sábado, 28 de marzo de 2015

Libro: Tranvía a la Malvarrosa, de Manuel Vicent.


Otro libro que tenía pendiente desde hace tiempo, cuando supe de su existencia. Todo llega, se ve.

¿De qué va el libro?

Manuel es un joven de Vilavella, un pueblo pequeño de la provincia de Castellón, que marcha a Valencia a estudiar Derecho. Y Tranvía a la Malvarrosa es la historia de su viaje. No del viaje de Vilavella a Valencia, sino del que conduce a la madurez.

Hablando del libro...

Nos situamos. España de los 50, más concretamente el Levante español. La trama transcurre entre Castellón y Valencia, y varios pueblos que hay en medio, entre ellos Vilavella, el pueblo del protagonista (y del escritor). La época es importante, porque creo que Manuel Vicent nos mete en ella con una gran maestría. En esta obra se mezclan la moral opresora del franquismo con los burdeles, el cuello vuelto con las vedettes. Se muestran las calles de una Valencia en la que se alternan cines con salas de variedades, burgueses, curas, militares y huertanos. 

Se pinta también una Valencia negra, un tanto sórdida. No solo por los burdeles, ni por las prostitutas que se ofrecían en los alrededores del Mercado Central (y se ofrecen), ni por los chanchullos de poder que había (y sigue habiendo), sino negra en el sentido de criminal. Manuel pasea por las calles señalándonos que en esta droguería, la envenenadora compraba el matarratas. O que en tal cine se encontró la cabeza descuartizada de un hombre. O que tal huertano, un hombre que no debía de estar en todas sus facultades, hizo esto y aquello. O nos habla de lo grande que era Gracia Imperio para decirnos después que falleció en extrañas circunstancias (su muerte, por cierto, no se ha acabado de esclarecer), dejando caer una maldición sobre aquel piso de la calle Cuenca (entonces, ahora Tres Forques).  Y la verdad, mola. No tenía yo idea de que Valencia tenía esa historia negra, aunque sí sabía algunas cosas. Y lo que se dejará sin contar el libro... :P

Dentro de ese escenario, claro, pasan cosas. Y normalmente le pasan a Manuel, nuestro protagonista, que es también el narrador del libro que, a su vez, me atrevería a decir que tiene bastante de autobiografía o que está muy aderezado con datos autobiográficos. Manuel empieza siendo un capillitas. Iba para cura, aunque la cosa se torció, pero el amor por la Santa Virgen y la recta moral católica calaron bien hondo en él. Sin embargo poco a poco vamos viendo cómo se impregna del ambiente de la ciudad (aunque Valencia, en aquel tiempo, tenía un aire bastante, bastante, rural, por lo que se ve en la novela al menos) y se libera de los dictados familiares. Empieza a elegir, a relacionarse con intelectuales, a leer filosofía (eso nunca es bueno, así se echan los jóvenes a perder), a asistir a tertulias con los grandes sabios, ... Y Manuel cambia. Y casi pasa sin darse uno cuenta, o al menos he tenido esa sensación. 

He de advertir, eso sí, que esta novela no es un viaje realmente. Los viajes tienen salida y llegada. Uno va de un sitio a otro. No, este libro es un paseo: uno camina por mero placer pero sin ir a ninguna parte. Así que no esperéis una novela tradicional, con un final cerrado, porque no lo vais a encontrar. Creo que lo del paseo es una buena metáfora, porque además Manuel se pasa buena parte de la novela paseando y enseñándonos Valencia. Los cines, los teatros, las calles, las plazas, los tranvías con jardinera, la estación de Pont de Fusta, el balneario de Las Arenas, los puentes, el City Bar,... Para mí, que he vivido allí, ha sido una experiencia maravillosa recorrer las calles con este libro. De hecho, cuando vaya a Valencia creo que tengo que hacer alguna de las rutas que hace Manuel :) Y hay algo que me ha desconcertado, y es que la Valencia actual, la que yo conozco, llega a reconocerse en la que narra Manuel Vicent. Y no hablo solo de los monumentos. 

Dos notas breves más. Una, dedicada al estilo. Me ha gustado mucho el estilo de Manuel Vicent. Es bastante ágil y corrido, casi como un monólogo interno. Y segunda, a la música. Este libro tiene música. De hecho, cuando el narrador-protagonista dice que Nat King Cole canta Ansiedad, no lo dice y ya. Dice que canta Ansiedad de tenerte en mis brazos suspirando palabras de amor. Es decir, que el texto canta. Y eso me ha gustado mucho :)

En cualquier caso, me ha parecido un buen libro, aunque este componente emocional no va a tenerlo todo el mundo, está claro. 

