miércoles, 20 de noviembre de 2013

Día Mundial de la Filosofía 2013: El amor.

 El Día Mundial de la Filosofía se celebra el tercer jueves de noviembre cada año. Este año toca el día 21 de noviembre, es decir, mañana. Pero por si mañana no tengo tiempo, ahí va la entrada conmemorativa. :P

Quedaría un poco ñoño decir que la filosofía es amor, pero lo es. Lo es etimológicamente: filosofía puede traducirse como "amor a la sabiduría". Y es una disciplina que, en mi experiencia, requiere grandes dosis de amor y de pasión y que, si te seduce, no abandonas nunca. Es un amor para toda la vida. Si no fuese así, ¿cómo se explica mi locura?

Pero no es de eso de lo que quiero hablar hoy. Hoy os voy a hablar de una de esas anécdotas que toda pareja enamorada tiene. Me refiero, con pareja, a la que hacemos la filosofía y yo, en este caso.

Fue en primero de carrera. Estaba cursando la asignatura Historia de la Filosofía Antigua con uno de los mejores profesores que he tenido en mi vida. Una parte de la asignatura consistía en un ensayo. Llamadme estúpida, pero yo no sabía, ni remotamente, qué tenía que hacer. ¿Un ensayo? A mí eso me sonaba a teatro. En fin, no todos los problemas planteados por la filosofía -o por los estudios de Filosofía, en este caso- son irresolubles, así que acabé averiguando qué era un ensayo, y me vino bien, porque desde ese momento en adelante haría unos cuantos.

Lo curioso del ensayo era el tema: el amor. No creía yo que fuésemos a pensar en el amor en la carrera. Pero me equivocaba. Más concretamente, teníamos que hacer un ensayo sobre el amor en Platón a partir de sus diálogos El banquete y Fedro. Y me enamoré. 

No os imagináis lo placentera que fue para mí aquella lectura o la redacción de aquel ensayo. Encontré en los diálogos de Platón concepciones del amor distintas y maravillosas y palabras que me pusieron los pelos de punta, a pesar de los siglos de distancia. Supe que estaba ante algo grande si, después de tanto, tantísimo tiempo de haber sido escrito, conseguía tocarme de aquella manera. O a lo mejor es que soy idiota

Quizá sean las dos cosas, porque no renuncio a la idea de que la filosofía es algo muy grande. La que se ha hecho, porque me ha pasado infinidad de veces que se me han puesto los pelos de punta o me ha dado la vuelta el corazón leyendo algún texto. Y eso me ha ocurrido porque lo que dicen sigue importando. Y la que queda por hacer, porque los problemas y retos a los que nos hemos de enfrentar no van a resolverse solos, eso está claro, y sin reflexión, desde luego, no van a resolverse bien.

Así que, en nombre de ese amor que profeso a mi manera -y cada amante de la filosofía lo profesará a la suya-, voy a cometer un crimen: voy a dejar aquí algunos fragmentos de estos dos diálogos que me pusieron los pelos de punta. Y es un crimen porque merecen ser leídos enteros, pero, ¿quién sabe? A lo mejor después de esto alguien se anima... 

El amor nos hace héroes.

Así, pues, están de acuerdo en que el Amor es el más antiguo de los dioses todos. también es de todos ellos el que hace más bien a los  hombres; porque no conozco mayor ventaja para un joven, que tener un amante virtuoso; ni para un amante, que el amar un objeto virtuoso. Nacimiento, honores, riqueza, nada puede como el Amor inspirar al hombre lo que necesita para vivir honradamente; quiero decir, la vergüenza del mal y la emulación del bien. Sin estas dos cosas es imposible que un particular o un Estado haga nunca nada bello ni grande. Me atrevo a decir que si un hombre, que ama, hubiese cometido una mala acción o sufrido un ultraje sin rechazarlo, más vergüenza le causaría presentarse ante la persona que ama, que ante su padre, su pariente, o ante cualquiera otro. Vemos que lo mismo sucede con el que es amado, porque nunca se presenta tan confundido como cuando su amante le coge en alguna falta. De manera que si, por una especie de encantamiento, un Estado o un ejército pudieran componerse de amantes y de amados, no habría pueblo que llevase más allá el horror al vicio y la emulación por la virtud. Hombres unidos de este modo, aunque en corto número, podrían en cierta manera vencer al mundo entero; porque, si hay alguno de quien un amante no querría ser visto en el acto de desertar de las filas o arrojar las armas, es la persona que ama; y preferiría morir mil veces antes que abandonar a la persona amada viéndola en peligro y sin prestarla socorro; porque no hay hombre tan cobarde a quien el Amor no inspire el mayor valor y no le haga semejante a un héroe. (Banquete, 178 B - 179 B)

