa, el rol tiene mucha culpa también, junto con los videojuegos y el heavy.
    Chica, todos esos memes me describen, pero ya lo sabías por nuestra cuestión gemelar ;)
    A mí me resulta más fácil a veces hablar por una red social que delante de personas. Y no es enfermizo, porque eso no quita que haga lo otro, con más o menos placer, con mejor o peor resultado; pero lo hago.
    Está claro que existe predisposición pero hay aspectos que pueden modificarse y sólo existe una forma: practicando y exponiéndose a la situación. Como hablar en público. O aprobar un examen. O superar un pánico escénico en un artista. Está bien "recargarse" al margen, pero hay que exponerse y superarse.

    Eso sí, me parece fatal que lo negativo sea lo introvertido. Coño, me toca todo lo negativo en esta vida! xDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo del rol es demasiado mainstream xD

      Fíjate que cuando digo estas cosas la gente no se las cree. Por ejemplo, hablar en público no me da ningún apuro. Hacer exposiciones en clase y eso. Si pasa por aquí Isa (LReplicante) podrá confirmarlo. Es en la relación estrictamente personal donde lo paso peor. Y si tengo que relacionarme lo hago, ojo. A veces incluso ni se me nota que estoy incómoda. Pero la gente no se da cuenta de que para mí supone un esfuerzo muy grande.

      Ya ves. Nos toca lo negativo. Pero para eso hemos hecho un acopio indecente de inteligensia y bellesa. XDDD :P

      Eliminar
  2. A mi la gente esa que esta en todas las salsas, la verdad es que me escama (lo mismo el equivocado soy yo, claro... ). Y solo de pensar en tener que hacer lo mismo para ser socialmente aceptado, la verdad es que se me quitan del todo las ganas... menudo estres, copón!

    Que no, hombre, que no! Que la vida se puede vivir de muchas maneras. Que no hace falta llevarse bien con todo el mundo. Educación, DESDE LUEGO, hasta con el peor enemigo. Amigos? No digo que no se puedan tener muchos. Y conocidos. Pero si tienes pocos... ¿cual es el problema? ¿es que acaso era un concurso? ¿por que nadie me avisó? ¿y por qué narices tengo yo que participar?

    Hablar por los codos. Hablar con todo el mundo. A todas horas. De todo, incluso sin saber. Pues va a ser que no. Parlotear no es lo mismo que comunicar, que llegar.

    Vivimos en una sociedad en la que lo que prima es la apariencia, y esta es solo otra muestra, otro aspecto.


    En finses... que no te ralles, beibi. Lo importa es siempre ser consecuente con uno mismo y en base a esto tratar de ser lo mas feliz posible. Que yo creo que aunque la gente se ponga mu pesá, es posible ;)

    Te amo, Pesiosidá <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que los padres nos crian y nosotros nos juntamos. No hay otra XDDD

      :*

      Lo que no sé es cómo acabamos saliendo xDDDDD

      Eliminar
  3. Creo que me has descrito a la perfección. Siempre he sido la "rarita antipática", incluso en mi familia. En todas partes, en realidad. Y cuando digo 'es que soy tímida...', todos responden "¡eso es mentira! ¡si fueras tímida no te disfrazarías en carnavales o no te teñirías el pelo o...!". Y claro que lo hago, no voy a vivir metida en una cueva sólo por costarme UN JODIDO MUNDO hablar con la gente; simplemente eso, me cuesta, intento superarlo, pero me cuesta y no siempre sale bien (sobretodo porque hay cada uno suelto por el mundo que..). Y que la gente vaya por ahí llamándote borde o rarita o señalando todo lo que haces como algo malo, pues no ayuda. Que yo, rara/especialita, soy un montón, ¿eh? Pero que no es malo, no se contagia ni nada de eso. Que no me va a dar un brote y voy a matarlos a todos a navajazos por tener de fondo de pantalla al Joker. O sí, who knows.
    Pero que hay que pasar de todo y ya. Me enervo fleje xD
    Don't let the muggles get you down!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD: 'cause I'm a creep, I'm a weiiiiiiiirdooooooooo...

