lunes, 10 de noviembre de 2014

Ser pensante y escribiente.


Ese es uno de los versos de la canción de Cecilia "Dama, dama". Así era la dama de su canción, entre otras cosas, un "ser pensante y escribiente, de algún versillo autora aunque ya no estén de moda".

No era la dama pensadora, ni escritora. Pero pensaba y escribía. 

El otro día Angie contestaba las preguntas que propuse en mi último tag (podéis ver sus respuestas aquí) y decía de mí que soy filósofa y escritora. Yo le dije, por supuesto, que cómo se pasaba :P

No me siento cómoda con ninguna de las dos etiquetas. Con la de filósofa porque creo que ese es un término que se atribuye a los grandes pensadores, a los que han hecho una contribución importante a la historia del pensamiento. Yo, a lo sumo, me alimento de sus contribuciones. Pero eso no quita que sea un ser pensante, que le dé demasiadas vueltas a casi todo. Sin embargo, nada tiene eso que ver con mi título universitario. Era así antes y lo habría sido -creo- aunque hubiese estudiado cualquier otra carrera. 



Pero me siento casi más incómoda con la etiqueta "escritora". A mi modo de verlo, un escritor es un profesional de la escritura, le de su oficio o no para vivir. Yo no soy escritora. Y eso que escribo desde que sé hacerlo y que llevo inventando historias desde antes de eso. Podría decirse, desde luego, que soy un ser escribiente. También me llamo a veces "cuentista": juego con el matiz negativo que tiene la palabra y hago broma. Soy una chica que cuenta cuentos, que inventa historias en parte por diversión y en parte por naturaleza (no puedo dejar de hacerlo). ¿Pero escritora? No, yo no me llamaría eso. 



Aunque, desde luego, ustedes pueden llamarme como quieran. Los nombres y los atributos tienen esa característica, que aunque son nuestros rara vez los elegimos. En la mayor parte de las ocasiones lo único que podemos hacer es sentirnos más o menos cómodos con ellos. Pero, para que no se diga que yo no lo dije, me siento más cómoda calificada como ser pensante y escribiente. Como la dama de Cecilia, pero sin ser dama. Y eso.

Hoy estoy... plof
Y estoy escuchando... When you kiss me - Shania Twain

14 comentarios :

  1. Jeje, lo mismo también te diste cuenta de que lo dije con toda intención. Porque yo sí me he fijado en que nunca te describiste tú misma con esas etiquetas. Porque sí son etiquetas y hay gente a la que le parece una tontería llamar a las cosas de una forma o de otra, pero para mí tiene mucha importancia. Yo misma suelo decir que soy "licenciada en psicología", porque es que no ejerzo de psicóloga. Pero como bien dices, no solemos elegir las etiquetas que nos ponen.
    Por otro lado, es probable que detrás de una misma etiqueta haya conceptos algo diferentes para cada persona. Y lo mismo lo que tú entiendes por ser "escritora" no es lo que entienden otras personas.
    Ais trabajar con conceptos y etiquetas me apasiona pero a veces es frustrante, porque no podemos estar en la mente de otra persona para saber cómo ven el mundo.
    Cada vez creo menos en los títulos universitarios -.-
    Un bsitoo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y sé que lo hiciste con toda la intención y con toda la BUENA intención. Pero no deja de chocarme que me llamen una cosa o la otra :) Por eso reflexiono a veces sobre la importancia de las etiquetas. Y es también eso que tú dices: no todos damos el mismo significado o el mismo peso a las etiquetas.

      Son elementos curiosos, pero no hay que obsesionarse con ellos. Qué vamos a hacer :/ jaja

      Y lo de los títulos universitarios.. Meh.

      Eliminar
  2. Me ha gustado mucho tu descripción de ser escribiente, creo que quizá, el termino escritor, lleva otras muchas más connotaciones. Tanto negativas como positivas. Y aunque algún día puedas llegar a ser escritora (yo también comparto tu definición) creo que nunca dejarás de ser un ser escribiente. Porque escribir es algo que necesitas hacer, tu cuerpo te lo pide. Ahora lo de cuentista, casi que te lo cojo prestado para mi, que me dedico a contar aquello que pasa por mi cabeza. Yo creo que tú más que contar, transmites algo más, que está dentro de ti.

    Pero bueno, como tú misma dices no dejan de ser nombres y atributos cuya línea marcamos nosotros dependiendo de nuestras sensaciones, no?

    Saludos ser pensante y escribiente!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te presto lo de cuentista para todo el tiempo que quieras, que espero que sea mucho. Y sí, creo que has captado a la perfección la diferencia entre escritor y ser escribiente :D

      Mua-mua-muaa!

      Eliminar
  3. Creo que hoy me he visto reflejada en ti.
    Muchas veces leo por ahí, en twitter a menudo, a gente que se describe como "Escritora" después de escribir una novela (no desmerezco su mérito, por supuesto) y me pregunto: ¿en qué momento me sentiré yo cómoda llamándome así, sabiendo que el mismo título lo ocupa gente tan grande (no creo que haga falta que te nombre a nadie, ya estarás pensando en tus escritores favoritos)?
    Pues creo que nunca me sentiré cómoda llamándome así, pero lo de "escribiente" me gusta. Creo que lo adoptaré, con tu permiso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo presto, con gusto también. Yo seguiré siendo escribiente y cuentista toda la vida entera, mientras el cuerpo y la imaginación me lo permitan. Lo de escritora dudo que alguna vez me sienta cómoda con esa palabra, ni antes ni después de escribir una novela o mil :P

      Eliminar
  4. Hola ^^ Acabo de nominarte al Premio Dardos y no sabía muy bien dónde ponerlo >w<

    Besos^^

    http://lasalasdetinta.blogspot.com.es/2014/11/ganadora-del-concurso-y-premios-dardos.html

    ResponderEliminar
  5. Me gusta esa definición... "ser pensante y escribiente"... ¿acaso no somos todos seres pensantes? Yo me paso el día pensando, ya sea en tonterías o en cosas más importantes, pero no recuerdo un momento del día en que no esté pensando algo... jeje.
    ¿Qué tal llevas el reto? Cuéntanos...
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, no todos somos seres pensantes, Rosa XDDD Mejor nos iría si así fuese :P jaja

      El reto, bien. Aunque ayer estuve intentando arreglar el blog para que lo pudiéseis ver sin problemas, y no escribí, estoy cerca de las 28.000 palabras. Ya he pasado el ecuador del reto! :D Y estoy bastante contenta con la historia. No sé si es porque es buena, o porque estoy consiguiendo escribirla, jaja.

      Eliminar
  6. Es complicado. Creo que es más el sentimiento de cada uno hacia las definiciones. Y esta manía de que debemos ser una cosa u otra...es todo excluyente. A mi de todos modos, que conste, que tampoco me gusta calificar de escritor a alguien por el simple hecho de escribir...creo que debe haber algo más. Eso sí, aficionado a la escritura, devoto de la misma, apasionado, escribiente al fin y al cabo. Pero me cuesta decidirme, sí, no se qué pensar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, tiene que ver con la sensación o con el sentimiento, con cosas que nosotros implicamos en las palabras.

      A mí es que lo de escritor me parece una palabra TAN grande...

      Eliminar
  7. Y por canciones como esa me llamo yo como me llamo....

    Y tú molas. Y punto. Muác!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que esa mujer molaba mucho. Más que yo y tanto como tú, por lo menos :P

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...