Por qué amamos a quien amamos.

En otro tiempo la naturaleza humana era muy diferente de lo que es hoy. Primero había tres clases de hombres: los dos sexos que hoy existen, y uno tercero compuesto de estos dos, el cual ha desaparecido conservándose sólo el nombre. Este animal formaba una especie particular, y se llamaba andrógino, porque reunía el sexo masculino y el femenino; pero ya no existe y su nombre está en descrédito.[...] Los cuerpos eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo, y combatir con los dioses, como dice Homero de Efialtes y de Oto. Júpiter examinó con los dioses el partido que debía tomarse. El negocio no carecía de dificultad; los dioses no querían anonadar a los hombres, como en otro tiempo a los gigantes, fulminando contra ellos sus rayos, porque entonces desaparecerían el culto y los sacrificios que los hombres les ofrecían; pero, por otra parte, no podían sufrir semejante insolencia. En fin, después de largas reflexiones, Júpiter se expresó en estos términos: Creo haber encontrado un medio de conservar los hombres y hacerlos más circunspectos, y consiste en disminuir sus fuerzas. Los separaré en dos; así se harán débiles y tendremos otra ventaja, que será la de aumentar el número de los que nos sirvan; marcharán rectos sosteniéndose en dos piernas sólo, y si después de este castigo conservan su impía audacia y no quieren permanecer en reposo, los dividiré de nuevo, y se verán precisados a marchar sobre un solo pié, como los que bailan sobre odres en la fiesta de Caco.

[...] Hecha esta división, cada mitad hacia esfuerzos para encontrar la otra mitad de que había sido separada; y cuando se encontraban ambas, se abrazaban y se unían, llevadas del deseo de entrar en su antigua unidad, con un ardor tal, que abrazadas perecían de hambre e inacción, no queriendo hacer nada la una sin la otra. [...] De aquí procede el amor que tenemos naturalmente los unos a los otros; el nos recuerda nuestra naturaleza primitiva y hace esfuerzos para reunir las dos mitades y para restablecernos en nuestra antigua perfección. Cada uno de nosotros no es más que una mitad de hombre, que ha sido separada de su todo, como se divide una hoja en dos. Estas mitades buscan siempre sus mitades. (Banquete, fragmentos entre 189b - 191d)
 Después de esto se explica que algunos de estos seres estaban compuestos de dos mujeres, otros de dos hombres, y otros de un hombre y una mujer. Así se explican la homosexualidad y la heterosexualidad.

Por cierto, el grupo Avalanch tiene una canción sobre este mito...


 (Espero que se me perdone lo de poner la canción en su versión acústica :P)

(Texto de El Banquete extraído de aquí)

El amor nos da alas.



“Recibiendo, pues, este chorreo de belleza por los ojos, [el alma] se calienta con un calor que empapa, por así decirlo, la naturaleza del ala, y, al caldearse, se ablandan las semillas de la germinación que, cerradas por la aridez, les impedía florecer; y, además, si el alimento afluye, se esponja el tallo del ala y echa a nacer desde la raíz, por dentro de la sustancia misma del alma, que antes, por cierto, estuvo toda alada. Anda, pues, en plena ebullición y burbujeo, y como con esa sensación que tienen los que están echando los dientes cuando ya van a romper, ese picor y escozor de las encías, así le pasa al alma del que empieza a echar las plumas. Bullen, escuecen, cosquillean las nacientes alas; y si pone los ojos en la belleza del muchacho y recibe de allí partículas que vienen fluyendo – que por eso se llaman ‘río de deseos’ -, se empapa y calienta y se le acaban las penas y se llena de gozo.” (Fedro, 251 b- 251d)



Ains. 


