martes, 31 de marzo de 2015

La teoría del bocado prohibido.

Hay una ley no escrita sobre lo que pasa cuando una persona empieza a salir con otra. Evidentemente tiene sus excepciones, pero sería algo así: Todo soltero comenzará a recibir una cantidad extra de atención por parte de personas sexual o emocionalmente interesantes tan pronto como consigue pareja. La cantidad y calidad de la atención será directamente proporcional al tiempo que ha pasado soltero y sin comerse un rosco y a las perspectivas de futuro de la actual relación, e inversamente proporcional a la atención que recibiese antes de emparejarse.

Traducido a un ejemplo. Chica soltera durante tres meses. Ha tenido algún flirteo, pero poca cosa. Conoce a chico/a y empieza una medio relación no demasiado seria. Probablemente en la primera semana reciba la llamada de un ex. Otro caso. Chica soltera durante ocho meses, en sequía absoluta y total. Conoce a chico/a que le gusta mucho y empieza una relación con bastantes perspectivas de futuro. Probablemente en la primera semana reciba la llamada de un/a ex o varixs, le tiren los trastos en el lugar de trabajo o centro de estudios e, incluso, reciba noticias de algún/a admirador/a secreto/a. 



Así son las cosas. Lo llamo teoría del bocado prohibido porque basta que no podamos comer algo para que nos apetezca. Conozco gente a la que le han diagnosticado una alergia alimentaria, y zas, sólo le apetece comer eso a lo que tiene alergia. O cuando alguien empieza una dieta, de repente solo le apetece comer guarrerías o dulce. O cuando un médico te desaconseja comer cierto alimento, es justo lo que más te apetece del mundo. Es más, me atrevería a decir que si Dios no hubiese prohibido a Adán y Eva comer del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, todos tendríamos un chalet en el Paraíso. Con piscina. Y biblioteca. Pues esto es lo mismo: cuando alguien está "cogido", de repente nos resulta interesante.



La cuestión es que no afecta solo al ámbito sentimental. Afecta a muuuuchas otras situaciones: estudios (dudas entre dos carreras, te decides por una, y entonces te ofrecen una beca si estudias la otra), trabajo (pasas meses o años intentando entrar a una empresa/trabajo, pero pasado un tiempo te ofrecen otro puesto diferente y, cuando lo coges, entonces te ofrecen un puesto en el primer sitio). Al final uno decide, qué remedio, e intenta tomar la mejor decisión, eso sí: maldiciendo mucho y muy fuerte. Es como si fuésemos los Sims de alguien muy cabrón. No sé. Parece que alguien espera a que hayamos tomado una decisión para ponernos otra tentación delante. Ya, ya sé que es estúpido, ¡pero qué rabia da!




Y vosotrxs, ¿creéis en esta teoría o son neuras mías (y de unos cuantos más)?

¡Un beso!


30 comentarios :

  1. Pasar, pasa. Y pasa muy, pero que muy a menudo. Demasiado! XS

    Pero que le vamos a hacer... Hay que capear con este tipo de situaciones, porque ya se sabe que los dioses, el destino, la fuerza... o lo que demonios sea (llamalo X, o mejor, llamalo XD por cachondo/a) es muy veleta y suele hacer este tipo de jugarretas "simpáticas"


    Te quiero, Bichilla :) <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mejor llámalo XD" xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDd

      Eliminar
  2. Me gusta el nombre que le has puesto a la teoría... Es un poco complementaria a la del "y si...". No sé... Las decisiones, las incertidumbres, los trenes...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tendríamos menos incertidumbres si el cosmos nos tocase menos los ovarios XDDDD

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Que por qué se me duplican los comentarios? "Quilosá"...

      Eliminar
    2. ¿Que por qué se me duplican los comentarios? "Quilosá"...

      Eliminar
  4. Jajajajaja... me encanta esa teoría... Y es totalmente cierta...

    Aunque yo le sigo llamando las leyes de Murphy. Ya te he dicho que Murphy es muy amigo mío desde hace años... XD

    Muac

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene que ser un corolario de la Ley de Murphy o algo. Pues chica, con amigos así... jajaja

      Eliminar
  5. Ains... Hay gente que sólo quiere ver arder el mundo xD

    PD: Con el tiempo que llevo soltera, cuando me eche maromito todos los tíos de España van a llamarme jajajajajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo procuro no exponerme por si las moscas jajajajajajajaja

      Eliminar
    2. porcier y esto es una indiscreción, soltera, ¿y entera?
      jajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja
      Besis Betties

      Eliminar
    3. Y tanto que quieren ver el mundo arder XDDD

      :*

      Eliminar
  6. Yo estoy completamente de acuerdo contigo, jajaja!! Porque lo he sufrido en mis carnes... a nivel sentimental, sobre todo, pero también laboral y dietéticamente hablando...
    Me ha gustado el pensamiento de que somos Sims de alguien muy cabrón... jajaja!
    Besotes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo es que lo de que soy el Sim de alguien muy cabrón lo pienso muchas veces XDDD

      ¡Besos!

      Eliminar
  7. Por mi edad y estado civil ya hace mucho que pasé por esa época pero te puedo confirmar que estás en lo cierto. Recuerdo que pasé de cero novios a tener a varios merodeando...malditos sean, no podrían haber ido de uno en uno ? Jajaja !
    Besos !

    ResponderEliminar
  8. ¡Que grande eres! Genial teoría -científicamente probada, aquí tienes otro sujeto que lo ha sufrido en carnes- y genial comparación la de los sims XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le he dado a responder antes de tiempo... Quería añadir que yo siempre he pensado que es un tema de confianza. Echarte novi@, al principio, es de subidón total. Sobretodo si hace tiempo que no te comes un rosco. Y ese subidón, se nota, se transmite. Una persona con confianza en ella misma es una persona más atractiva a los demás, más segura, más atenta a su entorno.

      Vamos que, para mi, la cosa está en un@ mism@.

      Eliminar
    2. Parte de eso hay, sí. Pero cuando te llama el/la ex de Huesca (por poner un ejemplo)...¿la confianza se transmite por el viento? Tendremos que investigarlo
      XDDDDD

      Eliminar
  9. Suele pasar sí xDDD
    Recuerdo un tío que me gustaba pero él tenía novia. En cuanto yo me interesé por otro chico, luego el otro se me acercó a buscar lío. Y yo me quedé con cara de gilipollas xD
    O como el amor platónico que conté, que ya cuando ni pensaba en él fue cuando quiso algo conmigo xDDDD
    Pero bueno, así es la vida en todos los aspectos, un juego continuo :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así, así, reunamos evidencias para presentar esta teoría en algún sitio xD

      Eliminar
  10. Yo apoyo la teoría. De hecho me pasó! No me gustaba el queso ni las tartas hasta que tuve intolerancia a la lactosa...desde entonces me gustan.
    Y lo de echarte pareja y tener éxito creo que no me ha pasado pero vamos, que también lo he visto xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡jajajajajaja! Yo tengo gente con diabetes alrededor, que antes de que se la diagnosticaran, nada de dulce, pero ahora se les antoja todo xDDDDD

      :*

      Eliminar
  11. Sobre lo de que te hacen caso cuando estás emparejado... hay una teoría de esas que dicen que es porque, psicológica e inconscientemente, pensamos que alguien tendrá un algo especial cuando está emparejado, porque por algo tendrá pareja. Pero a saber.
    Aunque eso sí, en general, no valoramos las cosas hasta que las perdemos... o nos las prohiben.
    ¡¡Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mira que somos retorcidos, entonces. :P Nos gusta ponérnoslo difícil :P

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...