miércoles, 5 de febrero de 2014

¿Competir o colaborar?

No es que crea que la educación que he recibido es una cosa de otro mundo, pero me siento afortunada, porque he tenido la mejor educación que podía tener. Hace no demasiados años, que una persona en mis circunstancias llegase a tener un título universitario era poco menos que un milagro, y ya veremos si, de aquí a no demasiados años, no vuelve a pasar lo mismo. Sin embargo, cuando echo la vista atrás, creo que me ha faltado alguna que otra cosa.

Durante mi infancia he tenido maestros de la vieja escuela, así que, aunque soy una chica-LOGSE y mi título dice "Graduado en Educación Secundaria Obligatoria", yo, en la práctica, he hecho la EGB. No tengo ningún trauma con ello. Yo he aprendido ortografía haciendo dictados  y copiando las palabras con errores, matemáticas con los cuadernillos Castillo y caligrafía con los cuadernillos Rubio. Esto último resultó: la gente suele felicitarme por mi letra. He recitado cantando las tablas de multiplicar y los ríos de España. Me gustó eso de cantar: así fue como conseguí aprenderme de memoria y en orden las provincias de Castilla y León y Andalucía. A veces hasta dudo de haber hecho la EGB: en algunos cursos, lo primero que hacíamos al entrar a clase era rezar. Y en mayo, cantarle a la Vírgen. Y por si hay dudas, estudié en un colegio público. Pero bueno, eso para que veáis que mis maestros eran de la vieja escuela de verdad. Algunos, hasta de la rancia escuela. Pero como docentes, en general, no tengo pegas que ponerles. 

No, ni una, porque lo que a mí me faltó no es culpa suya. Los métodos eran los que eran. De hecho, siguen siendo los que son. Cuando yo estudiaba, cada uno iba a lo suyo y a veces había casi una competición por sacar buenas notas. Y aún había algo más anti-colaboración que el trabajo individual: los trabajos en grupo. Ahí no aprendíamos a colaborar, qué va. Aprendíamos a ponernos en el grupo del que mejores notas sacaba, pero no para aprender, sino porque con hacer acto de presencia, bastaba: el empollón/a de la clase estaba tan preocupado por sacar buena nota que, si era necesario, haría todo el trabajo el/la solo/a. Y así es como acabé por odiar los trabajos en grupo y todo lo que sonaba a "colaboración" me hacía echar a correr despavorida. 

Me ha costado deshacerme de esa idea, y he tardado mucho. Fue en el máster de secundaria donde descubrí que colaborar puede ser muy formativo, tanto personal como académicamente. Pero para ello hay que querer colaborar y hay que estar acostumbrado a hacerlo. Fueron ocasiones contadas, pero existieron. Colaborar exige saber escuchar, saber intervenir, comprometerse a trabajar, identificar las propias fortalezas y reconocer nuestras debilidades, saber tomar la iniciativa y saber delegar, ... Eso, para empezar. A mí me cuesta horrores, tengo que reconocerlo.

Aprender a competir es fácil. Casi se aprende solo. Solo hay que ver cómo va el mundo y cuánta gente estaría dispuesta a pisotear el cráneo de muchos para llegar a su meta. Incluso aunque no pisoteemos al resto: se nos invita correr adelante sin mirar atrás, sin pensar en quién queda por el camino. Pero colaborar... eso es más complicado. Y, sin embargo, vamos a tener que hacerlo. Trabajar en equipo es fundamental ya para casi todas las profesiones. Y fuera del ámbito laboral estas capacidades tampoco sobran. Estaría bien, no sé, que durante la educación formal básica se incentivase eso también, ¿verdad?

Pues no. No es hacia ahí hacia donde vamos. No sé, quizá soy yo, que me estoy volviendo loca, pero cuando hablan de "excelencia", cuando dicen que reducen las becas al mínimo para darlas solamente a los mejores expedientes, cuando ocurren todas esas cosas lo que yo entiendo es que nos animan a competir, no a muerte, pero casi. No será una utopía que dos compañerxs tengan que competir con sus notas para conseguir una deseada beca Erasmus. Supongo que ese es el mundo al que quieren ir: uno en el que para conseguir lo que uno quiere o necesita pase por encima de quien haga falta antes de pensar en si hay otra manera de hacerlo.  

