domingo, 13 de abril de 2014

Libro: Nacido en pecado, de Kinley MacGregor



Acabo de terminar hace un momento la relectura de Nacido en pecado, de Kinley MacGregor, hasta el momento mi novela rosa favorita. La culpa de que yo me metiera en esto -otro placer culpable, tengo que reconocerlo- la tiene Jack, que cuando le dije que yo nunca había leído una novela rosa me vino con el primer libro de esta saga, la saga MacAllister, a saber Dueño del deseo. Y claro, coser, cantar, y leer novelas romántico-erótico-festivas de fornidos tíos con falda, todo es empezar.

¿De qué va el libro?

Sin es un rudo y misterioso caballero con un pasado más que truculento que ha encontrado un lugar al servicio del rey de Inglatera, Enrique. Caledonia MacNeely es la hija del líder de un clan de las Highlands que se ha mantenido reticente a someterse al dominio inglés y del que, además, han salido unos rebeldes que no paran de saquear y destruir en territorio inglés. Permanece prisionera en la corte de Enrique junto con su hermano pequeño, Jamie.  Enrique ha tenido una maravillosa idea para solucionar el problema de los rebeldes: casar a Sin y Caledonia, de modo que un hombre totalmente leal a él pueda introducirse dentro del clan y descubrir al rebelde. Fácil de decir, pero no tan fácil de hacer. Sin tiene como propósito no tomar nunca una esposa ni engendrar hijos y Caledonia sabe que un inglés nunca será bien acogido por su gente, y mucho menos alguien como Sin, aunque esa sea la única manera de volver a casa...

Hablando del libro...

Bueno, ya lo he dicho, se trata de una novela rosa de género histórico, y para que nadie se llame a engaño, lo que encontraréis en esta y en las otras entregas de la saga MacAllister es romanticismo con escenas eróticas. Eso sí, bien escrito. 

Este libro es la tercera entrega de la saga, pero puede leerse aislado, o pueden leerse desordenados. Yo los leí desordenados: primero, tercero, segundo y cuarto. Y no pasa nada :)

El esquema es el típico de una novela de este tipo: protagonista masculino atormentado (en este caso, en otros, un mujeriego incorregible) con el corazón totalmente cerrado al amor, protagonista femenina virginal e inexperta, pero valiente, que hará lo que haga falta para llegar al corazón del protagonista masculino, aún a costa de su inocencia.  Es muy típico, pero efectivo. Una novela perfecta para pasar un rato distendido y fantasear un poco, que nunca está de más. 


Lo cierto es que a mí estas novelas me entretienen un montón. No suelo leer romántica-erótica ambientada en épocas actuales, pero la histórica me gusta mucho, me distrae y estimula mi imaginación. Más o menos lo mismo que me pasó con el relato de Macarena en la #AntologíaDiciembre. ¡Macarena, escribe! xD 

Merece la pena que reseñe que, al menos, las escenas sexuales están bastante logradas, y con eso quiero decir que puedo llegar a creérmelas. Desde luego, están "embellecidas" para favorecer la fantasía, pero puedes creer que la que hay ahí es una mujer, y no una muñeca hinchable. Con esto quiero decir, así para acabar pronto: bastante más creíble que 50 sombras de Grey, ¡dónde va a parar! 

Recomendación final: Si queréis leer algo de este género, alejáos de los fenómenos de moda y husmear un poquito por los foros de romántica-erótica. Encontraréis títulos que os sorprenderán, y bastante mejores que los que copan los escaparates de las librerías y las reseñas de actualidad en algunos blogs. 

Os dejo un trocito...

Lochlan se había vuelto hacia su padre.

- ¿Papá? ¿Dónde está el plaid de Sin?

Su padre había hecho  como si no oyera la pregunta y había seguido jugando con Ewan y Kieran.

Su joven madre se mostró mucho más dura.

- La tela de los plaids es para los que tienen auténtica sangre escodesa, Lochlan. No para los mestizos de sassenach.

Aunque viviera eternamente, Lochlan nunca podría entender la crueldad con la que su madre había tratado a Sin. Ni la completa falta de consideración de su padre. Unas horas después había encontrado a Sin, solo en su habitación. Sin estaba sentado en el centro del suelo con un corte abierto en el brazo, dejando que la sangre fluyera de su herida para caer dentro de un cuenco. Horrorizado, Lochlan corrió hacia él y cubrió la herida con un paño para que dejara de sangrar.

- ¿Qué estás haciendo? - preguntó.

- Estoy intentando librarme de la sangre inglesa que corre por mis venas, pero no parece ser distinta de la tuya. -Los ojos de Sin estaban vacíos de toda expresión-. ¿Cómo puedo hacer que se vaya cuando no soy capaz de encontrar la diferencia?

