jueves, 27 de noviembre de 2014

Dátiles y tomátiles.


A mi padre le encantan los dátiles. No es que tenga muchas comidas favoritas ni que se dé muchos caprichos, pero los dátiles son uno de ellos. Así que ayer compraron una bandejita de dátiles que estaban en oferta y, a la hora de cenar, mi padre los sacó.

Yo nunca los había probado, la verdad no sé por qué. Tenía la idea de que no me iban a gustar. Y ciertamente, no me parecen demasiado apetitosos... 


La cuestión es que anoche, no sé muy bien por qué, cogí, por primera vez en mi vida, un dátil de la bandeja mientras mi padre comía. Me lo llevé a la boca, mordí un poquito, como con miedo, y adivinad qué: me gustó. Mucho, además.

Fue mi descubrimiento del día. Me gustan los dátiles. ¡Yuju! 

En cuanto me senté en el PC se lo conté a Jack. Y la conversación fue algo así.

-¿Sabes qué he descubierto hoy?
-¿Qué?
- Que me gustan los dátiles. ¡Están súper ricos!

Pausa dramática.

-Pero... Eso ya lo sabíamos, ¿no?

He de reconocer que me descolocó.

-¿Cómo íbamos a saberlo, si lo acabo de descubrir? Si yo no he probado los dátiles en mi vida...

Pausa dramática. Again.

-Nena... Los dátiles con bacon llevan dátiles.



Y así es como destruyes a una persona. Destrucción humana total. 

Resulta que los dátiles con bacon son mi aperitivo favorito, el capricho que me daba cuando Jack y yo celebrábamos la Nochebuena juntos. Y a pesar de lo poco que me gusta la Navidad, estaba deseando que llegase esa noche. 

Joé, no me miréis así, que no es mi culpa. ¿Cómo iba yo a asociar los dátiles con bacon con los dátiles? Si es imposible...*glups*




Espero que os hayáis echado unas buenas risas a mi costa. :P


Por cierto, al final Jack y yo concluimos que los dátiles con bacon no son iguales que los dátiles normales, y que no tenían por qué gustarme unos porque me gustasen los otros. Premio de consolación. Pero algo es algo XD



¡Muá!


Hoy estoy... más sonriente que de costumbre
Y estoy escuchando... Como el agua - Camarón de la Isla

24 comentarios :

  1. Mujer, siendo justos lo mismo lo mismo no son, de la misma manera que no es lo mismo comerse una patata a bocaos que comersela frita, así queeee....

    ;) corremos un tupido velo ;)

    Tu tranquila, piensa en todas las "columpiadas" que me pego yo constantemente XD


    Te amo, Croquetilla Rodadora!!! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que todo se pega ¬¬ La culpa es tuya xD

      Eliminar
  2. Jajajajaja, ¿a quién no le ha pasado algo parecido?
    Y ya que estamos, consejo culinario: dátiles rellenos de queso tipo Philadelphia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La gente me lo dice mucho últimamente... xDD Lo de los dátiles con queso crema. Tengo que probarlo.

      Eliminar
  3. JAJAJA tengo una amiga que se pasa el día soltando perlitas como esa tuya, del tipo "¿las conservas se llaman conservas... porque conservan?" y bueno, mirando el lado positivo, nos echamos unas risas que siempre es sano :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dile a tu amiga si los dátiles con bacon llevan dátiles -.- XDDD

      Eliminar
  4. Jajaja...muy buena entrada, pero tengo que darte la razón. No es lo mismo. Yo tengo un montón de alimentos que por ejemplo, crudos no soy capaz de comer y en cambio cocinados, me encantan: la cebolla, el tomate...Bueno, lo del tomate en mi caso es de juzgado de guardia: crudo y a rodajas me da repelús, en cambio, restregado por encima del pan (pa amb tomàquet), me encanta !!!!
    Me alegro mucho de que te gusten los dátiles desde ayer.
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, menos mal que no soy la única rara de la vida. Es que no es lo mismo. Es más, me comí el dátil crudo y ni asocié el sabor al de los dátiles con bacon... XD

