martes, 11 de marzo de 2014

Libro: Bajo la misma estrella, de John Green.


Os he contado muchas veces que uno de mis pasatiempos favoritos cuando visito la city es pasearme por las librerías. Pues no sé cuántas veces, durante esos paseos, habré visto este libro. Un montón. Y lo he visto sin pararme siquiera a mirarlo, sin leer siquiera el argumento. Nada. ¿Por qué? Pues porque la portada me recordaba, vaya usted a saber por qué, a los libros de Albert Espinosa. Vamos, una cosa súper rara. Hizo falta que Ro, la prooofeee, la recomendase en su blog (espero que hoy no os mande al BOE xD). Y yo es que a Ro, qué queréis que os diga, con esto de los libros tengo que hacerle caso. Quédate tranquila, Ro, que me ha encantado.

¿De qué va el libro?

Hazel es una adolescente de 15 años que convive con un cáncer desde hace tiempo. Cuando sus médicos le diagnostican depresión se ve obligada a asistir a un grupo de apoyo para enfermos de cáncer. Un día aparece en el grupo un chico que no deja de mirarla. Ahí comienza su historia, su pequeño infinito. 

Hablando del libro...

Ay. Creo que esta reseña merece comenzar con un "ay". Ahora ya puedo seguir.

Primero, antes que nada, aborrezco la traducción del título, ea. Se pierde el significado. En inglés se titula "The fault in our stars", algo así como "La culpa en nuestras estrellas". Hace referencia la obra Julio César de Shakespeare, a un momento en el que Julio César le dice a Bruto que la culpa no está en nuestras estrellas, sino en nosotros, queriendo decir que no debemos poner la culpa de lo que nos ocurre en algo fuera de nosotros (el destino, los dioses, lo que sea). Este libro juega con lo contrario: a veces la culpa de lo que nos pasa no está en nosotros. Todo esto no es que yo lo sepa porque sea súper lista. Es que el libro lo explica. Aún así, no entiendo el título del libro en castellano, ea.

Se trata de un libro breve, lo cual es una verdadera putada, porque me he pasado cuatro días peleándome conmigo misma: una parte de mí quería seguir leyendo y otra quería que el libro no se acabase nunca.  Así de bueno me ha parecido. 

Tengo que hacer mención a una nota del autor que hay al principio del libro. En ella mantiene que se trata de una ficción y que no tiene sentido intentar descubrir si hay entre la historia algún hecho real. Yo tampoco creo que tenga sentido, sobre todo si una historia, aunque sea ficción, consigue hacer que la creas, consigue decirte algo de la realidad con una claridad mucho mayor que una noticia o un documental. Creo que Bajo la misma estrella es una de esas ficciones que, con mentiras, nos descubren verdades. 

Bajo la misma estrella habla de niños con cáncer. De adolescentes con cáncer, más bien. De personas que apenas han tenido la oportunidad de empezar a vivir y saben que tienen firmada su sentencia de muerte. Es duro y triste. Pero el libro no es un rollo sentimentaloide que busca dar lástima. De hecho, en muchas ocasiones, Hazel hace imposible que le tengas lástima. Ironía, sarcasmo y un humor un tanto negro tiñen las páginas de Bajo la misma estrella. Se muestra que hay un abismo prácticamente insalvable entre las personas sanas y las enfermas, como si los enfermos ya no fuesen personas, o al menos no igual que lo eran antes de enfermar. Hazel y Gus se entienden porque ambos saben lo que es tener miedo, creer que te mueres y esperar morirte. 

Pero no es solo un libro de adolescentes con cáncer. Es un libro sobre la importancia de la amistad, el amor, el compañerismo, la familia y, en ocasiones, una ácida crítica a la bienintencionada sociedad.