En resumen, este libro...

4.5/5

A continuación, y aunque me han dado muchas ganas de releer todos los libros de la saga (xD), voy a ponerme con otra cosa, mariposa. Me apetece romanticismo, así que voy a por otro libro de Daniel Glattauer, en este caso Contra el viento del norte. La huella de un beso me encantó, así que a ver qué tal este.


Hoy estoy... cantarina
Y estoy escuchando... Para médicos y amantes - Ismael Serrano

18 comentarios :

  1. Ole mi cantarina! Me alegro de que mi ocurrencia desembocase en tan buenos ratos de feliz (y erótica XP) lectura JEJEJE

    Te quiero,beibi <3

    ResponderEliminar
  2. Hay que ser valiente para reconocer que gustan las novelas románticas de género. Yo no he leído demasiado, durante una época leí algunas, pero ahora mismo no me entran.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Valiente? No sé. ¿Sí? ¿He cometido un crímen? XDD Es ue no sé, a mí estas cosas no me dan vergüenza. :P

      Eliminar
    2. Sé de gente que lee estas novelas y no lo quiere decir, porque este género está muy mal valorado. Y no me refiero únicamente a snobs, sino también por parte de lectores de best-sellers populares. Pero yo pienso que si algo gusta es absurdo avergonzarse de ello. Además, yo no pienso que el género de la novela rosa sea peor que el de la novela histórica o de ciencia ficción. ¿Qué hay mucho tópico? Sí, pero en el resto de géneros también.

      Eliminar
    3. Hombre, hay que saber lo que lees. Yo que sé, a mí estas cosas me hacen pasar un buen rato y me dan alegría, jaja. No me da vergüenza reconocerlo, igual que decir que Cien años de soledad no me llegó. Es que cada persona...

      Pero sí, sé lo que quieres decir. Pero yo paso. Hay cosas peores xD

      Eliminar
  3. No te ha durado nada el libro, buena señal.

    Me ha hecho gracia tu siguiente lectura. Mi mujer me pidió un libro para un par de viajes que tenía que hacer en tren la semana pasada. No le gusta demasiado leer, así que, tras evaluar diferentes opciones, opté por "Contra el viento del norte". Acierto total ;)

    A mi me gustó bastante. De hecho, me hice después con la segunda parte, "Cada siete olas". ¡Que tengas una buena lectura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que me gustará. Si a tu mujer le toca hacer otro viaje en tren prueba con "La huella de un beso", de Glattauer también. :) jajaja.

      Estos libros no duran nada porque son tan básicos que te los bebes. Entretenidos, sin más. :P

      Eliminar
  4. Pues leí hace un tiempo Dueño del deseo, pero mira por dónde, no sabía que formaba parte de una serie, así que me lo anoto bien anotadito...gracias por la entrada !
    A mi este tipo de historias me encantan también, hombre fortote (highlander, para más señas) y dama inocente que prometen una buena dosis de acción...y pasión....Si!
    Besotes !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Síii! Vanedis, tú me entiendes. Pues sí, son 4: Dueño del Deseo, Nacido en Pecado, El Escocés domado y En busca del Highlander. Todos en la misma línea. Lo que pasa es que yo tengo debilidad por el protagonista de esta. Aunque Draven también tiene lo suyo... ejem... XDDDD

      Me han prestado alguna novela de este género, pero de piratas, o cosas así, y la verdad, es que como los highlanders... nada XD

      Muá.

      Eliminar
  5. Pues a mí es que no me llama nada xDDD
    Al menos por el momento. Tengo alguno de este estilo guardado en pendiente, de alguna reseña de Macarena, pero todavía no he leído nada xD
    Está claro que si algún día doy el paso os haré caso a alguna de las dos xDD
    También voto para que ella continúe el relato :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hazle caso a Macarena, que es la experta :P jaja

      Eliminar
  6. Yo mientras no salgan violaciones...

    He retomado la lectura, a ver si no le aburro xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En esta saga no hay violaciones. Más bien las mujeres tienen que ir detrás de los hombres para conseguir una satisfacción, pobretas. Jajajaja. Pero ey, mujeres con iniciativa! XD

      Eliminar
  7. No sé, no sé... me quedan tantas cosas que me "llaman" más por leer...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, mujer, cada uno tiene sus gustos y preferencias :P Desde luego estos libros no están en ninguna lista de libros que leer antes de morir XD

      Eliminar
  8. Creo que ya lo he comentado alguna vez, pero es que la novela romántica es un género que no me llama nadaaa.
    El autor que sí me atrae bastante es Daniel Glattauer, a pesar de los pesares jaja.
    Saludos Bettie!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, o te gusta o no.

      Pero Glattauer mola, no tiene nada que ver con esto XD

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...