En resumen, este libro...

4/5
Os dejo un trocito...

Me había equipado ese año para Fallas con una chaqueta azul con botones de ancla plateados y unos pantalones de franela gris perla y además había tenido un pase para el So Nelo, una lujosa carpa que montaban junto al convento de Jerusalem llena de lámparas de mil lágrimas y tapices, y allí había llevado a bailar a alguna amiga de Filosofía y Letras o a cualquier colegiala y, mientras Renato Carossone cantaba Maruzzela, Maruzzela, sin duda, yo le había hablado de la Rebelión de las masas de Ortega y Gasset y ella me había puesto el codo en el esternón para que no me acercara.

¡Alma de cántaro! Ya somos dos los que atestiguamos que la filosofía no sirve para ligar. O a lo mejor es que Manuel y yo somos igual de torpes, porque hay quien dice que sí, que liga mucho hablando de filosofía. En fin... :P


Anoche, al acabar este libro -me quedaban muy poquitas páginas- empecé El guardián invisible, de Dolores Redondo, primer título de la trilogía del Baztán. A ver si así cumplo con el punto del reto que dice que hay que leer una trilogía. Aunque después de ponerme me he encontrado un montón de reseñas regulares/negativas sobre el libro. ¡Ya veremos!

15 comentarios :

  1. Ea, otro más a la "lista de espera" :-P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaajajaja, ¡vas a tener que empezar a derivar "pacientes" a la privada, Carlota... :P

      Eliminar
    2. No, eso va contra mis principios. Pero en un par de semanas, desgraciadamente, tendré más tiempo libre para leer...

      Eliminar
    3. No, eso va contra mis principios. Pero en un par de semanas, desgraciadamente, tendré más tiempo libre para leer...

      Eliminar
    4. No esperaba menos de ti. Esperemos que tus vacaciones no sean muy largas :)

      Eliminar
  2. Otro libro que leí por obligación en el instituto y del que apenas me queda recuerdo, quedando demostrado una vez mas que lo importante durante el periodo educativo no es lo que se lee, sino que lo que lean los chavales les cree un habito y sobretodo una afición placentera.

    Cada libro, según la persona, tiene su momento. Ni antes ni después. Me alegro de que te haya llegado en un buen momento y lo hayas disfrutado a topes.

    A ver que tal el spanish-noir ;)


    Te amo, Peque! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Deberías releerlo. Creo que te gustaría :)

      Eliminar
  3. Pues de primeras pensaba que no me iba a gustar el libro (mala impresión que me dio xDDD) pero con lo que me gusta la ciudad de Valencia debo darle una oportunidad. Aunque claro, no me conozco los sitios tanto como tú jaja
    Muy gracioso el trozo que has puesto xD
    Ya nos contaras qué te parece El guardián invisible, que yo lo puse para leer después de verlo en el blog de Ro :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os contaré, claro.

      No sé, nombra sitios conocidos, pero otros menos conocidos, no sé. Supongo que si yo no hubiese vivido en Valencia mi opinión del libro sería algo diferente :P

      Eliminar
  4. Justo acabo de comprar "El guardián invisible" porque había visto buenas críticas... No sé cuando lo leeré, pero como bien dices, ya veremos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues yo, después de empezarlo, comencé a ver reseñas negativas XDDD

      De momento llevo muy poco como para poder juzgar, pero no me está pareciendo mal :P

      Eliminar
  5. Aunque lo pones bien, en éste voy hacerte el salto, que la lista de pendientes no me da para más ;)

    El guardián invisible lo leí cuando salió y no estuvo mal. Algún trozo no me acabó de convencer, pero en general no está mal, bastante entretenido. De hecho, llevo un par de meses postergando la lectura del segundo y no creo que tarde mucho más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que haces bien. En mi lectura ha influido muchísimo el tema de la ambientación. Supongo que para alguien que no conoce Valencia, el libro pierde puntos, no sé.

      Yo voy por la mitad, aproximadamente, y también hay alguna cosilla que me cansa un poco, y por otra parte correría a leches a algún personaje y eso, pero bien, entretenido. De esos que roban horas de sueño :P

      Eliminar
  6. Me pasa como a Geralt. No dudo que sea un buen libro, para ya conoces mi eterna lista de pendientes XD Así que por ahora, no lo incluyo. No me llama lo suficiente. Aunque tengo otro título del mismo autor por casa, y algún día tendré que leerlo, digo yo XD.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Algún día... XDDD

      A mí me ha gustado mucho el estilo, así que no descarto leer algo más de Manuel Vicent. En algún momento... xD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...