      Eliminar
    2. Muggles... xD

      Es que como son cosas normales, sencillas para esas personas, no se dan cuenta de que a ti te cuesta la vida empezar una conversación o conocer gente. Y yo lo intento muy fuerte cuando tengo que hacerlo, ¿eh? Lo que pasa es que después de un buen rato intentándolo, te cansas, desconectas un poco, y ya está, ya eres la pasota, borde a la que no le interesa nada. O, en mi caso, que me han llegado a decir que me creo mejor que el resto de la gente. Y esas cosas.

      En fin. :*

      Pd: me gusta cuando me cantas, Aria B. :)

      Eliminar
  4. Otra introvertida al aparato... Tengo una amiga como esa gente que describes: que encaja en cualquier lado, que enseguida hace amigos (o al menos conocidos), y me da una envidia... Pero a parte de esos momentos en que nunca sé que decir, o que me siento mal porque me presentan a la misma persona 2 veces para que se quede con mi nombre; me gusta ser como soy, con mis silencios y mis soledades. No me cansaré de decir que yo me caigo bien a mí misma, y que el tiempo que paso conmigo a solas es un tiempo fantástico ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues me alegro mucho. Yo... tendría que dejar de querer ser de otra manera y empezar a asumir que soy así :P

      Eliminar
  5. Yo siempre he sido muy muy tímida, extremadamente. Se me pasó por culpa de este trabajo. O lo superaba o los chavales me comían. No sé si introvertida, creo que no, porque soy de esas que lo cuentan todo. Pero sí tímida. Y me costó mucho superarlo. Mi primera oposición fue bien hasta que llegué al examen oral y las palabras no salían de mi boca con facilidad ni mucho menos. Lo suspendí, claro. Pero empecé a dar clase y ahora hablo con los abrigos colgados de los percheros, con cualquiera, de lo que sea, porque he ido cambiando. A veces creo que hablo en exceso (mucho) y eso tampoco es bueno.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tímida no soy. No tengo problema para hablar en público ni nada de eso. Pero introvertida sí. Y la gente no suele creerlo, supongo que por eso, porque no me da vergüenza hablar ni nada de eso. Pero lo de contar cosicas,... Es otro cantar :P

      Eliminar
  6. Cada poco me cambias el papel de la pared de tu casa... jopetas, qué facilidad para cambiar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay profe! Lo tengo ya casi un mes o así. Y estoy pensando en cambiarlo otra vez xDDD Es que me aburro mucho de mí misma xDDD

      Eliminar
    2. Yo voto por los búhos!!!... XD

      Eliminar
  7. Ay... Bettie... qué miedito me das... Igual llegas a ser una "profe asesina" o algo así... jajaja

    Como ves, hay mucha gente más así.
    La verdad es que con el ejemplo que has puesto del piloto, me he dado cuenta que nunca había reparado en eso, pero es verdad que parece que los tímidos son los "chungos" y los "espabilados" (por decirlo de alguna manera) son los guays...
    Es un poco como el tema que exponía el otro dia Ro sobre encajar.

    Yo es que no tengo punto medio, a veces soy muy tímida y no logro articular palabra en medio de un grupo de gente, y en otras ocasiones sufro de "incontinencia verborreica", como me dijo ayer mi hija... jijiji
    Pero tampoco me gusta ser el alma de la fiesta...

    Yo hablo donde estoy a gusto y si no tienes nada que decir, mejor estar callada. No creo que eso sea malo.
    A mucha gente no le gusta estar solo, y yo "necesito" mis momentos de soledad (imprescindibles...)

    Y, como se suele decir, cada loco con su tema...

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me des ideas, no me des ideas... jajajaja

      Pues yo sí me doy cuenta, hija. Y no me parece nada justo. Pero bueno, esta es otra batalla a la que no le auguro buen final, :P jajaja

      Yo cuando estoy a gusto también sufro de "incontinencia verborreica", no creas. Si no paro de hablar es que estoy más feliz que una perdiz :D

      Eliminar
  8. Aquí otra introvertida incomprendida...

    lía

    ResponderEliminar
  9. Con eso se nace... yo me siento igual y le veo ( a estas alturas) difícil solución. Me da mucha rabia la gente hiperfeliz e hiperextrovertida... somos incompatibles... Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre, yo creo que dentro de unos límites (hay que aceptar que tenemos que relacionarnos para ciertas cosas, en mayor o menor medida) está bien. Si todos fuésemos iguales, menudo rollo.

