sábado, 22 de marzo de 2014

Refuerzo positivo.


En el mundo estamos muchas personas que creemos que no hacemos casi nada bien. Puede que os sorprenda, pero, creo que ya lo he comentado otras veces, tengo un complejo de torpe importante. Sé que hay algunas cosas que no hago del todo mal, pero si quitamos eso, me considero un cero a la izquierda en casi todo y soy bastante insegura cuando se trata de hacer algo. 

Soy muy aficionada a auto-psicoanalizarme, y he llegado a la conclusión de que este complejo tiene su origen en el hecho de que siempre me han dicho lo que hago mal y muy pocas veces lo que hago bien, salvo, por ejemplo, en el caso de los estudios. Creo que es algo que pasa con bastante frecuencia. A una persona se la corrige y se le echa la bronca con ganas cuando mete la pata, sin embargo, cuando hace las cosas bien, pues no se le refuerza positivamente. Si sopeso el número de broncas con el número de halagos pues normal que tenga la percepción de que soy una inútil...

Cuando eres pequeño te crees todas esas cosas, no te queda más remedio. Pero luego sales al mundo y no te queda más remedio que hacer las cosas por ti mismo, torpe o hábil. Y te das cuenta de que no eres tan inútil, de que sabes hacer cosas. Por ejemplo, cocinar. Y, sin embargo, ahora vuelvo aquí y los mismos platos que he hecho mil veces, ya no sé hacerlos. No es que no sepa, sino que tengo a alguien detrás de mí todo el rato diciéndome cómo tengo que hacer las cosas que yo sé hacer. Porque claro, soy una torpe y no sé hacer nada. Y no veáis lo que toca los cojones que después de 7 años viviendo sola sin que nadie me hiciese la comida vengan a decirme cómo tengo que hacerlo. Máxime si me la voy a comer yo y solo yo. Y así con todo. Y en lo que no puede criticarme, calla. No sea que me felicite por algo y se me suba a la cabeza.

A lo mejor tengo que asumir que para ciertas personas nunca nada está bien hecho por mucho que te esfuerces: siempre encontrarán la parte negativa. Al mismo tiempo tendré que hacerme a la idea de que, aunque para ciertas personas nunca vaya a ser lo suficientemente buena, no quiere decir que no sea buena. Incluso bastante buena.

Voy a tener que empezar a practicar el auto-refuerzo positivo intensivamente. A eso, y a hacer caso a las cosas bonitas que me decís. No porque sean bonitas, sino porque la gente que solo ve el lado negativo de las cosas tiene una visión sesgada. Me fío más de la vuestra. Y no negaré que es, además, la que más le conviene a mi salud mental. 

¡Feliz finde!



Hoy estoy... un poco harta
Y estoy escuchando... I won't see you tonight - Avenged Sevenfold



PD: hoy he acabado el premio-relato del 2º ganador del sorteo por mi 2º cumpleblog. Voy a seguir pasándolo a limpio. ¡Qué nervios, qué nervios! xD

27 comentarios :

  1. Eso tienes que hacer, hacer caso a los que te queremos bien... ¡Que tu vales un potosí, Amor mío!


    Te amo <3

    ResponderEliminar
  2. Entiendo perfectamente como te sientes. A mi me pasaba eso con mi ex, siempre estaba diciéndome lo que hacía mal (que en realidad eran las cosas que no hacía exactamente como él quería) y jamás, jamás, jamás una palabra de aprecio. Una vez me pasé tres horas en la cocina preparándo carne en salsa que me quedó "cojonuda" y no fue capaz de decirme ninguna palabra de aprecio. Pero si pleglaba la ropa de manera que no estuviera a su gusto, no se cortaba en decirlo. Este comportamiento hace mucho daño, y aunque lo que tocaría es ser fuertes para que no afecten las críticas, no es nada fácil que la autoestima quede intacta. Pero ánimo!!!! Valorate mucho!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, es justamente eso. Felicitar, no. Pero sacar pegas, todas. Simplemente porque no está hecho "a su gusto". ¡Pero si me lo voy a comer yo! ¡Si es mi ropa! Anda a zurrir mierdas con un látigo, hombreya... xD

      Besotes grandes y gordos.

      Eliminar
  3. A mi me pasa algo así... por qué no haces eso de esta manera? pero así no es, es asá! y por qué, y por qué... y así un millón de cosas más, pero parece que no es crítica por gusto, sino crítica constructiva... y no te digo que no, pero hay gente que simplemente no acepta que uno tenga otra manera de hacer las cosas diferente a como lo hacen ellos. Y desespera, mucho. Yo ya he optado por hacer respiraciones profundas o girarme y decir "Basta". Y a veces funciona xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ´mi el "Basta" implica comenzar una ronda de gritos. Grrrr....

