jueves, 20 de noviembre de 2014

#DíaMundialDeLaFilosofía: ¿Por qué filosofía?

Hoy es el Día Mundial de la Filosofía y, como viene siendo costumbre, hoy dedico un post a este saber tan denostado y desconocido. Sí, sí, desconocido. Son muchas las personas que no tienen ni idea de qué es eso de la filosofía. Y, si como yo, vivís en ciertos contextos, son multitud las personas que no saben, siquiera, que tal cosa existe. 

Este año la pregunta es la que todos nos hemos hecho alguna vez durante nuestra época de estudiantes al respecto de alguna asignatura. ¿Por qué? ¿Por qué tengo yo que estudiar esto? Entonces, ¿por qué filosofía?


Seguro que estáis aburridos de leer que la palabra filosofía significa, etimológicamente, amor a la sabiduría. Dice Platón algo así como que se ama lo que no se tiene. Por eso el filósofo, consciente de todo lo que desconoce, anda perpetuamente en busca y captura del saber que le falta. Aristóteles, por su parte, empieza su Metafísica diciendo que todos los hombres desean, por naturaleza, saber. Entonces, ¿no somos todos filósofos?

Desgraciadamente, no. En el mundo hay personas que no buscan el saber, bien porque creen saberlo todo (y se engañan), bien porque no creen necesitarlo (y también se engañan). Son estos los que pueden preguntarse lo de "Filosofía, ¿por qué?" o "¿Para qué?" de manera despectiva. Pero si tú no eres de esos, si tú eres una persona curiosa, que mira al mundo con la intención de dejarse sorprender por las cosas cotidianas, entonces la pregunta tiene una respuesta bien sencilla que debería dejarte satisfecho: para saber.

Porque, queridxs amigxs, no todo el saber viene de la tecnociencia. Puede que nuestra comprensión de algún fenómeno del mundo o la vida, por ejemplo, el duelo o la pérdida, se enriquezca más con una novela (La ridícula idea de no volver a verte, por ejemplo) que con un tratado médico o psicológico. Hay saber en un cuadro o en una novela. Hay saber en la experiencia cotidiana. Hay saber en una obra musical. Y hay saber, y mucho, en la filosofía.


Y cuanto más se enriquece nuestra comprensión del mundo y de la vida, más disfrutamos de lo que se nos ofrece. Por ejemplo, me pasa constantemente con la ciencia-ficción. Es un género que me encanta, siempre yendo más allá de lo que existe, imaginando nuevos mundos y posibilidades. Supongo que por eso, en parte, también me gusta la filosofía. Por ejemplo, ¿habéis leído/visto Divergente? Nada nuevo bajo el sol. Ya Platón imaginó una sociedad dividida en clases según la virtud propia de cada individuo. Solo que en su caso la visión era una utopía y en el caso de la obra de Veronica Roth estamos ante una distopía. Es curioso ver, pues, como Divergente es un experimento (parcial) de la teoría política de Platón. ¿Matrix? Una mezcla entre la alegoría de la caverna platónica y la hipótesis del sueño de Descartes. Pasa, por supuesto, con otros tipos de literatura, con el arte, con la historia, con las cosas que nos pasan y los problemas que afrontamos. Cuando sabemos más interactuamos con lo que nos rodea y con nosotros mismos de una manera más intensa y más rica.

Pero eso de saber es algo curioso. Cuanto más sabemos, más notamos lo que nos falta. Entonces tendemos a hacernos preguntas en las que antes no habíamos reparado. Sabemos más, pero tenemos más hambre de saber. Una vez se entra en esa dinámica, el movimiento es imparable. 

Y eso es lo que nos hace falta, un movimiento imparable en busca de más saber. Especialmente aquí, en España, necesitamos ese movimiento. Unamuno y Ortega y Gasset lamentaban, cada uno en su estilo, la falta de hambre por el saber que existía (¿y sigue existiendo?) en nuestro país. Claro que se les podría haber dicho que lo que había era hambre de la de verdad. Ellos empezaron un movimiento interesante, un preguntarse filosófico por lo abstracto, pero también por las condiciones concretas en las que nosotros, los españoles, vivimos. Esa semilla empezó a germinar en el peor momento posible. Con el estallido de la Guerra Civil muchos pensadores tuvieron que marcharse y la semilla dio sus frutos lejos de España.  Y, en lugar de intentar retomar ese movimiento, lo estamos dejando perder. A lo mejor tiene algo que ver con eso que cuando leemos las obras de estos pensadores parecemos no haber avanzado nada. A lo mejor hay que poner otra vez la filosofía española en movimiento para avanzar. Por lo menos podríamos hacer el intento, ¿no? No se pierde nada.  Creo que un país como el nuestro, que en aquel momento apuntaba a algo prometedor en este campo, debería enorgullecerse y recuperar el camino donde se dejó: revitalizar el estudio de la filosofía para poder retomar el legado de nuestros grandes pensadores, no solo para la academia, sino para la cultura general, para enriquecer nuestras vidas también con saber (y sabor) español.