En fin, ahí queda mi aportación con motivo del Día Mundial de la Filosofía, aunque ya sabéis que yo tengo una deformación profesional que no se la salta un gitano :P Espero que sirva para acercar, aunque sea un poquito, la filosofía a la gente que lee este blog :)


Yo, por mi parte, lo voy a celebrar, además de estudiando, releyendo la respuesta de Kant a la pregunta ¿Qué es la Ilustración?. Por si a alguien le interesa, en este blog está el texto comentado y explicado a fondo por un profesor de filosofía :)

16 comentarios :

  1. Muy buen homenaje este que le dedicas a la filosofía cariño, merecido y necesario con la que le esta cayendo a la pobre, sobretodo en los últimos tiempos.

    Pero hay que ser optimistas, porque siempre ha habido épocas oscuras que precedieron a edades doradas, así que hay que aguantar. Hay que perseverar, porque la sabiduría, el amor por la sabiduría jamas pueden desaparecer, porque son intrínsecas a la naturaleza del hombre, por mucho que algunos interesados quieran hacerla desaparecer.

    OLE TU y OLE LA FILOSOFÍA!!!

    I <3 U

    ResponderEliminar
  2. Me parece maravillosa tu entrada y mágica porque yo " consumo " filosofía y es algo que me da como corte y nunca lo digo es como un secreto que hoy ha dejado de serlo contándotelo a ti .
    Preciosos los textos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Ves? Otro amor para toda la vida. Aunque no te dediques a ello, aunque sea un romance clandestino. ¡Qué bonito! :D Tengo grabada en la mente la imagen del padre de una amiga, médico él, que mientras hacía bici estática leía el Discurso del método :P

      Ains, pues no guardes el secreto, que la filosofía necesita al mundo y el mundo necesita filosofía. ¡Muá!

      Eliminar
  3. me guardo los textos para leerlos con la calma que se merecen

    precioso post y precioso romance el tuyo :)

    ResponderEliminar
  4. Precioso homenaje, da igual que sea deformación profesional; es muy bonito esto que nos compartes.

    La canción me ha gustado y emocionado mucho muchísimo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Hay un tópico por ahí que dice que las baladas jevis son las mejores XDDDD

      <3

      Me temo que mi homenaje no sirve para que nuestros futuros hijos estudien estas cosas en el instituto. Meh.

      Eliminar
  5. Mil Gracias por enseñarnos tanto. Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
  6. Está claro que algún día transmitirás toda tu pasión a un grupo de chavales, a los que dejarás boquiabiertos y pensativos; porque a mí me ha llegado sólo con leerte. Féliz día de la Filosofía, aunque estrictamente fuese ayer, puede ser todos los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que me dices, me alegro.

      Muá.

      Ojalá fuese todos los días en la práctica, ojalá.

      Eliminar
  7. Te admiro profundamente. Debo tener la sensibilidad de una seta, pero jamás le encontré la gracia a la Filosofía, al menos en el instituto. En la carrera estudié Filosofía del Derecho, y sí, esa asignatura me gustó, especialmente Kant. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nah, depende mucho del profesor, los contenidos, los intereses... Aunque parezca mentira yo también tuve una época en la que no le veía la gracia XD

      Eliminar
  8. Jo, me ha gustado mucho esta entrada ♥
    Se nota la pasión que le tienes a la filosofía ^^ los textos están genial :) Cuando voy a la biblioteca y paso por esa sección siempre me acuerdo de ti xDDD me tendrás que recomendar algún libro :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, cuando pienses en filosofía, piensa en Bettie! xDDDD

      Uf, a ver qué pienso XD recomendar filosofía siempre es una gran responsabilidad :P jajaja

      Eliminar

¡Adelante! Deja tu retal :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...