miércoles, 25 de marzo de 2015

Libro: Tokio Blues (Norwegian Wood), de Haruki Murakami.



Supongo que después de este post Geralt puede respirar tranquilo. Ya veo que no soy la única que se pone histérica cuando recomienda un libro, por si acaso no gusta. En este caso, especialmente, la cosa estaba complicada. Yo le tenía echada la cruz a Murakami porque empecé 1Q84 y nada, que ni fu ni fa absoluto. Por suerte me decidí a darle una segunda oportunidad y a tomar la recomendación de Geralt. Vamos allá con la reseña.

¿De qué va el libro?

Toru Watanabe escucha la canción Norwegian Wood de Los Beatles y esa melodía le hace recordar sus años de juventud, en el Tokio de finales de los años 60. Y no digo nada más para no destripar. 

Hablando del libro...

Tengo que reconocer un pecado literario: empecé el libro convencida no, convencidísima, de que no me iba a gustar. Leí las primeras páginas con desinterés y un poco confusa, desubicada, no conseguí situarme. Por suerte, antes de dejar de leer el primer día, el libro consiguió captar mi atención, suscitar cierta curiosidad, en definitiva: que me preguntase qué iba a pasar después. Como era más de lo que consiguió 1Q84 después de 100 páginas, decidí seguir leyendo. El siguiente día fue más de lo mismo. Y el tercero. Pero el cuarto ya no. Alrededor de la página 100 empecé a meterme en la historia, empecé a disfrutar mucho con el estilo, con las situaciones, con los diálogos, con los personajes,... Me costó un poco, no digo que no. Y supongo que también tiene que ver con la sensibilidad estética. Murakami no deja de ser un autor japonés, por mucha cultura popular occidental que haya en sus novelas y todo lo demás, y en algo se tiene que notar. Yo no he podido sacudirme la sensación de estar leyendo algo muy exótico y chocante, la verdad.

Pero una vez una se acostumbra a eso y lo supera un poco, disfruta. Al menos yo he disfrutado. Me ha gustado muchísimo, muchísimo, la construcción de los personajes. Me ha dado la sensación de algunos de ellos estaban bastante contenidos, pero que su interior bullía en actividad, deseos, miedos y sentimientos. Me ha pasado con Watanabe, con Naoko y con Midori. Y creo que eso es extraordinariamente difícil. ¿Cómo consigues que de lo que un personaje dice o de cómo actúa se deduzca todo eso? No lo sé. O a lo mejor es una sensación subjetiva, que podría ser. 

He dicho que he tenido la sensación de estar leyendo algo exótico y chocante durante toda la novela. Creo que el mérito de eso es de la forma de narrar de Murakami. Ya sabéis que yo no soy filóloga ni nada por el estilo y que estas reseñas son mi opinión expresada un poco de aquella manera. Pues bien, esta manera de contar la historia me ha parecido que alterna un realismo muy crudo en ocasiones, que te sitúan a veces en un mundo decadente, frío, hostil, incómodo. Pero en esos escenarios Murakami enciende luciérnagas, pone puntos de luz que me han recordado un poco a la sensación que me ha causado leer alguna obra de realismo mágico. Ha sido curioso y muy interesante. 

Por si acaso alguien lo piensa, no se trata de una novela con una trama trepidante. Tiene un ritmo más bien pausado y la nostalgia lo impregna todo. No olvidemos que se trata de recuerdos. Pero engancha, no por lo movido de sus acontecimientos, sino por la implicación emocional que creo que consigue establecer entre lector y personajes (al menos con algunos de ellos). 

También es cierto que yo estaría nerviosa si recomendase esta novela, y que no la recomendaría a todo el mundo. No creo que sea un libro para todos los gustos. Con esto no quiero decir que haya que ser "muy listo" para que te guste, sino simplemente que sintonice con tu sensibilidad, nada más. 

Hasta aquí lo que puede leer todo el mundo. Ahora quiero compartir algunas reflexiones más concretas, que pueden contener SPOILERS. Así que si no quieres leerlos, puedes saltar al final de la reseña :)

Una de las cosas que más ha llamado mi atención de este libro es el tema del sexo. Me ha sorprendido por dos razones. La primera porque -a lo mejor yo estoy equivocada-, tenía a los japoneses por una cultura bastante pudorosa. En este libro los personajes hablan de sexo sin demasiados tapujos, casi de una manera casual. Bien es cierto que Midori llega a abochornar a Watanabe en alguna ocasión, pero por lo demás se trata el tema con bastante normalidad. Y la segunda porque el sexo aparece sin ningún tipo de revestimiento. Murakami describe el acto sexual como podría describir que pasa un perro por la calle o que ha ido a comer a la cafetería de la universidad, como un acto más de la vida, como una cosa más que pasa. No sé, me ha resultado curioso. 