Y es romántico y tierno. Y muy dulce. He leído por ahí que no se creen la historia de Hazel y Gus, que no entienden cómo ha podido ocurrir. Que el amor surge de la nada. No sé, a mí en ningún momento me ha chirriado. Yo me lo he creído entero...Será que soy muy ñoña o algo xD

Hay cosas que sí pueden resultar extrañas. Las metáforas, por ejemplo. O la manera de expresarse a veces. Hay expresiones en el libro que no cuadran mucho con cómo hablan los adolescentes. ¡Y una mierda! Será porque no hace demasiado que dejé de ser adolescente, pero los adolescentes pueden ser unos poetas temibles cuando nadie les oye. Evidentemente no todos los adolescentes van por ahí comparando sus pensamientos con estrellas pero, ¿quién sabe qué hay en su cabeza? A lo mejor nos sorprenderíamos si pudiésemos saberlo. Además, hay que reconocerlo, Hazel y Gus no son dos adolescentes del montón. 

¿Se llora? Pues sí, se llora. Pero también se sonríe. Yo me he pasado más de medio libro con una cara de boba/estúpida que no había quien la aguantase. Menos mal que no me veía nadie. No sabría decir qué he hecho más, si sonreír o llorar. En cualquier caso, he hecho ambas cosas a gusto y con ganas. 
 
Decir, además, que el libro me ha despistado totalmente. No sé por qué esperaba un final diferente. Me quedé rota totalmente... Supongo que eso es una virtud, ¿no? 

Por último, voy a hacer un poquito de alarde de mi deformación profesional; voy a explicar una imprecisión filosófica que encontré. Para que nadie se trague un spoiler innecesariamente, el texto estará en color blanco, por lo que, para leerlo, tendréis que seleccionarlo con el ratón. Resulta que cuando Augustus y Hazel Grace visitan a Van Houten, el escritor, en Amsterdam, éste les habla de la paradoja de Aquiles y la tortuga, formulada por Zenón de Elea, una paradoja bastante curiosa que pone en cuestión las evidencias empíricas que tenemos acerca del movimiento. Os la explico: Si una tortuga y Aquiles echasen una carrera, y la tortuga llevase algo de ventaja, Aquiles nunca podría alcanzarla. ¿Por qué? Porque mientras Aquiles llega hasta donde estaba la tortuga en un primer momento, ésta ya habrá recorrido un tramo más. Cuando alcance ese tramo, habrá recorrido otro. Y así ad infinitum. Aquiles podrá reducir la ventaja, pero nunca alcanzar a la tortuga. El error (o imprecisión) viene ahora. Van Houten, probablemente por culpa del alcohol, confunde la intención de Zenón. Zenón no quería refutar a Parménides, del que, por cierto, era discípulo, como mantiene Van Houten, sino todo lo contrario. Parménides mantenía que el cambio aparente que vemos en el mundo (incluido el movimiento) es pura apariencia, una mentira. Que el ser es realmente inmóvil. Zenón, con sus paradojas, quería mostrar que las cosas que damos por sentado acerca de las apariencias nos llevan a conclusiones contradictorias. Así pretendía reafirmar a su maestro Parménides y sus conclusiones, mostrando a los que tachaban sus tesis de descabelladas que a partir de las apariencias también llegamos a absurdos. Atribuyo el error a Van Houten, aunque no tengo muy claro si es suyo o de John Green...:P(fin de mi rollo filosófico).

He leído críticas bastante malas a esta obra, bastante despiadadas. Supongo que cuanto más histérico es el grupo de fanáticxs, más violento es el de detractores. En cualquier caso, merece la pena recordar que es un libro de literatura juvenil, para adolescentes, y que hay que ajustar las expectativas en ese sentido.Yo con esto no tengo ningún problema, ¡qué suerte!

Os dejo un trocito...

Nos quedamos en silencio largo rato, y me pareció bien. Yo pensaba en el primer día que vi a Augustus, en el corazón de Jesús literal, cuando nos dijo que le daba miedo el olvido, y yo le contesté que le daba miedo algo universal e inevitable, y que en realidad el problema no es el sufrimiento en sí ni el olvido en sí, sino el perverso sinsentido de ambas cosas, el nihilismo absolutamente inhumano del sufrimiento. Pensaba en mi padre diciéndome que el universo quiere que lo observen. Pero lo que queremos nosotros es que el universo nos observe a nosotros, y la verdad es que al universo le importa una mierda lo que nos pase, no a la idea general de vida sensible, pero sí a cada uno de nosotros como individuos.

