martes, 4 de marzo de 2014

Profesores y burocracia.

Quien piense que el trabajo de un profesor es llegar al instituto, dar clase y marcharse es que no tiene ni idea de cómo va la cosa. Una buena parte del trabajo de un profesor no se ve porque se realiza fuera del aula. Parte de él se sospecha, claro: si los exámenes o los ejercicios vuelven corregidos a clase alguien ha tenido que hacerlo. Otra parte no: claustros, reuniones de seminario, leer para ponerse al día con lo que leen los alumnos, leer para estar al día con la materia, ir a cursillos, etc. El profesor hace muchas cosas que no se ven, aunque se sienten. Y luego hay otra parte de cosas que ni se ven ni se sienten y que ocupan un tiempo precioso: el papeleo, la bur(r)ocracia.



¿Vosotrxs tenéis idea de la cantidad de documentos que hay en un instituto? Yo no. Creo que me tocará aprenderlo sobre la marcha, porque ni en el máster fui capaz de saber cuántos había, ni en las prácticas consiguieron explicármelo: Proyecto Educativo de Centro (PEC), Proyecto Curricular de Etapa (PEC), Programación General Anual (PGA), Plan de Atención a la Diversidad, Plan de Acción Tutorial, Plan de convivencia, Reglamento de Régimen Interior, Programaciones didácticas o de aula, programaciones de departamento,... Yo que sé. Muchas cosas. Lo cierto es que no todos los documentos tienen que realizarlos todos los profesores, pero alguien tiene que hacerlos. Y se trata de una tarea tediosa y además, a mi modo de ver, estéril.

Lo cierto es que si uno se para a pensarlo, en la mayoría de los casos el problema que se aborda en cada uno de los documentos es importante: ¿Cómo vamos a orientar académica y laboralmente a los chavales? ¿Cómo se resolverán los conflictos de convivencia en el centro? ¿Cómo vamos a enfocar las diferentes asignaturas del departamento? ¿Qué voy a hacer este curso en esta asignatura? Es importante pensar estas cosas y tener unas directrices para saber a qué acogerte. ¿Cuál es el problema entonces? Pues que, tal y como están planteados estos documentos, no valen para nada. Lo ideal sería que un profesor que acaba de llegar al centro tuviese un dossier asequible con los documentos relativos a estas cuestiones. Por asequible quiero decir que pueda leerse en un tiempo más o menos razonable. El problema es que te puedes encontrar que cada uno de los documentos tiene de 50 o 60 páginas en adelante...

Y alguien puede decir: "¡Pues hacedlo bien! Hacelo breve y claro, hacedlo útil." Y yo digo, ojalá. Resulta que en este país debe de haber legisladores por encima de nuestras posibilidades, porque se sacan normativas para todo. No sé, de repente te sacan una ley, o una orden, o un decreto, diciéndote qué apartados tiene que tener la Programación de Departamento, qué se debe tratar en cada uno obligatoriamente, etc. etc.  Y ya no es lo de que te impongan condiciones (por poner un ejemplo, las TIC, que hay que meterlas con calzador si hace falta en toooodas partes), es que tienes que ajustarte a lo que ellos dicen, sí o sí, y reajustarte cada vez que cambien la normativa. Y en este país, en cosas de educación, somos muy de cambiar. 