Por suerte el sistema educativo no es determinante. Hoy en día hay mucha gente que se ha formado de manera muy parecida a la mía, y, sin embargo, vemos ejemplos cada día de compromiso, solidaridad y colaboración para salir adelante. Menos mal.


Sí, esto es una gilientrada sin sentido. Hoy es que no doy para más coherencia, ni cohesión, ni nada.


Hoy estoy... deshinchada
Y estoy escuchando... Habrá que someter a referendum - Ismael Serrano

27 comentarios :

  1. Pues en mi humilde opinión no es gili para nada. Las intenciones de los "liberales" están clarisimas. Para ellos la utopía es la América de Reagan o la Gran Bretaña de la Tatcher... así que... cagate lorito!

    Lo importante es que haya gente como tu, gente que a pesar de todo sepa que hay otra manera de hacer las cosas y que, en este mundo, hay espacio para todos. Faltaría mas, hombre ya!

    Lo que hay que hacer es montar una buena barbacoa con la ristra de chorizos estos ya de una vez y empezar a construir, si no un mundo mas justo, al menos una España mas justa.

    Y nada, eso, que pa gili mi comentario.


    Y que te quiero, Cachito <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡A la mesa de los pequeños para siempre! ¡Pero ya! xDDDD

      (es bromita, oye)

      Eliminar
    2. JO! :( Siempe pequenio! ;P


      I <3 U

      Eliminar
  2. Gilientrada, Qué va!! pues fijate que yo tenía este tema, bueno parecido por ahí en el tintero.
    Hija mía con la años que nos llevamos y te leo y me identifico totalmente con lo que dices. Claro que yo sí soy de la EGB. Y es verdad, lo de los trabajos en grupo era más o menos así. Mi matiz es que, como yo era de las empollonas, a mi me gustaba estar en el mismo grupo que otras empollonas, por qué, porque sabía o imagino que intuía que la parte que le tocaría a ellas (lo siento pero nunca he tenido compañeros que destacasen en los estudios) la harían tan bien como yo pensaba hacer la mía. A mi me gustaba estar en el grupo de las personas que curraban. Sin embargo, ahora, odio trabajar en grupo, en equipo. No me gusta nada. Se hacerlo, pero prefiero trabajar sola. Me gusta liderar equipos, pero no se mandar.
    De eso quería escribir mi post, de lo poco que me gusta trabajar en equipo. Y no se si viene de la educación, tal vez en parte sí.
    Lo de la excelencia en la educación a base de recortes, enchufes varios y cositas como las que hemos leído en el blog de Runa...no va a venir nunca. Jamás.

    Y es verdad, hace unos años, no muchos, era impensable que una familia normal, o con escasos recursos, tuviera un hijo universitario. Eso era para otros...y así está el panorama viejuno de determinadas carreras...lleno de clasistas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de la excelencia educativa tal y como lo plantean es el puro "sálvese quien pueda". Bien porque lleve un salvavidas, bien porque sepa nadar de nacimiento.

      En mi clase no había más empollonas. Había otras chicas que no eran malas en los estudios, pero se ponían siempre juntas, que eran amigas. Y a mí me tocaba siempre hacer toda la faena....u.u' Ya en el máster me planté también una vez. Había un trabajo que dirigí yo. Lo organicé, marqué plazos y todo, nos reunimos. Vale. Pues 3 partes. La 3ª la chica hizo lo que le dió la gana saltándose toda indicación del profesor y de la otra compañera y mía. Pues pasé de retocarlo. Que ya una acaba hasta el moño. XDDD

      El panorama está viejuno sí... XDD Me encanta la expresión.