      Eliminar
  5. Ains... qué abrazote te daba.... jaja... Angelico...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quiéreme mucho, que estoy perdiendo la cabeza... xD

      Eliminar
  6. jajajaja... qué bueno!!!. A mí no me gustan los dátiles, aunque hace años que los he probado; quizá si pruebo otra vez igual hasta me gustan...
    Si te sirve de consuelo, a mí me encantan las castañas asadas y odio las castañas cocidas... ;)
    Gracias por alegrarnos el día... jeje

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ea, ya que una hace el ridículo, qué menos... XDDD

      Arf, castañas asadas ...

      Eliminar
  7. ¡Eh! Un despiste lo tiene cualquiera, pelillos a la mar, la la la ♪♫♪ .
    Si teneis batidora de vaso, prueba a hacerte un batido de fruta (plátano, fresa,etc) y ponerle los dátiles sin hueso a modo de azúcar,¡el sabor es una pasada! Yo me pongo 6 dátiles por batido...¡y a sufrir! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estará la mar llena de pelillos xDDDD

      Ay, pobre. Cómo sufres. No sé cómo lo aguantas... :P jajaja

      Eliminar
  8. Jaaajajajaja desde luego a mí y a mi chico nos has hecgo reír!!! Además me imagino la cara de Jack y me parto aún más!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mejor imagínate la mía. Fue... un poema, que suele decirse XD

      Eliminar
  9. xDDDDDDDDDDDDDDD
    Ay Bettie, qué gracioso xDDD
    no puedo evitar reirme porque a mí me ha pasado cientos de veces.
    No me gusta el aguacate, me da hasta cosilla verlo así tan blandito, y cuando mi madre lo ponia en la ensalada yo enseguida lo quitaba de mi plato,porque encima deja restos, como es tan... blanducho :/

    Y hace un año, en una cafeteria con unas amigas ibamos a pedir algo para picar, y vi que en la mesa de al lado tenían nachos, y se me antojaron porque parecían doritos xD
    Así que los pedi y me hinché a nachos con guacamole. Flipé con el guacamole, no podía dejar de decir lo bueno que estaba. Cuando llegué a casa se lo dije a mi novio y también tuve una pausa dramática...
    -Cariño, el guacamole se hace con aguacate

    -Ah....
    Aún no he probado el aguacate así, en crudo (?) jajajajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. xDDDDDDD ¡ERES IGUAL QUE YO! Solo que yo tengo menos arte con las manos -.- xD

      Es que en realidad el aguacate no sabe como el guacamole. Si está bien hecho, casi ni lo notas XD

      xDDDDD qué bonicas somos, leñe.

      Eliminar
    2. Jajaja es eso, no es que sea aguacata molido y ya está xD
      Me pasó lo mismo hace meses en un restaurante, tienen un menú en el que te ponen varias tarrinitas con salsas varias. Y una de ellas me flipó, la probé y puse cara de :O estaba buenísima! Le pregunté al camarero de qué era y me dijo que de pepinillos

      O_____________________O

      Yo odio los pepinillos, pero los odio a muerte, como alguien me ponga un pepinillo en un bocata o hamburguesa puedo tirarme a su cuello. Odio su sabor. Y fíjate, a saber qué le hacen a esa salsa que está de muerte xDDD

      Somos super rebonicas, ea! xD

      Eliminar
  10. Respuestas
    1. O no tan momentáneos, chica. Se me está derritiendo el "selebro" XD

      Eliminar
  11. jajajajajaja poresica... Qué lastimita me ha dado jajajajaja
    Los dátiles están muy ricos, en crudo y cocinados. Hago una empanada de espinacas, queso, nata, piñones y dátiles de morirte. Y lo de rellenos con queso crema, pero con queso azul ya están.. mmmmh!! Y en ensaladas.
    Soy una loca del coño de los dátiles, parece ser, porque los mezclo también con yogur, hago pescado en salsa con trocitos de dátil y miel... Debí nacer en otro país creo yo xDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre yo. Encima vienes tú a darme hambre... Jaja

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...