sábado, 11 de enero de 2014

La protagonista.


Es 7 de enero. Un hombre vuelve a casa para tomar el almuerzo, antes de volver de nuevo al trabajo. Cuando entra encuentra a su esposa sentada en una silla, con algo de mala cara.

- ¿Qué te pasa? -pregunta.
- No sé... Creo que estoy de parto -contesta ella. 

El hombre contiene una sonrisa: aunque ha llegado, por fin, el momento, no parece adecuado reírse con su mujer padeciendo los dolores del parto. Sin dudarlo, y aparentando la misma calma de siempre, la anima a montarse en la furgoneta para marchar camino del hospital.  

Rondando el mediodía de ese 7 de enero, la furgoneta entra en la ciudad. La mujer, que se encuentra algo más aliviada, se dirige a su marido con cierta inseguridad en la voz.

- Oye... Que creo que era una falsa alarma...¿y si vamos a ver los escaparates de las rebajas?

El hombre por poco pierde la paciencia, y por no hacer una locura, hace otra: acelera y se dirige al hospital lo más rápido posible.

- Hemos venido al hospital y al hospital vamos. No hay más que hablar.

Cuando llegan al hospital, revisan a la mujer y deciden que está de parto y que hay que ingresarla. El embarazo había sido de alto riesgo, la mujer había estado en reposo absoluto buena parte del embarazo y probablemente habría que hacer una cesárea.  Más valía prevenir que curar. 

Pero la protagonista de esta historia, que no es la mujer, ni el hombre, no estaba por la labor de salir. Quizá porque no quería cumplir años al día siguiente de Reyes, que eso supone quedarse sin un regalo. Quizá porque estaba cómoda dentro. A saber. La cuestión es que pasó el día 7, y nuestra protagonista no había llegado. Y pasó el 8. Y el 9. Y mientras tanto, la mujer con dolores de parto, y el hombre, con punzadas de incertidumbre.

Y llegó el día 10. Cuando el doctor pasó a revisarla le dijo que no pasaría mucho más hasta tener a su pequeño. Sí, pequeño. Porque nuestra protagonista también les gastó alguna broma a los médicos durante las ecografías. 

- Si no nace hoy, mañana a primera hora provocamos el parto. 

Nuestra protagonista no sabía de qué iba eso de provocar el parto, pero no sonaba bien. Así que permitió a su madre cenar  y un rato después se decidió a salir. Cerca de la media noche comenzaba el espectáculo, la función de verdad, que se alargó hasta las 5 de la madrugada del 11 de enero, fecha en la que nuestra protagonista llegó al mundo. Siempre le ha gustado la noche. Y siempre ha sido algo perezosa. Y bueno, vamos a reconocerlo, las protagonistas pueden hacerse esperar, ¿verdad?



Bueno, qué, ¿os firmo un autógrafo?
 

 
Hoy estoy...más crecida
Y estoy escuchando... La sirena varada - Héroes del Silencio

32 comentarios :

  1. Un momento... ¿Es tu cumpleaños?¡¿Es tu cumpleaños?!

    Si es así... ¡FELICIDADES BETTIE!

    Si no es así y lo he pillado todo al revés... ¿Ups?

    Un abrazo, de todas maneras.

    ResponderEliminar
  2. Yo lo que quiero es darte un abrazo, así de grande (((((((((((((({(((((((((((((((((((((((((((((((( )))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))))
    !!!!!FELIZ CUMPLEAÑOS!!!!!!

    ResponderEliminar
  3. ¡Muchas felicidades!
    Jajajajaja, al principio no entendía nada... Pero es una historia genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, mi nacimiento es un tanto incomprensible, sí xD

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. La protagonista de nuestra historia estará feliz de remitirles un autógrafo con dedicatoria si le envían un sobre y un sello.

      XDDDD Es broma. :P

      Eliminar
  5. Ohhh que bonito!! Y encima engañando a las ecografías jajajaja me parto, eres especial hasta para nacer!!