      Eliminar
  3. Chica, la entrada tuya viene que ni pintada, porque justo he escrito yo una al respecto del trabajo en equipo xDDD
    Había visto el título de tu entrada, pero yo ya llevaba esta idea de por la mañana.
    Me pasaba igual a mí, me tocaba hacer todo el trabajo casi siempre. Por eso no me gustaba trabajar en equipo, mis cosas y yo, punto xDDD
    Ahora este año ya me gusta más. Además que me he descubierto ejerciendo de líder del grupo y al principio se me hacía muy raro, pero al final estuve cómoda xD
    Y sí, te inculcan más la competición que la colaboración T__T

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, qué conexión, macho xDDD

      Me alegro de que estés aprendiendo y llevando mejor eso del trabajo en grupo. :D Cuando las cosas van bien, en realidad es una experiencia bastante chula.

      Eliminar
  4. Yo en el cole prefería trabajos individuales (si no, me tocaba currarme lo del grupo entero para evitar el desastre). Con los años he descubierto que lo mejor es el trabajo en equipo, pero que es muy difícil encontrar un equipo en el que trabajar bien y, sobre todo,conservarlo.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y coincido contigo, punto por punto xD

      Eliminar
    2. Exactamente igual q Carlota, menudos disgustos al ver lo que hacían los demás... pues no me he peleao ni na...jejejej

      Eliminar
    3. Jajaja. Pues sí. Eso si hacían algo... XD

      Eliminar
  5. En mi cole directamente lo de trabajo en grupo ni en pintura. Ni en el instituto. Solo recuerdo haber hecho uno, en la universidad, y fue horripilante. Yo soy chica EGB, de la última generación antes de la entrada de la LOGSE, y pasé por todo eso que dices, cuadernos Rubio, cantar las lecciones, rezos en un cole público, etc, etc. Y no lo cambiaría, la verdad. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si yo tampoco lo cambiaría. Me habría gustado poder añadir alguna cosa, pero no se puede tener todo, ¿no? jaja

      Eliminar
    2. Que vuelva la EGB (por lo menos yo necesito de nuevo los Rubio) :-P

      PD. Desvaríos insomnes

      Eliminar
    3. Pero los cuadernillos Rubio todavía existen. Yo los he visto por ahí, ¡hasta en bazares chinos! jaja

      Eliminar
    4. Vale... era un decir... mi letra no tiene arreglo :-P

      Eliminar
    5. Ostras, no caía xDDD

      Pero, pero....¡es que tú eres médica! ¿No es cierto eso de que hay una asignatura en la carrera para escribir "a lo médico"? Mira que me tiras un mito... XD

      Eliminar
  6. Yo tuve profes y profes. Había uno en concreto, mi profe de Geografía y de Historia en 2ºBachiller, que le encantaaaaba la competición. Lo chungo es que no solo nos incitaba a competir entre nosotros por nota, sino a ver quién era el más simpático (es decir, pelota) con él. Daba a entender claramente que quien fuera más pelota, tendría mejores notas. Y era verdad, ¿eh? A mí me parecía increible a esas alturas, a 2º de Bachiller ya, todavía me encontrara con profesores así.

    A mi lo de competir con otros siempre se me dio fatal, y cuando sacaba mejores notas hundía la cabeza avergonzada, porque de alguna manera me sentía culpable. Una tremenda idiotez, pero había tal nivel de competición que una hasta se sentía mal.