Al respecto del sexo, también, me ha gustado la visión femenina del sexo. O mejor dicho, las visiones, porque hay experiencias muy distintas. Desde Naoko, cuya relación con el sexo es traumática lo mires por donde lo mires y que acaba desembocando en  rechazo, hasta Midori, tremendamente curiosa y abierta.  De hecho, Midori tiene que justificarse por su curiosidad sexual y aclarar que no es morbo, que no es lujuria, que es curiosidad. ¡Como si una mujer no pudiese tener deseo sexual! Creo que esto está muy bien perfilado. Las mujeres con interés por el sexo desconciertan bastante. A Midori su novio (un poco facha, como ella misma dice) la insulta cuando se interesa por esos temas y además restringe mucho su práctica sexual, vetando ciertas cosas. Watanabe se siente descolocado por ella. Supongo que lo más sencillo sería pensar que es una salida, y chimpón. Pero no. Midori no es una obsesa del sexo, o a mí no me lo parece. De hecho desprende una inocencia y un candor inusitados, en mi opinón. 

Siguiendo con Midori (creo que es mi personaje favorito, jaja) hay una reflexión también sobre el postureo intelectual/revolucionario que me ha encantado, cuando habla de que se apuntó a un club folk cuyo requisito era leer El Capital de Marx. Ella, que no entendía, preguntaba a los otros miembros. Y claro, de golpe y porrazo era contrarrevolucionaria, estúpida, no le preocupaba el bienestar de la gente, etc. Midori reprocha que si es la gente la que tiene que hacer la revolución, lo mínimo que pueden hacer esos seres tan inteligentes es explicarles las cosas, ¿no? Y tiene toda la puñetera razón. Critica, además, que todos leyesen los mismos libros y que hablasen de las mismas cosas siempre. Los llama hipócritas, y yo estoy de acuerdo. El mundo está lleno de gente así, que no entiende nada, pero habla raro para aparentar ser la gran cosa. Y si en realidad sí entienden pero prefieren ridiculizar a los que preguntan a enseñarles, lo que son es malas personas. Por cierto, luego estos revolucionarios bla-bla, cuando organizaron una reunión, obligaron a las mujeres a llevar los aperitivos. ¬¬ Pues eso. Postureo. 

Por último, y prometo que ya paro xD, me ha llamado la atención que las mujeres parecen estar atadas a situaciones infelices, que no son capaces de salir de ellas.Es como si estuviesen resignadas a ser desdichadas, como si no creyesen que hay algo mejor fuera de esa situación. No sé. 

En resumen, que me ha parecido una novela muy sugestiva para pensar sobre la juventud, el amor, el sexo, el suicidio y la pérdida, ... Y para disfrutarla.

Os dejo un trocito...

-¿Por qué estás ausente? Ya te lo he preguntado antes.
-Quizá porque aún me cuesta volver a la vida cotidiana -concedí tras reflexionar unos instantes-. Me da la impresión de que este noe s el mundo real. La gente, las escenas que me rodean no me parecen reales.
Midori, acodada sobre la barra, me miró de arriba abajo.
-Esto mismo dice una canción de Jim Morrison. 
-"People are strange when you are a stranger", o sea, "la gente es extraña cuando tú eres un extraño".

En resumen, esta novela...

4.5/5

Anoche, nada más acabar Tokio Blues, empecé Tranvía a la Malvarrosa, que la tengo pendiente desde hace tiempo. Y también me está gustando mucho el estilo del autor. Ya os contaré.

21 comentarios :

  1. Curiosa novela... justo antes de que pusieras la alerta de spoilers estaba desesperando ya de encontrar algo "sustancioso" a lo que hincarle el diente, ya sabes que soy de los que si no les explicas de que va la cosa con pelos y señales, me quedo con cara de imbécil XP o me enfado y me pienso que me están intentando timar.

    Siempre me alegra ver que las lecturas te resultan placenteras :) a ver que tal con Tranvía a la Malvarrosa ;)


    Te amo, Cachito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja. Desde luego, cómo eres. Yo tan anti-spoilers, y tú... jajaja

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Voy a confesar: antes de empezar a leer me he ido directamente al final para ver si te había gustado el libro, y tenía un poco de miedo por si no había sido así ya que es uno de los que llevo marcados en el corazón; así que he suspirado con alivio ;P
    En fin, yo creo que Murakami es un digno representante del realismo mágico, pero del asiático; y aunque Tokio Blues tiene poco de sobrenatural comparada con otras novelas del autor, tiene un "j'e ne sais quoi"... Seguramente sea, como bien dices, ese aura nostálgica que lo impregna todo y esa contención emocional, que yo personalmente asocio con la cultura japonesa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaajajaja, bueno, para gustos, colores. Aunque este libro me ha gustado mucho, no las tengo todas conmigo con Murakami, no sé si ha sido una cosa de una vez o qué. Tendré que seguirlo intentando :P