      Eliminar
  10. Pues aquí va otro que cuando leía el post se ha pensado que hablabas de él. Vas a tener que cambiar el título del blog por "Cuaderno de introvertidos" XD

    Yo tampoco tengo problemas para hablar en público (me gano la vida impartiendo talleres para adultos y niños, y con atención al público), pero en las relaciones personales es harina de otro costal. Y quizás no es tanto que no pueda o no sepa como iniciar una conversación (un poco), sino que con el tiempo he llegado a la conclusión de que me canso rápido, que no tengo paciencia, pierdo el interés por la mayoría de conversaciones que suelen mantener el resto de personas. Lo que no me pasa con tu blog ;)

    Eso sí, a mi el heavy no, pero sí que me gustan los cómics y los videojuegos. Y como dice Viento polar, con el tiempo he aprendido a gustarme como soy, con mis silencios y mi soledad elegida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira, si no es porque tengo que cambiarle la cabecera, le cambiaría el nombre, porque vaya tela, tienes razón xDDD

      Me alegro de no cansarte XD Todo un honor :P Y me alegro de que hayas aprendido a aceptarte. A mí aún me cuesta.

      Eliminar
  11. Lo del accidente de avión me parece una generalización... yo he escuchado y leído que el hombre tenía problemas mentales, depresión y alguna que otra cosa rara. Influye que sea introvertido porque si no lo conocían mucho o no hablaba mucho de sí parece que es más fácil que ocultara algo... lo cual, si lo piensas, es una chorrada como un castillo. Anda que no hay gente extrovertida que luego es más falsa que un duro de madera!! Pero como nos encanta clasificar y tipificar a la gente sin tener ni idea..
    En cuanto a la introversión en sí o la extroversión (existen estos palabros?), me parece que son capacidades a explotar. Me refiero, tu naces de una forma o de otra y tienes cierta tendencia, pero creo que son capacidades que se pueden trabajar y modificar, sino del todo, si en gran parte. Así que ánimo, porque puedes ir siendo poquito a poco todo lo extrovertida que tu quieras ;)
    Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Si es verdad todo lo que están diciendo -tampoco estoy yo muy puesta, prefiero no oír según qué cosas-, el hecho de que fuera introvertido tuvo más bien poco que ver en lo que pasó, no sé.

      Sí, está claro que se puede trabajar, aunque al final uno se plantea por qué trabajarlo, si no le hago mal a nadie. En definitiva, que sí, que hay que saber relacionarse en ciertas situaciones y tal, pero al final el tiempo de ocio o el espacio personal y eso, ¿no es para ser tú mismo? Nah, cosas que se me ocurren XDDD Pero lo cierto es que la tendencia es a presionar para que seamos más y más extrovertidos.

      Eliminar
  12. Yo tengo una fobia social y, depende del día, puedo hablar con gente casi sin problemas. Pero otros días no soy capaz ni de pedir un poco de embutido en la charcuteria.
    Sin embargo, soy amable con la gente que me conoce bien y con la que tengo confianza. Esa gente siempre me dice que hablo muchísimo. A veces desearía ser capaz de hacer lo mismo con todo el mundo...
    Un beso, guapa :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te entiendo :(

      Bueno, esperemos que haya cada vez más días buenos :)

      Eliminar
  13. A mí me tachan de borde por todos lados. Odio ir en grupos grandes de gente, porque me siento invisible. Comparto pocos temas de conversación: libros, mangas, gilipolleces en general. No me gusta la fiesta ni eso de beber alcohol hasta caer (mucha gente dice que para divertirse no hace falta beber, pero si hay una fiesta sin alcohol consideran que es una mierda). Me cuesta mucho hablar en confianza con alguien. Mi madre, al contrario, es totalmente extrovertida. Y yo, bueno, para todos soy una borde...

    ¡Interesante post para hacer una reflexión!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy viendo que con la cantidad de introvertidos que hay por aquí, que el país implosione es cuestión de tiempo xDDD

      Ánimo, Euterpe. Sé cómo te sientes :/

      ¡Besos!