      Eliminar
    2. Ya, en mi caso también... aunque a veces me dice "Es que no se te puede decir nada" y yo digo "No, no se me puede decir nada" y se va enfadada. No me gusta que se enfade, pero mejor así que volver a discutir por lo mismo de siempre, a los 10 minutos ya se ha olvidado xD

      Eliminar
  4. Es muy importante el tema del que hablas hoy. Mi madre viene temporadas a mi casa, y, sin mala intención, me va diciendo durante todo el día lo que tengo que hace y cómo lo tengo que hacer, y me va sacando pegad a todo. Una de sus últimas apreciaciones fue: serás muy buena profesora, hija, porque para todo lo demás...

    En fin, es km madre y la quiero, pero nunca me ha dicho que algo se me dé bien. Y hay muchas cosas que hago bien, o muy bien, incluyendo cocinar.

    Cuando empecé a ver que mi hijo era difícil, le castigaba por lo que hacia mal, pero no le premiaba lo que hacía bien. Tuvo que ser la psicóloga la que me diera las pautas, porque mi hijo era problemático, pero yo le había metido en la cabeza que lo era debido a continuos castigos y pocas recompensas. Tuve que aprender a callarme muchas cosas y a premiar pequeños logros y hacer la vista gorda ante algunos fracasos, y fue muy duro, pero mi hijo ahora se aprecia más, y aún tenemos un largo cambio. Cuando le riñó mucho, me tengo que parar y encontrar algo, lo que sea, para poderle decir que algo ha hecho bien antes de que acabe el día.

    Y con los alumnos es lo mismo. Un tres puede ser con un "estás mejorando" o con un "no aprobsrás en la vida"

    Bueno, hoy me has tocado el monotema de mi vida. Perdona por el rollo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Agradezco mucho tus comentarios, así que no te disculpes. Mi madre es así también: "Para los estudios muy bien, pero para lo demás..." No veas la rabia que me da. Ha habido momentos en los que me lo he creído y todo... En algunas cosas me ha afectado de manera casi enfermiza...

      Me alegro de que con tu hijo encontrases el camino. Y con tus alumnos, por lo que cuentas, lo tienes más que encontrado. Esas pequeñas felicitaciones por logros minúsculos marcan mucho la diferencia.

      Muá, Ro ;)

      Eliminar
  5. Así ha sido toda mi vida y así tenía yo la autoestima. Realmente hasta no hace mucho me he sentido una inútil.
    Esta teoría del refuerzo positivo es lo que seguimos con la perra a raíz de pedir ayuda al educador canino. Y sí, funciona perfectamente xD
    A la gente ya le cuesta entenderlo con los perros, pues con la personas ya ni te cuento...
    Luego está la gente amargada, es insegura y salen todos los problemas.
    Ains, justo antes en el capítulo de Smallville que vimos, Lex Luthor dice que vas a educar a tus hijos como te han educado a ti, pues yo salté rápido y dije: No tiene porque, tú eres el que lo decides.
    Por supuesto que eres buena en más cosas, pero conozco de sobras ese sentimiento. Todavía está creciendo el bueno, pero se está regando :)
    Así que eso, que es primavera y hay que regar ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A regar, a regar! Madre mía, es muy fuerte ver cuanta gente tiene este mismo problema, porque le han reñido y no le han felicitado. La balanza se inclina solo a un lado.

      Lansy, eres una tía alegre, creativa, echá p'alante. Tienes muchas cosas buenas. :)

      Eliminar
  6. que buena reflexión! Y es que siempre nos resulta mucho más fácil criticar que halagar. Que mala costumbre :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, una mala costumbre que tendremos que intentar corregir :D

      Eliminar
  7. Sí que somos por aquí muy tendentes a hacer eso, sólo castigo y nada de refuerzo. Voy a intentar equilibrar un poco la balanza porque salvo ciertas cosas, no recuerdo que hubiera castigo más que refuerzo. No lo recuerdo mucho y también tengo mis épocas se baja autoestima (ahora mismo con tantos años que llevo sin trabajo imagínate) pero supongo que tampoco me dieron mucha caña. De hecho siempre he tenido mucho genio y a mí "no se me puede decir nada", ni ahora ni antes (pero supongo que porque también me criaron así).
    Haznos caso por aquí porque tú vales mucho, y lo demuestras cada día.
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valgo lo que valgo, sea poco o mucho, y hago lo que puedo. Debería contar, ¿no? jajaja

      Me alegro de que en tu caso la balanza estuvise más equilibrada.

