sábado, 19 de julio de 2014

Cuando yo era Rae Earl.


Anoche acabé de ver las dos temporadas de My Mad Fat Diary que hay disponibles. Fin -por el momento- a las aventuras de Rae Earl y sus compinches. ¿Alguien sabe si hay planes de que exista una tercera temporada? EDITO: Parece ser que no, que la segunda temporada es, también, la última.

Para mí ver My Mad Fat Diary ha sido muchas cosas. Interesante. Emocionante. Divertido. Pero sobre todo ha sido una cosa: catártico. 

Ver a Rae lidiando con sus problemas, "struggling", que parece que en inglés se expresa mejor lo que ella hace, me ha hecho ver a mi yo desde otra perspectiva, verme con una diferencia temporal de 13 años, pero sobre todo, y casi más importante, verme desde fuera. Porque sí, el 85% del tiempo Rae podría haberse llamado Bettie. 



Me resulta muy difícil hablar de las cosas que me pasaron, de lo duro que fue, de lo imposible que me parecía salir del agujero. De hecho creo que mi mente había puesto en marcha todos los mecanismos a su alcance para enterrar esos recuerdos, y lo había hecho de una manera altamente efectiva. Nunca hablo de aquello. Nunca. Con nadie. Ni siquiera cuando salen a la luz, de nuevo, las mismas inseguridades. 



Sí, esas cosas pasan. La historia de Rae no es una locura inventada que nada tenga que ver con la realidad. Ni siquiera las cosas más disparatadas. Y, por supuesto, también son ciertas las menos disparatadas. El miedo a estar sola, las ganas de encajar, los esfuerzos por caer bien, aún a costa de traicionarse, los experimentos peligrosos, ... todo ello construido sobre, más que una gran inseguridad, un enorme desprecio hacia una misma. Sí. En serio.

Pero, por suerte, mi historia también se parece a la de Rae en la parte de la salvación. Qué hipócrita soy, por cierto. Se me llena la boca diciendo que si hay que quererse a una misma, que si no podemos depender de los demás para empezar a apreciarnos, bla-bla-bla,... Pero yo, como Rae, también necesité que me salvasen. Sí, un grupo de amigos en el que me sentía a gusto. Porque en el momento en el que sientes que encajas, que tienes un papel, todo empieza a mejorar. Es como encontrar tu propósito en el mundo. Claro,a esas edades las cosas son así de radicales. Hoy, supongo, lo veo de otra manera. Y lo creo de otra manera.



Hasta tuve mi Finn. Me preguntaba varias veces al día, cada día, durante 8 meses que duró nuestra historia, cómo era posible que alguien como él pudiese querer estar con alguien como yo. Y a veces no me tragaba la pregunta. A veces, como Rae, descargaba mis desprecio hacia mí misma sobre él. ¡Qué santa paciencia...! Y lo cierto es que me quería. Y me quiso aún después de acabarse lo nuestro. Recuerdo que una amiga común entre él, una novia que tuvo después y yo me contó que ella le había confesado que no podía seguir con él porque era muy difícil competir con mi recuerdo. Flipad. 



Así que sí. Estas cosas pasan. Toda la montaña rusa, tanto la parte que baja como la que sube. Y tiene razón Rae: la gente puede cambiar, no tenemos que estar rotos siempre. Podemos "arreglarnos". Aunque supongo que siempre quedan grietas.

Y nada. Que veáis la serie. 

Muá.


Hoy estoy... pegajosa
Y estoy escuchando... Misty - Julie London

15 comentarios :

  1. La vi desde que la pusieron y me enganchó mucho, pero parece ser que no tendrá tercera temporada :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me temía. Bueno... el final ha sido perfecto :)

      Eliminar
  2. He visto estos días la primera temporada y vivo en un estado de emoción y lágrima contante. No me identifico con Rae, es cierto, y mi adolescencia fue todo lo buena que puede ser una adolescencia. Pero me parece que todos en algún momento hemos estado rotos, o hemos sentido que no encajamos.