Y luego están las cosas que sí que tienen que hacer todos los profesores, por ejemplo, las programaciones didácticas. Una programación didáctica es, para quien no lo sepa, una especie de plan de lo que vas a hacer en una asignatura durante un curso: qué contenidos vas a ver, qué quieres que aprendan los chavales, cómo vas a evaluarles, qué se hace para recuperar, ... Esas cosas.  A mi modo de verlo es algo muy importante que tendría que pensarse cada año, porque cada grupo de alumnos es diferente. Eso sería viable, claro, si la programación fuese un documento de trabajo, simple, claro, de unas pocas páginas. Pero no. Es un documento en el que tienes que estar, constantemente, haciendo referencia a las leyes y normativa de educación, tanto nacionales como de tu comunidad. Eso, por no hablar de que tienes que plegarte al vocabulario imperante: si se llevan los objetivos, pues usar la palabra objetivos, si se llevan las competencias, pues eso. Y así. ¿Habéis leído el BOE alguna vez? Pues al final la programación didáctica acaba pareciéndose a eso. Con razón me decían mis profesores del máster que ese dominio de la jerga legal me iba a venir bien algún día... Por si os queda alguna duda, os diré que, para una oposición, los criterios que se ponen a una programación didáctica en extensión son: entre 50 y 80 páginas con letra Arial de tamaño 10 a doble espacio. A la hora de la verdad el tamaño se puede reducir algo, pero tengo un par de programaciones didácticas del instituto en el que hice las prácticas y ocupan 46 páginas, con letra Arial 11 e interlineado sencillo... Siendo así es normal que la programación se haga y no se toque significativamente en años...¡menudo coñazo!

Lo peor de todo es que estas programaciones acaban siendo, en buena parte, pura ficción, porque tienen que enmarcarse dentro de leyes que son pura ficción: contenidos inasumibles, objetivos que parecen sacados del País de la Piruleta y la Fuente de Chocolate, criterios de evaluación que una se pregunta qué se fumó el que escribió la ley... 

Cuánto no ganaría el sistema educativo si las leyes se hiciesen preguntando a los profesores. Cuánto, si en lugar de sobrecargar a los docentes con burocracia pesada e inútil se les dejase planificar sus clases y pensar en cómo mejorarlas. Cuánto, si en lugar de hacer leyes sobredimensionadas y normativizarlo todo los legisladores fuesen realistas. Cuánto, si dejasen a los docentes dedicarse a lo que saben hacer, la enseñanza, y no quisiesen convertirlos en burócratas a la fuerza. 

PD: Ale, ya me he quedao un poco a gusto. Perdonad el tocho, pero es que hoy estoy que ardo con el temita de las programaciones didácticas y demás burocracia educativa...

Hoy estoy... cansada
Y estoy escuchando... Prisoner of your love - Yngwie Malmsteen

14 comentarios :

  1. La verborrea es inútil en cualquier parte, no deja de ser una manera de justificar que al emplearla, se es una instancia "superior".

    Superiormente imbécil...

    Siento que te hagan pasar por estas pruebas tan absurdas, peque.



    Te amo <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una caca de vaca. (He gastado mis palabras del día xD)

      Eliminar
  2. Te diré algo que te va a gustar y a cabrear a un tiempo. La mayoría, por no decir todo, de ese papeleo es inútil. Las programaciones, que son lo más útil de todo, ene realidad hay que hacerlas muy generales, válidas para cualquier grupo. Lo más útil para mí, que suelo ir bastante por libre, es un cuaderno en el que voy apuntando lo que hago con cada grupo, hoy los adjetivos, tema tal o cual, ejercicios estos o los otros y apunto cosas como: me hace falta hacer más ejercicios de esto en este grupo, o: repasar con estos los sustantivos, o lo que sea. Lo demás, todo, es papel mojado. Pero no para mí, sino para todo el mundo.

    Son papeles que se hacen porque te los piden, pero no creo que nadie lea entera la PGA, por ejemplo, que es el documento más importante. Pero es que en ella están tooooodos los horarios del centro, tooooodas las programaciones de toooooodas las materias, y un montón de cosas más.

    Mi centro, por decirte algo, tiene en marcha tres planes de mejora, aparte de los obligatorios: plan de acción tutorial, plan de fomento de la lectura,... Tenemos uno de mejora de las competencias TIC, tenemos uno de implicación de las familias en el aula, tenemos uno de emprendedores para la FP, tenemos un Proyecto Lingüístico muy novedoso. Y te diré que no hacemos gran caso a objetivos, no sé qué y no sé cuantos, va todo copia y pega salvo las actividades. Esas son las interesantes y en esas sí dedicamos nuestro tiempo, porque es lo que vamos a hacer con nuestros alumnos a lo largo del año. Lo práctico. Lo demás, coger un plan anterior y copiar lo que interesa, luego nadie se lo lee.