      Eliminar
  14. Pues sí, ando batallando con la timidez toda mi vida. Soy tímida tímida, de ponerme roja y trabarme al hablar, sobre todo delante de mucha gente, en clase siempre lo pasaba y lo paso fatal. En ocasiones también evito pasar por al lado de grupos numerosos de gente (por ejemplo la terraza de un bar). Esa timidez muchas veces proyecta inseguridad, antipatía, seriedad, y claro las personas a veces te juzgan con la primera impresión que les das.
    Me encanta salir sola a caminar y quedarme leyendo antes de salir a otro lugar.
    Aunque parezca mentira los tímidos y los introvertidos también somos divertidos, hacemos chistes y si nos da la luz del sol no nos desintegramos ;)

    Un abrazo Bettie!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, y estamos muy locos, y a veces, cuando hablamos, decimos cosas interesantes y todo. Y si se espera un poco antes de juzgar, hasta puede uno darse cuenta de que no somos ogros insensibles y elitistas. :P

      Un abrazote, guapa.

      Eliminar
  15. Me he pegado la vida leyendo comentarios xD

    A mí también me cuesta mucho lanzar un tema de conversación con gente que no conozco nada o apenas. Con los años he ido pasando de no hablar nada a hablar mucho cuando ya tengo confianza, además que me lanzo más a romper los excesivos silencios xD
    Más ahora, que están todos con el móvil y nadie se dirige la palabra.

    La infografía me describe: no me gusta hablar por teléfono, pienso mucho las cosas antes de hablar, me siento más a gusto comunicándome vía escrita y prefiero estar en grupos pequeños xD

    Es más, cada vez me doy más cuenta que llega el fin de semana y es una liberación, de tener el contacto justo si vamos a comprar con los empleados y ya. No digo que no me guste estar en clase con los compañeros pero necesito mi aislamiento xD

    Eso sí, hablar en público me cuesta un montón. Me pongo muy nerviosa y no me salen las palabras xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que relacionarse supone esfuerzo para la gente como nosotros, entonces cuando llega el finde ... Y claro, a la gente le extraña que prefiramos estar solos y tranquilos xDDD

      A mí lo de hablar en público se me curó haciendo teatro xD

      Eliminar
  16. A parte de la introversión, lo que me ha parecido horrible es remarcar tanto que padecía depresión... no creo yo que ningún depresivo, por ser depresivo, sea un psicópata en potencia. Digo yo. Que parece que encima quieran culpa a los depresivos por estarlo (cosa terrible, además, que les provocaría más presión encima). Y para más inri, hay voces que descartan la depresión en este caso:
    http://www.lacronicadelpajarito.es/espana/psiquiatras-y-psicologos-descartan-depresion-copiloto-y-apuntan-al-trastorno-narcisista

    http://www.lacronicadelpajarito.es/region/copiloto-no-tenia-depresion-ni-era-un-enfermo-mental-era-un-narcisista-maligno

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor tuvo depresión en otro momento. O no. Es que las informaciones en estos casos APESTAN. Por si no tienen bastante estigma-todavía- las personas que tienen que someterse a tratamiento psicológico o psiquiátrico... pfs.

      Eliminar
  17. Yo qué te voy a contar... Introvertida no soy, tampoco "la alegría de la huerta", pero comprendo muy bien a quienes sí lo son. Ya sabes... :)

    Me gusta el silencio, la soledad (por gusto, claro), mi tiempo... Yo no cuajo tampoco en general en grupos, de hecho los lugares con mucha gente o con mucho "jolgorio" me molestan bastante. No entiendo por qué todos tenemos que estar "en la onda" (¿todavía se usa esta expresión?). Cada persona es diferente y eso ha de respetarse, ser introvertido tampoco es una enfermedad, joer, es un rasgo del carácter. En serio ¿por qué quieren siempre que cambiemos para volvernos otras personas? No lo comprendo, nunca lo he hecho... Otra cuestión es que esa introversión acabe convirtiéndose en un problema relacional que no te permita llevar una vida medianamente normal (lo de ir a comprar al super, ir a clase o simplemente a un bar), ahí algo hay que trabajar. De resto... ¡Que le den morcilla al mundo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro. Yo fuerzo la máquina en situaciones que no me queda más remedio. Aunque he odiado siempre los trabajos en grupo, por ejemplo. Pero bueno, cuando tienes que hacerlo lo haces y chimpón. Además, a mí cuando es por cosas profesionales o eso, me da menos problema. Pero en el ámbito personal... afú xD Y como ahí puedo elegir más, tengo más margen... Pues eso, soy una margi xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...