    Gracias por la recomendación. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso desde luego. Es lo que tiene, si eres sensible, y empática, y tú lo eres...Pues te emocionas, aunque no te identifiques...

      Eliminar
  3. Yo ya sabes que solo puedo definir a esta serie como una maravilla. Por los actores y esos guiones que están tan tan tan bien estructurados, que abren en canal los sentimientos propios de la adolescencia, de una adolescencia como la de Rae, como la de todos.... No sé, es que me emociono solo de recordarla... y ese final es, como bien dices, perfecto. Duele que no haya tercera temporada pero es comprensible. Y también destaco la historia de Chloe, como en los últimos capítulos nos enseñan la historia desde su perspectiva... Dios, es brillante! Es un ejercicio narrativo brutal.

    Bueno, que eso, que maravillosa. Gracias, UK, una vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, aunque yo supongo que, con tanto identificarme con Rae, a Chloe no la acabé de ver. La entendía, y entendía su frustración, y su inseguridad, y cómo intentó "afirmarse" haciendo ciertas cosas. Creo que es todo muy real. Pero el personaje no me llegó a caer bien xDD

      Como tú dices, un gran ejercicio narrativo. Y muy sensible.No sé. Fenomenal. Yo tengo que darte las gracias a ti :)

      Eliminar
    2. Nada, nada.... by the way, te supongo enterada de la vuelta de Masters of Sex, no? Que han vuelto. Y cómo. CÓ-MO.

      Muás!

      Eliminar
  4. Tengo que ver esa serie. Necesito verla. Ahora mismo la busco. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te va a encantar. Estoy segura. Y además, es muy breve :)

      Eliminar
  5. No creo que la vea pero porque no soy de ver series online (sólo veo Breaking Bad, y porque una amiga me la deja en dvd originales), pero aunque yo no estuve gordo durante la adolescencia (bueno, me sobraba algún quilo, creo XD Pero lo que se dice gordo gordo no) estoy convencido de que me sentiría identificado, ya que uno puede no encajar y sentirse fuera del mundo por mil cosas más. Y el sentimiento es el mismo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, hay infinidad de razones. Y en mi caso la apariencia física no era la única, ni siquiera la más importante, aunque en aquel momento me lo pareciese.

      Creo que toda persona puede emocionarse o verse reflejado conesta historia. A ver si la ponen en la tele o algo, :)

      Eliminar
  6. Supongo que cada un@ tiene sus propias grietas. A esa edad siempre queremos encajar...
    Ya la he buscado para verla online ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te guste. Y sí, cada uno tiene sus grietas. :P

      Eliminar
  7. Sigo sin verla, pero la veré!
    En mi caso seguro que me siento identificada, aunque era todo lo contrario (un palo), pero las inseguridades de querer encajar en el grupo y tal las tenía también.
    Imagino que Finn es un chico popular, delgado y guapo, pues a mí me pasó al revés. Yo estuve liada con un chico gordito, del montón en atractivo y tampoco excesivamente popular.
    Pues no va y un día escucho a otro chico decir: Y este cómo puede estar con esta? Refiriéndose a mí claro. No veas la cara que se me quedó....
    Me hizo sentir mucho peor de lo que me sentía yo ya ¬¬
    Y bueno sí, mi salvación fue conocer a mi ex, que era 3 años mayor que yo y con un grupo de amigos bastante bueno.
    Evidentemente la salvación definitiva fue con mi marido xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no es cuestión de gordura. En este caso, el mío, coincide, pero creo que esas inseguridades las hemos tenido todos. De hecho una cosa buena que tiene la serie es que muestra que cada quien lleva su carga y que antes de juzgar a alguien deberíamos pensar que seguramente también lleve monstruos a la espalda... :)

      Espero que te guste si la ves.

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...