Esta novela...

5/5 <3

Ahora, y como las sugerencias de Goodreads son la segunda mejor cosa que se ha inventado en lectura después de las recomendaciones de amigos, voy a leer Aristotle and Dante Discover the Secrets of the Universe. La página de marras me hizo la sugerencia porque estaba leyendo Bajo la misma estrella. Y con ese título, y recomendado gracias a este libro, era inevitable que lo quisiese para ya. He echado un ojo a las primeras páginas, previas al inicio del libro, y me he acabado de convencer. Así que allá vamos, a leer en inglés de nuevo, y a esperar que se trate de una buena historia.

Hoy estoy... expectante
Y estoy escuchando... Come Together - The Beatles


PD: ¿Nadie sabe qué día es mañana? :)

20 comentarios :

  1. Me alegro de que hayas disfrutado del libro <3

    En este pais tenemos una larga tradición de "traducciones creativas", solo superada (quizas) por nuestros amigos de sudamerica...

    PD: Mesario ilí? I <3 U

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creativas sí. Pero yo no entiendo la relación del título en castellano con la historia.

      Aparte del mesario ilí... :P

      Eliminar
  2. Lo tengo pendiente de leer, es q no doy a basto! estoy leyéndome 3 a la vez así que tengo para rato...
    El próximo voy a intentar que sea este!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es otra cosa que yo no sé hacer XD Leer varios libros a la vez...

      Eliminar
  3. Lo quiero! Voy buscando mi número 15 de este 2014 y creo que será este... gracias por la reseña :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ay, María! Espero que te guste... :P

      Muá.

      Eliminar
    2. Pues ya lo tengo en mi ebook, en cuanto termine el que estoy leyendo, le paso a este el legado :-)

      Un besote!

      Eliminar
    3. ¿Me contarás qué te parece? :)

      Eliminar
    4. Estupendo entonces. ¡Estaré en vilo todo el tiempo! jajaja

      Eliminar
  4. Me encanta que te haya gustado. Me daba mucho miedo.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada, reto superadísimo.

      A mí también me da cosica cuando recomiendo un libro, me da miedo que no guste :P

      Eliminar
    2. Hoy, por fin, leí tu "rollo filosófico". Es que leer con el ipad tiene sus inconvenientes y no podía pinchar con el ratón. Me había quedado con la intriga y me levanté directa a buscar el post y leerlo. Obsesa que es una.

      Besos.

      Eliminar
    3. Jajajajaja, pues ale, hoy ya tienes tu lección de filosofía. Espero que no te hayas aburrido mucho leyendo el párrafo xD Muá.

      Eliminar
  5. Si lo encuentro por alguna biblioteca probablemente lo coja... sólo por curiosidad, y por compararlo con Espinosa :P
    Hay algo que me he llamado la atención de tu crítica: lo que dices de la verosimilitud, el "esto no me lo creo". Mmm... algún día día tendré que hacer una entrada en mi blog sobre la verosimilitud y el exceso de "escepticismo" que veo en algunos lectores. Lo mismo con lo de que "no se creen que adolescentes hablen así". A veces la literatura no nos muestra lo más común, sino un suceso particular poco común. De todas formas, no he leído el libro, así que no sé qué opinión tendría yo de todo esto.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que ver con Espinosa. Solo, quizá, cierto parecido en las portadas XD

      A ver, a veces es cierto que no te crees la historia, por lo que sea. En este caso yo sí la veo verosímil. Aunque he de reconocer que yo soy un poco escéptica de más en ocasiones...

      A ver, si la encuentras, qué te parece :)

      Eliminar
  6. Este es otro de mis pendientes!!! Espero que me guste tanto como a tí!

    ResponderEliminar
  7. Tengo muchas ganas de leerlo pero alguna gente me advirtió que precisamente por ser algo lacrimógeno lo dejara para cuando me encuentre "fuerte"

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...