    Uff, acabo de acordarme. En 3º de ESO, me iba fataaaaaal pero fatal en inglés, me costaba mucho, bueno esa y otras asignaturas. Un día aprobé un examen con un 5 justito. Y mi mejor amiga, sí, mi MEJOR AMIGA, después de darnos el profe los exámenes corregidos, cogió mi examen y lo comparó con el suyo. Vio que teníamos la misma respuesta en la pregunta X y a mi me la había dado por buena y a ella no. Se levantó de la mesa, sin decirme nada, y le enseñó los examenes al profe. ¿Qué pasó? que el profe dijo "Uy no, esta respuesta está mal". Y me la tachó. Con lo que me bajó la nota a un 4,75. Suspendida. No me lo podía creer. Empecé a echarle una especie de bronca a mi amiga, y ella enseguida me interrumpió diciendo que no fuera injusta, que si estaba mal estaba mal, que no pretendiera aprobar por la cara... ella había sacado un 9. Qué más le daba 0,25 más... pero así fueron mis vidas en el insti, prácticamente. Competición por todos lados. Y mejor no hablemos de trabajos en grupo, que me da fiebre.... por cierto, esa ya no es mi mejor amiga, está claro no? jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajajja. Madre mía, vaya calvario... xDDD

      Eliminar
  7. pues si esto es una gilientrada yo soy gilotonta porque lo primero que he pensado es que comparto tanto tu opinión que voy a compartir tu post. Yo he estudiado la EGB, fue el último año. Y había mucha competitividad, mucha...He vivido escenas que ya en su momento me parecían ridículas a la par que lamentables cómo el que una compañera fuera a reclamar la nota de un exámen porque yo tenía medio punto más que ella. Solidarida, humanismo, tolerancia...Nada de eso se nos enseñó. Muy buen post, amiga Bettie

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss Palomo, si la EGB era competitiva, agárrate a donde puedas, que lo que se nos viene encima va a ser de traca. TRA-CA.

      Pues me pareció una gilientrada, mira, porque está así como muy revuelta y eso, pero me alegro de que no os lo parezca a vosotras :D

      Eliminar
  8. Estoy plenamente de acuerdo contigo (esto creo que ya lo he dicho antes, jejeje).
    Además del típico caso de hacer casi sola los trabajos en el instituto, en la universidad las tareas grupales las dividíamos para hacerlas solos y luego juntarlas... ¿Y qué es lo que más me han preguntado en las entrevistas de trabajo?: "Definase dentro de un equipo profesional". Jajajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JAJAJAJAJAJA.

      Es que eso de trabajar en equipo está muy a la orden del día en todos los ámbitos. Y tenemos que aprender, pero claro, nos cuesta mucho esfuerzo, no tenemos costumbre. ERa un "sálvese quien pueda", aunque tuiveses que hacer sola el trabajo de todo el grupo....

      Eliminar
  9. Es HORRIBLE! y me frustra mucho.
    ODIO cómo está planteada la cosa. Y va a peor, lo veo porque el Runo sigue estudiando y aún en 4º de carrera sigue pasando.
    Y en el cole tenemos una visión diferente de las cosas, menos mal, pero aún así la gente que va por libre al final es la que queda más marginada.
    Cada vez soy más consciente de lo poco que me enseñaron a trabajar en equipo y de lo necesario que es. No sé si es porque va en mi carácter, pero al final disfruto haciendo las cosas en conjunto, aunque me enervo demasiado porque soy hiperresponsable y demasiado exigente y si los demás no hacen las cosas como creo que deberían me achaco la culpa a mí misma. Sí, acabo de analizarme, qué pasa xDDD
    Poco a poco voy aprendiendo a trabajar en equipo, pero aún así me pasa como a Perri, no sé liderar ni mandar. Tendré que aprender también, no queda otra...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta es una de esas cosas que se aprenden haciendo. Así que ya sabes, a practicar. Que llevamos desventaja.

      Eliminar
  10. Yo soy el último curso que hizo la EGB y bueno, mis profesoras eran peculiares, no malas ojo, pero peculiares un rato.

    Mi colegio era concertado y creo que ya he comentado alguna vez que si salí victoriosa de la época posterior (evidentemente también fui la última en hacer BUP/COU) fue porque me gustaba estudiar y no por lo que me enseñaran en EGB.

    Yo siempre he sido de las más o menos empollonas/asociales :-P

    La maldita y penosa clave de lo que nos espera en el futuro la has clavado tú con <>

    Miedo me da lo que se puede encontrar mi hija

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...