      Eliminar
  4. Ufff... Le tengo yo ganas a Murakami pero tengo una montaña de "pendientes", a ver para final de año... Aunque dentri de unas semanitas voy a tener más "tiempo libre" :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, ¡tienes más lista de espera que el SESCAM! Jajajajaja :P

      Eliminar
    2. Pues me va a ganar pronto... :-(

      Eliminar
  5. ¡¡Bettie!! Leí Tokio Blues hace un par de años. Fue mi primer libro de Murakami, y me gustó mucho. También me ha gustado mucho tu reseña, comparto tu opinión y me han dado ganas de releerlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pues me alegro! :) A mí me ha costado volver a animarme con Murakami, pero ha mercido la pena.

      Eliminar
    2. Por cierto, te dejo aquí una playlist de las canciones que se mencionan en el libro https://play.spotify.com/user/elbuscalibros/playlist/6IVihlbttGHJuoYwxIcK5i ;)

      Eliminar
    3. ¡Ostras, qué chulo! ¡Gracias Fran! :D

      Eliminar
  6. Pues sí, respiro mucho mejor desde que he leído tu reseña XD

    Recomendar un libro, para mi, es algo muy personal. Y más cuando el libro o el autor te gustan mucho y quieres que también le guste a la persona que se lo recomiendas. Y más con Murakami, que es un autor muy... peculiar. A mi me encanta, pero a mucha gente se le atraganta y no quiere ni verlo.

    Me alegro que te hayan gustado los personajes. Suele ser uno de sus puntos fuertes, aunque también es cierto que tiende a dibujar los protagonistas masculinos con trazos muy similares en todas sus novelas.

    No puedo hablar en profundidad del libro porque lo leí hace ya unos años y lo recuerdo a grandes rasgos, no en detalle, pero el tema del sexo y las mujeres que expones son muy Murakami.

    En fin, que me ha gustado mucho tu reseña, de las mejores que recuerdo XD

    PD: si algún día quieres repetir, comprobar tu tolerancia al autor, creo que estás preparada para Kafka en la orilla. De los mejores que ha escrito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees que estoy preparada? ¿En serio? *_____* Jajajaja, me ha hecho gracia.

      Pues no sé, supongo que tendré que seguir intentándolo, la verdad. Aunque no sé, a lo mejor si me pongo te da un síncope o algo xD jajaja

      Gracias por la recomendación :)

      Eliminar
  7. Pues aún no he leído absolutamente nada de este autor, pero este libro tiene buena pinta... Aunque me temo que no le toca... tengo una montaña pendiente primero... XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto a recomendar libros... bufff... difícil, difícil... cada persona es un mundo y cada libro una historia y sobre gustos no hay nada escrito...

      Eliminar
    2. Exacto. Es muy complicado recomendar libros. Y cuando son libros así más "neutros", que pueden gustar a cualqueira... Pero en este caso como dice Geralt es un autor "especialito", con grandes fans y grandes detractores.

      Pues nada, al final de la lista de pendientes :P jaja.

      ¡Besotes, Rosa!

      Eliminar
  8. Éste es el único libro que me he leído de Murakami... un autor denso y algo extraño para mi gusto. Me lo leí recomendado por una amiga, y me gustó.
    Hace ya tiempo que lo leí... me he buscado otros libros del autor, pero no me he animado todavía... en la lista están.
    Lo cierto es que es una lectura distinta, a veces lenta, otras extraña... pero entretenida, que te hace pensar y te fascina en ocasiones. Una historia rara pero que recomiendo leer. Por cierto, estoy de acuerdo en tus opiniones sobre el libro.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, estoy de acuerdo con tu opinón. Es un poco extraño. Y denso a trozos, pero este libro particularmente no me ha parecido demasiado denso. Quizá en algún momento, pero no demasiado.

      ^^ Yo tendré que seguir intentándolo, a ver. :P jaja

      Eliminar
  9. No he leído nada de Murakami... y me han dicho que para empezar, tienes que encontrar el libro adecuado, es decir, alguno de sus libros más accesibles. Porque Murakami los tiene más accesibles y menos. Según el título. Y parece que, por tu experiencia, es así. Viendo como uno te ha gustado y otro no XD En fin... pues eso, a ver cuando me estreno con Murakami.
    ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, yo con 1Q84 no es que no me gustase, es que cien páginas de total indiferencia... me cansé y lo dejé. Y es algo que no he hecho con muchos libros en mi vida XDDD Este en cambio, muy bien. :)

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...