    Vaya rollo te ha tocado hoy.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si no me dices nada nuevo. Todos los profesores me dicen lo mismo: se hace porque se pide. Y los planes de mejora, igual: tienes que hacerlos así o asá, pero al final, acaba siendo todo corta y pega salvo actividades y eso. Luego hay profes que llevan su "programación" aparte, como tú, en un cuaderno, o cosas así.

      La cuestión es: ¿Pa qué pedir tantas cosas? ¡Si luego además algunas son redundantes! u.u

      Lo que pasa es que luego te dicen: "Si es que no se trabajan estas cosas los profesores, hacen copia y pega" Pues normal. Como para redactar un tocho de estos cada curso XD

      Eliminar
  3. De tocho nada, me ha parecido muy interesante. Y creo que tienes razón, "los de arriba" piden cosas absurdas e innecesarias. Y Ro también la tiene "los de arriba" no se leen casi ningún documento de los que piden obligatorios.
    Mi trabajo de ahora va mucho de mediar estas cosas burocráticas y fíjate, teníamos que entregar unos programas (con información que en su mayoría ya tienen, por cierto) a la Consejería para el viernes, no lo hemos hecho, y nadie ha llamado pidiendo explicaciones...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, eso es confiar en que nadie te toque la moral. Pero por ejemplo en el centro donde hacía yo prácticas, estando yo allí, cambiaron una normativa sobre las programaciones. Había que incluir una especie de casilleros o no se qué. Pues nadie entendió bien lo que querían en Consellería...Así que no se hizo, o se hizo como se pudo. Pues llamaron la atención y dieron un ultimatum para arreglarlo xDDDDD

      Eliminar
  4. Entiendo que eso se hace porque tiene que haber un estándar y no que cada uno haga lo que le salga del pito. Más que nada porque hay gente que se lo curra, y mucho, y otr@s que simplemente van a calentar la silla, soltar un rollo e irse, y hay poco o ningún trabajo detrás.
    Es como absurdo que las leyes no se hagan contando con la gente a las que les va a afectar..,. pero así con todo. Si eso, que l@s profesor@s hagan el plan de centro, luego se lo den al abogado para que lo traduzca en términos legales y ya se haga una ley... y luego que contraten a otra abogada para descifrarlo cada vez que haya que usarlo... pues eso, absurdo todo.
    Me recuerda a las clases de Psicología de la Educación, donde en un tema te explican que las actividades han de fomentar el aprendizaje significativo en la medida de lo posible, teniendo en cuenta que la atención se mantiene durante unos 20 minutos, por lo que es más efectivo haccer pausas cada poco e ir aprovechando los picos de atención... y todo esto en una clase de 2 horas de duración y sin hacer ni un descanso en medio!
    Perdona por el rollo... :S
    Bsitoss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJA, lo de las clases de psicología de la educación es simpático xD En el máster, el profesor cumplía todas las recomendaciones, pero el pobre estaba tó frustrao: "Es que siento que no os llego, chicos". Qué penica me daba, tan majo que era.

      Yo creo que tiene que haber unos estándares, claro, pero normativizarlo todo creo que es contraproducente. Y si queremos que la gente curre, mandar más papeles no es la manera :perjudica al que se lo curra, porque le resta tiempo, y al que no curra, tanto le da. Total, al final muchos se hacen copia y pega...xDD

      Cada vez que alguien me pide perdón por un tocho...... pasa algo malo. ¡Escribid, mujeres, que no pasa nada! :D

