viernes, 25 de julio de 2014

Cuando él me dibuja.



Soy una mujer ordinaria, con virtudes y defectos como el resto de mujeres que pueblan el mundo. Tengo los pies demasiado grandes, los muslos muy gruesos, el pelo indomable, los labios finos, los ojos pequeños,... Diría que no puede encontrarse en mí nada que me haga especial. Al menos más especial de lo que puede ser cualquier otra mujer. 

Y sin embargo debe de haberlo. ¿Dónde? Yo no lo sé. Leí una vez que la belleza está en los ojos de quien mira y supongo que eso es cierto, al menos en parte, y podría extenderse a todos los sentidos. Son los sentidos de los artistas lo que les hace especiales, es su sensibilidad. Son capaces de sentir cosas que a otros pasan desapercibidas y, de algún modo, devuelven al mundo esas sensaciones de manera que dejen de pasar inadvertidas. ¿Cómo? Ni idea. 

No puedo explicarlo, pero lo sé. Lo sé porque yo he pasado desapercibida mucho tiempo hasta que hubo quien se detuvo y me observó, y me vio de verdad, todo lo que soy. Y me devolvió al mundo de otra manera. Papel y grafito, nada más. Y sin embargo, tanto.




Cuando él me dibuja ya no me siento una mujer más de este mundo. Me siento etérea, con la materia justa para que él pueda saber dónde colocar los trazos. El tiempo transcurre lento, pero no importa, porque estamos acariciando juntos la eternidad. Cuando me dibuja ya no encuentro mis defectos, y no sé cómo lo hace, porque puedo reconocerme en cada rasgo, no falta nada. 

¿Cuánto cuesta esto? ¿Cómo podría pagarle? No hay precio. No podríamos ponérselo. Ni aunque un experto se enfrentase a mi yo de papel, a su obra, y escribiese una cifra. No sería cierto. El valor de algo no siempre puede traducirse en números. Así que yo, que intento saldar mis deudas, suelo pagarle con palabras mal unidas y versos torpes. Algo es algo.

Aunque a él no le gusta la etiqueta, para mí es todo un artista. Otros dirán que es un muerto de hambre. Algunos, los que le conocen más, lamentarán sus decisiones porque era un chico listo y de pequeño quería ser ingeniero. Pero no: estudió Bellas Artes. Incluso maldicen el momento en el que, para entretenerlo, le pusieron en las manos un lápiz y un folio de papel. No lo entienden. Lo que él quería era crear cosas. Y lo habría hecho, fuese como fuese.

Estoy segura de que su presencia en el mundo lo hace mejor. Más hermoso. Más divertido. Al menos así es en mi mundo. 



Así que no creo que la humanidad necesite a los artistas, simplemente. No. Creo que son imprescindibles, al menos si queremos seguir siendo humanos. Porque hay capacidades que definen a la humanidad. Sí, la de construir cosas, la de producir, es una de ellas. Pero también está la capacidad de asombro, que nos lleva a hacernos preguntas y a descubrir cosas o a reflexionar. Y entre ellas está también la capacidad de crear, no para producir cosas, sino por el mero placer de hacerlo, o incluso por necesidad, para expresarnos. Renunciar a una sola de estas capacidades es perder humanidad. ¿Qué es quedarnos con una sola?

No me hagáis caso. Supongo que yo también soy una muerta de hambre. 







Hoy estoy... apenada
Y estoy escuchando... Yesterday - The Beatles

12 comentarios :

  1. Querrás decir que no hay nada en ti que no te haga especial... ;)

    Gracias por estar en mi vida, Amor... Que demonios! Gracias por ser mi VIDA! ;)

    Te amo, Cachito! <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Contigo es que no se puede, ¿eh? jajajaja :*

      Eliminar
  2. Dicen que yo también ejerzo un poco de muerta de hambre por dedicarme a lo que me dedico en vez de hacer lo que se supone que tienes que hacer cuando acabas una carrera como la mía (Derecho). Que cómo no me he puesto la toga y me he dedicado a forrarme el riñón y tal. Y a mí me da yuyu solo de pensarlo, y soy tan feliz con mi trabajo bohemio, soñador y sin futuro. Y artístico, porque escribir de lo divino y de lo humano tiene su faceta de arte. En fin, no todo el mundo puede ser cuadriculado y moverse solo con lo que le dicta la cabeza.

    Los dibujos son preciosos, como sus protagonistas, pintor y modelo. Muás!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que... si no ibas a ser abogada...¿pa qué estudias Derecho? xDDD (Es coña, lo digo por la típica pregunta que comentaste en otra entrada que te hacían siempre).

      Ay, mi Lia bohemia... Es que tu city se presta a "bohemieces", las cosas como son :P jajaja

      Eliminar
  3. Un dibujo precioso... y unas palabras más bonitas aún,si cabe !
    Besos !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya tiene unos cuantos añitos el dibujo... Pero cada vez que lo miro... :)

      Eliminar
  4. Ai jo, que palabras más bonitas has escrito y como molan los dibujos *____*

    Realmente el arte está en todas partes, por muy científico que sea algo, así que no sé porque lo desprecian de esta manera. Somos personas no robots. Sin esa parte no somos nadie :S

    Mi primera opción de bachillerato era el de Artes, pero al final se me encendió que quería ser veterinaria y hice el de ciencias xD Total, que luego veía los trabajos que hacían los de Artes, lo de culo que iban estudiando a tope, y me quedaba pensando: jolín, pues menos mal que no lo he hecho porque creo que no hubiera podido con él xDDD

    Yo realmente admiro a todos los que han estudiado Bellas Artes. Cuando hacía el curso de dibujo, que era la única que no había estudiado nada de eso, me sentía un poco fuera de lugar jaja Se me caía la baba viendo los dibujos de los demás xDD Luego los profesores, que sabían un montón!
    La chica tenía unos conocimientos de anatomía que flipas.
    Igual que nombra en el vídeo a Da Vinci, por ejemplo.
    ¡Qué viva el arte coño! xDD

    P.D: parezco poca cosa pero soy muy mal hablada, ya lo descubriste en el vídeo JAJAJAJA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco tan malhablada... xDDD

      Yo, como soy tan torpe dibujando y eso, admiro mucho a los artistas plásticos. Me encanta ver a Jack dibujar. Pero bueno, me gusta todo el arte.

      ¡Viva, viva!

      Eliminar
  5. Yo no me imagino un mundo sin arte. Por mucho que se diga que no tiene un fin utilitario. Y además creo que es algo inherente al ser humano.
    Por cierto, del vídeo que has puesto (lo he descubierto ahora) me ha encantado que meta la alta cultura y la cultura popular en el mismo saco :) (odio el snobismo)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también fue una de las cosas que más me gustó del vídeo. Que te hable de Mozart y de Sabina, o que te cite la ópera al lado de los Simpson. Mola :)

      Eliminar
  6. Al habla otra muerta de hambre!!
    Y arriba los muertos de hambre que hacen mejor el mundo de los demás.
    Los psicoanalistas suponían que sublimar a través del arte era muy difícil de conseguir y que sólo lo podían hacer unos privilegiados!
    Suerte tenemos los demás de poder disfrutar un poquito de ese arte. Y tú de tener el artista en casa!
    La belleza está en los ojos del que mira, sí, pero en tu caso no era difícil porque ya traes la belleza de serie! =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, anda anda, que se te ha caído un piropo sin querer :P xD

      Y sí, menos mal que hay artistas para que podamos disfrutar de ellos y de su arte :D

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...