    Un beso y felicidades ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las ecografías, que no a mi madre. No quiso pillarse los dedos y mi ropa de recién nacido es toda blanca y amarilla. Ni rosa, ni azul xD

      Eliminar
  6. Felicidades preciosa! Te hiciste esperar como todo lo bueno. Millones de besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te deseo un parto como el que tuvo mi madre, por mucho que lo bueno se haga esperar xD

      Eliminar
  7. Es tu cumple?? ¡¡FELICIDADES!!
    Me ha encantado tu historia. Yo no di tanto la lata. Se desprendió la placenta y me tuvieron que sacar por cesárea a los 8 meses. Así que me adelanté un mes. Debía nacer en julio y llegué al mundo en junio. Seguro que tenía curiosidad por ver lo que me esperaba...

    Bueno, a lo que estábamos, que es tu cumpleaños, no el mío.
    ¡¡¡MUCHÍSIMAS FELICIDADES!!! Que tengas un gran día y que lo disfrutes un montón. Un besazo enorme y un abrazo aún más grande :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja. Puesy o sí fui latosa, sí. jajajaja.

      Eliminar
  8. Sí, claro que queremos ese autógrafo!!!!! Felicidades, guapa!!!

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja y yo al principio con intriga de si iba a tener un final gracioso, o triste o vete a saber, y era un final felizzzzzzzz!! Me encantó leerlo, firmame el autógrafo por favor, Y FELIZ CUMPLEAÑOOOOSSSS!!

    Muy lista lo de esperarse para no nacer justo después de reyes jajaja un beso enormeeee!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De todas maneras tampco pude aguantar tanto, y normalmente me quedo sin uno de los regalos, jajaja

      Gracias.

      Eliminar
  10. Llegué un poquito tarde pero de cualquier manera: ¡Felicidades! qué bueno que estás más crecida y venga ese autógrafo.

    Esa protagonista me ha mantenido en suspenso esperando la próxima entrada desde hace unos meses cuando llegué al blog y espero conocerla cada vez más a través de sus textos.

    Un beso y un abrazo de tres vueltas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Guau, un abrazo de tres vueltas, eso sí es interesante... jaja

      Gracias Laurita, muchas gracias.

      Eliminar
  11. Felicidades atrasadas!! La protagonista de esta historia se parece a otra protagonista de otra historia que tardó 3 días en nacer porque no empujaba aunque su madre hacía esfuerzos por arrojarla al mundo... A la otra protagonista tuvieron que sacarla con ventosa y su madre cree que a día de hoy le hubieran practicado cesárea. También iba a ser un niño y se iba a llamar Rafael, así que figúrate tú el plan. Esa otra protagonista debe tener una hermana gemela separada al nacer en alguna parte del mundo, creo yo.

    PD: mi amiga parió (porque eso de "dió a luz" me suena cursi) el día 11 a las 6 de la tarde, aunque se puso de parto a las 5 de la mañana... Llevaba esperando unos días y le iban a provocar el parto, pero al final el nene decidió salir solito. Así que ahora soy tita postiza de un bebé precioso que aún no conozco en persona pero que ya me hace muy feliz =)
    PD2: espero que a la protagonista de esta historia la estén mimando mucho muchísimo, aunque creo que sí, al menos durante algunos días.

    PD3: ¿Sabes que llevo escuchando en bucle esa canción desde hace como semana y media? ¬¬

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, esto empieza a dar miedo... xDDD

      Y felicidades por tu sobrino postizo!!! :D

      Eliminar
  12. Un feliz nacimiento que inicia una feliz trayectoria en el vida y que sea así por muchos años.

    Besos cumpleañeros.

    ResponderEliminar
  13. ¡Lindaaaaaaaa! Te repito las felicidades con retraso :D
    ¡Yo también era un "pequeño"! XDDDDDDDDDD

    ResponderEliminar
  14. qué bonita tú historia,me ha encantado¡¡¡

    ResponderEliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...