      Eliminar
  5. Uff no se ni qué comentar aquí.
    Por un lado, imagino que estarás con el tema de la Programación para la oposición, pero la oposición es...irreal. Irreal porque, con toda la buena intención que pueda tener, está basada en teoría. Por otro lado, yo doy gracias a haber hecho la oposición porque para mí fue un año de curso, máster (no se cómo será el máster de profesorado, pero desde luego que mi estudio de oposición fue intenso a tope) en el que aprendí TODO lo que yo no sabía (porque no tenía por qué saberlo) de lo que es la enseñanza y sus meollos.
    La realidad de los centros no la se, no tengo experiencia suficiente para decirlo. Ro te lo ha contado muy bien.
    Pero...lo que si se, es que tampoco vamos a subir a los altares a los profesores por este tema. Los profesores, desde luego que con entrar a dar clase ya tienen tela...y en fin toda esa campaña de desprestigio de la profesión ya sabemos muy bien de dónde parte y por qué y que poco tiene que ver con que el personal sea vago o curre poco. Pero en todos los trabajos hay burocracia, Bettie, en todos. En todos se hacen planes, organizaciones, en todos se hacen reuniones, en todos se habla, se matiza, se forma la gente...Eso es en todos. Ni te cuento yo todo el papeleo y lios y movidas que por ejemplo aguanta mi hermana, enfermera en un centro de salud. Y ya para qué hablar de mis amigas, que trabajan de secretarias, contables, jefas de administración...que hay días, muuuchos, en que 10 horas de trabajo no se las quita nadie. Y yo, que trabajé viendo la tele, tenía mi burocracia también. O sea que...ahí está.

    De todos modos, no se, igual me equivoco, pero yo creo que en la realidad los profesores se programan sus clases...¿no? habrá unos contenidos minimos que dar, pero que yo sepa...Y la verdad....¿Conoces a algun profesor que no base su programación en el libro de texto de turno? a partir de ahi se puede crear...pero crearte tus unidades didacticas, como las que te curras en la oposición...ufff Si solo das clase a un grupo...pero imaginaté tu eso multiplicado.
    Es que tampoco se si me he desviado del tema...
    70 paginas tiene mi programación didáctica de oposición ¡la quiero como a una hija! Por cierto, a mi me está sirviendo para muchas cosas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, pues yo me hice una programación para el máster -pero no puedo utilizarla para las oposiciones-, y varias unidades didácticas, y es que no sé, me parece demasiado excesivo todo. Sé que todas las profesiones tienen burocracia, pero en le caso de la enseñanza, que es lo que conozco, lo veo excesivo. Más que nada por la "hipernormativización" que hay.

      Yo sí conozco profes que no basan su programación en libros, sino en las leyes. Vamos, profes que van por apuntes, o fotocopias, o que elaboran sus propios temarios -lo cual es un curro mu gordo-, así que figúrate XD

      Pero sí, lo de la oposición es un poco jarl, porque imagínate un centro, imagínate una clase, montate las pirulas que quieras, flipa en colores con la cantidad de actividades escolares y extraescolares que se hacen en tu super-centro imaginario... xDD Es una risa.

      Yo estoy segura de que al final me queda algo chulo, pero todo eso de copiar y pegar leyes, hacer referencia a leyes, interpretar leyes... ARG xD

      Eliminar
    2. Hija, yo creo que me preparé la oposición con tal chute de motivación que me pareció todo maravilloso...Que en realidad seguro que el haber estado alejada de las aulas, de aprender, de estudiar, más de 10 años lo noté. Y el haber currado en algo tan pasivo como ver a tele, pues me hizo sentir que estudiar una oposición era ¡¡lo más!! (ahora no tengo esa motivación, te lo aseguro)

      Eliminar
    3. Jajajajaja, yo estoy motivada, la verdad es que para mí no es un castigo ni nada así, solo que a veces algunas cosas son tediosas.

      No te preocupes, Perri, en el momento menos pensado esa motivación vuelve. Si no es para las opos, para otra cosa :D

      Eliminar
  6. Papeles absurdos... en todas las profesiones, maldita sea ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Supongo que las enfermeras también llevarán lo suyo...

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...