      Muáaaaaa :D

      Eliminar
  8. ¡Cuánta razón esta entrada! Ojalá, siendo niño, hubiera sabido todo esto. Qué bien me hubiera venido años más tarde.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, ahora lo sabemos. No nos sirve para cambiar el pasado, pero puede servirnos para diseñar el futuro :)

      Eliminar
  9. Preciosa, tú ya sabes que vales un porrón, un potosí o como quieras llamarlo :)

    Yo siempre intento ser agradecida. Siempre doy las gracias, por casi cualquier cosa, y si algo está bien intento siempre decirlo. Cuando tengo que hacer crítica, me cuesta controlar la forma, la verdad... A veces me molesta mucho cuando algo no se hace como yo considero que ha de hacerse y tengo que controlar cómo lo hago saber. Muchas veces meto la pata, pero creo que también en sentido contrario digo muchas veces lo bien que están otras cosas... No sé, tipo: "cariño, la comida está cojonuda, la carne está en su punto, me encanta el toque de las especias y la receta es para repetir, pero... la próxima vez descongela los guisantes antes..." o "¡Cuántas cosas has hecho hoy! Gracias por limpiar el horno, es genial, pero si te acuerdas la próxima vez avísame primero y te digo qué usar mejor, que me parece que has utilizado el limpiador que no era..."

    ¿Cómo os parece que lo hago? :-/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con tacto. A mí me parece bien. xD De todas maneras una cosa es hacer sugerencias cuando una cosa se ha hecho: "Oye, ¿has probado a hacerlo así?", y otra no dejar hacer. Es tedioso.

      Yo creo que hay que ayudar a la gente con sugerencias, por supuesto, pero una cosa son las sugerencias y otra las pegas constantes. Y siempre, siempre, reconocer lo que está bien.

      Yo no creo que lo hagas mal :P

      Eliminar
  10. Chica yo soy la tonta del refuerzo positivo, que parezco conductista o algo y tampoco es eso. Pavlov, Skinner y Watson estarían orgullosos de mí.
    A veces es inconsciente, no sabemos reforzar positivamente, pero otras parece que haya gente que lo haga por principios. Entiendo esa situación y esa sensación y, como ves, hay mucha gente que ha pasado por lo mismo a diferente escala. Aunque eso no sea consuelo.
    Quédate con la visión más amplia y menos sesgada, con la más objetiva, con la nuestra si quieres. Pero nunca te quedes con aquella que te marca negatviamente y que te hace sentir inútil, porque no lo eres. Lo diga quien lo diga.
    En nuestras manos está ser mejores adultos y querer y educar mejor a nuestros hijos/alumnos.

    PD: ahora mismo estoy en el punto en el que nadie me dice qué hago mal pero tampoco me dicen nunca qué hago bien. Sólo obvian mis acciones xDDD Es igual de desconcertante, por cierto, porque parece que den por hecho que tengo que hacer ciertas cosas y que no hay necesidad de agradecer, corregir o felicitar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, que no reparen en uno para nada también es desconcertante.

      Pues me usta que seas la tonta de refuerzo positivo. Ojalá más como tú.

      Eliminar
  11. Es curioso lo difícil que resulta la relación materno filial en un gran número de casos, entre los cuales me incluyo. Como tú, pocos halagos he recibido de parte de mis progenitores, a excepción del tema de los estudios. Lo que te lleva a pensar que no sirves para nada o que el día que te encuentres solx no vas a ser capaz de hacer nada sin ayuda. Y llega ese día... y ves que no tiene por qué ser así, que la vida no es como te la pintan y que eres una persona con puntos débiles... ¡pero también fuertes! Y así me encuentro que desde que me fui de casa mi autoestima no ha hecho más que crecer y me siento capaz de todo. Y como bien dices, como mínimo hago todo lo que puedo, que bien vale.

    Por contra, todo lo que ha crecido mi autoestima también lo ha hecho la tensión con mis padres. No hace mucho me decía mi madre "suerte que yo te quiero por los dos"... Pá comérsela. Y es que madre no hay más que una XD

    Como dice "Mi burbuja", en nuestras manos está ser mejores adultxs y educar mejor a nuestros hijxs.

    En fin, que me uno a los demás para decir Bettie, ¡tú vales mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Geralt.

      Mi autoestima también estaba bastante bien. Hasta que volví a casa. Estoy en el tramo descendente de una montaña rusa XDDDD

      Espero ser mejor madre si ese día llega... Afú.

      :)

      Eliminar
  12. No sabes como te/os entiendo. Tanto que cuando encuentro a alguien que te deja hacer y no critica por criticar se me saltan las lágrimas de la alegría.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Hola, luego de leer tu entrada pienso: pobre de esa gente que solo ve lo negativo, su vida debe ser solo reproche y malhumor. Hace tiempo que borré a esa gente de mi vida. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, deben de tener una vida un poco triste...u.u

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...