Por esto y por otras razones yo seguiré defendiendo la importancia de la filosofía, su valor y su necesidad. Y cada vez que me pregunten: ¿Por qué filosofía? ¿Para qué filosofía?, yo contestaré lo mismo:

Para saber. 

Y el que es curioso, el que no se conforma con mentiras, el que vive de inquietudes, el que cree que siempre queda territorio por explorar, me entenderá y luchará a mi lado.


De Promethea, de Alan Moore.
No tendremos vida exterior, poderosa y espléndida y gloriosa y fuerte mientras no encendamos en el corazón de nuestro pueblo el fuego de las eternas inquietudes.

Miguel de Unamuno, Vida de Don Quijote y Sancho.



Si quieres leer los post de años anteriores:
2013 - Sobre el amor.
2012 - En defensa de la Filosofía.


Hoy estoy... pensativa
Y estoy escuchando... Si amaneciera - Saratoga

12 comentarios :

  1. Si a mí me hubieran explicado la filosofía como lo acabas de hacer aquí habría sido una de mis asignaturas favoritas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese es un maravilloso cumplido. Gracias :)

      Pero bueno, nunca es tarde :P

      Eliminar
    2. Me sumo a UrsulinskA ;)

      Y es que al final, uno de los problemas mas gordos que ha tenido siempre la filosofía en el sistema educativo ha sido la falta de entendimiento... pero por parte de la mayoría de profesores.

      Te quiero, Amor <3

      Eliminar
    3. Y del recorte de horas y todo eso, ¿quién tiene la culpa? O es que los ministros también tuvieron profesores regulares, a lo mejor...

      Eliminar
    4. A ver, que no era un ataque contra la filosofía, mas bien al revés... Imaginate si en lugar de profesores como el que tuve yo en el insti hubiera tenido a una como tú... ¡Lo mismo aún me funcionaria alguna neurona mas! ;)

      Pese a todo, pese a eso, la filosofía sigue siendo un peligro para todos aquellos a los que le sobra la gente con la capacidad de pensar y discernir por si mismos, ser criticos y no dejarse llevar como borregos... Y de ahí es de donde viene realmente el recorte.

      Es el miedo a los "hombres libres y pensantes".

      Eliminar
    5. No no, si no creía que fuese un ataque. Solo puntualizaba que habrá profesores regulares, pero deben haberlos tenido también todos los ministros, porque si no no me explico que cada vez la Filosofía vaya a menos. Y las humanidades en general, salvo alguna excepción.

      Eliminar
  2. Vas a ser una profesora de 10. Primero porque amas lo que quieres enseñar, y si esa pasión que sientes por la Filosofía se transmite leyéndote, escucharte tiene que ser un placer. Segundo, porque te explicas maravillosamente, y además haces comparaciones y das ejemplos muy acertados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé, no sé. Si me dejan algún día, podré comprobarlo.

      Y si no, os profeso-filosofearé a vosotros, que sois más majos... :P jajajaja

      Gracias Viento Polar :)

      Eliminar
  3. ¿Ayer era el día mundial de la Filosofía? Vaya... en mi calendario ponía que era el día mundial de la Infancia... En fin, que a mí esto de que todos los días sean "el día mundial de... " me parece un poco ridículo. Todos los días son "días de...". Como por ejemplo para ti, cada día es día de filosofía...
    Ojalá nunca nos cansemos de querer saber más...
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo era, lo era. Lo que pasa es que el Día Mundial de la Filosofía no tiene un día fijo, sino que es el 3er jueves de Noviembre. Entonces el año pasado cayó en 21, este año en 20... Pero bueno, a casi nadie le importa demasiado la filosofía, así que para qué van a ponerlo en un calendario :P

      Muá!!!

      Eliminar
  4. Querida Bettie, acabo de ver este artículo y sólo he podido pensar en ti y en este post :((
    Que pena de gobernantes tenemos :((
    Y lo peor es que todavía habrá gente que esté de acuerdo :((

    http://www.eldiario.es/sociedad/Profesores-Filosofia-Iniciacion-Actividad-Emprendedora_0_326867559.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí hija, sí. Pero que no se preocupe nadie, que yo tengo amplios conocimientos en eso de emprender... -.- Vaya tela.

      Esto es lo que pasa cuando el sistema educativo va por modas. Que hoy creo que escribiré de eso.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...